linkedin

5 bodegas para enoturismo en Ribera del Duero

2 agosto, 2018

enoturismo en pago de capellanes

Ribera del Duero es una región marcada por la producción de vinos tranquilos, principalmente de tintos elaborados con la variedad Tinta Fina (Tempranillo). Una escapada a la Ribera del Duero nos permite disfrutar del patrimonio, la gastronomía y un amplio abanico de propuestas de enoturismo más o menos activas, en función de tus prioridades.

Redacción

La región de Ribera del Duero y en concreto sus propuestas de enoturismo fue recomendada este año por The New York Times como destino imprescindible a nivel mundial. En España, solamente Sevilla y Ribera del Duero se colaban en este prestigioso ranking.

Si bien cada vez hay más interés en esta prestigiosa denominación de origen, por la calidad de sus vinos y la elevada concentración de bodegas icónicas en pocos kilómetros, no siempre es fácil elegir qué bodegas visitar para disfrutar del enoturismo en Ribera del Duero.

Te recomendamos 5 bodegas para visitar en Ribera del Duero:

Bodega Pagos del Rey

Si además del vino te gusta la cultura o viajas con niños, en Pagos del Rey encontrarás el Museo del Vino, instalado en la zona de elaboración de la antigua bodega. Aprende sobre la historia del vino desde la Antigüedad o disfruta de una visita temática con cocina en directo.

enoturismo emina
FOTO: EMINA Escape Room Wine / Matarromera

Bodega Matarromera

Matarromera tiene varias bodegas para visitar, un hotel y un restaurante. Si eres gourmet, no te pierdas la visita privada a RENTO. Si quieres un fin de semana gastronómico, reserva en el hotel rural EMINA. Y si quieres aprender, visita el Museo del Vino de su propiedad.

En Emina, este año podrás además disfrutar de un Escape Room Wine y de un taller de cocktelería sin alcohol.

 

Bodega Arzuaga

Si vas con niños, esta es muy buena elección. Arzuaga cuenta con una gran finca, Finca La Planta, que es una reserva de fauna salvaje de ciervos y jabalíes.

Si vas en pareja, el restaurante gastronómico Taller Arzuaga es un buen lugar para disfrutar de una cena romática acompañada de los vinos de la casa.

http://www.tallerarzuaga.com/

FOTO: Finca Villacreces

Bodega Pago de los Capellanes

Un clásico de la región que además tiene unas instalaciones espectaculares. Acércate a Pago de los Capellanes y disfruta de una cata de sus mejores vinos. Esta bodega la puedes combinar muy bien con una visita a Dominio de Cair, ambas están muy cerca y ofrecen propuestas complementarias.

Bodega Cepa 21

Para un turismo más activo, acércate a Cepa 21 y reserva una visita en globo o en bicicleta. Los viñedos a vista de pájaro se ven siempre diferente.

En bici también puedes transitar por Finca Villacreces, otra bodega para disfrutar en la Ribera del Duero que vendría a ser nuestra sexta recomendación 😉

 

Si quieres saber más sobre enoturismo en Ribera del Duero, no te pierdas nuestro artículo La Ribera del Duero sobre Ruedas

 

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Diseñamos tu viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

bodega arzuaga
FOTO: Plato en El Taller de Arzuaga / @ Winestyle Travel

El maridaje perfecto de Unai Mata en Osmosis

23 julio, 2018

plato maridaje osmosis

¿Qué es el maridaje perfecto? La gran mayoría de los sumilleres aseguran que no existe un solo maridaje “perfecto”, una fórmula única, una pareja inamovible. El sumiller Unai Mata Falcó ha conseguido “la armonización perfecta”, entre su labor y la del joven chef Raúl Roig Sanmartin.

Por Isabel Acevedo. 

El maridaje perfecto lo han conseguido en el restaurante Osmosis (Aribau, 100, Barcelona). No se trata de ofrecer al comensal el clásico “menú maridaje”, sino la fusión entre la pasión, maestría y teatralidad del sumiller, con la técnica, la perfección y la coquinaria del chef.

En Osmosis, el comensal no solamente saborea cocina catalana actualizada, sino también vive una experiencia sensorial. Es gracias a los sabores auténticos de cada una de las especialidades culinarias, y los vinos que se eligen para ensalzar cada plato. De hecho, a veces, es el vino el que marca la receta, y no al revés. 


UNAI MATA FALCÓ RECUPERA EL PROTAGONISMO DEL SUMILLER Y EL JEFE DE SALA EN OSMOSIS


En este establecimiento de la capital catalana el comensal encuentra el mejor producto (venga de donde venga, huyendo de la tendencia Km 0) y un servicio con el que se aprende, con el que se disfruta más aún si cabe cada bocado y cada sorbo.

Y todo ello, en parte, gracias al sello personal y único de Unai Mata Falcó. Este joven vasco (Irún, 1984), aunque barcelonés de adopción (lleva en Barcelona varios años), recupera el protagonismo que el sumiller y jefe de sala nunca debió perder en un restaurante.

chef y sumiller en osmosis

1. Unai, ¿Cómo pasa alguien de las Bellas Artes, a la cocina y de la cocina a los vinos? ¿Qué hace que tu camino haya tenido como punto de destino la sumillería y el servicio en sala?

Comencé vendiendo destilados y vinos en las tiendas de la frontera francesa, sin tener mucha idea de lo que vendía con solo 16 años y un permiso paterno. La verdad es que para mí era algo divertido, un juego. Pero atender a la gente me gustaba mucho.

Bellas Artes fue la carrera que seguí, siempre pensando en que algún día contaría historias. Pero tras descubrir que aquello exigía dedicación, paciencia, nervio, y estar quieto frente a un ordenador 16 horas, decidí dedicarme a lo que había sido un hobby hasta la fecha; la cocina.

Durante varios años entre fogones y pucheros aprendí lo importante que es el trabajo en equipo (hasta la fecha, era muy individualista).

Pero, tantas horas de trabajo para no ver el resultado de tu trabajo… Estaba convencido de que podría aportar algo en la sala. Vi que mis habilidades no eran lo suficiente para estar entre grandes fogones, y con la mochila llena del conocimiento de cocina, decidí que podría darle al cliente un servicio más detallado y a la par.


¿QUÉ ES UN MARIDAJE? ES EL ACTO DE COMBINAR DOS ELEMENTOS, QUE SE COMPLEMENTEN EL UNO AL OTRO, Y ASÍ GENERAR UNA NUEVA EXPERIENCIA.


2. En Osmosis, junto a Raúl Roig, ofreces algo más que un maridaje ¿no es así?

Esa es la intención, aunque ¿Qué es un maridaje? Es el acto de combinar dos elementos, que se complementen el uno al otro, y así generar una nueva experiencia. Nuestro esfuerzo va en la combinación del cariño y conocimiento de Raúl, con mi puesta en escena, para generar el ambiente óptimo donde dejarse llevar por el placer.

 

3. El maridaje perfecto, entre Raúl y Unai, entre cocina y vinos, entre vinos y cocina… ¿Cuál es para ti el “maridaje perfecto”?

Encontrar el punto de conexión con el cliente, su manera de entender la gastronomía.

Desde el principio el cliente nos dará señales de sus preferencias, su manera de ser, su manera de sentarse, caminar, vestir… pero la prueba definitiva es, a la hora de preguntarles por el tipo de experiencia que quieren vivir.

Su reacción lo definirá todo. Será la clave para encontrar la manera en que quieren que, maridemos la experiencia que esperan que sea esta noche. Al final, buscamos crear momentos inolvidables.

VINOS PARA MARIDAJE EN OSMOSIS

4. Cuando el Km0 es la tendencia, en Osmosis ampliáis miras y no os quedáis con el producto local ¿por qué?

Km0 es posible hasta cierto punto. En nuestro entorno no existen todos los ingredientes de diversas temporadas. De casa, tratamos de escoger lo mejor (y le buscamos un protagonismo), pero si queremos calidad, no creo que resulte un problema buscarla fuera.


UNA CARTA FRESCA, DONDE LOS BLANCOS REINAN, LOS TINTOS SON SUTILES, LOS ROSADOS SON GAMBERROS CON PERSONALIDAD Y LOS ESPUMOSOS, LA ELEGANCIA HECHA VINO. UNA CARTA MUY ATÍPICA Y CANALLA.


5. ¿Cómo definirías la carta de vinos de Osmosis? ¿Cómo y quiénes la creáis?

Una carta fresca, donde los blancos reinan, los tintos son sutiles, los rosados son gamberros con personalidad, y los espumosos, la elegancia hecha vino. Una carta muy atípica y canalla.

6. ¿Cómo se trabaja una carta de vinos en un restaurante cuya carta cambia cada 15 días?

Exige constancia y dedicación. Tanto por parte de cocina, en lo que a elaboraciones, técnicas y producto se refiere, en una constante búsqueda. Como por la parte de los vinos, de estar constantemente renovando y probando.

Hemos ideado una carta de 100 referencias, que se renuevan completamente cada 6 meses para poder ofrecer vinos acordes con la temporada. El resumen, sería; un trabajo muy interesante, en el que no te puedes dormir.

postre maridaje osmosis

7. Cuéntanos sobre los “vinos a medida”, los vinos que Osmosis elabora en colaboración con diferentes bodegas españolas.

En nuestra carta entran los vinos que nos han encantado, y suelen ser bodegas que intentamos visitar para poder conocer a las personas que hay detrás de todo ese esfuerzo.

A veces, nos enamoramos de esos vinos, esas bodegas, esa manera de entender el placer… y si la bodega tiene infraestructura para ello, valoramos si pueden hacer vinos en base a lo que ellos perciben de nosotros.

8. ¿Cuál es el “vino ideal” de Unai Mata?

Honesto. Natural o químico, me da igual, pero que sea honesto.

No quiero que la gran empresa me venda su vino “de la familia”, por que no me creo que un conglomerado empresarial tenga ninguna familia. Que me vendan su vino más puntero, más tecnológico, eso sí que lo entiendo.

Del mismo modo, uno que va al viñedo 3 veces a la semana y me dice que sus vinos “fermentan en libertad”, no me lo creo. El vino natural exige mucho trabajo y dedicación, estar constantemente encima, y ese trabajo, ese sí que me lo creo.

9. ¿Qué llevas en la maleta cuando viajas?

Lo que no falla nunca es alguna botella de vino que quiero que algún amigo mío pruebe.

10. ¿Un destino?

Son tantos… pero al que tengo ganas de volver es a las laderas del río Dordoña, en la Aquitania francesa.

A la altura del pueblo fortificado de Beynac-et-Cazenac. Es un lugar de ensueño, sacado de los cuentos de hadas, y a medio camino entre Toulouse y Bordeaux. Vamos, que vino no me faltará.

11. Una recomendación para el turista que llega a Barcelona.

Barcelona, como todas las grandes ciudades, tiene secretos que solo son desvelados por aquellos que los conocen. Por ello, el espíritu del turista debe ser el de un explorador.

Es importante visitar los lugares más destacados, pero debemos poder tener dentro de nuestro recorrido tiempo para perdernos, mezclarnos entre quienes viven el día a día de la ciudad. Y perder la vergüenza de entrar en esos rincones perdidos.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Diseñamos tu viaje a medida para ir a La Champagne: hola@winestyletravel.com 

Cinco bodegas para disfrutar del enoturismo en Penedés

18 mayo, 2018

Hemos elegido cinco bodegas en Penedés que son fincas con un encanto especial, bodegas con vinos excepcionales o propietarios con mucha pasión por lo que hacen. Y te están esperando.

Redacción

La región del Penedés, ubicada entre Barcelona y Tarragona, cuenta con varios viñedos a pocos kilómetros del mar y localidades con encanto como Sitges a tocar de las bodegas. El enoturismo en Penedés cada vez recibe más visitantes, y esta es una de las regiones del vino más concurridas en España junto con la Ruta del Vino y el Brandy de Jerez. Así lo confirma el último estudio de ACEVIN, que confirma un crecimiento anual del enoturismo en España de más del 18% entre 2016 y 2017.

Penedés tiene un clima mediterráneo suave y cálido gracias a la cercanía al mar, que regula las temperaturas de los suelos durante todo el año. Dentro de la región hay gran diversidad de microclimas y variedad de altitudes entre sus viñedos, algunos de los cuales pueden llegar a los 800 metros sobre el nivel del mar.

El estandarte de la región es la variedad Xarel·lo, de brotación temprana y un perfil aromático delicado basado en las flores blancas y hierbas aromáticas mediterráneas. Si quieres disfrutar plenamente de esta variedad, busca vinos que hayan sido trabajados con lías, o con cierta maduración en barrica. Los aromas secundarios procedentes de las lías y las barricas completan su expresión.

Volviendo al enoturismo, siempre es buen momento para visitar Penedés. Aunque quizás la primavera y la época de vendimia nos resultarán más agradables.

Te recomendamos cinco bodegas del Penedés que nos encantan para disfrutar del enoturismo:

Gramona

Elabora vinos y espumosos de gran prestigio. Lo mejor de esta bodega es pasear por sus viñedos y bosques – copa en mano – y descubrir su filosofía biodinámica. Si sois un grupo, una sesión de yoga entre viñedos con vistas a la montaña de Montserrat puede ser inolvidable.

Puedes leer nuestro artículo sobre el Vino Blanco Savinat 2016 de Gramona aquí.

Finca Viladellops

Recientemente renovada, la peculiaridad de esta propiedad es que se trata de un antiguo pueblo hoy convertido en precioso proyecto de enoturismo. Esta es una de las bodegas más cercanas a la localidad de Sitges. Resulta una fantástica combinación visitarla y degustar sus vinos, y terminar el día en Sitges comiendo un buen arroz de pescadores y paseando frente al mar.

Parès Baltà

Es una de las bodegas que forma parte de la Carretera del Vi. Un proyecto fantástico con valor histórico y cultural con el que puedes recorrer Penedés en vehículo eléctrico. El trazado une los viñedos del Penedés con la playa siguiendo los antiguos caminos de la región, de Sant Martí Sarroca a Sitges, por los que se transportaba el vino para después poder embarcarlo rumbo a los mercados de destino.

pares balta enoturismo

Can Bonastre Wine Resort

Ubicado en la zona norte de Penedés, con excepcionales vistas a Montserrat. En esta bodega se elaboran también los cavas ecológicos de AT Roca, de modo que con una visita podrás disfrutar de dos degustaciones. Y lo mejor de la propiedad: excelente gastronomía y un spa con vistas impresionantes a Montserrat.

Esta bodega tiene un hotel muy romántico, además de un restaurante y un spa. Puedes leer más aquí.

Llopart

Un clásico en la región de Penedés, que elabora alguno de los mejores espumosos en esta región, actualmente dentro del nuevo sello Corpinnat. Una finca histórica que cuenta con referencias escritas del S.XIV. Su fuerte tradición familiar y unos viñedos excelentemente cuidados convierten la experiencia en muy especial. Una cata entre viñedos o una copa de Ex Vite en la bodega de la masía familiar son momentos únicos para no olvidar.

Puedes leer nuestro artículo sobre Llopart aquí.

Si bien visitar estas bodegas es fantásico y disfrutarás de una excelente experiencia de enoturismo, no lo olvides: la mejor la encontrarás alojándote varios días en la región y descubriendo restaurantes y actividades que puedes realizar entre viñedos. Porque visitar bodegas quizás no es para todo el mundo, pero disfrutar al aire libre con buenos vinos y buena gastronomía, quizás sí 😉

enoturismo llopart

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

La Ribera del Duero sobre ruedas

11 marzo, 2018

vid en Ribera del Duero

Te proponemos una ruta para disfrutar en tres o cuatro días y descubrir una de las regiones del vino más conocidas de España: Ribera del Duero, en la provincia de Castilla y León. Aquí hemos encontrado propuestas que van del turismo rural más sencillo a la hotelería de lujo al más puro nivel internacional. 

Por Glòria Vallès

Entre Soria y Valladolid, avanzando por la carretera N-122, el río Duero fluye amable entre viñedos de Tempranillo y de algunas variedades francesas como la Cabernet Sauvignon, la Merlot o la Malbec.

Sabíamos que en esta región se elaboran algunos de los mejores vinos tintos de España, pero no conocíamos su oferta turística alrededor del mundo del vino y la gastronomía.

“Ribera es la respuesta de España a Borgoña y la cuna de algunos de los mejores vinos del mundo”, cuenta Pedro Ballesteros Torres MW en Decanter.

Así que hemos aprovechado unos días de invierno para ir hasta la Ribera del Duero a pisar el terroir. Y para conocer, de primera mano, qué tipo de turismo (y enoturismo) se puede disfrutar aquí.

Lo primero a tener en cuenta: con el coche – ya sea propio, de alquiler, o con chofer- cruzando el valle de un extremo al otro sobre ruedas, es como la conoceremos mejor. 115 kilómetros para comerse y beberse Castilla.

plano de Ribera del Duero

De punta a punta de la Ribera del Duero

Llegando en avión o AVE a Valladolid, la ruta en coche por la Ruta del Vino de la Ribera del Duero empieza en Quintanilla de Onésimo y Valbuena del Duero.

Aquí encontramos la mítica e histórica Vega Sicilia y la más reciente Dominio de Pingus. Son dos de las bodegas más prestigiosas de España, y ambas imposibles de visitar si no eres uno de sus distribuidores o clientes distinguidos.

Fue justamente Vega Sicilia una de las bodegas que promovieron la creación de la DO Ribera del Duero en 1982, y Peter Sisseck, enólogo de Pingus, quien defiende hoy en día la tradición del blend en los tintos españoles (puedes leer más sobre este tema en Decanter).

La bodega que sí podemos visitar y que tiene la finca junto a los viñedos de Vega Sicilia es Finca Villacreces. La mejor forma de hacerlo es en bicicleta rodeando los viñedos de la propiedad hasta el río Duero, y terminando con un picnic acompañado de una copa de Pruno y una de Finca Villacreces.

Siguiendo por la misma carretera, podemos llegar a comer al restaurante de Emina, del Grupo Matarromera. Sin pretensiones, el establecimiento ofrece una excelente relación calidad-precio para quienes quieran disfrutar de la gastronomía tradicional y un muy buen servicio. El lechazo con cualquiera de los vinos tintos del grupo y en especial el CM Prestigio 2015, es una delicia.

La ruta sigue  hacia Pedrosa del Duero al día siguiente, después de disfrutar de un excelente desayuno en el Monasterio de Santa María de Valbuena. En esta población, Pago de Capellanes preside el paisaje con una arquitectura moderna y muy bien integrada.

Muy cerca, Dominio de Cair nos propone una de las visitas más originales de la zona, ideal para curiosos: cata de barricas para descubrir la diferencia entre la crianza en barricas de roble americano y de roble francés. Si el presupuesto lo permite, no hay que perderse una copa de su vino El Pendón de la Aguilera.

Podríamos seguir visitando Pago de Carrovejas, Aalto, y muchas bodegas más, pero para un fin de semana la selección ha sido equilibrada y dejamos varias propuestas pendientes para la próxima vez.

El boom del vino tinto "moderno"

En los años 90, la Ribera del Duero saltó a la fama por convertirse en una alternativa moderna a los clásicos tintos de La Rioja. En pocos años, se multiplicaron el número de bodegas y empezaron a aparecer propuestas de hotelería de calidad.

Llegaron propiedades como el Monasterio de Valbuena Castillo Termal y Abadía Retuerta Le Domaine (si bien Abadía Retuerta no pertenece a la DO Ribera del Duero, la finca está ubicada en esta región y es el lugar ideal para los clientes que buscan lujo con estándares internacionales).

El Monasterio de Santa María de Valbuena (S.XII) fue convertido en hotel hace unos años, y ofrece para los amantes de las aguas termales una amplia carta de propuestas wellness. Resulta impresionante caminar por sus amplios pasillos, propios de un monasterio Cisterciense totalmente reformado y decorado con mucho gusto.

Y no nos podremos ir de Ribera del Duero sin pisar por lo menos una vez el Castillo de Peñafiel. ¿La mejor forma de descubrirlo? Con una experiencia con drones que nos permiten ver el monumento a vista de pájaro.

Del cereal al viñedo: la nueva Ribera del Duero

Ribera del Duero es una región tradicionalmente rural, en la que el cultivo de cereal y del azúcar ayudaron a desarrollar una economía local durante muchos años. A partir de los 80 estos cultivos dejaron paso al viñedo, que en menos de diez años llegó a su esplendor aprovechando la máxima expresión del terruño para la elaboración de grandes vinos tintos.

“En lugar de coincidir con una definición de perfil arquetípico, los mejores vinos de Ribera son interpretaciones virtuosas de diversos terruños y una sola variedad de uva, a veces mezclada, pero siempre dominante, Tempranillo”, comenta Pedro Ballesteros MW en Decanter.

El clima y el suelo juegan aquí un papel importante. Con una altitud media de 850 metros de altura, en agosto las temperaturas durante el día pueden llegar a 35 grados y por la noche descender a 12. Un clima continental que ayuda a conservar la acidez y que en verano es muy cálido y en invierno puede traer heladas frecuentes.

Eso nos lleva a la mejor época del año para visitar la Ribera del Duero: si queremos una escapada romántica para disfrrutar e buenos vinos, wine spa y una excelente gastronomía, cualquier momento es bueno. Si buscamos actividades de exterior, de abril a octubre sería la época ideal, quizás evitando los meses de julio y agosto por el calor.

 

COPYRIGHT FOTOS Y MAPA: DO Ribera del Duero (©José I. Berdón), Ruta del Vino Ribera del Duero, Finca Villacreces y Raul Gassol

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegashoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

gloria en pago de capellanes

Especial Vinos de la DO Ribeiro, Galicia

30 enero, 2018

Ancestral esencia galega

Por Rafa Moreno

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen más antigua de Galicia organizó el último fin de semana del pasado mes de enero una experiencia para dar a conocer la historia, las particularidades y la forma de aferrarse a la vida de una pequeña comarca consagrada a la elaboración de vino, y donde el paso del tiempo se mide en durísimas vendimias.

Sí, WineStyle Travel tenía una cita y acudía con la sensación que, de algún modo, la experiencia valdría mucho la pena; y así fue. A continuación, lo vivido… y lo catado.

Ribeiro en la cronología

¿Historia? Sí. Mucha y apasionante. Porque para comprender hoy a Ribeiro debemos conocer su origen, y comprobar como esa suerte de anarquía parcelaria actual y ese modo heroico de trabajar la tierra, no es más que un legado. Una analogía viva de un poso cultural que permanece en el inconsciente y las sabias manos que trabajan unas vides que, por momentos, parecen inmortales.

Si en el resto de la Península, la invasión musulmana paralizó la elaboración de vino; en el Ribeiro, a salvo de los sarracenos, fueron las hordas bárbaras las que arrasaron los asentamientos romanos fechados del s. I y III.


LOS VINOS DE RIBEIRO ACOMPAÑARON A CRISTÓBAL COLÓN EN SU PRIMER VIAJE A LAS AMÉRICAS


La influencia romana de la comarca se significa desde la etimología de las propias variedades: Así, la tinta caíño debe su nombre al original caligineus, cuya traducción vendría a ser negro, oscuro, profundo, neblinoso.

Alfonso X, en el s.XIII ya hablaba de los buenos vinos de Ourense. Del mismo modo, a mediados del s.XIV, la fama de los vinos de Ribeiro determinó la necesidad de regular su origen: nacían así las Ordenanzas Municipales de Ribadavia (Ourense). El año: ¡1579!

Los verdaderos impulsores y propagadores de la cultura del vino en la comarca fueron, principalmente, los monjes cistercenses y benedictinos del Monasterio de San Claudio. De nuevo, la influencia monacal en el desarrollo de una tierra de vinos se hace evidente. Vinos que, al amparo del Camino de Santiago llegaron a Europa de la mano de comerciantes locales, vascos, asturianos, ingleses y holandeses; y que incluso emprenderían una aventura, a modo de testigo mudo, que cambiaría el mundo para siempre:

Así, los vinos de Ribeiro acompañaron a Cristobal Colón en su primer viaje a las Américas; de modo que podría decirse que nos encontramos, quizás, al primer emigrante gallego insigne en el Nuevo Mundo… El vino, no Colón, claro está.

Ribeiro

D.O. Ribeiro: En [re]construcción

Ribeiro parece despertar de su letargo tras las enormes dificultades que ha padecido a lo largo de su historia. De entre ellas, dos representan los mayores retos a los que se enfrenta, pero a su vez, también suponen una característica única, distintiva y muy personal:

  • De un lado; lastrado por la herencia cultural del minifundio, la atomización de productores en la comarca constituye una suerte de personalísimo y bellísimo puzzle que salpica de manera anárquica con vides y pequeñas parcelas el horizonte; pero que sin embargo genera a su vez cierta dificultad en la estructuración y regulación de una D.O. que se sabe necesaria para el desarrollo económico de la comarca.

 

  • De otro lado, el abandono de las fincas y parcelas, fruto de una masiva emigración entre los años veinte y sesenta del pasado siglo, condenó al ostracismo durante casi medio siglo a la comarca.

 

Pero hoy, Ribeiro se despereza. Renace convencida y confiada. Y lo hace de la mano de los hijos y nietos de los que un día se fueron; porque volver es trascender.

¿Donde?

La comarca de Ribeiro se ubica en la provincia de Ourense. A medio camino entre la influencia marítima y continental, la D.O. Ribeiro se enmarca en 3000 hectáreas repartidas en tres valles y tres ríos (Miño, Avia y Arnoia); una caprichosa convergencia geográfica y climática perfecta para el cultivo de la vid, aunque particularmente húmeda.

