linkedin

Hablamos con Mireia Torres, directora de la bodega Jean Leon, sobre cambio climático, innovación y liderazgo femenino en el sector del vino, un mundo hasta hace poco liderado por hombres.“Yo creo firmemente en los equipos mixtos formados por hombres y mujeres ya que considero que nos complementamos”.

Por Esther Ibañez

Mireia Torres dirige una de las bodegas emblemáticas de la DO Penedés y del sello Qalidés. Jean Leon, además de ser una marca con nombre cinematográfico, crece comprometida con el medio ambiente y con los principales retos de innovación y liderazgo del sector.

Mireia, ¿qué tiene de particular dirigir una bodega frente a otro tipo de empresas?

En una bodega, la climatología incide de forma importante en la producción del año y también en la calidad de los vinos. Cada año es diferente y el viticultor y el enólogo deben adaptar el manejo del viñedo y la elaboración de los vinos para llegar a obtener la mejor calidad a un coste razonable.

¿Y cuánto depende de la climatología o factores incontrolables la producción anual de vinos?

En gran medida, ya que en años muy secos hemos llegado a tener un 40% menos de rendimiento.

bodega jean leon de noche

¿A qué desafíos se enfrenta la viticultura en la actualidad?

Hay muchos desafíos como las enfermedades de la madera, o el aumento progresivo de la edad promedio de los viticultores en España, pero sin duda el mayor de ellos es el cambio climático.

Según el informe  Cambio Climático. Bases físicas AR5 (MAGRAMA 2013)  hay diversos escenarios en los países mediterráneos en función de si se van a reducir las emisiones o no.

Lo más significativo es que la temperatura promedio a finales de siglo puede incrementarse entre 2ºC y 6ºC y la pluviometría puede bajar entre un 10 y un 20%.

Dada la gravedad de lo que se avecina se están llevando a cabo muchos proyectos en toda España, muchos de ellos impulsados o apoyados por la Plataforma Tecnológica del Vino.

Se estudian las variedades y los clones mejor adaptados a la sequía, se llevan a cabo plantaciones a mayor altitud y también diferentes ensayos para retrasar la maduración mediante diferentes sistemas de conducción, orientación, combinaciones de porta injertos, optimización del riego por goteo (allí donde hay agua), etc.

En una bodega ¿ hay margen para la innovación? ¿En qué áreas?

En todos los campos  hay margen para la innovación (viñedo, enología, producción…) y justamente lo que hay que potenciar es que todos los colaboradores en las empresas transmitan sus ideas, para poder seleccionar las mejores y apostar por los proyectos de las más interesantes.

La cultura de la innovación implica probar, hacer ensayos y por supuesto el admitir que algunos ensayos no van a ser exitosos pero siempre se puede aprender algo de la experiencia.

¿Qué es lo que valoran más los consumidores de vino de una marca: tradición o innovación?

Los consumidores en general tienen una visión muy tradicional sobre la elaboración del vino. Sin embargo, este mundo también debe aprovechar los avances en la ciencia y la tecnología, que pueden ayudar a lograr un vino con mayor autenticidad y calidad.

Por ejemplo aislando y seleccionando las mejores levaduras del propio viñedo, implementando mejoras del manejo del viñedo mediante la sensorización, mejorando las técnicas de análisis o aprovechando las nuevas tecnologías para conocer mejor a los consumidores y poder segmentar mejor la propuesta de valor.

jean leon barricas

¿Hay algo que en Jean Leon se siga haciendo exactamente igual a como se hacía en sus inicios?

Para hacer un buen vino se necesita una buena uva de un viñedo de altísima calidad y tener mucho cuidado durante el proceso de elaboración. Esto no ha cambiado.

¿Cuál es su vino favorito entre la gama de Jean Leon? ¿Por qué?

Depende del momento me apetece más tomar un vino fresco y joven de la gama 3055 o tomar un vino de finca, como el Vinya la Scala Gran Reserva. La Scala es nuestro vino icono y representa la continuidad de un sueño que inició Jean Leon junto con Jaume Rovira en 1963 y que hoy en día todavía perdura.

El hecho de ser una mujer al frente de una gran bodega ¿le ha supuesto alguna ventaja o dificultad? ¿Cree que hay un estilo propio de liderazgo femenino de una empresa?

Estoy al frente de una bodega pequeña que es Jean Leon. Ser mujer tiene sus ventajas e inconvenientes y la verdad es que en cada generación veo que las mujeres van dando pasos adelante, algo que me llena de satisfacción.

Yo creo firmemente en los equipos mixtos formados por hombres y mujeres ya que considero que nos complementamos. El estilo de liderazgo femenino es diferente del masculino. Ni mejor ni peor, simplemente diferente.

vinos jean leon

Las start ups en el mundo del vino han llegado tarde pero con fuerza para quedarse. La innovación es una de las características que definen este tipo de empresas que han prosperado principalmente en el mundo tecnológico.  Son modelos escalables que crecen con financiación externa desde un núcleo emprendedor. ¿Encaja este modelo en el mundo del vino? Desde luego que sí.

Por Esther Ibañez

La consultora CBinsights presentó hace unos meses un estudio en el que trazaba un mapa de las startups que operan en el sector del vino, dividiéndolas en hasta ocho categorías distintas según su modelo de negocio. Vamos a repasarlas y a presentar algunos de sus actores clave:

Startups en e-commerce: vino en un click

Ecommerce como ventealapropiete.com o la desenfadada VINOMOFO han llevado al entorno digital la compra de vinos, aprovechando todas las ventajas que este formato de venta aporta.

Rating Apps: benditas (o malditas) puntuaciones

El vino y la restauración son quizás los sectores que se encuentran más sujetos a la tiranía de las puntuaciones. En ambos, el movimiento desde los críticos gastronómicos/vinícolas hacia la democratización de las puntuaciones son palpables.

Así han surgido numerosas aplicaciones para que los usuarios puedan emitir valoraciones y compartirlas en comunidades. Entre estas startups encontramos Vivino o la mexicana Wine Advisor.

startups: wine advisor

Startups del vino por Subscripción. 

