linkedin

Diez restaurantes y bar a vins imprescindibles en Buenos Aires

23 mayo, 2017

mesa en restaurante

 

Pensamos en Argentina y lo relacionamos directa e inmediatamente con el vino, no solo por la importante producción que año a año realiza la Argentina sino por la altísima calidad de sus bodegas y los marcados contrastes de sus terroirs, que se distribuyen en buena parte del territorio argentino -con especial atención a la región de Cuyo y los Valles Calchaquíes.

Por Diana Silva

 

El enólogo francés Michel Rolland aseguró que el potencial local para desarrollar una nueva cultura vitivinícola en la Argentina es formidable, “Si en algún lugar están dadas todas las condiciones de clima, suelo, costos, recursos humanos, y sobre todo libertad de creación, para el genuino desarrollo de una nueva y formidable vitivinicultura, ese lugar, no lo dudéis, es Argentina”.

En la capital de la Argentina, Buenos Aires, es posible encontrar exponentes de distintas zonas y cepas, de bodegas de renombre y bodegas boutique, que garantizan una experiencia excepcional en cada descorche. Sea un Malbec mendocino, un Torrontés salteño, un Pinot Noir patagónico o un Shiraz sanjuanino, el consumidor tiene la certeza de que su elección -o la de su asesor- es siempre acertada. Paul Hobbs, enólogo norteamericano, lo resume así: “Argentina puede hacer cosas que en otro lugar del mundo resultarían imposibles”. Tan imposibles como elegir solo 10 lugares donde encontrar, probar, adquirir o comer con excelentes vinos argentinos.

1. Aldo’s, Moreno 372, Buenos Aires Capital Federal-

Ubicado en el corazón de San Telmo -uno de los barrios más tradicionales y atractivos de la capital- este lugar tiene lo mejor de la gastronomía, casi 600 etiquetas de vinos y una programación semanal que incluye cenas degustación y catas. Su dueño, Aldo Grazziani presentaAldo’s TV, una serie de micros sobre vinos, con bodegueros, sommeliers y otros personajes del vino. Sus imperdibles: Manos Negras, Matías Riccitelli.

2. Trova, Honduras 5903, Buenos Aires Capital Federal

Es imposible ignorar la enorme esquina con frente de vidrio y botellas, botellas, botellas. Desde su inauguración en el barrio de Palermo, se ha convertido en un punto de encuentro para amantes del vino, que con la excusa de una cena o una degustación se reúnen en este restaurante-vinoteca. Alejandro, el sommelier local, es muy atinado al hacer recomendaciones y, para los consumidores que se dejan guiar, esto es el punto fuerte del lugar.

3. Pain et Vin, Gorriti 5132, Buenos Aires Capital Federal

Recientemente el sommelier de Faviken visitó esta vinoteca y, como él, son muchas las visitas extranjeras y locales ilustres que recorren este local, ubicado en Palermo, mitad Wine bar y mitad Sourdough Bakery. Sus degustaciones de vinos fuera del circuito comercial y la escuela de vinos que llevan adelante mes a mes los destacan en la escena local de vinotecas. ¿Algo más? Es uno de los poquísimo lugares donde se encuentra el González González 2012, un blend de Malbec y Cabernet Franc que ha cautivado a expertos y amateurs por igual.

4. Tomo 1, Carlos Pellegrini, 521, Buenos Aires Capital Federal

Sus dueños se describen como porteños y gourmet, y este es el leit motiv del menú, cuidadosamente diseñado para maridar de forma correcta con las más de 200 etiquetas presentes en la carta. Restaurante insignia del Panamericano Hotel de Buenos Aires, el lugar es distinguido pero agradable, ideal para disfrutar de una comida y descubrir en ella la “honestidad gastronómica” que predican y representan.

 

5. Chila, Av. Alicia Moreau de Justo 1160, Buenos Aires Capital Federal

270 etiquetas componen la oferta de vinos que sus comensales pueden disfrutar mientras se adentran en los dominios de la Chef Soledad Nardelli. Las claves del éxito de Chila son sus materias primas -trabajan de cerca con los mejores productores del país- y el concepto de estacionalidad – la carta contiene los productos que se encuentran en el momento de máxima expresión.

 

6. Casa Cruz, Uriarte 1658, Buenos Aires Capital Federal

El icónico restaurante de Palermo es uno de los salones más atractivos de la ciudad. Cuenta con tragos especialmente diseñados y una cocina clásica porteña encabezada por el chef Marco Bigotti, vinos destacados seleccionados por expertos, música envolvente y un servicio atento y cálido. Una noche en Casa Cruz, disfrutando una copa de Tinto Negro, Anko o Revancha, es un must de Buenos Aires,

 

7. Uco, Soler 5862, Buenos Aires Capital Federal

“Cocina sin ego” es la frase con la que se autodefine el equipo detrás de uno de los restaurantes más exclusivos de la ciudad. Se destaca la producción de sus propias materias primas -ahúman sus truchas, curan su bacon, preparan yogurt orgánico, los panes y hasta el helado- y la amplia variedad de opciones gastronómicas para el día y la noche. Andrés Rosberg, su sommelier, se ha ocupado de nutrir la carta con alrededor de 300 etiquetas, que incluyen vinos de Jujuy, como el Pasacana, hasta un Torrontés riojano de Bodega Collovati.

 

8. BASA, Basavilbaso 1328, Buenos Aires Capital Federal

Bajo el concepto decomfort food, la propuesta gastronómica de este original local con desniveles y diseño minimalista apuesta a conmover estómagos y corazones. Para esto utilizan ingredientes sencillos, combinados magistralmente por Pablo Campoy y su equipo en la cocina, para alcanzar una verdadera fiesta de texturas y contrastes. 180 etiquetas componen su carta de vinos, todas orientadas a potenciar los sabores de cada plato.

 

9. Gran Bar Danzón, Libertad 1161, Buenos Aires Capital Federal

Más conocido por su creativa barra, el Danzón tiene como propósito difundir el vino argentino y, de la mano de Mauro Figueredo, encargado del Wine-bar, los comensales pueden encontrar el vino ideal.

10. Duhau Restaurant & Vinoteca, Avenida Alvear 1661, Buenos Aires Capital Federal

Alberga uno de los eventos de vinos más importantes del país, la Noche de Bodegas del Park Hyatt Masters of Food & Wine, en el que se degustan vinos de alta gama en el lujoso parque escalonado del hotel. Pero no es el único, durante todo el año, estos jardines reciben a numerosos personajes de la gastronomía y el vino para celebrar el talento, la originalidad y la capacidad de sus creadores de estimular los cinco sentidos. El restaurant-vinoteca es, posiblemente, uno de los más elegantes de la ciudad, con la carta de vinos más extensa -al menos 400 etiquetas-, con opciones de Italia, Francia, España y, por supuesto, de Argentina. Un detalle más: también tienen 40 variedades de quesos artesanales de distintas regiones del país.

 

Y, para cerrar, me tomo la libertad de otorgar una mención especial: Espacio Gasset.

Este lugar a puerta cerrada organiza eventos en los que combina mucho más que el comer y beber: desde una cena con comidas típicas del norte argentino maridada con vinos de la zona, hasta propuestas internacionales con vinos locales o extranjeros, clases de cocina y las degustaciones maridadas con música, en las cuales un cantante o grupo acompaña la cata de vinos. Gasset se ha convertido en un punto de reunión importante para periodistas, sommeliers, amantes del buen comer y beber y turistas que buscan un lugar donde aprender un poco y encontrar ese vino o espumante especial que alivie la nostalgia de volver a casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos artículos

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar