linkedin

Ya sea por motivos de salud, de bienestar o de estilo de vida, cada vez más personas toman la decisión de vivir una vida sin alcohol. Si bien estamos habituados a la cerveza sin alcohol, desconocemos los vinos desalcoholizados que podemos encontrar en el mercado.

Por Esther Ibañez

 

Una botella de vino sin alcohol se enfrenta, de entrada, a dos cuestiones habituales: ¿Es un vino? ¿Es un mosto? Y a las dos responde negativamente.

“El vino es, exclusivamente, la bebida resultante de la fermentación alcohólica, completa o parcial, de uvas frescas, estrujadas o no, o de mosto de uva. Su contenido en alcohol adquirido no puede ser inferior a 8,5% vol”. Así que según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) no podemos decir que el vino sin alcohol es vino.

Tampoco es un mosto, porque el vino sin alcohol no es un simple zumo de uvas. El vino sin alcohol es una elaboración en la que el mosto ha fermentado y posteriormente se ha retirado el alcohol que ha resultado de esta fermentación. Es decir, el vino nació siendo vino, y después ha sido desalcoholizado.

win vinos sin alcohol
PHOTO: Bodegas Familiares Matarromera elabora la marca Win, vinos sin alcohol

¿Cómo se desalcoholiza un vino?

El vino desalcoholizado parte de la elaboración habitual de vinos, y como única diferencia puede haberse escogido uva con un grado de maduración menor para iniciar la elaboración con mostos con menos potencial alcohólico (recordemos que la fruta más madura tiene más azúcar, y el nivel de azúcar es lo que determinará el grado de alcohol).

Para desalcoholizarlo existen varios métodos más o menos complejos que resumiremos así:

  • Mediante osmosis inversa, es decir, se separan todos los componentes del vino por distintos procedimientos de disolución e hidratación, y se vuelven a recomponer todos eliminando el etanol. La ventaja de este método es que se evita el calentamiento del vino.
  • Mediante columnas de conos rotantes que centrifugan el vino, separándolo en capas de líquido, mientras un vapor frío desplaza las sustancias volátiles. Se obtiene así una separación de componentes del vino que aísla el alcohol que ya no formará parte del producto final.
  • Mediante liofilización: el vino se congela y se introduce en una cámara de presión para que parte del agua y del alcohol se eliminen por sublimación (paso directo del estado sólido a gaseoso).

¿Por qué elegir vinos sin alcohol?

La cuestión es que su consumo está aumentando entroncando con la tendencia creciente de cuidado del cuerpo y la alimentación natural. Además, los consumidores buscan este tipo de bebida sin graduación (o muy baja) por distintas razones:

  • Por salud o prescripción médica en el caso de pacientes a los que se les ha aconsejado reducir su ingesta de alcohol mientras estén bajo tratamientos médicos o farmacológicos, por ejemplo.
  • Para poder conducir o manejar maquinaria.
  • Por distintas situaciones pasajeras en la mujer: embarazo o lactancia por ejemplo.
  • Para no embriagarse en los almuerzos de trabajo o con clientes en los que se quiere mantener el uso social del vino como acompañante de las comidas.
  • Por motivos religiosos. Algunos vinos desalcoholizados españoles han conseguido el certificado Halal que permite su consumo a los musulmanes, por ejemplo.

El mercado de vinos sin alcohol es mucho más maduro en países como Estados Unidos o Francia en cuanto a la aceptación por parte del consumidor.

En España, la consultora IWSR establecía que existe un margen de crecimiento muy alto, cifrado en un 36,8% hasta 2022. IWRS, especializada en análisis de mercados y tendencias de consumo de bebidas alcohólicas, se basa en una encuesta realizada en bares y restaurantes que arrojó la cifra que el 50% de ellos dispensaban bebidas con bajo alcohol (o sin alcohol) muchas de ellas disponiendo de cócteles elaborados con ellas.

vinos sin alcohol

¿Por qué la cerveza sin alcohol tiene una mayor presencia que el vino?

Mientras que el primer vino sin alcohol lo lanzó Bodegas Torres hace poco más de una década, la cerveza sin alcohol se introdujo hace más de 40 años en España. Hoy representa aproximadamente el 14% de toda la cerveza que se consume en el territorio.

Somos líderes mundiales en consumo y producción de cerveza sin alcohol, un tipo de cerveza que no ha triunfado en casi ningún otro país.

Las razones son principalmente dos: en España la cerveza se toma tradicionalmente mucho más fría que en otros países, por lo cual se nota menos la diferencia de sabor y de grado alcohólico.

La segunda razón es que el grado alcohólico de las cervezas más consumidas ha sido también mucho más bajo que el de marcas internacionales.

También se apunta a que la cerveza suele acompañar comidas o aperitivos en su consumo más frecuente, mientras que en otros países se suele consumir sola.

Pero el punto más crítico de los vinos sin alcohol frente a la cerveza sin alcohol, según apunta un certero estudio del Instituto de la Vid y el Vino de Castilla La Mancha, es que en la cerveza los compuestos del aroma se crean en su proceso de malteado, mientras que en el vino son productos de la fermentación alcohólica.

Así, desalcoholizar un vino con los sistemas que hemos mencionado puede tener impacto sensorial en parámetros como la acidez o la volatilidad de compuestos aromáticos mucho más perceptibles para el consumidor.

Por ello, los vinos sin alcohol suelen tener una recomendación de temperatura de consumo (tanto en blancos, tintos o rosados) mucho más bajas que sus equivalentes.

Se servirían idealmente en torno a los 4o -9o grados, es entonces, servidos fríos donde potenciarán sus cualidades más refrescantes. En definitiva, son una opción más a valorar en el mundo 0,0%.

Si eres de los que se ha pasado a la vida SIN, te recomendamos que sigas a la sumiller Meritxell Falgueras y leas su libro “Qué beber cuando no bebes”

Kalsarikannit, que se refiere a la costumbre de quedarse en casa en pijama, poner música, tomarse una copa de vino y leer un libro. ¡Desde luego suena a buen plan!

Por Esther Ibañez

Siempre es fascinante descubrir que en otro idioma existe una palabra que no tiene traducción en el nuestro. La mayor parte de las veces, estas palabras sin traducción se refieren a usos o costumbres que no se dan en nuestra latitud. Este es el caso.

Hoy nos ha llamado la atención una palabra finlandesa: kalsarikannit, que se refiere a la costumbre de quedarse en casa en pijama, poner música, tomarse una copa de vino y leer un libro. ¡Desde luego suena a buen plan!