Son cada vez más frecuentes y buscan a un perfil de cliente que quiere descubrir nuevos vinos o que confía en las recomendaciones que mensuales. En esta categoría encontramos la francesa Le Petit Balon.

Martin Ohannessian, uno de sus fundadores cuenta cuán altos eran sus objetivos ya desde la fundación de esta start up en 2011– que años más tarde adquirió venteprivee.com: “Cuando fundamos Petit Ballon nos propusimos ser uno de los 5 principales vendedores de vinos en Francia”.

On-Demand: start ups del vino para último minuto.

La inmediatez es otra de las grandes demandas del consumidor actual y el sector del vino no es ajeno. Son aquellas empresas que responden a visitas sorpresa, a los “olvidé el vino para la cena” o a deseos como “Quiero un vino y lo quiero en 20 minutos en mi casa”.

Startups como la estadounidense MINIBAR luchan por acortar los tiempos de entrega como gran baza de su negocio vinícola y de espirituosos.

start up minibar

Pour & Serve: ¡Startups listas para consumo!

En esta categoría destacan dos startups que ofrecen una solución casi mágica a situaciones en torno a una botella de vino que parecían insalvables.

Coravin, start up que lleva ya más de 60 millones levantados en varias rondas de financiación, ha conseguido que podamos disfrutar de una copa de una determinada botella de vino sin que el resto del contenido se vea afectado.

Mediante una aguja hipodérmica capaz de atravesar el corcho sin dañarlo, se extrae cierta cantidad de vino mientras que se inyecta argón, un gas que preserva el hueco generado. Casi magia al servicio de negocios de “vinos por copas” o incluso para particulares que cuenten con una buena bodega.

Por su parte AVEINE es un aparato capaz de airear el vino para su disfrute inmediato. Lo mejor es que está conectado a una aplicación móvil que busca la información del vino que queramos catar para darle la decantación justa para su mejor disfrute.

startups coravin

Tech-Enabled Storage: Startups para conservar el vino

El vino es un producto vivo y sensible. Facilitar tanto a nivel doméstico como profesional su almacenamiento y logística es otra de los grandes campos en los que las empresas punteras han investigado más.

Multitud de aplicaciones nos permiten conocer el estado de nuestros vinos y controlar parámetros como las existencias, su fecha de consumo, la humedad ambiente o el valor de nuestro stock.

La francesa Caveasy que ofrece estantes conectados a un Smartphone o la aplicación VINCELLAR son algunas de ellas.

Inteligencia Artificial en el mundo del vino

La inteligencia artificial a disposición del vino es una de las categorías más novedosas del sector, en especial porque en estos casos se ha aplicado al final de la cadena de la cadena de valor, es decir en el momento de consumo. Aquí nos encontramos con startups como Sublivin o Matcha, que salvan algunas de las barreras más importantes para el consumidor: elegir un vino entre cientos que son y/o parecen buenos.

La francesa Sublivin utiliza la inteligencia artificial para dar respuesta a inquietudes clásicas: ¿Cuándo este vino va a estar en su mejor momento? Para ello han procesado datos sobre más de 7000 vinos bordeleses (posteriormente continuarán con vinos de Borgoña y del Loira).

Uno de sus fundadores, Cédric Lesec describe las bases de su funcionamiento: “Los datos meteorológicos se recopilan de octubre a octubre, lo que corresponde a un ciclo vegetativo completo. Esto nos permite comparar los años entre ellos: 2010, por ejemplo, fue una excelente cosecha en Burdeos. Si nos apoyamos en los mismos criterios climáticos en 2018, podemos determinar una tendencia que se aproxima a la añada de 2010 “.

Matcha es un chatbot, es decir, un programa informático con el que puede mantenerse una conversación, en este caso, sobre vinos. Matcha conoce vinos, guía a los clientes por una web para finalizar una compra y los fideliza recomendando vinos según sus gustos. Responde a una de las grandes tendencias dentro de la atención del cliente en un campo particularmente susceptible como es el vino.

start up matcha

Next-Gen Wine production

En el prolífico Silicon Valley se han creado algunas de las start up que quieren mejorar la producción de vino mediante el uso de la tecnología: es el caso de Biome Makers centrado en el mapeo de las zonas de cultivo del viñedo. La optimización de cultivos mediante el conocimiento de suelos, la resistencia a plagas y a meteorologías adversas son las líneas en las que se mueven las empresas que invierten en innovación al servicio de la producción de uva.

Y es que como decíamos al principio, la innovación está patente en todos los puntos del ciclo de producción, conservación, servicio y venta del vino. Todas estas startups mencionadas lo demuestran. ¿Con cuál te quedas?

Si quieres saber más de innovación en el mundo del vino puedes leer el post Cinco aplicaciones de Smartphone para Winelovers.

start up aveine

La relación con el entorno y el terroir inspiró a la bodega Domenech Vidal a crear una nueva colección que nos ha sorprendido agradablemente a todo el equipo de cata. Frescos e interesantes, el Xarel·lo 2016 y el Samsó con Sumoll 2014 de Cultivare son dos vinos que sin duda recomendamos probar.  

Por Glòria Vallès

Del Xarel·lo 2016 de Cultivare de Domenech Vidal nos llegó la botella número 1,120. Del coupage de Samsó con Sumoll, variedad tradicional de la región del Penedés donde nacen estos vinos, fue la botella 2,213. Ediciones limitadas de una colección que nació para dar protagonismo al entorno natural y embotellar el paisaje.

Cultivare Xarel·lo 2016

Un color limón de intensidad media acompaña a los delicados aromas primarios y secundarios de este vino blanco elaborado con una variedad autóctona de la DO Penedés: la Xarel·lo.

Su acidez nerviosa está muy bien equilibrada con el contenido de alcohol y una agradable combinación de aromas primarios y secundarios. Son aromas marcados por la fruta cítrica, como el limón, y las notas herbáceas – hierbas mediterráneas- propias de esta variedad. Las lías tienen una presencia delicada en este Xarel·lo de Cultivare, si bien se dejan sentir en la textura ligeramente cremosa y cuerpo moderado del vino.

Cultivare Xarel·lo 2016 es un blanco muy interesante, listo para beber, si bien podemos guardarlo un tiempo para disfrutar de su evolución. No te lo pierdas.

Cultivare

Cultivare Samsó i Sumoll 2014

Cultivare une en esta propuesta la Sumoll, variedad tradicional del Penedés, con Samsó (conocida como Cariñena en otras regiones), dando vida a un vino tinto brillante y limpio de color rubí e intensidad media.

Aroma puro y comedido en nariz, combina aromas primarios de frutos rojos, secundarios como la vainilla y los tostados de la barrica, y algunas notas terciarias. La ciruela y el sotobosque son los más destacados de esta evolución en botella.

Nos sorprendió la elevada frescura de este vino tinto de la DO Penedés. Si bien la región tiene un clima cálido y los viñedos no llegan a 300 metros de altitud, la fruta se mantiene muy fresca, la acidez muy refrescante y el alcohol armoniosamente comedido.

Muy buen vino, listo para disfrutar. Nos permitirá sentir la variedad Sumoll en equilibrio y entrega a la ocasión.

cultivare viñedos

Cultivare es también arte y creatividad

Muy original es la elaboración de las etiquetas de esta colección única de Domenech Vidal. Cultivare expresa el terroir también en su forma de entender el packaging como arte, incorporando elementos del paisaje y la naturaleza en la elaboración de las etiquetas.

Es difícil de explicar este proceso creativo, lo mejor es que veas el vídeo y te sorprendas:

Si quieres saber más sobre la variedad Sumoll puedes leer el artículo de Rafa Moreno: La sumoll y el Penedés, hay vida después del cava

Santiago de Chile es una de las grandes ciudades del Cono Sur. Es la capital de un país de paisajes variopintos que se extiende más de cuatro mil kilómetros sobre el litoral pacífico. Su gastronomía está plagada de influencias europeas y de otras cocinas de América del Sur. Chile es, además, el séptimo productor de vinos mundial.

Por Esther Ibáñez

Santiago de Chile es un atractivo lugar para conocer los vinos chilenos y degustar platos con diversos orígenes. Hemos recopilado distintas direcciones en esta ciudad latinoamericana de más de seis millones de habitantes para tentar a los viajeros foodies y amantes del vino. ¿Eres uno de ellos?

Bocanariz 

En el barrio Lastarria nos encontramos con un winebar de sugerente nombre: Bocanariz. Su destacable propuesta de vinos agrada a cualquier tipo de cliente, pues incluye desde grandes clásicos elaborados con Cabernet Sauvignon a minoritarios vinos de autor y de bodegas emergentes.

La gastronomía tiene un alto nivel, ceviches de corvina, carne de wagyu, pero…” el vino es siempre el actor protagonista en nuestro teatro”– dicen sus propietarios. Así lo atestigua la gran pizarra mural que preside la estancia y que permanece intacta desde que se inauguró el winebar. Y el menú, en el que se elige según los maridajes.

Las propuestas gastronómicas también recogen los gustos de la cocina chilena tradicional. Entre sus platos, imprescindible probar el llamado “Arrollado del huaso chileno” elaborado con carne de cerdo marinado con especias y cocinado a baja temperatura , acompañado de queso cabeza (embutido chileno a base de cerdo) y encurtidos artesanales.

bocanariz en Santiago de Chile

La Misión 

La Misión es un Wine Bar dedicado a los vinos de América. Ubicado en el distrito de Vitacura, cuenta con más de 200 vinos en carta, muchos de ellos disponibles por copas.

A nosotros nos encanta su concepto de “vuelo”, es decir una degustación de varios vinos que siguen una determinada temática o tendencia. Ofrecen por ejemplo un vuelo llamado “Trío de blancos del Pacífico” compuesto por chardonnays y rieslings.

65 grados

Dos jóvenes chilenos formados en Europa -Magdalena Torrealba estudió pastelería en Italia y José Patricio Velásquez formó parte del equipo de 41o de Albert Adriá-, montaron esta cafetería, pastelería y panadería en Santiago de Chile hace unos meses.

En poco tiempo sus cafés de origen, sus panes de masa madre y sus deliciosas tartas se han convertido en grandes reclamos para los amantes del dulce.

Ubicados en la zona de La Serena, son otra de las direcciones que apuntaremos para nuestro viaje a la capital chilena.

65 grados santiago de chile

Fuente Alemana

Cuando uno es aficionado a la buena cocina, siempre es una buena idea seguir las pistas que van dando los grandes cocineros cuando viajan a una ciudad.

En este caso fue el recientemente fallecido Anthony Bourdain el que nos puso sobre aviso: el lomito de Fuente Alemana es un imprescindible en Santiago de Chile. La enseña, fundada por los hermanos Siri, cuenta con cuatro locales en la capital.

Pero volvamos al Lomito, diseccionémoslo:

Se trata de un sandwich que homenajea la influencia germana en Chile. Se elabora con lomo de cerdo asado, previamente marinado con mostaza, pimienta y ajo. Posteriormente se cuece en caldo de carne y se presenta en pan frica acompañado de aguacate y tomate. La mayonesa es opcional.

Red Luxury Bar 

Ubicado en la zona de Providencia, en el moderno THE HIP Hotel, Red Luxury Bar ha sido elegido durante varios años consecutivos el mejor bar de Chile.

En un ambiente que recuerda a los bares clandestinos que proliferaron en Norteamérica en tiempos de la Ley Seca, los llamados Speakeasy, su fuerte son los cócteles.

Los experimentados barmans que atienden la barra cuentan con más de mil referencias entre bebidas alcohólicas, zumos, refrescos y otros ingredientes de coctelería para elaborar sus combinados.

Liguria Santiago de chile

Coquinaria

Desde hace una década, esta enseña agrupa varios de los mejores delicatesen de la ciudad. En sus tiendas encontramos especialidades chilenas y también numerosos productos gourmet importados de Europa.

Cuentan con una marca propia “Coquinaria” bajo la que se ofrecen sales, miel de panal chilena y otros productos del país.

Fomentan la cultura gastronómica entre sus clientes y por ello programan frecuentemente cursos de cocina, catas de vino (llamadas Coquicatas) y degustaciones de productos.

Liguria

Cuatro locales en Santiago de Chile mantienen el espíritu de los bares italianos de antaño: camareros con mandiles largos, profusa decoración vintage y manteles de cuadros. Un lugar donde degustar cocina tradicional en un ambiente de trattoría.

Considerado un icono en la hostelería de Santiago de Chile, Liguria acaba de editar un libro que recoge sus más de 25 años de vida, sus recetas más famosas y fotos de esta emblemática casa. Esta cuidada edición fue seleccionada para representar a Chile en la última edición de los Premios Gourmand World Cookbook Awards.

Red Luxury en Santiago de Chile

La Borgoña francesa es una de las regiones vinícolas del mundo más difíciles de comprender. Muchísimos productores y una clasificación amplia de sus vinos puede confundirnos. Pero una vez aprendemos, es una región que nos puede llegar a enamorar.

Por Glòria Vallès

Borgoña está en mi imaginario familiar desde pequeña. Cuando se abría un vino especial en casa de mi abuelo, era un Pinot Noir de Nuits du Saint Georges. A corta edad no entendía por qué tanta alegría alrededor de la mesa. Ahora siento que me hubiera gustado comprender (y disfrutar) todos esos vinos tintos de la Borgoña que llegaron a la vinoteca familiar.

Al recorrer la Borgoña de norte a sur, primero encontramos la región de Chablis. Viñedos plantados en terrazas y mirando al sur oeste (en el hemisferio norte, las mejores parcelas están ubicadas mirando hacia el la línea del Ecuador, especialmente en las regiones más lejanas al mismo).

En esta ubicación encontramos los Grand Cru y Premier Cru. Grand Cru en Borgoña siempre será la clasificación superior, la que representa los mejores vinos de cada región.

El Chardonnay es la reina en Chablis, y en sus mejores versiones muestra una fruta cítrica concentrada y madura, y tiene un cuerpo equilibrado con su acidez. Si quieres probar un Chablis Grand Cru, Les Clos es seguramente el mejor de la región.

crianza de barricas en borgoña

El viñedo califica, no la bodega

Hablando de Les Clos llegamos a un tema importante a conocer en Borgoña: las clasificaciones están basadas en el viñedo. Muy diferente es en Burdeos, donde los Cru se clasifican según propiedades (las bodegas reciben la denominación de Premier Cru, no los viñedos).

Así que en Borgoña, a diferencia de Burdeos, en un mismo viñedo encontraremos varios productores. Si queremos probar los mejores vinos de la región, tendremos que memorizar las ubicaciones de los viñedos, no los nombres de las bodegas.

El diamante de Borgoña: Cotê d’Or

La región borgoñesa de Cotê d’Or está dividida en dos: Cotê de Nuits y Cotê du Beaune. Aquí encontramos algunos de los mejores Pinot Noir y Chardonnay del mundo.

Cotê de Nuits es conocida por los vinos tintos, mientras que en Cotê du Beaune, si bien encontramos Pinot Noir y Chardonnay, se concentran prácticamente todos los Grand Cru blancos.

Los grandes Pinot Noir provienen de las localidades de Gevrey-Chambertin, Vougeot, Vosne-Romanée y Nuits-Saint Georges. Los mejores blancos los encontramos en Meursault, Pugliny-Montrachet y Chassagne-Montrachet.

Sin duda algún día sería interesante poder probar cualquiera de los 8 Grand Cru que elabora Domaine de la Romanée- Conti, si bien podemos empezar con alguno de los productores que comparten esta región de viñedos. Domaine François La Marche y Domaine des Pedrix pueden ser una buena opción  

vinos de borgoña

 

Más allá de los Grand Cru

Los grandes vinos de Borgoña son los calificados como Grand Cru o Premier Cru, con su estilo particular en cada región. Pero si los viñedos no califican como Grand Cru o Premier Cru, podremos encontrar otros vinos, también interesantes, etiquetados como Cote-de-Nuits-Villages o Cote-de-Beaune-Villages.

Así ocurre si los viñedos pertenecen a la misma región pero no llegan a la calidad para obtener la calificación. Es una buena opción para disfrutar de buenos Borgoña a precios más asequibles.

Por debajo en jerarquía encontraríamos Bourgogne Hautes Côtes de Nuits o Bourgogne Hautes Côtes de Beaune (apelaciones regionales, no califican el viñedo sino una ubicación más amplia), o como Bourgogne Rouge o Bourgogne Blanc, que vendría a ser un vino genérico de cualquier lugar de la Borgoña.

Al sur de la Borgoña

Cotê Chalonnaise nos brinda vinos más frescos y con menos cuerpo (sus viñedos son más elevados que en la Cotê d’Or).  Maconnais, todavía más al sur es conocida por el Chardonnay y el Pinot Noir, pero sobre todo también por algunas producciones interesantes de Gamay.

Comprando en premieur

Hace unos días he tenido la oportunidad de comprar varias etiquetas en la venta en premieur que organizó el distribuidor Vilaviniteca (quien nos ha facilitado las fotografías publicadas en este artículo). Una oportunidad para catar vinos de Cotê d’Or que todavía no están en el mercado (presentaban la añada 2017, todavía en barrica).

En premieur es una forma de comprar vino a futuro, que ya quisieran para sí muchas regiones de vino del mundo. Es habitual en Borgoña y en Burdeos, y nos permite comprar el vino antes que se embotelle, prediciendo la calidad que tendrá en el futuro.

La bodega Conde de los Andes en Rioja Alta nos brinda la oportunidad de conocer la historia del vino de otra época, aquella en la que hasta Ernest Hemingway se interesó por los vinos elaborados aquí.

Por Glòria Vallès

Hace unos días viajé hasta La Rioja Alta para adentrarme en el corazón de una nueva bodega, Conde de los Andes, a través de sus galerías excavadas siglo tras siglo.

Varios metros bajo tierra, la visita transcurre entre frías paredes donde todavía se nota la marca del pico de los canteros que, metro a metro, fueron abriéndose paso por la roca de arenisca del cerro Churrumendi.

Estamos en Ollauri, un pequeño pueblo de casas solariegas y callejones ocres en el centro de la Rioja Alta, donde se encuentran los “calaos” de Conde de Los Andes.

“Calao” es una palabra muy riojana, que en toda la región se utiliza con el significado de galería excavada para guardar barricas y botellas.

hemingway visita conde de los andes

Patrimonio y mucha historia en este lugar único

El lugar es excepcional. Después de viajar por todo el mundo visitando bodegas y viñedos, puedo afirmaros que muy pocas bodegas tienen la historia y el patrimonio que se encuentra en los calaos de Conde de los Andes. Es una de las estructuras subterráneas más extensas del panorama vitivinícola en España y sin duda vale la pena visitarla.

Antes de catar algunas de sus añadas más excepcionales (incluido un vino blanco de 1983), recorremos sus pasillos más antiguos en un viaje temporal hasta la baja Edad Media.

En esa época la Rioja Alta, gracias a los primeros excedentes procedentes del comercio, empezó a vivir un auge de la viticultura y de la elaboración de vino.

El crecimiento del negocio llevó a los pequeños propietarios a ampliar sus propiedades. Una de las familias locales, los Paternina, prosperaron generosamente en el negocio del vino y decidieron así extender sus calaos. Contrataron para ello a los más expertos “excavadores” que ha dado la Península Ibérica: los canteros gallegos.

Acostumbrados a picar en el duro granito de su tierra de origen, para los trabajadores gallegos las arcillas y piedras de arena riojanas fueron tarea fácil. A principios del siglo XVIII ya habían horadado cientos de metros de galerías de forma cuadrangular.

Los llamados “Calaos de los Gallegos” que hoy encontramos en Conde de los Andes contrastan vivamente con la parte más antigua, excavada seguramente a partir del siglo XV, cuya estructura revela influencias mudéjares.

ollauri conde de los andes

Frente a los ojos de Ernest Hemingway

Fue en el verano de 1956 cuando la bodega acogió a un invitado ilustre: Ernest Hemingway.

El célebre periodista y escritor norteamericano, que había conseguido el Premio Nobel de Literatura solo dos años antes, se desplazó de Pamplona a La Rioja para conocer algunas bodegas. Este iba a ser su penúltimo viaje por España.

Como yo misma durante la visita de hace unos días, Hemingway quedó maravillado por los calaos de la entonces Paternina, donde cató in situ algunas cosechas.

La resurrección de Conde de los Andes

Los calaos fueron languideciendo y entre los años 1970 y 2000 pasaron por varias manos. Nadie consiguió devolverles su antiguo esplendor.

Fue en 2014, cuando Julián y Javier Murúa, propietarios del grupo Muriel Wines se hicieron con los edificios de la bodega, el stock de botellas antiguas y la marca Conde de los Andes.

Así resurgió el pasado dorado de esta bodega histórica, y desde este mismo año ya podemos disfrutar no solamente de los primeros vinos que se producen en la bodega de Ollauri desde 1920, sino también de una visita extraordinaria.

La bodega se ha convertido en uno de los puntos de interés que no puede perderse ningún amante del vino en España.

Vinos que cuentan una historia tradicional de La Rioja, una visita única y bajo tierra, y un proyecto social extraordinario: Fundación Maga, destinada a impulsar proyectos de ayuda a la población infantil en países subdesarrollados.

Cuando las bodegas tienen historia, alma y corazón, quedan en mi memoria para siempre. Te recomiendo que si viajas a La Rioja, te acerques para enamorarte de Conde de Los Andes tu también.

Gramona lidera el apoyo del sector del vino a la investigación de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica de Barcelona sobre la Endometriosis, enfermedad que afecta al 10% de mujeres en edad fértil. Humildemente se lo pedí. Y el día en que Xavier Gramona aceptó la propuesta, él y todo el equipo de Gramona pasaron a ser parte de mi familia. Os cuento más. 

Por Glòria Vallès

Descubrí que tenía una enfermedad llamada Endometriosis cuando tenía 34 años, pero llevaba toda la vida conviviendo (y sufriendo) con ella sin saberlo. Mi diagnóstico, como el de tantas mujeres, tardó más de 15 años en llegar.

Pero este artículo no va de tristezas sino de alegrías y de realidades: no sabemos el origen exacto de la Endometriosis, y esta enfermedad no tiene cura porque, entre otras cosas, faltan recursos económicos para poder investigarla.

Y como emprendedora que soy, me puse manos a la obra: si falta dinero, hay que encontrarlo. No puede ser que alrededor de 2 millones de mujeres en España, 176 millones de mujeres en el mundo, suframos en silencio por la Endometriosis y nadie sepa cómo curarla. 

Las mujeres nos hemos acostumbrado a sufrir en silencio, porque la cultura y la educación así nos lo han enseñado. Pero es momento de decir basta y cambiar las reglas del juego.


PUEDES COLABORAR EN LA INVESTIGACIÓN SOBRE LA ENDOMETRIOSIS DE LA FUNDACIÓ CLÍNIC PER LA RECERCA BIOMÈDICA CON UN DONATIVO A PARTIR DE 10 €. ACCEDE AHORA A Mi Grano de Arena Endometriosis


Así que después de varias operaciones, años de vivir con dolor y fatiga crónicas y muchos tratamientos más o menos eficaces, decidí que no quería ser solamente una paciente. Porque la paciencia no es una de mis virtudes… Si hay algo que se pueda hacer, hagámoslo.

En uno de esos momentos de debilidad, en los que una se pregunta… ¿y por qué a mi? .. pregunté al Doctor Francisco Carmona, Jefe de Ginecología del Hospital Clínic, qué se necesita para avanzar en la investigación.

Y su respuesta fue muy clara: primero se necesita conciencia social de que la Endometriosis es una enfermedad grave que afecta a la vida diaria de las pacientes, sus parejas, familias y amigos.

Hay demasiadas mujeres sin diagnóstico, y otras tantas que no tienen el tratamiento adecuado y mucho menos definitivo, porque el tratamiento para curar la endometriosis no existe.

Así que os lo cuento, para que más personas conozcáis la enfermedad. Para que cuando una amiga, familiar o conocida os diga que está muy cansada, que tiene muchísimo dolor o que hace años que no logra quedarse embarazada, sepáis qué es lo que está viviendo.

Porque todos vivimos nuestra lucha diaria, pero la de las enfermedades crónicas es una lucha con doble carga y esfuerzo para quien la libra.

endometriosis

EN POCOS DÍAS TODO EL EQUIPO DE GRAMONA SE HA CONVERTIDO EN MI FAMILIA Y EN LA DE MUCHAS PACIENTES. PORQUE CUANDO LA SOCIEDAD RESPONDE, EL SUFRIMIENTO DUELE MENOS. 


Y así encontré una nueva familia

Marzo es el mes de la Endometriosis en todo el mundo y el día 30 de Marzo tendrá lugar en Barcelona la EndoMarch. Y no es que el resto del año no tengamos síntomas, es que ahora es el momento de buscar visibilizar lo que tantas mujeres sufren en silencio.

No puede ser. Como mujer, como empresaria, como persona… No quiero ni puedo seguir en silencio. Porque este es un problema social, no personal.

La carga económica para la sociedad provocada por la Endometriosis se ha estimado recientemente en casi 10.000 € por mujer y año. En España dicho coste rondaría los diez mil millones de euros.

Se entiende fácilmente si se tiene en cuenta que se calcula que una paciente afecta de endometriosis pierde, en promedio, unas 11 horas de trabajo a la semana.

Y buscando apoyos en el sector privado para recibir donaciones, ayudas y complicidad para dar a conocer la Endometriosis y apoyar la investigación que se está llevando a cabo en la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica  Dr Francisco Carmona, me encontré con Xavier Gramona.

Xavier no dudó ni un minuto. Antes de explicarle todo lo que había pensado, respondió “cómo puedo ayudar?” “¿cuándo nos vemos?”. Y así, de repente el sufrimiento silencioso de tantos años, el mío personal y el de tantas mujeres que lo hemos vivido, toma sentido.


GRAMONA DECIDE LIDERAR ESTE APOYO DESDE EL SECTOR DEL VINO CON EL OBJETIVO DE LOGRAR QUE MUCHAS MÁS BODEGAS SE UNAN AL RETO.


En pocos días todo el equipo de Gramona se ha convertido en mi familia y la de muchas pacientes. Porque cuando la sociedad responde, el sufrimiento duele menos. Porque cuando hay comprensión, el dolor es menos intenso. Cuando encuentras ayuda sincera, entregada y honesta, la fatiga se lleva mejor.

Ha ocurrido como os lo cuento: con dos llamadas telefónicas y toda la predisposición de un equipo muy profesional, recibimos 1000 botellas de Gessamí de Gramona. Los ingresos de sus ventas se destinarán íntegramente a la investigación para la Endometriosis del Hospital Clínic, liderada por el Dr Carmona.

Así que por favor, en los próximos días, todas y todos acercaros a vuestra vinoteca de confianza a comprar una botella de Gessamí.

Estaréis colaborando a avanzar en la investigación médica y además disfrutaréis de un buen vino al precio de siempre (10€ pvp).

Gramona decide liderar este apoyo en el sector del vino con el objetivo de lograr que muchas más bodegas se unan al reto. Hablamos de vinos femeninos, de consumo de vino por parte de las mujeres, de mujeres enólogas y directivas liderando el sector del vino… ¿y vamos a dejar que millones de mujeres sufran en silencio? Por supuesto que no.

gessamí con la endometriosis

¿Y por qué decimos “Gramona lidera”?

Porque lograr una cura para la Endometriosis es una causa que va mucho más allá de las marcas, de los nombres de las personas, de los egos… Es un logro social: en el mundo hay 36’9 milllones de personas viviendo con SIDA, y 176 millones de mujeres viviendo con Endometriosis.

¿Habías escuchado hablar del SIDA? ¿Y de la ENDOMETRIOSIS?

Este reto va mucho más allá. Buscamos bodegas que quieran unirse a esta fantástica iniciativa y donar la facturación de algunas botellas de su producción a la causa.

También las personas que quieran pueden participar en la investigación de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica sobre la Endometriosis con donativos que pueden empezar en 10 €. Solamente tienes que acceder AHORA a Mi Grano de Arena Endometriosis y hacer tu donativo.

Cierto, que esta web va de vinos

Hoy me he desviado un poco del tema, era necesario. Pero como sé que nos leéis porque os gusta el vino, aquí os dejo el link a otros artículos que hablan de Gramona, para que conozcáis mejor sus vinos y la filosofía de su empresa: Atrapados por Gramona Argent Gran Reserva 2014   Vino Blanco Savinat 2016 de Gramona y Un día en Cavas Gramona con las Consentidas

Sin perder de vista el vino, nos sumamos a las tendencias en redes sociales, donde el contenido en vídeo es el que está experimentando un mayor crecimiento en usuarios y se apunta como la gran apuesta de futuro. Os proponemos una playlist de vídeos de temática vinícola para aprender, relajarse e incluso reírse.

Por Esther Ibañez

La mayoría de los vídeos que hablan de vino que os proponemos hoy los encontramos en la plataforma TED, siglas de una organización sin ánimo de lucro creada en EE.UU (Technology, Entertainment, Design). TED está destinada a propagar “ideas que vale la pena difundir para cambiar el mundo”.

Actualmente existen un millar de charlas disponibles online bajo la franquicia TED, que cuenta entre sus oradores a destacados empresarios, políticos o cantantes. Las temáticas son de lo más diverso: emprendimiento, cultura, ciencias, historia…y también vino. En ellas nos centramos.

Una de las charlas TED más virales está narrada por Ric Elias, quien viajaba en el vuelo 1549, el avión que hizo un aterrizaje forzoso en el río Hudson en Nueva York en enero de 2009. En esta charla TED, que cuenta con más de siete millones de visualizaciones, cuenta qué pasó por su mente mientras el avión caía. Cuando creía que iba a morir.

Nos deja una frase muy contundente que no para de remitirnos al famoso carpe diem: “Hago mal en coleccionar vinos: por qué si hubo un momento y estaba con la persona adecuada no abrí ese vino. Ya no quiero aplazar nada en mi vida”

En España han tenido lugar varios encuentros TED que nos han dejado vídeos muy inspiradores. En el siguiente, la enóloga y licenciada en Filosofía Sara Pérez (Mas Martinet y Venus La Universal), uno de los nombres más relevantes de la DOQ.

Priorat nos cuenta varias historias de superación personal y apertura de mente, en el marco incomparable de esta bella zona vinícola del interior de Cataluña. Una oda a la diferencia, a la búsqueda de soluciones imaginativas y al vino rosado.

Barry Schuler nos habla en esta charla de Genética, concretamente de la reciente secuenciación del genoma de la uva Pinot Noir, que se ha concretado en la identificación de unos 30 mil genes responsables del aroma y sabor de esta variedad.

Conociendo su genoma puede intervenirse para obtener más moléculas de un determinado aroma o realizar modificaciones para que una cepa concreta de Pinot Noir se adapte a un determinado clima.

Benjamin Wallace es un periodista que se propuso probar los productos más caros que se encuentran en el mercado, tanto alimentos como coches o palos de golf intentando dilucidar si se consigue la felicidad poseyéndolos o disfrutándolos.

Es curioso como su charla TED parte y termina en el mismo producto: el vino.

Comienza contándonos el precio desorbitado que se pagó por una botella de Chateau Lafitte de 1787, encontrada en una doble pared de un apartamento de París y que supuestamente había pertenecido a Thomas Jefferson.

Las dudas sobre la veracidad de esta cotizada botella han estado presentes durante años. Después de probar carne de Kobe, trufa blanca del Piamonte o café Kopi Luwak, Wallace despide su charla volviendo al vino: nos cuenta su experiencia catando un Cheval Blanc bordelés de la mítica añada 1947.

Cita un estudio en el que varias personas cataron el mismo vino creyendo que tenía precios muy distintos. Analizando la reacción de su cerebro, la sensación placentera era mayor cuando creían catar un vino con un precio muy alto. Curioso.

El prestigioso bodeguero de Ribera del Duero Carmelo Rodero fue invitado a contar su historia personal en un encuentro TED celebrado en San José (Costá Rica). En su intervención, cuenta como creó su bodega desde la humildad, el trabajo y la ilusión.

Más allá de las charlas TED, navegando por distintas plataformas de vídeo en internet, encontramos valiosos testimonios que conquistarán a cualquier winelover.

En este vídeo, dejamos que Carmen Aumesquet, del CRDO Jerez nos cuente las diferencias de los distintos vinos de Jerez.

Sin salirnos del Marco de Jerez, conocemos el oficio de tonelero en este otro documento:

Y para terminar, en este distendido vídeo, nos acercamos a la filosofía del prestigioso sumiller Joan Roca:

“cuando el vino es tu vida, te das cuenta que los vinos pueden sentirse. Puedes sentir la calidez o el maltrato que han podido sufrir las uvas. Ves cuánto se parece un vino a quien lo elabora”

Si te encanta la tecnología y eres curioso, te recomendamos leer nuestro post “Cinco aplicaciones de smartphone para winelovers”

La Grüner Veltliner, la variedad de uva con más extensión de plantación en Austria, protagonizó hace un par de décadas una de estas historias tan recurrentes en el mundo del vino. En una cata a ciegas, David vence a Goliath.

Por Esther Ibañez

Nos estamos refiriendo a la cata a ciegas que encumbró los vinos austriacos elaborados con Grüner Veltliner frente a míticos Chardonnays borgoñones y australianos.

Sin tener ninguna pista de las que otorga la etiqueta vista, un grupo de 39 prestigiosos críticos de trece países distintos situó a seis de los Grüner Veltliner de la cata entre los ocho mejores blancos.

A la gran Jancis Robinson, crítica vinícola del Finantial Times, no le importa reconocer que tardó un tiempo en descubrir los encantos de Grüner Veltliner. Ella fue una de las promotoras de esta cata celebrada en 2002 que abrió a muchos los ojos sobre esta joya escondida. Incluso a ella misma.

Los vinos elaborados con Grüner Veltliner tienden a ser frescos y poco interesantes si los rendimientos de producción son demasiado elevados. Pero cuando se cultiva con cuidado, se obtienen vinos blancos concentrados, con cuerpo y una acidez elevada gracias al clima continental de la región (veranos cortos e inviernos largos y fríos).

Estos vinos brindan aromas de fruta de hueso y cítrica, y pimienta blanca, y con el tiempo desarrollan notas de miel y tostados.

gruner veltliner

Conociendo la Grüner Veltliner

Es la variedad blanca más presente en el viñedo austriaco, su uva más representativa, la más importante entre las autóctonas, pues hasta un 31% de los vinos austriacos están elaborados con ella.

Su origen es incierto, aunque se apunta a la zona de Niederösterreich (Baja Austria) si bien ha sido demostrada la inexistencia de parentesco con uvas como la Roter Veltliner o la Frühroter Veltliner cuya denominación pudiera inducirnos a error.

En alemán, “Veltliner” se refiere a la Valtellina, una zona alpina italiana que perteneció a Austria en los años de los vaivenes geográficos de siglos pasados. “Grüner” por su parte, se refiere a “verde”.

Algunos críticos vinícolas la sitúan a medio camino entre la Viognier y la Sauvignon Blanc. Luis Gutiérrez de The Wine Advocate destaca la capacidad que tiene esta casta blanca para transmitir las características del terroir donde ha crecido.

Es una variedad de maduración tardía, caracterizada por sus notas cítricas, que pueden recordar a pomelos, pera o lima, así como recuerdos especiados de pimienta blanca. Muy distintivos resultan determinados toques verdes, como de guisante o judías verdes cuando no ha alcanzado la maduración plena en el momento de la vendimia.

Encontramos importantes extensiones de viñedo de Grüner Veltliner en las zonas de la Baja Austria bañadas por el Río Danubio. Así, Wachau, Kamptal y Kremstal son sus principales reinos en Austria. En proporciones más pequeñas tiene presencia en Hungría, Eslovaquia y República Checa.

Con ella, se elaboran tanto vinos sencillos, muchos de los “blancos de la casa” que se sirven en jarras en la ciudad de Viena y también algunos de los blancos longevos más interesantes del panorama vinícola actual.

gruner veltliner

Un as en la manga en cuestión de maridaje

“La variedad Grüner Veltliner es excelente para maridar con platos especiados con mucha intensidad. Especies como el gengibre o la pimienta negra armonizan muy bien con vinos elaborados con Grüner Veltliner” nos comenta Ferran Centelles, sunmiller de El Bulli Lab y autor del libro de maridajes “¿Qué vino con este pato?“.

Con ella logramos entonces vinos versátiles. Blancos con crianza que son una muy buena opción para acompañar un menú degustación.

Su versatilidad los hace ideales para sucesiones de platillos creativos con multitud de sabores. En el restaurante Gamberro de Zaragoza, que ofrece un sorprendente menú degustación, elegir un Schlosskellerei Gobelsburg Grüner Veltliner es una recomendable opción.

En España, donde todavía es bastante ajeno el concepto de vinos blancos envejecidos, han ido entrando tímidamente en el mercado monovarietales de Grüner  Veltliner.

Los encontramos en cartas de winebars como Angelita (Madrid) donde se sirve por copas o en Monvinic Barcelona, donde puede adquirirse Numen, de Johannes Zillinger, criado en ánfora.

Eclectic Vins distribuye en España los Grüner Veltliner de dos talentosos enólogos austriacos que es necesario tener en el radar cuando se explora esta variedad: Claus Preisinger y Martin Muthenthaler.

Ahora que empieza el buen tiempo es buen momento para descubrir esta variedad sorprendente y versatil. ¿Te animas?

Hubo un tiempo, en los años 30, en que Nueva York fue testigo de un Little Spain, el barrio que acogió a numerosos emigrantes- principalmente gallegos y asturianos- que salieron de España buscando un mejor futuro.

Por Esther Ibañez

En Little Spain, los inmigrantes españoles crearon una comunidad que se instaló en el entorno de la calle 14 de Manhattan.

Hasta unos 40.000 españoles vivían en esta zona, disponiendo de un activo centro cultural y de acogida de nuevos emigrantes, una iglesia y comercios donde se vendían productos españoles.

La escritora María Dueñas así lo retrata en su novela “Las Hijas del Capitán” ambientada en el Little Spain neoyorquino.

Desde mediados de marzo, otro Little Spain  vuelve a cobrar fuerza en Nueva York, esta vez en el número 10 de Hudson Yards.

Un proyecto del cocinero José Andrés ( tremendamente popular en EE.UU) en asociación con los hermanos Ferrán y Albert Adriá que busca poner una pica de la gastronomía española en la gran urbe de los rascacielos.

little spain winestyle travel

La propuesta no puede ser más apetecible. Son 3.200 metros cuadrados destinados a la exaltación de los productos típicos españoles: la paella, las tapas o los vinos de Jerez.

Sus promotores lo definen como un lugar “para socializar en torno a la comida”, transmitiendo también así la cultura española de alargar las sobremesas con charlas distendidas.

Little Spain nace como un espacio en el que se presentarán productos autóctonos españoles y donde reputados cocineros patrios podrán montar demostraciones y showcookings.

España sigue así la estela (y muestra músculo) ante otros proyectos gastronómicos europeos desplegados ya en Nueva York: el italiano Eataly o Le District francés.

Se calcula que cuando esté en pleno funcionamiento, unas cinco mil personas visitarán diariamente las instalaciones de Little Spain para comer, picotear o tomarse un vino.

jose andres little spain

El enorme espacio de Hudson Yards alberga tres restaurantes, más de una docena de kioskos, una vermutería y un bar de vinos:

LEÑA. La paella cocinada sobre leña será el gran reclamo de este restaurante que también incorpora la gastronomía propia de un asador vasco especializado en chuletones.

MAR. Local especializado en pescado y marisco traído desde las costas españolas o escogido en los mercados norteamericanos. Propone una carta conformada por un gran surtido de mejillones, almejas, atún o bacalao. También funciona como una pescadería: los clientes pueden llevarse piezas para cocinarlas en casa.

SPANISH DINNER. Gran comedor con cocina ininterrumpida desde el desayuno a la cena, pensado para comer a cualquier hora y para fomentar las reuniones informales tras el trabajo, los famosos afterworks

Un cocktail bar llamado “BAR CELONA” que se trata de una vermutería donde acompañar los vinos aromatizados con gildas, olivas o anchoas.

Los distintos puestos (denominados kioskos) se irán poniéndose en funcionamiento hasta finales de abril cuando se prevé que Little Spain esté a pleno rendimiento: en ellos podrán adquirirse desde churros a jamón, desde quesos españoles a porciones de tarta, desde pulpo a patatas bravas o empanadas.

Muchos de estos productos apenas tienen presencia en el mercado norteamericano, recordemos, por ejemplo, que sólo hace 10 años que está permitida la entrada de jamón español en EE.UU.

Vinos españoles en Manhatan

El vino es otro de los grandes pilares que sustentan la gastronomía española. En el Mercado Little Spain podrán encontrarse entre 250 y 300 referencias de vinos tintos, blancos, espumosos de toda la geografía española así como vinos de Jerez. Entre ellos, unos cuarenta podrán disfrutarse por copas.

La refrescante sangría y el vermut, ambos con el vino como base, son otra de las grandes apuestas a la hora de acompañar tapas y comidas en el mercado. Algunas sangrías serán servidas incluso en porrón, así que la cosa promete.

little spain interior