Arnoia, Beade, Carballeda de Avia, Castrelo de Miño, Cenlle, Cortegada, Leiro, Punxín y algunas parroquias de Carballiño, Toén y San Amaro; conforman las poblaciones que forman parte intrínseca de la D.O.


LA HUMEDAD, LAS NIEBLAS Y LAS HELADAS, FORMADAS PRINCIPALMENTE EN LAS HONDONADAS, SON FACTORES DECISIVOS QUE LOS VITICULTORES DEBEN TENER MUY EN CUENTA.


Viñedos en el fin del mundo: una de viticultura heroica

Si bien existen diferentes orientaciones y otras particularidades, las tres subzonas de la D.O. (Valle de Arnoia, Valle de Avia y Valle del Miño) coinciden en una orografía difícil con pronunciadas pendientes y ondulaciones. Y siendo el suelo particularmente arenoso y rico en sábrego (granito descompuesto) existe el riesgo continuo de corrimientos de tierra tras una abundante lluvia.

De ahí que gran parte del cultivo de los suelos están abancalados para disminuir las pendientes y facilitar un laboreo de otro modo imposible.

En lo climático, la humedad, las nieblas y las heladas, formadas principalmente en las hondonadas, son factores decisivos que los viticultores deben tener muy en cuenta. Trabajar el suelo es fundamental para evitar que la humedad afecte a la cepa, pudiendo enfermar por infecciones fúngicas. De ahí la presencia de parras y cepas altas sujetas a esta necesidad que, sin embargo, conforman una estampa a modo de jardín modernista, de naturaleza exuberante, que vale la pena retener en la retina y la memoria.

Mientras los picos y bordes de montañas constituyen una barrera natural, aislándola de la cercana influencia marítima (a 45km del Atlántico); los ríos ejercen una fuerza contraria de acción moderadora de las temperaturas, que oscilan entre unos suaves 11 y 15Cº.

Una suerte de autorregulación endógena, una consciencia terrenal que se apiada de una tierra castigada en demasía; San Martín mediante.

Estas particularidades acentúan la compleja idiosincracia de la comarca y la ingeniosa manera de trabajar el viñedo. La tradición como herramienta y desarrollo de una manera ancestral y creativa de relacionarse con la vid y su entorno.

Ribeiro viñedos

Colleiteiros Vs Adegas. Porque no todo vale. ¿Diferencias? Todas:

Los colleiteiros encarnan el minifundismo bien entendido, artesano y autoral. Expresivo… Una manera de entender la vida y el vino, libre y particular. Como sus parcelas. Los colleiteiros son viticultores que suceden ser, a su vez, elaboradores de vino, siempre con sus propias uvas y nunca sobrepasando los sesenta mil litros anuales.

Las Adegas, son las bodegas tradicionales. Éstas, además de poseer su trocito de cielo en la tierra, también están autorizadas a comprar uvas de otros viticultores para la elaboración de sus vinos.

Las Variedades y los vinos

El universo ampelográfico de la D.O. Ribeiro se sustenta en las variedades autóctonas, a penas completadas por un par de invitadas foráneas de excepción. Véase palomino, garnacha o tempranillo.

Las blancas son las reinas del lugar por mayoría abrumadora: Godello, Loureira, Torrontés, Caíño blanco, Albariño, Lado y la Norma Desmond de las damas blancas, la omnipresente y eterna Treixadura. Todas ellas devienen en vinos de insultante juventud, de acidez recia y un frescor elegante que en muchos casos nos recuerdan a los más nobles ejemplos de las frías regiones vinícolas de centro Europa.

La Treixadura se expresa en la copa elegante y con discurso propio. En nariz nos regala las hierbas aromáticas del bosque Ourensano y un sutil acento cítrico, complejo, que nos recuerda a lichis y kumquat (fruta de carácter cítrico).

De una acidez excelsa, la rosa blanca orbita sobre el conjunto, sin excederse, desde la distancia, haciendo del todo un paradigma de estructura, profundidad y sabor.

Ribeiro

Si bien las tintas son minoría en el viñedo, están a la par en personalidad y potencial. Ahí están las Brancellao, Sousón, Mencía, Ferrón, Caíño longo, tinto y bravo; que sin duda merece mayor reconocimiento.

Así, los tintos de Ribeiro son de los más característicos del estado. Profundos, con carácter, exuberantes, de una nariz que por intensa, pareciera masticable. Pese a significar un mísero 9% de la producción de la comarca, la intensa vida en forma de fruta roja, frescor balsámico y calidez untuosa que en ellos habitan, los convierte en inolvidables.

La magia del Tostado. Naturalmente dulce

El punto distintivo de Ribeiro. Mucho más que un vino, el Tostado, es considerado un bien más de la familia. Patrimonio hedonista si se quiere.

Hablamos de un vino dulce, elaborado artesanalmente dejando pasificar las uvas colgándolas en la bodega para luego extraer el dulce néctar que hace del Tostado una joya enológica por derecho propio.

Tostado de Ribeiro

Cuentan las voces más ancianas del lugar que el Tostado era considerado una bebida de cortesía en los viejos pazos señoriales. Con el tiempo penetró en todas las esferas de la sociedad Ourensana, legándose en herencia o bien como dote de la mujer en las bodas. También se recuerda como alquímico remedio para los dolores del parto. Un bien común. Un remedio. Un alimento. Pura vida.


RIBEIRO CONSTITUYE EN SÍ LA ANCESTRAL ESENCIA GALEGA. UNA MANERA DE MIRAR AL MUNDO TAN PROPIA COMO SEDUCTORA.  


El Personaje

Colleiteira, bodeguera y mujer. Ángeles de Bodega Val Do Deva, es la figura más genial y pasional del Mundo Ribeiro y posiblemente la más independiente. La cara B de la comarca, su bodega elabora tintos en [casi] su totalidad.

Porque Ángeles, antes que niña, era bodeguera. “Ya de chiquitina me pasaba las tardes haciendo vino con mi padre”. Amante irredenta de su tierra reniega del uso del roble para envejecer sus vinos: “disfraza la verdadera expresión del terruño. Y yo quiero el terruño en la botella, de otra manera haría vinos…. y los vinos no se hacen. Se crean, se elaboran. Están vivos”.

Los tintos de Val Do Deva reflejan la determinación y pasión de su autora: Amor por la tierra, profundidad abisal y una intensidad casi incontenible. La amamos por ello.

bodega val do deva

Más que vino: Si vas Ribeiro no te debes perder…

Porque Ribeiro es mucho más que buen vino:

  • Para amantes de la aventura: Naturaleza salvaje, caminos imposibles, actividades de río, simas y riscos, subidas y bajadas. Debes estar en forma.

 

  • Para los más foodies: Una visita a Bodega Pousadoiro del enólogo Alfredo Fernández. Allí la señora Carmen, la pulpeira más cañera del lugar, prepara el mejor pulpo á feria del país. Dimos buena cuenta de ello.

 

  • Para los que se dejan mimar: Existen diferentes balnearios en la comarca que harán la vida más sencilla a los que se quieran dejar cuidar.

 

Ribieiro constituye en sí la ancestral esencia galega. Una manera de mirar al mundo tan propia como seductora. La personalidad cosida a pespuntes a una tierra que se merece mucho más. Y lo veremos. Palabra de Winelover.

Si te gustan los artículos de Rafa Moreno, te interesará este artículo sobre Vinos y Cambio Climático.

pulpo de Ribeiro

Cinco Jotas, la escapada gastronómica imprescindible para 2018

26 diciembre, 2017

jamón Cinco Jotas escapada

La Sierra de Aracena reúne los atractivos necesarios para una excursión foodie, que te llevará  a conocer en primera persona la bodega y la Dehesa de Cinco Jotas en la que se producen los jamones de bellota 100% ibéricos de esta tierra andaluza.

Por Maite Antón

Un jamón como el de Cinco Jotas es uno de aquellos placeres gastronómicos de los que sería casi imposible prescindir. Nos garantiza una pequeña dosis de felicidad en forma de bocado. Es por ello quizás que siempre nos acompaña en momentos alegres de nuestra vida como en Navidad, Año Nuevo, en el aperitivo de una boda o en una cena especial en casa servido con una copa de vino. La cultura gastronómica española lo asocia a los vinos tintos de La Rioja, pero si somos aventureros descubriremos que el jamón tiene muchas otras posibilidades de maridaje.