Si uno averigua las horas en las que suele brillar el sol en Helsinki (sur de Finlandia) en todo el invierno se sorprenderá que pocas veces superan las 100 horas… El invierno de 2013, por ejemplo fue uno de los menos soleados: no pasaron de 50 horas de sol siendo los días nublados los abrumadoramente más frecuentes.

Está claro que quedarse en casa y practicar el kalsarikannit, es siempre una buena opción en estos lugares del mundo en los que reina el tiempo inestable.

En general, todos los países nórdicos observan esta costumbre más o menos ritual. En Dinamarca lo consideran dentro de las recomendaciones del Hygge, es decir la filosofía que propone encontrar la felicidad en pequeñas cosas.

Hogares cálidos, decorados para crear atmósferas confortables, iluminados con velas o con el fuego de una chimenea encendida son los elementos indispensables para crear nuestro momento de kalsarikannit. Y claro, una copa de vino.

En Winestyle Travel os sugerimos algunos elementos para que todo gire en torno al vino en esta recomendable costumbre invernal:

 

  • UN VINO: El vino es una elección muy personal: será el que más nos guste o apetezca. En caso de duda, podemos optar con el berciano PYJAMA, un monovarietal de mencía cuyo nombre le va como anillo al dedo a este momento.

 

  • UNA COPA: el tacto del cristal de las copas Riedel es único. Elegiremos esta u otra marca de copas de calidad para disfrutar de nuestro vino del mejor modo posible.

 

  • UNA VELA: si no disponemos de chimenea, podemos recrear el ambiente lumínico propicio con una vela. Como nosotros somos gente del vino, os proponemos una vela aromatizada con variedades de uva, como las que comercializa la bodega Verum. ¿Una vela chardonnay? Nos dicen que reproduce un aroma a crema dulce tostada, con matices cítricos y florales. También recuerda al chocolate en polvo.

 

  • UN LIBRO: En este tema vuelven a mandar los gustos del lector, incluso con la temática “vino” podemos haceros un puñado de recomendaciones: una novela –La Bodega, Noah Gordon, Editorial Roca-, un ensayo ¿Qué vino con este pato?, Ferrán Centelles, Editorial Planeta- , un cómic- Los Ignorantes, de Etienne Davodeau, Editorial Cúpula o un delicioso relato corto de Roald Dhal llamado La Cata, Editorial Nórdica.

 

  • UNOS CALCETINES. En esta sesión de kalsarikannit buscaremos la comodidad ante todo y unos buenos calcetines no pueden faltar en el frío invierno. Estos que hemos seleccionado en etsy.com son perfectos para winelovers y además aportan la nota simpática a la situación.

 

  • UNA PLAYLIST. La música adecuada para crear un ambiente todavía más acogedor. Escogemos una playlist con sabor vinícola que han elaborado en la bodega del Penedés Jean Leon para nosotros. Otra opción es confeccionarnos nuestra propia playlist incluyendo canciones como: Red Red Wine de Neil Diamond, Lilac Wine de Nina Simone o la sugerente Summer Wine de Nancy Sinatra. Esta última es perfecta para días desapacibles de invierno. ¡Con ella os deseamos un feliz kalsarikannit!
libro para Kalsarikannit

Hace unas semanas os hablábamos en el post ¿Qué es el sake? de una de las bebidas más importantes de origen japonés. Hoy nos gustaría profundizar un poco más en ella y aportar algunas pistas para distinguir los tipos de sake y valorarlos en cata.

Por Esther Ibañez

Varios elementos juegan en nuestra contra: el desconocimiento del sake y que la información que aparece en la botella acostumbre a estar escrita en japonés.

Un primer consejo para acercarnos a esta bebida es fijarnos en los números que aparecen en la botella, que suelen estar escritos en caracteres occidentales: es una escala que se mueve desde el -5 al +10 y que indica si el sake es dulce o seco, siendo los valores negativos los que corresponden a sakes dulces y los positivos los que adjetivan los sakes más secos.

Con esta primera lección aprendida nos iniciamos en la clasificación de sakes.

El sake recibe distintas clasificaciones según el porcentaje de pulido del arroz con el que está elaborado:

Daiginjo-shu. Son los sakes más exclusivos, el grano de arroz con el que se ha elaborado se ha pulido en un 50% permitiendo que se desarrollen complejas sensaciones fragantes. Aproximadamente un 3% de los sakes pertenecen a esta categoría. Cuando se le añade la leyenda Junmai Daijinjo-shu, se nos indica que no se le ha añadido alcohol etílico.

Ginjo-shu. En esta categoría se agrupan los sakes basados en un pulido del 40% del arroz. Suelen ser sakes maduros, ricos en aromas florales y que proporcionan una sensación de frescura en la boca.

sake winestyle travel

Honzojo-shu. Se refiere a los sakes en los que el pulido del grano de arroz ronda un 30%. Bajo esta categoría encontraremos sakes fáciles de beber debido a que tienen un cierto dulzor y baja acidez.

Futsu-shu. Por debajo de estas calificaciones nos encontraremos los llamados “sakes de mesa”, elaborados con arroz corriente (no con la variedad específica del arroz de sake) y sin mucho porcentaje de pulido. Representan tres cuartas partes del sake que se elabora en Japón.

Por otra parte, según sea su método de elaboración, se distinguen varios tipos de sake:

Namazake. Sake no pasteurizado, elaboración poco habitual, que se caracteriza por su sabor ligero y fresco.

Genshu. Sake al que se le ha añadido un alto porcentaje de alcohol etílico. (17-20o %VOL)

Tanto Koshu como Taruzake definen sakes envejecidos entre dos y cinco años. En la cata pueden recordarnos a notas propias de los vinos de jerez: frutos secos, maderas, etc.

Nigorizake es un sake poco filtrado, que tiene un aspecto lechoso.

Y finalmente tenemos los sakes carbonatados, conocidos como Happoushu.

sake winestyle

Si todavía no nos hemos perdido en esta marabunta de nombres de difícil pronunciación para un occidental, podremos iniciarnos en la cata de sakes disponiendo de una información que nos sirva de guía.

Eso sí, para catar sakes hay que dejar a un lado los baremos que rigen las catas de vino, cerveza o destilados. Aquí, frente a un vaso de sake, lo que primaremos será la neutralidad, el equilibrio y la sutileza.

Las tazas que se usan para catar sake suelen ser blancas con un fondo de círculos concéntricos azulones, que nos permiten apreciar el color y la transparencia del mismo. Aunque sólo los sakes lechosos( Nigorizake) o los muy poco frecuentes Akai sake ( sakes rosados aportarán una nota distintiva en la fase visual.

Una nariz entrenada en la cata de sakes encontrará en un sake de calidad ligeros matices a avellanas tiernas, melocotón, jazmín, lichi, rosas o melocotón.

Luego lo clasificará según varios parámetros sensitivos: grado de dulzor, astringencia, acidez y sabrosidad. Este último valor es el llamado “umami”.

A pesar de la complejidad del tema, el sake es una gran bebida que merece tener más presencia en restaurantes y comercios debido a su origen natural, su baja graduación y su enorme versatilidad para acompañar multitud de elaboraciones culinarias.

Las tazas que se usan para catar sake suelen ser blancas con un fondo de círculos concéntricos azulones, que nos permiten apreciar el color y la transparencia del mismo. Aunque sólo los sakes lechosos( Nigorizake) o los muy poco frecuentes Akai sake ( sakes rosados aportarán una nota distintiva en la fase visual.

Una nariz entrenada en la cata de sakes encontrará en un sake de calidad ligeros matices a avellanas tiernas, melocotón, jazmín, lichi, rosas o melocotón.

Luego lo clasificará según varios parámetros sensitivos: grado de dulzor, astringencia, acidez y sabrosidad. Este último valor es el llamado “umami”.

A pesar de la complejidad del tema, el sake es una gran bebida que merece tener más presencia en restaurantes y comercios debido a su origen natural, su baja graduación y su enorme versatilidad para acompañar multitud de elaboraciones culinarias.

Más de una década lleva el mundo de la gastronomía, con sus cocineros más innovadores, anticipándonos que alimentarse se estaba convirtiendo en una experiencia que implicaba cada vez más sentidos.

Por Esther Ibañez

Ya en 2007 el inquieto cocinero inglés Heston Blumenthal – propietario del restaurante The Fat Duck -mostraba cómo las ostras se tomaban escuchando el sonido del mar a través de unos auriculares. La mayoría de los comensales manifestaban percibir un toque salino más acusado al comer la ostra si se acompañaba del ambiente marino.

La pregunta es: ¿hasta qué punto se sugestiona nuestra mente cuando los estímulos gustativos se acompañan de otros refuerzos visuales o auditivos?

Si los sentidos pueden conectarse para ofrecer una experiencia más completa ¿por qué no aplicarlo a la gastronomía?

heston blumenthal gastronomia
FOTO: Heston Blumenthal es considerado uno de los mejores chefs del mundo

La innovación en la gastronomía se cuece en los grandes congresos, como el que tendrá lugar en Guadalajara (México) el próximo mes de marzo: Expo Antad Alimentaria México.

Es allí donde se dan cita los profesionales del sector, se ponen a prueba innovaciones y se toma nota de todas las grandes tendencias a nivel global en cuanto a producción, distribución y restauración.

La innovación tecnológica en el mundo de la gastronomía es imparable y toma distintos caminos implicando al cliente, comensal o usuario en experiencias cada vez más envolventes.

Es allí donde se dan cita los profesionales del sector, se ponen a prueba innovaciones y se toma nota de todas las grandes tendencias a nivel global en cuanto a producción, distribución y restauración.

La innovación tecnológica en el mundo de la gastronomía es imparable y toma distintos caminos implicando al cliente, comensal o usuario en experiencias cada vez más envolventes.

Tenemos, por ejemplo, un vídeo que ofrece una vista 360º del restaurante con tres estrellas Michelin de Martín Berasategui (País Vasco) que nos permite asistir al funcionamiento cotidiano de un restaurante.

Otro ejemplo de la irrupción de esta tecnología en la gastronomía es la aplicación (app) con recetas de grandes chefs para las Google Glasses que lanzó Canal Cocina.

video 360 martin berasategui
FOTO: El vídeo de Martín Berasategui lo ha grabado en 360 grados la productora audiovisual Futura, especializada en Realidad Virtual

Le Petit Chef

El mundo de la restauración tuvo la inmensa suerte de que el colectivo artístico belga llamado Skullmapping viera en la gastronomía el filón donde experimentar con sus diseños.

Su creación es una ilusión óptica en forma de un chef del tamaño de un pulgar, llamado “Le Petit Chef”, que cocina para los boquiabiertos comensales proyectándose en la mesa. Las historias del pequeño chef sorteando dificultades para preparar la receta preceden a los platos reales haciendo que la experiencia gastronómica sea inolvidable.

Los restaurantes más punteros de Londres, Moscú o Abu Dhabi ya han contratado los servicios de este chef virtual para organizar veladas sorprendentes a sus mejores clientes. En una de ellas, Le Petit Chef, revivía los viajes de Marco Polo y cocinaba (virtualmente) platos inspirados en sus exóticos viajes.

Podéis ver los vídeos de Le Petit Chef, muchos de ellos virales, en su canal de vimeo

gastronomia sublimotion
FOTO: Sublimotion, el restaurante más tecnológico del mundo

Una experiencia sublime

En 2012 el chef Paco Roncero (2 estrellas Michelin) asumía la dirección del restaurante SUBLIMOTION en Ibiza, Islas Baleares.

Un concepto de restaurante en el que la alta gastronomía se funde con la última tecnología de realidad virtual para ofrecer una experiencia total para los sentidos.

En el diseño del espectáculo que se ofrece en torno a la mesa se ha contado con diseñadores, ingenieros, ilusionistas y coreógrafos.

Es uno de los restaurantes más caros del mundo, con un menú que supera los 1.500 euros por persona, pero sin duda, es también uno de los más memorables.

FOTO: Canal Cocina creó la primera APP de recetas de cocina para Google Glasses

No solo espectáculo, también utilidad.

La creciente proliferación de intolerancias y alergias alimentarias hacen que la adquisición de alimentos por parte de quienes las sufren sea tremendamente complicada.

Leer interminables listados de ingredientes y conocer las diferentes nomenclaturas de los alérgenos dilatan el proceso de compra de aquellas personas que tienen excluidos distintos ingredientes en su dieta: celíacos, intolerantes a la lactosa, alérgicos, etc.

La industria tecnológica está desarrollando aplicaciones que mediante la realidad virtual facilitan la tarea de realizar la compra a este colectivo cada vez más numeroso. Las versiones más sencillas permiten escanear el código de barras de un producto para conocer sus ingredientes y descartar la presencia de alérgenos no deseados.

En las versiones más punteras de estas aplicaciones, muchas de ellas en fase de investigación, el cliente podrá entrar en un supermercado y visualizar el lugar en el que se encuentran los productos que sí puede consumir.

El sector del retail expone este tipo de innovaciones en congresos y ferias que marcan la agenda de cadenas de distribución y supermercados. En marzo, las novedades en cuanto a la realidad virtual aplicada a este sector tan puntero se darán cita en Expo Antad Alimentaria México

El brillo que desprenden las estrellas Michelin en ocasiones no deja ver la luz propia que emanan innumerables opciones gastronómicas en nuestro país.

Solamente en el País Vasco, son cuatro decenas los establecimientos que alumbran bajo el auspicio de la guía de neumáticos. Pero ¿cuántos otros tantos restaurantes pueden vanagloriarse por su oferta de auténtico lujo enogastronómico?

Aquí dejamos una buena muestra de establecimientos gastronómicos que brillan, y mucho, por su calidad, por su maestría de los fogones, por su bodega y su servicio. Son “nuestros estrellados”.

Por Isabel Acevedo

Elegimos 10 restaurantes -sin estrella- para comer y beber de lujo en el País Vasco:

Rekondo.

P. Igeldo, 5720008 Donostia, Guipúzcoa. Tel.: 943 212 907. Precio desde: 60€.

A las faldas del monte Igeldo y con vistas a la bahía de Donostia, Rekondo se reivindica como uno de los clásicos en constante evolución.

Infinidad de reconocimientos y galardones, nacionales e internacionales, avalan una fama más que merecida y trabajada a lo largo de años de historia de este establecimiento vasco.

Premios para su cocina, pero también para su bodega, dirigida por el sumiller Martín Flea. Porque bajo los cimientos del restaurante Rekondo se esconden miles de botellas de los mejores vinos de más de 20 nacionalidades.

El artífice de todo ello, Txomin Rekondo, quien vio cómo se convertía en realidad su sueño en 1964 con la apertura de su propio restaurante.

bodega restaurante rekondo en país vasco
FOTO: Bodega del restaurante Rekondo en País Vasco

Casa Julián.

C/ Santa Clara, 6. Tolosa, Guipúzcoa. Tel: 943 67 1417. Precio: desde 60€.

Cuando los tractores dejaron sin trabajo a las bestias, allá por la década de los 60, Casa Julián empezó a servir los mejores chuletones de buey de la zona.

Y desde entonces, esta casa de comidas se ha erigido como uno de los templos de la cocina vasca, en parte, gracias a Matías Gorrochategui.

Hoy día sus hijos acompañan a este maestro de los asadores e incluso han expandido su imperio hasta Tolosa y Madrid. En la carta, además de los mejores cortes de carne a los que se aplica una técnica irreprochable, chacinas ibéricas, pimientos del piquillo, espárragos, merluza de pincho y típicos postres.

Para otros deja, sin embargo, las invenciones y filigranas. En el restaurante Casa Julián, encontraremos 100% producto.

restaurante basterri maitea paise vasco
FOTO: Sala del restaurante Basterri Maitea en País Vasco

Baserri Maitea.

C/ Atxondoa, s/n. Forua, Vizcaya. Tel.: 946 25 34 08. Precio desde 60€.

En uno de los caseríos más bellos de Vizcaya, que data del S XVII, Juan Antonio Zaldúa pone en práctica la hoy “tan trendy” cocina Km0. Pero lo hace con naturalidad y con la gran ventaja de estar ubicado en tierra de exquisitas carnes, fresquísimos pescados y de una huerta envidiable.

Su carta se desdobla en dos apartados: recetas que se elaboran sobre brasas de roble y encina en parrillas a la vista, y platos elaborados “sin prisas” al calor de hornos, ollas y sartenes. En ambos casos, sabores de esencias vascas, actualizados sin artificios.

Todo ello en un rústico e imponente caserío del siglo XVII, enclavado en el paraje natural de Urdaibai, declarado reserva de la biosfera por la Unesco.

Kaia-Kaipe.

General Arnao, 4. Getaria, Guipúzcoa. Tel. 943 140 500. Precio desde 50€.

Más de 1.000 referencias y cerca de 40.000 botellas de vino atesora el restaurante Kaia-Kaipe, otro de los estandartes de la cocina de parrilla vasca “para no perderse”.

En el corazón de Getaria, este restaurante, liderado por María Rosa Larrañaga y su esposo Andoni Aguirre, cuenta con unas maravillosas vistas al Cantábrico. Un espectáculo visual, sin embargo, que no distrae al comensal, atraído por sabores y aromas increíblemente armoniosos.

Con más de medio siglo de vida, Kaia-Kaipe es un templo consagrado al marisco y al pescado asado, que sabe actualizarse sin perder sus raíces.

Jon Ortega, del restaurante Saltxipi en País Vasco
FOTO: Jon Ortega del restaurante Saltxipi en País Vasco

Saltxipi.

Calz. Vieja de Ategorrieta, 3. Donostia, Guipúzcoa. Tel.: 943 323 310. Precio desde 55€.

En 2007 el clan Ortega Añorga se trasladó de una antigua sidrería en Usurbil a un caserón de los alrededores del barrio señorial de Gros, cuyas vigas y azulejos de barro le dan un aspecto de vivienda centenaria -aunque no lo sea-.

Allí el matrimonio formado por Javier y Ana Mari, ha logrado ubicar su oferta gastronómica entre las mejores de Donosti.

Reconocido por sus cangrejos araña, que se almacenan en el sótano, Saltxipi cuenta hoy con relevo generacional. Jon Ortega en los fogones mima la materia prima, mientras que su hermano Gorka en sala elige los mejores vinos para cada vianda.

restaurante danako pais vasco
FOTO: Plato del restaurante Danako en País Vasco

Gastroteka Danontzat.

C/ Denda, 6, 20280 Hondarribia. Gipuzkoa. Tel.: 943 646 597. Precio desde 45€.

Gorka Irisarri, discípulo de la Basque Culinary Center, es uno de los jóvenes chefs emergentes del País Vasco.

Afortunado por regentar un coqueto local en el corazón de Hondarribia, Gorka hace los placeres de sus comensales con buen producto, y una cocina técnica y depurada, pero en un ambiente informal y desenfadado.

Haciendo honor a su nombre, en Gastroteka Danontzat (que significa “para todos”)  podemos encontrar buen producto a gusto de todos, como el que se exhibe en el “corner” de quesos con más de 30 variedades que hay justo en la entrada.

Una mesa central preside la sala, la  “mesa social”, donde diez comensales -conocidos entre ellos o no- comparten los placeres gastronómicos que el chef elabora para el claro divertimento de sus parroquianos.

Xarma restaurante Pais Vasco
FOTO: Plato del restaurante Xarma en País Vasco

Xarma.

C/ Miguel Imaz, 1. Donostia, Guipuzcoa. Tel.: 943 142 267. Precio desde

La gastronomía en femenino está al alza y, por fin, figuras como la chef Aizpea Oihaneder no solo salen de la cocina, sino que se reivindican como grandes valores al alza.

Con una formación conspicua, que le permitió trabajar codo con codo con otras grandes cocineras como Elena Arzak, Aizpea regenta en el barrio de Gros uno de los imprescindibles.

Allí elabora, junto a su socio Xabier, cocina de producto de proximidad con unos perfectos toques creativos. todo ello en un ambiente informal, aunque no menos gourmet.

Danako.

C/ Alzukaitz, 1. Irun, Guipuzkoa. Tel.: 943 118924. Precio desde 35€.

El ambiente minimalista de este restaurante de Irún invita a disfrutar únicamente de la buena cocina, la que elaboran David Rodríguez y Naiara Abando.

Nuevamente, la tradición es el esqueleto para una oferta que, sin embargo, se viste de creatividad, imaginación y diversión. Los productos de temporada de pequeños productores se engalanan para ofrecer a la vista y el paladar del comensal, auténticos divertimentos gastronómicos.

FOTO: Bodega del restaurante Laia Erretegia en País Vasco

Laia Erretegia.

Arkolla auzoa, 33. Hondarribia, Guipuzkoa. Tel.: 943 646 309. Precio desde 40€.

Arantxa y Jon Ayala son hermanos y también socios fundadores de Laia, uno de los treinta mejores asadores del mundo.

En los fogones de esta casa de comidas de Hondarribia, Jon Ayala, con la ayuda de uno de los chefs revelación del año, Asier Alcalde, trabaja carnes de lujo -como el exclusivo buey-, algunas con más de 90 días de maduración.

Y en sala, Arantxa cuenta con el apoyo de la sumiller Lourdes Montilla. Ambas eligen, seleccionan y recomiendan viandas y vinos, de las más de 170 referencias que lucen en la espectacular bodega del restaurante, cuya oferta gastronómica alterna los asados tradicionales con platos creativos, limpios, elegantes, despojados de aderezos superfluos.

FOTO: Postre del restaurante Zaldiaran en País Vasco

Zaldiaran.

Gasteiz Hiribidea, 21, Vitoria-Gasteiz, Álava. Tel.: 945 134 822. Precio desde 50€.

Fundada hace 33 años por Gonzalo Antón, esta casa de comidas es un reflejo de la auténtica cocina de autor en el País Vasco, leyenda viva de la gastronomía vasca.

Desde el primer día, Gonzalo ha trabajado con ahínco y esmero para que tanto sala como cocina alcancen la perfección, un mimo participado por el jefe de cocina Patxi Eceiza y el maître y sumiller José Luis Blanco, Premio al Mejor Jefe de Sala 2009 por la Real Academia de Gastronomía.

restaurante Laia Erretegia Pais Vasco
FOTO: Txuleta servida en el restaurante Laia Erretegia en País Vasco

¿Son los chocolates la golosina predilecta de la humanidad? Quizás sí.

Lo cierto es que desde su descubrimiento, el chocolate ha conquistado los paladares de los cinco continentes. ¿Y qué tiene que lo hace irresistible? Feniletilamina, una sustancia perteneciente a la familia de las endorfinas que estimula nuestro cerebro y levanta el ánimo.

Por Esther Ibañez

En general el chocolate es la mezcla resultante de la pasta de cacao, azúcar, manteca de cacao, lecitina y vainilla, aunque por supuesto, existen numerosas variantes y calidades del mismo.

El cacao es el principal ingrediente de todos los chocolates: se trata del fruto de un pequeño árbol llamado Theobroma que crece principalmente en las zonas tropicales de América y África. Con estas bayas se elaboraba en la antigüedad una fuerte bebida y aceitosa que poco se parece a lo que conocemos hoy como chocolate.

Fue con su llegada a Europa de manos de Cristóbal Colón cuando se comenzó a investigar en su elaboración hasta que se definió el procedimiento de fermentación y cocido que nos ha llevado al chocolate actual. Y pasaron siglos.

Los hitos que jalonan la historia del chocolate están protagonizados por nombres que hoy no nos suenan lejanos: a mediados del siglo XIX, los suizos Daniel Peter y Henri Nestlé agregaron avellanas y leche al cacao.

El suizo Rodolphe Lindt por su parte, en 1879, descubrió la clave para que el hasta entonces durísimo chocolate se deshiciera en la boca: el removido en caliente durante horas. En aquellos mismos años, en Inglaterra, los hermanos Cadbury inventaron la caja de bombones con forma de corazón.

Estas grandes marcas que copan a nivel global las ventas de chocolates tienen como contrapunto otro tipo de elaboradores con carácter más local que repasaremos en este listado goloso:

chocolates de dominique persoone

The Chocolate Line de Dominique Persoone (Brujas, Bélgica)

Es un título muy meritorio, ya que la ciudad belga es un paraíso para los amantes del chocolate, pero para una gran mayoría The Chocolate Line es la mejor chocolatería de Brujas.

Está dirigida por el irreverente Dominique Persoone, cuyos bombones toman inacostumbradas formas (calaveras, balas…) e incluso inventó una máquina de esnifar chocolate como encargo de cumpleaños del batería de los Rolling Stones.

Ya hablamos de Dominique Persoone en “Cinco dulces belgas para derretirse comiendo“.

Chocolates de MAST

MAST Williamsburg, Brooklyn (New York)

Ubicados en Williamsbourg, uno de los barrios más vibrantes de Nueva York, sus tabletas tienen una cuidada estética moderna que resulta francamente muy atractiva.

Los propietarios de MAST no han dudado en lanzar una colección en homenaje a personajes vintage como los Fraggle Rock de Jim Henson’s. Pero esto no debe despistarnos, no son chocolatinas infantiles corrientes.

Sus chocolates han servido de materia prima para cocineros de prestigiosos restaurantes: Eleven Madison Park ( Mejor restaurante del mundo 2017 según la Guía “The world 50 best”), The French Laundry o The fat duck del Chef Heston Blumenthal.

chocolates cluizel

Cluizel (París, Francia)

Tres generaciones de la familia Cluizel se han dedicado al negocio del chocolate desde su fundación a mediados de los años treinta. Escogiendo los orígenes del cacao del que se proveen y perfeccionando sus técnicas de cocido y elaboración han conseguido situarse entre las marcas más reputadas de chocolates francesas.

En el año 2002 inauguraron un museo didáctico del chocolate en Damville (Región de Normadía) para difundir su amplio conocimiento y bagaje en la elaboración de este manjar. Disponen de selectas bombonerías en los mejores barrios de París, como Le Marais o La Madeleine.

chocolates patchi

PATCHI ( Beirut, Líbano)

Esta marca fue fundada en Beirut a mediados de los años setenta, es hoy en día una de las principales enseñas chocolateras en Oriente Medio y en los acaudalados países del Golfo.

Patchi se alió con gran éxito con los almacenes londineses Harrods para poner a la venta sus exclusivas cajas de bombones a su cosmopolita clientela.

Su éxito reside en extender la rica variedad de ingredientes de la dulcería árabe: frutas desecadas, miel, pistachos o cáscaras confitadas de naranja a sus creaciones chocolateras.

GODIVA ( Bruselas, Barcelona y otras localizaciones)

Fundada hace casi un siglo en Bruselas por Joseph Draphs, hoy esta empresa cuenta con numerosas tiendas propias y puntos de venta distribuidos por todo el planeta.

La sucursal en España de la afamada casa chocolatera belga se encuentra en Barcelona, constituyendo una gran tentación para sus incondicionales. Godiva es famosa por sus pralinés, es decir, bombones rellenos.

chocolates godiva

PACARI Ecuador

El NYTimes denominó al fundador de Pacari, Santiago Peralta “El chocolatero moral”. Lo cierto es que esta marca que apenas cuenta con una década de vida se ha hecho un hueco en el mercado y ha acumulado prestigiosos premios internacionales a su chocolate.

Asentados en Ecuador, elaboran chocolate a partir del cacao que recolectan en distintas provincias: con el primero que obtuvieron un reconocimiento internacional fue con el chocolate procedente de Esmeraldas, una provincia costera ecuatoriana.

Su preocupación por los suelos donde se cultiva el árbol del cacao, las condiciones de sus trabajadores y la justa remuneración de esta materia prima los ha llevado a obtener reconocimientos a su actividad sostenible.

chocolates pacari

Portugal es una de las potencias vinícolas a nivel mundial en cuanto a variedades de uva. Nuestro vecino ha sabido mantenerse al margen de los efectos de la globalización en cuanto a las variedades de uva que reinan por doquier y hoy es esa riqueza vegetal su mayor tesoro. Nombres como las tintas Touriga Nacional, la Tinta Roriz, Jaén, Trincadeira o las blancas Loureiro, Arinto o Roupeiro nos sugieren singulares vinos elaborados a partir de ellas.

Por Esther Ibañez

Se calcula que Portugal tiene un catálogo ampelográfico de medio millar de variedades de uva, se considera por ello el país con mayor riqueza varietal.

Juegan a a favor de Portugal las islas lusas del Atlántico: Azores y Madeira, paraísos vinícolas cuya insularidad y aislamiento ha permitido mantener viñedos con castas autóctonas.

Además, junto a Madrid, Lisboa es una de las pocas capitales que da nombre a una Denominación de Origen. Concretamente la zona de Lisboa pasó en 2008 a formar parte de la calificación “Vinho Regional Lisboa” en sustitución de la antigua denominación “Vinho Regional Estremadura”.

Existe además, una generación de talentosos enólogos lusos, de los que mencionaremos algunos. Ellos están explotando el enorme potencial de estas variedades autóctonas portuguesas y elaborando vinos muy particulares, apreciados por la crítica internacional y por aquellos amantes del vino que buscan nuevos tintos y blancos.

Anselmo Mendes

Robert Parker no dudó en señalarlo como “one of the greatest Portuguese winemakers” en The Wine Advocate. Y José Peñín destacó que Mendes era “el productor de Alvarinho más innovador”.

Lo cierto es que Anselmo Mendes es uno de los enólogos portugueses más reconocidos. Su trabajo con tres variedades blancas – la Alvarinho, Loureiro y Avesso – utilizando técnicas como la fermentación en barrica, o la vinificación de blancos en contacto con sus pieles, le ha permitido crear una variedad de vinos sorprendentes que han logrado el aplauso de la crítica.

enologo vinos de portugal

Antonio Maçanita

Con tres proyectos propios en marcha en distintos puntos de la geografía portuguesa, Maçanita forma parte del grupo de enólogos más destacados qie elaboran vinos de Portugal

Lleva más de una década en Vinos Fitapreta en el Alentejo, promovió la Azores Wine Company en el archipiélago atlántico y es cotitular del proyecto Maçanita en el Douro junto a su hermana Joana Maçanita, también enóloga.

Además de su actividad propia, asesora a una docena de bodegas de Portugal. De ascendencia alentejana y azoriana, su filosofía pasa por la preservación de las castas autóctonas portuguesas.

Diogo Campilho y Pedro Pinhao

Dos jóvenes enólogos que han creado un exitoso tándem en Quinta de Lagoalva, una hacienda de larga tradición vinícola en Ribatejo (Vinho Regional Tejo).

Con formación y experiencia en Australia, la filosofía de Campilho y su socio es buscar la conjunción de las técnicas vitivinícolas del nuevo mundo con las tradicionales europeas de cara a obtener lo mejor de cada variedad.

Destacan sus vinos elaborados con la variedad Alfrocheiro, que entrega vinos elegantemente oscuros, de capa altísima.

Cerdeira Solhaeiro

Luis Cerdeira

Este enólogo de Portugal, que dirige la bodega Solhaeiro junto a su hermana María Joao Cerderia, encarna la tercera generación de la familia elaborando vinos en Melgaço.

Ubicadas junto a la frontera con Galicia, las subregiones de la DOC Vinho Verde Melgaço y Monção, cuentan con una situación privilegiada que les confiere un microclima ideal para el cultivo de variedades blancas y tintas propias de la zona.

Su gama de Solhaeiro se encuentra entre los vinos portugueses de mayor proyección en los mercados internacionales.

Paulo Laureano

Este Ingeniero Agrónomo y Enólogo formado en Portugal, España y Australia es uno de los grandes nombres del Alentejo, pues en los últimos años ha colaborado en una treintena de proyectos vitivinícolas de la región.

Además Laureano es uno de los promotores de la recuperación de una casta autóctona alentejana, la Tinta Grossa, creando el primer vino varietal de esta variedad: Paulo Laureano Tinta Grossa.

El sake es un gran desconocido, una bebida cada vez más de moda, sobre la que sin embargo, reina mucha confusión. El sake japonés no es un vino, ni una cerveza, ni un destilado. Si está correctamente elaborado con agua y arroz de calidad, posee una personalidad propia, por lo tanto, merece un lugar destacado entre las grandes bebidas alcohólicas.

Por Esther Ibañez

Sake

No es correcto decir que el sake es ‘vino de arroz’ porque en cualquier proceso de vinificación se parte de un tipo de fruta (uva, manzana, etc.), que contiene azucares naturales que se transforman en alcohol mediante la fermentación. Tampoco es acertado asimilar el sake a la cerveza a pesar de que ambos parten de un cereal, ya que no comparten el método de elaboración y el resultado final no es comparable en ningún sentido. Su graduación y su particular elaboración también lo alejan del concepto que tenemos de destilado.

El sake es una bebida fermentada elaborada principalmente a partir de arroz, usando un microorganismo llamado koji. Tiene un contenido alcohólico de entre 13% a 20%.

Quien quiera adentrarse en el conocimiento del mundo del sake deberá antes familiarizarse con las sensaciones de la seda y el nácar en el paladar”–así de poéticamente nos lo advierte Antonio Campins en su libro SAKE, publicado por la editorial Zendrera Zariquiey y recientemente reeditado.

Sake

Una técnica de elaboración muy compleja

La técnica de elaboración tradicional del sake es muy compleja y está caracterizada por la conversión del almidón del arroz en azúcar fermentable a través de la acción de un moho llamado koji kin (aspergillus oryzae).

Para elaborar sake se utiliza un tipo de arroz que concentra el almidón en el núcleo del grano, permitiendo así́ que mediante la operación de pulido se puedan eliminar los integrantes indeseados del grano: grasas y componentes nitrogenados. Con ello se consigue reducir el diámetro del grano de arroz al tamaño necesario. A menor tamaño del grano, mayor calidad del sake que surgirá a partir de él.

El porcentaje de deshecho puede ir desde el 20% en el caso de sakes de gama baja hasta un 75% en los casos de sakes más Premium. Este material sobrante se utiliza para elaborar galletas y otros productos derivados del arroz.

Sake

En este momento comienza la elaboración distintiva del sake: los granos de arroz se limpian y se sumergen en agua. A los granos empapados se les inyecta vapor para volver a enfriarlos rápidamente.

Sobre el arroz cocido se cultiva el moho koji kin que desprende unas encimas que tienen la capacidad de transformar el almidón del núcleo en azúcar fermentable.

Este proceso, que hay que someter a un estricto control de temperatura, se sucede en unas cincuenta horas. Esta fase se antoja clave en la elaboración del sake, pues en ella se generan los aromas y sabores del producto final y también determinará el grado alcohólico del mismo.

Se pasa entonces la masa a unas tinajas mayores y durante cuatro días se añade más arroz cocido, más agua y más koji. Pasados estos cuatro días se deja reposar y fermentar durante unos 18 a 32 días.

El azúcar del arroz enmohecido se irá transformando en alcohol y dióxido de carbono, en una particular reacción química llamada fermentación múltiple o en paralelo. Posteriormente se detiene la fermentación y se procede al prensado en sacos de algodón, asistiendo así al nacimiento de la bebida que conocemos como sake.

Existen distintos tipos de prensado y categorías de sake resultantes de cada uno de los prensados. Pero sin extendernos en estas categorías apuntaremos que algunos de los sakes más codiciados se elaboran suspendiendo el saco de algodón del techo y recogiendo el preciado líquido gota a gota.

Tras la operación de filtrado y la pasteurización a 65oC obtenemos el sake transparente que encontramos en las botellas. Cada casa elaboradora de sake, de cara a obtener la graduación alcohólica deseada añade en este momento agua para rebajar el grado o alcohol etílico para aumentarlo.

Sake

El sumiller zaragozano Guillermo Cruz vuelve a WineStyle Travel para mostrarnos algunos de los vinos que se servirán en su mesa en estas fiestas en torno al fin de año.

Por Esther Ibañez

La selección de vinos de Guillermo Cruz, como siempre, responde a la de una persona entusiasta del vino, que busca conocer cada uno de los lugares donde se elaboran los vinos y las personas que están detrás de ellos.

Con su experiencia a cargo de la parte líquida de Mugaritz, uno de los restaurantes más singulares de España, sus recomendaciones son siempre pistas sobre los vinos más sorprendentes del panorama mundial.

Guillermo Cruz no para de recibir reconocimientos por su trabajo, su dedicación al vino y su afán por comunicar sus amplios conocimientos vinícolas.

El último de ellos ha sido el galardón “Mejor Sumiller” en la última edición de los IWC Merchant Awards celebrada en octubre en Madrid.

El Jurado destacó que Guillermo Cruz es “el embajador de la pasión inteligente en el vino, el que nos sabe hacer soñar lo que solo sentimos, el que sabe que la emoción que en él despiertan los grandes vinos no sirve para nada si no es compartida”

“Un conocedor profundo y amplio, de los que se recorre el mundo en busca de la cepa diversa y del vino recóndito. Tiene el vino en su corazón, en su cabeza y en su agenda, pero lo transmite con la sencillez de los que saben que, por muy importante que el vino sea para nosotros, el vino se hace grande cuando es pequeño, cuando los demás lo beben por divertirse.

“Con esta sencillez en su mente, ha conseguido lo que nadie en su circunstancia había conseguido antes: que un gran restaurante organice sus menús en torno al vino, que investiguen el vino para hacerle ser elemento troncal en algunos platos, que el vino no sea acompañante al que se marida, sino acto de amor y presencia.”

viñedos elegidos por guillermo cruz

La lista que Guillermo Cruz nos ha elaborado para estas fechas no puede ser más tentadora. Tomaremos nota para nuestras celebraciones, para despedir el Año o celebrar la llegada del siguiente. Una lista cargada de emotividad y buenos recuerdos en torno al vino y sus hacedores.

Pascal Doquet Grand Cru Blanc de Blancs

Esta familia que es productora en Champagne desde 1982, se caracterizó allá en 2004 por una reconversión total a la biodinámica, es un cambio de rumbo, buscando encontrar un nuevo diálogo con su entorno, está vez mucho más cercano y sincero.

Fue uno de los primeros “petit vigneron” en saltar a la palestra, mostrando que no sólo las grandes casas son capaces de crear singularidad líquida.

Ulrich Allendorf Jesuitengarten Grand Cru 2012

“Cuando conocí a Ulrich en mi primer viaje a Alemania, allá por 2010, me conmovió la historia que giraba alrededor de sus botellas”.

El pueblo de Winkel, en el mismo corazon del Rheingau como casa y centro de operaciones, y como buen productor alemán, elabora unos 50 vinos distintos.

Jesuitengarten, o el Jardín de los Jesuitas, es un Grand Cru ya clasificado hace cientos de años por los monjes, que debido a su cercanía al Rio Rhin produce botellas con menos acidez que otras parcelas de la zona, pero con una boca y textura que hace enloquecer.

As Sortes 2016

“Siempre fue mi blanco gallego favorito, Rafa Palacios ha sido la persona que más ha profundizado en el potencial de la Godello. De familia de productores, él decidió nadar a contracorriente, abandonar su zona de confort y marcharse a Galicia” nos cuenta Guillermo Cruz.

Rafa es una de esas personas que se deja querer y que te contagia emoción cuando habla de sus mini parcelas, de los mayores del lugar, de los suelos o de su entorno.

Un vino con trabajo en barrica y lías, para dar más textura a un Valdeorras embotellado, la esencia del purismo fruto de una perfecta sinergia entre hombre y paisaje.

as sortes elegido por guillermo cruz

Ignios Baboso Negro 2016

“Borja Pérez junto con Jonathan García son los referentes indiscutibles en Tenerife, aunque para mi también lo son en el mundo” opina Guillermo Cruz.

Situado en Ycodem Daute Isora, en ese paraíso repleto de suelos volcánicos y variedades autóctonas, muchas de ellas procedentes de Portugal, aunque con otro nombre.

La Baboso es una de esas variedades que estuvo a punto de desaparecer, por la dificultad de trabajarla y sus escasos rendimientos. Borja consigue llevar estar variedad al máximo exponente, pocas botellas, una sola parcela. Un vino precioso.

Cream Solera 1847 González Byass

Ya que estamos, quizás, en la época más dulce del año, no podía faltar un vino de Jerez, de las históricas mezclas entre PX y Oloroso.

“Este en particular, obra del gran Antonio Flores, el hombre de Jerez, aquel que lleva el nombre de su tierra hasta el lugar más recóndito del mundo, poeta, persona y amigo”.

Solera que arranca en 1847, un vino viejo, que nos hace recordar que el tiempo, es el mayor de los lujos y aquellas botellas que se alían con este tiempo, para trascender, se convierten en inolvidables.

 

Estos son los vinos que eligió Guillermo Cruz las Navidades pasadas, ¿tienes curiosidad para seguir leyendo?

ignios por guillermo cruz

Si el vino tiene una magia especial frente a otras bebidas es por su capacidad para armonizar aromas y sabores de forma excepcional. Hemos catado Celeste Crianza de bodega “Pago del Cielo” para Winestyle Travel y estos son los tres acordes que te recomiendo para disfrutar las Navidades con Celeste Crianza.

Por David Seijas

La armonización regional o clásica: cochinillo al horno

Una de mis recomendaciones más repetidas cuando imparto cursos de cata o charlas sobre maridajes, armonías o acordes  (Acordes es una palabra adaptada del vocabulario francés y es la que más me gusta utilizar, por su dulzura sonora) es sin duda la siguiente:

¡Disfrutad siempre de los vinos y la gastronomía de la misma zona! ¡Nunca falla!

En el momento de decidir los acordes, el paso de los años y la sabiduría de los lugareños no pueden equivocarse. Históricamente, siempre ha sido una gran gozada degustar un vino de la zona con algún plato típico de producto local, ambos se entienden a las mil maravillas.

En este caso, tanto si vais a viajar a la maravillosa Ribera del Duero, como si tenéis previsto cocinar en casa los días de Navidad, no podéis perderos una armonía excepcional: Celeste Crianza con cochinillo al horno.

El frescor de Celeste Crianza limpia la textura grasa del cochinillo, fundiéndose en boca. Además, suaviza los taninos y gana en cremosidad, creando así una sinergia insuperable. Si os atrevéis, probad a especiar y condimentar el plato con pimientas o hierbas aromáticas para potenciar el juego aromático.

Acorde estacional navideño: confit de pato, con salsa de arándanos y “chips de patata”

 Otra tendencia en acordes que siempre funciona, aunque sin darnos cuenta, es la de la estacionalidad.

Son aquellos platos, productos y vinos que más apetecen en una época especial del año. Por ejemplo, platos ligeros y frescos en verano, con vinos afrutados, cítricos y vivaces.

O platos de cocciones largas, de hora de “chup-chup” y paciencia y potajes en invierno, con vinos más cálidos, tánicos, oscuros…

Navidad es época de cocinar pluma: patos, ocas, pavos… Se comparten y disfrutan en muchas mesas de nuestro país.

En este caso, la textura y untuosidad del pato también crean una sinergia única con el frescor y el tanino bien fundido de Celeste Crianza.

La salsa de arándanos crea un juego aromático espectacular con la sensación de frutas maduras de vino y la patata “chip” aporta crujiente a la combinación, otorgando una nueva dimensión de texturas y diversión en el paladar.

Maridaje de contraste: trucha de río con jamón salteado

Normalmente, si nos preguntan sobre maridajes, lo primero que nos viene a la cabeza es identificar la estructura del plato.

Después, buscaríamos un vino con más o menos la misma potencia de dicha elaboración y así, encontraríamos un acorde por intensidad-afinidad.

Esta es una de las primeras piedras angulares de las tendencias actuales de la mayoría de los expertos sobre maridajes y armonizaciones.

Pero, lo que también es cierto, es que la mayoría de los expertos, sommeliers y wine lovers a los que he preguntado, el acorde que más recuerdan de sus vidas ¡suele ser el de contraste!

Alguna de las más memorables sinergias que he tenido el placer de degustar son en las que a priori, el plato y el vino, ¡se parecen como un huevo a una castaña!

Aquí va uno de estos. ¿Un señor vino de Ribera del Duero con un pescado? Se preguntarán… ¡Pues sí!

La buena integración de la madera, la buena textura frutal y la vivacidad de Celeste Crianza, nos permiten disfrutar de una buena trucha de río.

La idea es que la cocinen con jamón salteado, ya que la sal a dosis proporcionadas es una gran amiga de los vinos, los cuales se vuelven más sabrosos y suculentos.

Aquí os dejo estas tres elaboraciones para que puedan festejar de mejor manera, si cabe, estas fiestas que se avecinan.