linkedin

10 restaurantes que todo gourmet debería conocer

10 junio, 2016

(Y no se ubican ni en Barcelona ni en Madrid)

Ocho de cada diez turistas que visitan España lo hacen atraídos principalmente por la gastronomía. Y es que, gastronómicamente hablando, somos una auténtica cueva de Alibabá, repleta de tesoros culinarios para descubrir. Aquí os contamos los restaurantes que nos parecen imprescindibles en España. Y no se encuentran ni en Barcelona ni en Madrid.

Por Isabel Acevedo

Son muchos y para todos los gustos, y hacer una selección de los restaurantes más exquisitos siempre es complicado. De hecho, el sueño de todo gourmet es conocer el máximo número de restaurantes. No viaja para conocer museos o ir de tiendas (que también), sino para catar y degustar.

Aquí presentamos algunos de los establecimientos que no deberían perderse. Una selección de diez restaurantes gastronómicos, que no están ubicados en las dos principales capitales gourmet del país, Madrid y Barcelona, porque más allá de los archifamosos chefs y restaurantes barceloneses y madrileños, hay más vida culinaria.

1. Restaurante Atrio, Cáceres (Cáceres)

Atrio es el sueño de dos grandes profesionales de la hostelería, Jose y Toño. Ubicado en el maravilloso casco histórico de Cáceres, el nuevo Atrio (antes ocupaban otro local) es el restaurante del hotel homónimo, un establecimiento obra de los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luis Moreno Mansilla.

En cocina, Toño borda especialidades basadas en producto y técnica, mientras que en sala, Jose acompaña las viandas con vinos excepcionales, no en vano, el restaurante dispone de una de las bodegas más completas y exclusivas del país.

Movido por su afición y su pasión, Jose ha logrado atesorar auténticas piezas de coleccionista, entre ellas, la que denomina la guinda: una colección de Château d’Yquem conservada y expuesta en una pequeña capilla, obra de arte de la arquitectura y el vino.

2. Restaurante Dani García. Marbella (Málaga)

El chef malagueño deposita toda su magia e ilusión en su proyecto más personal, un restaurante gastronómico donde arranca desde la tradición para elevarnos hasta el maravillo mundo de las texturas, sabores y contrastes.

Lujo gastronómico y una cocina de cuento de hadas. Preparad las papilas gustativas para una explosión de sensaciones: frío, calor, nitrógeno, caldos, reducciones, texturas y técnicas… La imaginación al poder.

3. Las Rejas. Las Pedroñeras, Cuenca.

La larga trayectoria de Manolo de la Osa avala este restaurante manchego en donde podremos deleitarnos con producto, producto y más producto. Cordero manchego, bacalao, ostras, gambas, berenjenas, pichones, arroz, queso, azafrán…

Ingredientes, predominantemente de la región, que el chef transforma de forma sublime en manjares insuperables. Es la magia de cómo transformar materias primas humildes en exquisitas especialidades de alta cocina.

4. Casa Gerardo. Prendes, Asturias.

Esta casa de comidas centenaria se ha labrado su prestigio a fuerza de trabajo y tesón. Son cinco generaciones de cocineros que han marcado tendencia y escuela. Hoy, Marcos Morán , bajo la mirada siempre atenta y didáctica de su padre Pedro, ejecuta una culinaria asturiana magnífica.

Un equilibrio perfecto entre tradición y vanguardia que se plasma en cada uno de los detalles y platos de este restaurante.

5. Restaurante Rodero. Pamplona, Navarra.

Koldo Rodero es uno de los exponentes de la cocina Navarra de vanguardia más destacados y así lo demuestra en su restaurante homónimo. Sobre una sólida base de tradición y producto, construye su propia coquinaria con imaginación y técnica depurada.

Acompañado por su familia, madre y hermanas, los Rodero se mueven como ángeles en una sala cuidada y sencilla, mientras sirven magníficos platos de cocina de autor.

6. Casa Solla. San Salvador de Poio, Pontevedra.

Nueve mesas en un espacio diáfano para disfrutar de una de las cocinas más selectas de Galicia. El perfeccionismo de Pepe Solla ha hecho que este establecimiento se haya ido ubicando entre los imprescindibles del país.

Acabados magistrales, calidad suprema de las materias primas, espacios generosos, minimalismo y elegancia en sala y en cocina es el secreto de su éxito. Para este chef de saga el reconocimiento se ve día a día en la satisfacción de sus comensales.

A destacar, una excelente bodega con más de 320 referencias, que hacen honor a los inicios del chef, que hizo sus primeros pinitos en la restauración como sumiller.

7. Ricard Camarena Restaurant, Valencia. 

Sabor mediterráneo, respecto por el producto autóctono, creatividad sin estridencias, tradición salpicada de vanguardia. Así define el joven chef Ricard Camarena su restaurante gastronómico, que abrió hace poco más de 4 años y que hoy constituye una de las referencias gastronómicas del país.

Su elegante propuesta gastronómica vira entre las técnicas cosmopolitas y de investigación, y la veneración y el respecto por el producto. Interesantes sus propuestas más sofisticadas, como el arroz Margheritta, una sorprendente receta de arroz que juega con el aspecto y sabores de la tradicional pizza italiana.

8. La Calèndula. Regencós, Girona.

La chef Iolanda Bustos es la artífice de una cocina “floral” exquisita y sorprendente, que armoniza con un establecimiento rural, aunque delicadamente actualizado y contemporáneo.

El estudio de interiorismo Tres Trastos ha sabido reconvertir el antiguo teatro del pueblo en un exquisito y elegante restaurante. Donde antes estaba el escenario, ahora preside una amplia bodega, y la platea luce ahora como sala que colinda con una cocina a la vista, que permite ver al comensal las diferentes plantas aromáticas y flores que posteriormente catará en sus platos.

Una cocina fresca y de temporada, arraigada al carácter ecológico de esta chef, que no deja de sorprender con maridajes y armonizaciones de lo más sofisticadas.

9. Cabaña Buenavista. El Palmar (Murcia).

Una finca y cabaña de estilo africano. Cristal que deja ver el exterior, hierro viejo y mucha madera. En este entorno, la Cabaña Buenavista nos ofrece una cocina evolutiva y contemporánea, modernidad en los fogones sin olvidar el pasado y la tradición.

Arroz y pava con boquerones, pichón asado con mazorcas y mojo verde, crema de caramelo con crujiente de leche y helado de canela. Y un espectacular surtido de más de 25 quesos artesanos. Una delicia para paladares gourmet, que firma y lidera el chef Pablo González.

10. El Portal de Echaurren. Ezcaray, La Rioja.

Dicen que las croquetas de Marisa son incomparables. Este establecimiento atesora todo el saber hacer de generaciones de cocineros, aunque hoy es Francis Paniego la cara más visible de su cocina.

El chef ha heredado el arte de los fogones de su madre Marisa, pero lo ha sabido sofisticar para crear todo un espectáculo de aromas y sabores.

Ambos, madre e hijo, han sido distinguidos con el Premio Nacional de Gastronomía. Una distinción que viene a avalar la exquisita y suprema coquinaria del Portal de Echaurren y que se ve reflejada en especialidades míticas de la casa, como la Merluza confitada a 45ºC sobre pimientos asados y sopa de arroz, o algunos platos de casquería, como los Sesos lacados, o el Tartar de corazones.

restaurante echauren

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar