linkedin

Cinco curiosidades sobre las botellas de vino

19 septiembre, 2018

botellas vino chianti

Existen tipos de botellas de vino con diferentes formas y colores. Encontramos también distintos tamaños. Las botellas del cava son diferentes a las del vino tinto. ¿Sabes por qué? Te lo contamos en este post.

Por Esther Ibáñez

¿Por qué las botellas de vino tienen el tamaño de 75 cl.?

Es una pregunta que puede hacerse cualquier aficionado al vino. ¿Y por qué no un litro, que es el tamaño habitual en muchas otras bebidas?

La explicación tiene que ver con la capacidad pulmonar humana, pues las primeras botellas de vino se fabricaban una a una, soplando el vidrio por un tubo.

Un buen soplador difícilmente alcanzaba un tamaño mayor al de 75 cl. Aunque resulta lógico que las botellas sopladas manualmente diferían en algunos centilitros una de otra, debido a su elaboración artesanal.

Esa medida se fue manteniendo incluso cuando las botellas de vino comenzaron a fabricarse industrialmente, siendo actualmente el tamaño más frecuente.



Por sus hombros las conocerás

Las botellas más comunes son las bordelesas, con los hombros redondeados.

Las borgoñonas tienen los hombros en forma de cono y las llamadas renanas son las más alargadas.

Actualmente muchos vinos se embotellan en botellas de vino troncocónicas, cuyo cuerpo cilíndrico termina en hombros angulosos.

Las botellas de espumosos, preparadas para resistir los seis kilos de presión que se producen en la segunda fermentación en botella, suelen tener las paredes gruesas, la base reforzada y un gollete (circulo en relieve junto a la boquilla) donde se asegura la chapa y posteriormente el corcho.

Todas menos una: el mítico Champagne Cristal de Louis Roederer. La única botella de champagne con fondo plano.

Fue creado en 1876 para uso exclusivo del zar Alejandro II quien sospechaba que alguno de sus múltiples enemigos pudiera esconder un explosivo en el hueco que tienen todas las demás botellas de este espumoso.

Además de las mencionadas tipologías de botellas, existen algunas que caracterizan los vinos de una región en concreto, como por ejemplo las robustas botellas de vino de Oporto, las clásicas de Jerez o las recubiertas por un cestillo de paja, propias del Chianti.

Es curioso que este método que busca proteger la botella de vino de roturas no tiene paternidad conocida y por ello, como muchos de los inventos huérfanos del país transalpino, se dice que fue el mismísimo Leonardo da Vinci a quién se le ocurrió este sistema.

botellas de vino de Muga
Foto: Tamaño de las botellas de vino / @ Bodegas Muga

¿Cómo se llaman las botellas de vino grandes?

Los tamaños grandes tienen nombres de reyes, patriarcas o personajes bíblicos. Son tamaños infrecuentes, que suelen reservarse para celebraciones, conmemoraciones o añadas excepcionales de algunos vinos.

A partir del tamaño de 1,5l llamado Mágnum, los nombres de las botellas y capacidades toman dimensiones bíblicas.

Su manejo resulta complicado y sus rimbombantes nombres difíciles de memorizar:

– Jeroboam (3 litros) Toma su nombre de un Rey de Israel.
– Rehoboam (4,5 litros) Como el hijo del Rey Salomón.
– Matusalem o Imperial (6 litros) Como el patriarca conocido por su longevidad.
– Salmanazar (9 litros). En honor al que fuera Rey de Asiria y Babilonia.
– Baltasar, 12 l. Uno de los tres Reyes Magos.
– Nabucodonosor, 15 litros. Rey de Babilonia.

El color del vidrio importa, y mucho.

La luz es uno de los enemigos acérrimos del vino. Y por ello, casi todos los vinos se presentan en botellas con el cristal oscurecido, en tonos verdosos, marrones o en el más elegante negro.

Muchas de las botellas han sido tintadas con un pigmento que mantiene a salvo al vino de las radiaciones ultravioletas.

Sin embargo, cuando el color del propio vino es tan atractivo como en los rosados y blancos, los bodegueros no pueden resistirse a mostrarlo. Es en estas dos tipologías de vinos donde abundan más las botellas transparentes.

Los expertos catadores son capaces de detectar el llamado “gusto de luz”, una característica negativa que se produce cuando al vino le ha incidido la luz solar.



¿Cuántas copas caben en una botella?

En una botella estándar de 75 cl. se suelen obtener unas seis copas. Cuando el objetivo es catar el vino, pueden servirse algunas más, pues con una pequeña cantidad es suficiente.

Si el vino a degustar es un generoso como el Jerez o el Oporto, podremos servir hasta doce copas a partir de una botella de 75cl.

botella de vino louis roederer
Foto: Botella de Champagne Cristal de Louis Roederer

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Una respuesta a “Cinco curiosidades sobre las botellas de vino”

  1. Julio Ernesto Arraigada dice:

    Excelente, relato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar