Villa Cora, aristocracia y aroma de rosas

10 mayo, 2018

hotel villa cora

La rosa es quizás la flor que tiene más significados simbólicos. Amor, elegancia, pasión, fuerza… Todas ellas emociones que podemos percibir paseando por los pasillos de Villa Cora, una antigua villa del S.XIX reconvertida en hotel de Leading Hotels of the World que cuenta quizás con la mejor ubicación en Florencia.

Por Glòria Vallès

Florencia es siempre un hervidero de gente. Turistas de todo el mundo concentrados en pocas calles de la capital de la Toscana, donde arte e historia se entremezclan para compartir con el visitante una experiencia inolvidable.

Pero si realmente queremos que la experiencia sea inolvidable, lo mejor es no alojarse en pleno centro de la ciudad. Un poco de aire y espacio nos vendrán bien para descansar después de pasear por el museo Uffici, el Ponte Vecchio o la Catedral de Santa Maria del Fiore.


ES EL LUGAR IDEAL PARA SENTIRSE COMO UN VERDADERO ARISTÓCRATA FLORENTINO DE LA ÉPOCA. OPULENCIA Y ROCOCÓ EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN


Y justamente por ello nos encanta Villa Cora. Un precioso hotel boutique, miembro de Leading Hotels of The World , que nos transporta a otra época con tan solo cruzar la puerta de entrada.

Villa Cora es una propiedad del S XIX que ofrece 44 habitaciones, un restaurante y un spa. Es el lugar ideal para sentirse como un verdadero aristócrata florentino de la época. Opulencia y rococó en su máxima expresión.

villa cora

De cuando Florencia fue capital de Italia

A finales de 1860, el barón Gustave Oppenheim, según cuenta la leyenda, construyó esta suntuosa mansión en honor de su joven esposa. A lo largo de muchos años esta casa dio vida a muchos eventos mundanos a los cuales participaba buena parte de la aristocracia florentina e internacional.

La familia Oppenheim era una dinastía alemana de origen hebrea y había sido una familia destacada en el sector bancario y financiero en los mercados europeos por lo menos a partir del siglo XVIII. Pero abandonaron la casa cuando el matrimonio fracasó.


LA EMPERATRIZ EUGENIA AMABA LAS ROSAS, Y A ELLA ESTÁ DEDICADA UNA DE LAS SUITES Y LAS MÁS DE 100 ESPECIES DE ROSAS QUE ENCONTRAMOS EN EL JARDÍN


La villa fue adquirida por la viuda de Napoleón III, la Emperatriz Eugenia, antes de que finalmente pasara a manos de Egidio Cora, del quien tomó el actual nombre en 1894.

Justamente era la Emperatriz Eugenia quien amaba las rosas, y a ella está dedicada una de las fabulosas suite en el edificio principal, y todas las rosas que encontramos en el jardín. En él encontramos más de 100 especies de rosas en colores pastel como el salmón, el rosa o el blanco.

Y en su omnipresencia, la rosa la encontramos también en el baño. Incluso los amenities desprenden este intenso aroma tan floral.

villa

Florencia a nuestros pies

Nos hemos alojado en una de las suites del edificio principal del hotel Villa Cora. Y sus vistas, así como las vistas de la terraza en la planta superior, lo valen todo. Maravilloso atardecer es el que disfrutamos justo después del check in, observando Florencia a nuestros pies mientras cae la tarde.

Villa Cora se encuentra en las colinas que dominan la entrada a Florencia desde el sur, un parque natural dominado por el Jardín de Bóboli, que podemos ver también desde el hotel.

Recorrer el Jardín de Bóboli, la zona verde más grande de Florencia, es revivir la historia de la familia Médici, creadores de una de las bancas más respetadas en la Europa del Renacimiento, la Banca Médici, y grandes mecenas del arte y la arquitectura del momento.

La planta baja de Villa Cora recibe el nombre de piso noble, y se caracteriza por los maravillosos frescos que decoran las paredes.  Es aquí donde nos sirven el desayuno, entre el interior aristocrático y el exterior agradable en el jardín.

Gastronomía toscana

En el restaurante Le Bistrot, el Chef Alessandro Liberatore nos acerca a los productos regionales de la Toscana con propuestas muy creativas. Una cena en el jardín, junto a la piscina iluminada por la noche, ha sido nuestra despedida de fin de viaje a Toscana, toda una experiencia gastronómica que recomendamos a los gourmets.

Las delicias gastronómicas las encontramos también en el desayuno, que nosotros podemos disfrutar antes de regresar a casa. Un abundante buffet de productos frescos artesanales de panadería, como tortas, croissant y diferentes tipos de pan, fruta fresca y zumos, huevos preparados en diversos modos, quesos surtidos, pescado ahumado y embutidos.

Villa Cora es sin duda una excelente opción de lujo en Florencia. A diez minutos del centro y a veinte del aeropuerto. Entre rosas y árboles, un alojamiento aristocrático que no nos dejará indiferentes.

¿Quieres viajar a la Toscana? Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Puedes reservar este hotel en la web de The Leading Hotels of The World.

piscina villa cora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Booking.com

Últimos artículos