El jamón es pura vida, y cuando es de bellota 100% ibérico como el de Cinco Jotas la experiencia pasa de terrenal a divina. ¿Qué tiene este jamón para que su calidad sea suprema? La bodega onubense ha decidido abrir las puertas al público con una visita muy especial en la que desvela todos los secretos del proceso artesanal que lleva aplicando desde hace más de 130 años. Una escapada obligada para cualquier foodie que disfrute con este icono de la gastronomía española.

La Bodega Cinco Jotas se encuentra en el pueblecito de Jabugo, en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, protegido por la UNESCO como reserva de la Biosfera. Su ubicación no es fruto del azar sino del deseo por alcanzar la perfección en sus jamones. Está situada a 660 metros de altura, cerca del Océano Atántico, con inviernos fríos y húmedos y veranos secos y cálidos.

dehesa cinco jotas

La Dehesa de Cinco Jotas, un entorno único

Para entender el producto único que ofrece Cinco Jotas es necesario trasladarse a la Dehesa, un entorno con un ecosistema único en el mundo. Es una visita imprescindible al campo, que se puede realizar tanto a pie como a caballo, para comprender el ciclo completo de elaboración y la importancia de los detalles para obtener la máxima calidad: desde la cría del cerdo 100% ibérico, su crecimiento natural y la Montanera.

En una superficie aproximada de una hectárea para cada cerdo, entre encinas y alcornoques -algunos de 500 años-, estos animales de ese color negro tan característico viven en libertad y movimiento, alimentándose de bellotas y pasto durante un mínimo de dos meses. Unas condiciones de lujo. Esta fase de engorde, en la que aumentan su peso de manera progresiva hasta los 170 kilos, se conoce como la Montanera y va de octubre a marzo. La matanza se lleva a cabo entre el 15 de diciembre y el 30 de marzo.

jamón Cinco Jotas

La cueva de los milagros

Y del campo a la bodega, el templo particular de estos jamones cuyo origen se remonta al 1879. Un interesante recorrido que empieza en el antiguo patio secadero, donde antiguamente los colgaban para el proceso de curación durante seis meses. Continúa con la explicación del trato personalizado que recibe cada pieza, con las figuras clave del Maestro Perfilador y el Maestro de Bodega. Este último cuida del jamón al tacto durante tres años.

También se visita la que en Cinco Jotas han bautizado como la Cueva de los Milagros, la bodega natural Fundadores -con más de 130 años de antigüedad-, donde uno quedará cautivado por la imagen de centenares de jamones cuidados con paciencia y mimo durante nada más y nada menos que cinco años.

La parte final de la visita es la esperada degustación, en la que se muestra cómo cortar la loncha perfecta y se prueba las tres partes más características del jamón, descubriendo así las diferencias entre ellas. Y todo ello maridado con un fino de Osborne o con un Rioja que le va a las mil maravillas como el Montecillo Edición Limitada de 2010.

cinco jotas jamón ibérico

500 senderos para conectar con la naturaleza

La visita a Cinco Jotas se puede complementar con otras actividades, como descubrir La Gruta de las Maravillas, el tesoro escondido bajo tierra de Aracena. Se trata de 1.200 metros de laberintos en forma de piedra, que por acción del agua y del tiempo han ido tomando forma de estalactitas, estalagmitas, columnas, etc. Un mundo mágico subterráneo que te encandilará.

La Sierra de Aracena también es ideal para los amantes del senderismo y de la bicicleta. No en vano, hay hasta 500 caminos señalizados, que conectan los pueblos de esta zona de Huelva. Por ejemplo, uno paseo sencillo, de  unos 5 kilómetros de distancia y unos 45 minutos de duración, es el que va desde Castaño del Robledo a Jabugo. Un recorrido ideal para desconectar -en algunos tramos no hay cobertura- y admirar los colores de la naturaleza.

Los amantes de la gastronomía disfrutarán con una oferta de restaurantes y bares en los que sentarse en la mesa será uno de los mayores placeres de esta escapada foodie. En Aracena, por ejemplo, merece una visita un clásico de la hostelería como es el Restaurante Casas. Además de pedir un platito de jamón Cinco Jotas, otras delicias son los espárragos  a la plancha con jamón, la presa ibérica y unas natillas caseras que quitan el ‘sentío’.

En el centro del pueblo se ubica otro emblema de Aracena como es el Bar Manzano, especializado en setas y productos del cerdo ibérico, donde se puede probar otro plato típico de la zona como es la presa ibérica mantecada. Y en Jabugo, justo enfrente de la Bodega Cinco Jotas, el restaurante Las Bellotas es perfecto para hacer una degustación de carnes. En definitiva, la Sierra de Aracena es un destino obligado para una escapada gastronómica este 2018.

Si no puedes esperar a que llegue la fecha de tu viaje gastronómico a Jabugo, en este link encontrarás la tienda online de Cinco Jotas para ir abriendo boca. ¡Salud!

¿Quieres organizar una degustación de jamón armonizada con vinos españoles para un grupo? Contáctanos, ¡nos encanta organizar eventos y es nuestra especialidad!: hola@winestyletravel.com 

cinco jotas

Arrels restaurant: alma y autoría sin artificios.

3 diciembre, 2017

Un excitante proyecto enogastronómico en Penedés: Arrels Restaurant

La milenaria población de Santa Margarida i els Monjos, ubicada a cuatro km de Vilafranca, capital y corazón del Penedès, alberga un nuevo y excitante proyecto enogastronómico ideado y tutelado por el excelso tándem formado por el chef Miquel Soria y el sommelier [formador de sommeliers] Ton Colet.

Colaboración especial de Rafa Moreno

Una apuesta por la excelencia en su concepción más polihédrica; al servicio de la cocina y de la bodega, del corazón y la mente, y, por supuesto, del paladar. La aventura parte de una idea muy clara y precisa: ‘producto, producto y producto; de temporada y proximidad’ señala Ton.

No en vano, el jardín ampelográfico que es el Penedès se significa desde la diversidad, donde el ideario de “tierra de Cava” es hoy un lastre que los nuevos vignerons pervierten añada tras añada con creaciones innovadoras de una calidad incuestionable; recuperando variedades que expresan la esencia organoléptica de una tierra, siempre con la vista puesta en el respeto para con las vides y su entorno.


PRODUCTO DE PROXIMIDAD Y DE CALIDAD SON LA BASE DE COCINA Y SALA


Del mismo modo, la despensa de la comarca se sirve de mar y montaña, haciendo del Gran Penedès un vergel de macro y micro climas, así como diferentes altitudes que favorecen la riqueza y variedad de una tierra cuya relación con el hedonismo bien entendido se pierde en la cronología.

Más que una declaración de intenciones, el producto de calidad superior y proximidad es la idea matriz que vertebra todo lo que sucede en sala y en cocina. Así, la carta de vinos establece un diálogo con el comensal que inicia como sigue:

“De acuerdo con nuestra filosofía y en aras de potenciar el consumo de los productos de proximidad, esta carta de vinos está ordenada en función de la distancia que nos separa de las bodegas elaboradoras”

Bravo, añado.

platos restaurante arrels

Lo mejor del mercado

La oferta gastronómica orbita sobre dos modalidades de menú degustación y una carta dinámica, cambiante “en función de lo mejor que encontremos en el mercado cada mañana” apunta Ton.

Verduras, carnes, pescados, setas…. el producto lo es todo y debe ser el gran protagonista del festín. De este modo nos encontramos elaboraciones sin artificios, que acompañan y que integran pero siempre con la intención de destacar un conjunto de sabores que nos devuelven a la esencia más pura del alimento principal.

“Las elaboraciones al servicio del producto. Siempre. Eso sí, nos gusta divertirnos ideando platos y posibles maridajes, por lo que la creatividad siempre está presente”

Damos fe. Los platos se armonizan con una pensada selección de vinos multi DO que potencian las características más sabrosas de los mismos. Vinos que huyen de la norma, vinos de personalidad imperfecta y con alma; vinos que sorprenden y que convierten la experiencia completa en una suerte de organicidad placentera, natural. Plena.

Como muestra, un botón. ¿Alguien se resiste a este puerro confitado, humus y semillas de mostaza, vestido con una malvasía de Sitges seca añada 2006 de notas oxidativas y recuerdo jerezano?

Esta aparente sencillez esconde siempre una intención. Una suerte de paradoja que nos lleva a desarmar mentalmente el maridaje para al final encontrar su coherencia y razón de ser en lo natural y fluido de la combinación.

Porque en Arrels, algo tan habitual y mundano como beber y comer deviene en un hecho cultural de facto; algo que prueba empíricamente aquello de los maridajes de complicidad y el entendimiento de dos partes que forman un todo, bello y perfecto.

Si buscas es un experto que organice tus visitas especiales a la DO Penedés ponte en contacto con nosotros: hola@winestyletravel.com 

malvasia de sitges

Los diez brunch de Madrid más especiales

3 septiembre, 2016

Entre el desayuno y el almuerzo, lo dulce y lo salado, y restaurantes y hoteles. Presentamos nuestra selección de los diez brunchs de Madrid más especiales y con más encanto. Propuestas para todos los gustos, elegidas por su singularidad, ambiente y exquisito paladar.

Por Bárbara Jácome

HOTEL ORFILA: Un jardín encantado(r)

Sofisticación, tranquilidad y alta cocina son atributos propios del brunch que podemos disfrutar en esta terraza-jardín al más puro british style. Adherido a la exclusiva cadena de establecimientos con encanto Relais & Chateaux, el Hotel Orfila de cinco estrellas cuenta con Jardín de Orfila, un refinado restaurante lejos del bullicio de la ciudad. Buffet con propuestas clásicas y alternativas: bollería variada, embutidos ibéricos, salmón marinado con guarnición, sopa de melón con virutas de jamón, salmorejo de mango con huevos de arenque, sopa fría de tomate con anguila ahumada, tortas dulces, entre demás opciones. Platos frescos como ensalada de langostino o de foie con frutos rojos, o calientes como hamburguesa de wagyu con patatas paja. Todo acompañado por zumos de la casa y Cava Parés Baltá Brut Natue.

¿Dónde? Orfila, 6

¿Cuándo? Domingos de 12.30 a 16.00

¿Must? Ensalada de foie con frutos rojos para acompañar un ambiente natural y liviano.

PERRACHICA: El charm socialité

Ubicado en pleno barrio de Chamberí en Madrid, se trata de un antiguo banco avenido en restaurante con más de 900 metros cuadrados de confort, estilo y gastronomía. Tal vez por su historia, o por qué no por sus zamburiñas gratinadas, este ‘galpón’ gigantesco seduce a primera vista. Si bien antiguamente “perra chica” llamaban a la moneda de 5 céntimos de peseta, hoy es un indiscutible rincón de celebrities. Este lugar te transportará a través del tiempo cuando, por ejemplo, topes con cajas de seguridad, puertas blindadas en los baños, o tuberías colgantes. Cuenta con dos terrazas, una exterior y otra interior, siendo esta última la que recomendamos, pues resulta una zona de mercado-café. Lugar ideal para disfrutar de un brunch de cocina contemporánea: huevos benedictinos, crepes rellenos de nutella, y quesadillas.

¿Dónde? Eloy Gonzalo, 10.

¿Cuándo? Sábados y domingos de 11.00 a 14.00.

¿Must? Perrachica Eggs Benedict, con pan brioche, huevos poché, espinacas, una muy suave salsa holandesa y láminas de salmón.

plato para brunch

FRIDA: La ciudad al natural

Y cuando decimos “al natural”, lo hacemos con todas las letras. Una sobredosis de aire fresco y luz diurna en pleno barrio de Chueca en Madrid, dentro un espacio de lo más tropical para disfrutar una cocina non-stop creativa y sana. Con un menú corto pero abierto todo el día, ofrece materias primas puras de la huerta en platos recién hechos y smoothies para acompañarlos. Tan sano como para no tener prisa y disfrutar de la sobremesa. Un brunch en Madrid al mejor estilo slow-food. Los crepes rellenos de queso philadelphia y mermelada de frutos rojos nos sacarán cualquier antojo dulce; pero si preferimos lo salado como el religioso huevo benedictino, podemos escoger su versión más latina, con base de arepa, aguacate y jamón ibérico. El menú es pura delicia: los tagliollini con sala de trufa y huevo poché harán que queramos repetir.

¿Dónde? Calle San Gregorio 8.

¿Cuándo? Sábados y domingos, todo el día.

¿Must? Smoothie de Mango, piña, naranja y leche de coco.

gastronomía en restaurante

FONTY BISTRÓ: Golosos primero

Con un total estilo parisino, el brunch de Fonty destaca gracias a su chef y repostera Marie Valdez. Una propuesta con influencias de América Latina y Asia en una cocina moderna, aunque el personaje principal es su pastelería francesa y bollería artesanal. Roscones, tartas, macarons, pastry, bonafee, galette de rois … no querrás dejar de probar ninguna propuesta dulce.

¿Dónde? Juan Bravo 41.

¿Cuándo? Domingos de 11 a 16 horas

¿Must? Tartaleta de limón y merengue.

desayuno en fonty

HOTEL SANTO MAURO: Aristocrática vehemencia

Barroquismo en su máximo esplendor dentro un palacete del siglo XIX. Tras una imponente biblioteca convertida en comedor, se ofrece un brunch en el distinguido jardín trasero que respira la propia calma y estilo del hotel. Encontramos un lugar para salir del asfalto y el calor del verano, reposando a la sombra de castaños centenarios y aromas de lavanda o tomillo. “Brunch & Champagne” presenta platos anglosajones, típicos de un buen brunch, sin dejar de lado los sabores españoles. Cuenta de cinco entrantes, cinco primeros y cinco segundos a elegir además de una amplia selección de postres y, sin lugar a duda, una copa de Champagne. Seducen a primera vista las tortitas caseras servidas con sirope, nata y frutos rojos, el roast beef con crema de patata y cebolleta macerada, y los infaltables huevos benedictinos sobre un english muffin. En la mesa de dulces, los contrastes son su fuerte: crepes de nutella con helado de plátano, chocolate cake y helado de frutas del bosque, o quesos suaves, uvas y confitura de higos. Además, aquí podemos disfrutar de pequeños conciertos “after brunch“.

¿Dónde? Calle Zurbano, 36.

¿Cuándo? Domingos de 13 a 16 horas.

¿Must? La Cheeseburger Santo Mauro es toda un espectáculo.

brunch hotel santo mauro

LA JEFA: Un mix cultural

En una sala de estar de lo más relajada, en el bar desde su barra citadina, o en pleno comedor y en compañía de los chefs ya que la cocina está a la vista. Cuenta con una exótica carta que fusiona gastronomía canaria, pues sus dueños son de Tenerife, con cocina criolla, árabe o asiática, transladando la misma línea a sus brunchs. Podemos elegir dos platos para acompañar una cesta de pan artesanal con mantequilla y mermeladas, un café o infusión a gusto y una jarra de agua fresca de frutas. Los platos reunen a la perfección cualquier preferencia: arepitas, arroces, sandwich, ensalda, yogourt, pollo, huevos, panckes… Si cuentas con un paladar mas bien criollo, optaremos por una “Hamburguesa Tajín” con carne de buey madurada, guiso de verduras especias ras el hanout y cous-cous; y si preferimos un sabor más limeño vé por el Arroz Chifa, salteado con ternera, cebolleta china, verduras y sésamo.

¿Dónde? Calle Recoletos, 14.

¿Cuándo? Sábados y domingos de 11.00 a 13.30

¿Must? El sándwich atlántico, con pan de algas y atún a la plancha con mayo-japo, te dejará de vicio.

brunch en Madrid

HOTEL ÚNICO: Paladares cosmopolitas

Desde el jardín más chic del barrio de Salamanca, el Hotel Único Madrid propone un brunch “estelar”. El chef dos estrellas Michelin Ramón Freixa permite un lujo gourmet al precio asequible. Un cóctel o zumo detox al comenzar, tal vez de fresa-menta o tomate-albahaca. Seguiremos con entrantes healthy como ensaladilla rusa, ensalada de quinoa, un refrescante gazpacho o el ajoblanco. Bizcochos, tartas y bollería casera además de chocolates, macarons y postres de autor. Los amantes de los lácteos también tendrán acceso a una barra de yogures de la granja El Pastoret. Como platos, recomendamos el jarrete de cordero con salsa oriental o el carpaccio de atún de Tarragona con encurtidos, salsa tártara y alcaparras fritas.

¿Dónde? Claudio Coello, 67.

¿Cuándo? Domingos de 12:30 a 16.00.

¿Must? Su emblemática hamburguesa con rabo de buey y rellena de foie acompañada de mostaza de finas hierbas y patatas fritas.

brunch madrid

PIPA & CO: Cocina de mercado

En pleno barrio de Chamberí en Madrid, Pipa&Co combina el estilo country con el industrial a la perfección. El rincón predilecto es el jardín, montado cual invernadero entre altos ventanales, flora y fauna. Típico para una tarde soleada primaveral o nublada de verano. Un menú que prioriza platos de mercado, fundamentados en productos muy frescos y de calidad con zumos naturales y smoothies hasta estupendos cócteles. Del brunch destacan sus estupendos huevos rancheros con tortilla de trigo semifrita, huevos fritos y salsa roja mexicana (algo picante).

¿Dónde? Paseo de la Habana 105.

¿Cuándo? Domingos de 11.00 a 14.00.

¿Must? El Favorito de “Samantha de España” (Samantha Vallejo-Nágera), un emparedado hindú de pan de pita y pollo tandoon.

WESTIN PALACE: Opera & Brunch

Lujo tradicional en su máximo esplendor. En la cúpula multicolor del mítico Westin Palace acontece uno de los brunchs más ilustres de Madrid. Su buffet de platos es realmente excepcional, y amenizado mensualmente con diferentes conciertos de ópera y zarzuela. Durante todo el 2016 el hotel homenajeará a grandes figuras de la lírica española en compañia de su alta cocina. El mes corriente podrán disfrutar de la puesta en escena de María Barrientos.

¿Dónde? Plaza de las Cortes, 7.

¿Cuándo? Domingos de 13:30 a 15:30.

¿Must? Los Bloody Mary son exquisitos.

MARIETA: Perfección descontracturada

Si queremos viajar a Manhattan sin salir de Madrid, nos desplazaremos a pleno Paseo de la Castellana rumbo a Marieta. Con una entrada funcional para disfrutar de un entrante rápido o llevárnosolo como take away, seguido por una generosa sala principal de techos altos y abierta al exterior para continuar en la terraza, el espacio invita a un brunch cosmopólita y creativo. Resaltan los gofres con chocolate y frutas, la arepa rellena de pollo en salsa verde, cebollas encurtidas y crema fresca, y el sándwich de pan integral con pollo asado, queso mozzarella, tomate, espinacas y cebolla roja.

¿Dónde? Paseo de la Castellana, 44.

¿Cuándo? Sábados y domingos de 12:00 a 14:00

¿Must? Revélate y escoge del menú sus costillas hechas a 70g y maceradas 24h en salsa barbacoa al Bourbon y patatas tipo campestre.

¿Vas a a viajar por España? Inspírate en nuestro apartado DESTINOS

brunch en madrid

10 restaurantes que todo gourmet debería conocer

10 junio, 2016

(Y no se ubican ni en Barcelona ni en Madrid)

Ocho de cada diez turistas que visitan España lo hacen atraídos principalmente por la gastronomía. Y es que, gastronómicamente hablando, somos una auténtica cueva de Alibabá, repleta de tesoros culinarios para descubrir. Aquí os contamos los restaurantes que nos parecen imprescindibles en España. Y no se encuentran ni en Barcelona ni en Madrid.

Por Isabel Acevedo

Son muchos y para todos los gustos, y hacer una selección de los restaurantes más exquisitos siempre es complicado. De hecho, el sueño de todo gourmet es conocer el máximo número de restaurantes. No viaja para conocer museos o ir de tiendas (que también), sino para catar y degustar.

Aquí presentamos algunos de los establecimientos que no deberían perderse. Una selección de diez restaurantes gastronómicos, que no están ubicados en las dos principales capitales gourmet del país, Madrid y Barcelona, porque más allá de los archifamosos chefs y restaurantes barceloneses y madrileños, hay más vida culinaria.

1. Restaurante Atrio, Cáceres (Cáceres)

Atrio es el sueño de dos grandes profesionales de la hostelería, Jose y Toño. Ubicado en el maravilloso casco histórico de Cáceres, el nuevo Atrio (antes ocupaban otro local) es el restaurante del hotel homónimo, un establecimiento obra de los arquitectos Emilio Tuñón Álvarez y Luis Moreno Mansilla.

En cocina, Toño borda especialidades basadas en producto y técnica, mientras que en sala, Jose acompaña las viandas con vinos excepcionales, no en vano, el restaurante dispone de una de las bodegas más completas y exclusivas del país.

Movido por su afición y su pasión, Jose ha logrado atesorar auténticas piezas de coleccionista, entre ellas, la que denomina la guinda: una colección de Château d’Yquem conservada y expuesta en una pequeña capilla, obra de arte de la arquitectura y el vino.

2. Restaurante Dani García. Marbella (Málaga)

El chef malagueño deposita toda su magia e ilusión en su proyecto más personal, un restaurante gastronómico donde arranca desde la tradición para elevarnos hasta el maravillo mundo de las texturas, sabores y contrastes.

Lujo gastronómico y una cocina de cuento de hadas. Preparad las papilas gustativas para una explosión de sensaciones: frío, calor, nitrógeno, caldos, reducciones, texturas y técnicas… La imaginación al poder.

3. Las Rejas. Las Pedroñeras, Cuenca.

La larga trayectoria de Manolo de la Osa avala este restaurante manchego en donde podremos deleitarnos con producto, producto y más producto. Cordero manchego, bacalao, ostras, gambas, berenjenas, pichones, arroz, queso, azafrán…

Ingredientes, predominantemente de la región, que el chef transforma de forma sublime en manjares insuperables. Es la magia de cómo transformar materias primas humildes en exquisitas especialidades de alta cocina.

4. Casa Gerardo. Prendes, Asturias.

Esta casa de comidas centenaria se ha labrado su prestigio a fuerza de trabajo y tesón. Son cinco generaciones de cocineros que han marcado tendencia y escuela. Hoy, Marcos Morán , bajo la mirada siempre atenta y didáctica de su padre Pedro, ejecuta una culinaria asturiana magnífica.

Un equilibrio perfecto entre tradición y vanguardia que se plasma en cada uno de los detalles y platos de este restaurante.

5. Restaurante Rodero. Pamplona, Navarra.

Koldo Rodero es uno de los exponentes de la cocina Navarra de vanguardia más destacados y así lo demuestra en su restaurante homónimo. Sobre una sólida base de tradición y producto, construye su propia coquinaria con imaginación y técnica depurada.

Acompañado por su familia, madre y hermanas, los Rodero se mueven como ángeles en una sala cuidada y sencilla, mientras sirven magníficos platos de cocina de autor.

6. Casa Solla. San Salvador de Poio, Pontevedra.

Nueve mesas en un espacio diáfano para disfrutar de una de las cocinas más selectas de Galicia. El perfeccionismo de Pepe Solla ha hecho que este establecimiento se haya ido ubicando entre los imprescindibles del país.

Acabados magistrales, calidad suprema de las materias primas, espacios generosos, minimalismo y elegancia en sala y en cocina es el secreto de su éxito. Para este chef de saga el reconocimiento se ve día a día en la satisfacción de sus comensales.

A destacar, una excelente bodega con más de 320 referencias, que hacen honor a los inicios del chef, que hizo sus primeros pinitos en la restauración como sumiller.

7. Ricard Camarena Restaurant, Valencia. 

Sabor mediterráneo, respecto por el producto autóctono, creatividad sin estridencias, tradición salpicada de vanguardia. Así define el joven chef Ricard Camarena su restaurante gastronómico, que abrió hace poco más de 4 años y que hoy constituye una de las referencias gastronómicas del país.

Su elegante propuesta gastronómica vira entre las técnicas cosmopolitas y de investigación, y la veneración y el respecto por el producto. Interesantes sus propuestas más sofisticadas, como el arroz Margheritta, una sorprendente receta de arroz que juega con el aspecto y sabores de la tradicional pizza italiana.

8. La Calèndula. Regencós, Girona.

La chef Iolanda Bustos es la artífice de una cocina “floral” exquisita y sorprendente, que armoniza con un establecimiento rural, aunque delicadamente actualizado y contemporáneo.

El estudio de interiorismo Tres Trastos ha sabido reconvertir el antiguo teatro del pueblo en un exquisito y elegante restaurante. Donde antes estaba el escenario, ahora preside una amplia bodega, y la platea luce ahora como sala que colinda con una cocina a la vista, que permite ver al comensal las diferentes plantas aromáticas y flores que posteriormente catará en sus platos.

Una cocina fresca y de temporada, arraigada al carácter ecológico de esta chef, que no deja de sorprender con maridajes y armonizaciones de lo más sofisticadas.

9. Cabaña Buenavista. El Palmar (Murcia).

Una finca y cabaña de estilo africano. Cristal que deja ver el exterior, hierro viejo y mucha madera. En este entorno, la Cabaña Buenavista nos ofrece una cocina evolutiva y contemporánea, modernidad en los fogones sin olvidar el pasado y la tradición.

Arroz y pava con boquerones, pichón asado con mazorcas y mojo verde, crema de caramelo con crujiente de leche y helado de canela. Y un espectacular surtido de más de 25 quesos artesanos. Una delicia para paladares gourmet, que firma y lidera el chef Pablo González.

10. El Portal de Echaurren. Ezcaray, La Rioja.

Dicen que las croquetas de Marisa son incomparables. Este establecimiento atesora todo el saber hacer de generaciones de cocineros, aunque hoy es Francis Paniego la cara más visible de su cocina.

El chef ha heredado el arte de los fogones de su madre Marisa, pero lo ha sabido sofisticar para crear todo un espectáculo de aromas y sabores.

Ambos, madre e hijo, han sido distinguidos con el Premio Nacional de Gastronomía. Una distinción que viene a avalar la exquisita y suprema coquinaria del Portal de Echaurren y que se ve reflejada en especialidades míticas de la casa, como la Merluza confitada a 45ºC sobre pimientos asados y sopa de arroz, o algunos platos de casquería, como los Sesos lacados, o el Tartar de corazones.

restaurante echauren

Diez tiendas de lujo en Barcelona para descubrir

10 marzo, 2016

joyeria rabat barcelona

Barcelona es una de las ciudades para practicar “shopping” más interesantes de Europa. Las principales firmas de productos de lujo cuentan con un punto de venta en la Ciudad Condal. Como sucede en muchas otras urbes cosmopolitas, existen zonas donde se concentran la mayor parte de las tiendas luxury, como por ejemplo, el Passeig de Gràcia, conocida como la calle con más glamour de la ciudad.

Por Isabel Acevedo

No hay que conformarse con las zonas más populares, porque cualquier rincón de esta bella ciudad del Mediterráneo nos puede dar una sorpresa.

Hablar de las tiendas de lujo “top ten” en Barcelona puede ser, por tanto, arduo complicado, pero ésta es una selección de las 10 tiendas “imprescindibles” de Barcelona, de moda, joyería y viandas.

1. Santa Eulàlia. Passeig de Gràcia, 93.

Reconocida como una de las 30 mejores tiendas masculinas del mundo según “Business of Fashion”, es también una de las más longevas (fue fundada en 1843). Esta boutique fue recientemente remodelada por el arquitecto interiorista, William Sofield, “coreógrafo” de espacios de lujo, y es, sin duda, un lugar de referencia. Por ella han pasado figuras nacionales e internacionales vinculadas la mundo de la política, la economía, la cultura y el deporte. Marc Munill, JariMäkelä, Raúl Perera y el experto en camisería a medida, Manuel Manubens, interpretan los deseos de una clientela exigente y sensible en el arte del vestir y la elegancia. Cada traje lleva más de 48 horas de trabajo manual, de un equipo que sabe que la sastrería es un arte, una manera de plasmar la personalidad y el carácter de quien va a llevar esa prenda. Son 2.000 m2 en los que además de las mejores firmas de moda, encontraremos un bar-café para deleitar nuestros sentidos.

2. Manolo Blahnik. Mandarin Oriental Hotel Paseo de Gracia 38-40.

Manolo Blahnik es sinónimo de glamour y de belleza. Este diseñador, de origen canario, lleva 45 años diseñando zapatos para las más grandes artistas de Hollywood y muchísimas otras personalidades por todo el mundo. En España, solo cuenta con dos puntos de venta de sus afamados zapatos, uno de ellos, ubicado en uno de los hoteles más lujosos de Barcelona, el Mandarin Oriental. En la tienda, que se inauguró en 2011 y que acaba de ser renovado por el estudio de arquitectura In Out Studio, podemos encontrar desde zapatos con tacones de vértigo con un precio de hasta 3.000 € a modelos más económicos, como bailarinas a unos 400 €. Pero para escogerlos no hay que improvisar demasiado, pues para adquirir algunos de ellos existe una larga lista de espera de varios meses.

3. Passage Bcn. Abat Samsó, 7.

Después de estudiar seis años en New York, París y Milán, Elena Soldevila, regresa a Barcelona, para abrir, junto con su madre Eva Vilallonga y su hermana Sofía, esta “concept store” donde moda y diseño se dan la mano. En este peculiar espacio se reúne lo más interesante de las últimas tendencias de moda y objetos de decoración, además de los libros de moda con publicaciones de Assouline, Taschen o Ivorypress y una galería de arte. Entre su selección de firmas encontramos los espectaculares tocados de Philip Treacy, las joyas de Adolfo Barnatán y de Delfina Delettrez, las exclusivas pieles de Elena Benarroch, los divertidos gadgets de Karl Lagerfeld, la lencería sexy de Hanky Panky y muchas otras firmas como Maison Michell, Primavera, Seletti, Juanjo Oliva, Cortana, Benoit Missolin.

4. Moi Store. Rera Palau, 2.

Moi Store es una boutique multimarca alternativa y con grandes dosis vintage, que nos ofrece prendas de diseño de firmas y diseñadores de vanguardia como Ailanto, Barbara Alan, Mireia Fuste, by Deesksha, Menchén Tomàs, Maison du Posh, Ika Editions, Azabala Studio, Sonia Speciale y Moi. En la selección de prendas de Moi Store destaca un estilo puro y minimalista y esta clase y elegancia se complementa a la perfección con accesorios con mucho carácter. Pero lo que posiblemente más destaque es el propio establecimiento, una antigua papelería del 1929 ubicada en el barrio de moda de Barcelona, el Born, lo que proporciona ese aire vintage absolutamente trendy.

5. Diamond Palace. Rivadeneyra, 4.

Es una de las joyerías más exclusivas y más grandes de España, con más de 1.200 m2, ubicados en el corazón de Barcelona, junto a la concurrida Plaza Catalunya. Diamond Palace cuenta con género procedente de las Bolsas de Diamantes de Amberes (Bélgica) y Tel Aviv (Israel). Es, en definitiva, el paraíso de los amantes de la alta joyería y, sobre todo, de las piedras preciosas. Y es que no siempre podemos contemplar hasta 6.000 referencias de joyas de diseño, la gran mayoría no al alcance de todos los bolsillos. Además, para los curiosos, The Diamond Palace dispone de un Museo del Diamante en la que podemos incluso contemplar una máquina real de pulir diamantes y muestras de diamantes de diferentes tamaños y cortes a escala real.

6. Rabat. Passeig de Gràcia, 94.

Rabat es sinónimo de joyería y relojería. La marca barcelonesa, se ha convertido en uno de los referentes del sector de todo el país, con ocho establecimientos ubicados en la Ciudad Condal, Madrid y Valencia. Entre sus tiendas destaca la ubicada junto a La Pedrera, por ser la joyería más grande de Europa, con sus 2.500 m2 de instalaciones. El espacio, inaugurado en 2015, ha sido decorado con todo lujo de detalles, mimetizándose con el estilo modernista del edificio que ocupa, conocido como Casa Codina. Allí podemos contemplar (y comprar) las más exclusivas marcas de joyas y relojes como Audemars Piguet, Vacheron Constantin o Hublot, entre muchas otras. Asimismo, no olvidar sus joyas de diseño exclusivo, que nacen de la minuciosa selección de cada gema, además del uso de las mejores artes joyeras.

 

7. Colmado Quílez – Lafuente. Rambla Catalunya, 65

Una de las boutiques gastronómicas con más historia del centro de Barcelona (se inauguró en 1906), hoy reubicada en la calle Aragó, es todo un paraíso para los paladares más gourmets. Su larga trayectoria, su saber hacer, y su delicada y minuciosa selección de viandas, vinos, cavas, champagnes y espirituosos la hacen imprescindible. A destacar, su amplia selección de productos gourmet con más de 200 tipos de aguas, sus más de 3.500 referencias de vinos de más de 100 Denominaciones de Origen, sus más de 250 tipos de aceites, sus cerca de 300 referencias de cervezas, y sus más de 1.000 marcas de whiskies.

 

8. Vila Viniteca y La Teca. Agullers, 9.

Es una de las tiendas gourmet más importantes y de referencia para todo buen sibarita que se precie. Inaugurada en 1932 por los abuelos de los actuales propietarios, este establecimiento se divide en dos (uno enfrente del otro). Vila Viniteca, dedicado al mundo de los vinos, cavas, champagnes y licores; y La Teca, un paraíso gastronómico. A destacar sus más de 350 referencias de quesos artesanales afinados, entre los que destacan pequeños elaboradores de todo el mundo. Por su parte, Vila Viniteca es uno de los distribuidores de vinos más destacados del país, con distribución en exclusiva de más de 200 referencias y con caldos de elaboración propia premiados en los mejores certámenes.

9. Rosa Clará. Diagonal, 409.

Hablar de Rosa Clará es hablar de ceremonias, de fantasía y de glamour. La diseñadora empezó su andadura empresarial en el sector de la moda nupcial hace casi 20 años, abriendo su propia tienda de vestidos de novia en Barcelona, y hoy día sus vestidos y trajes son apreciados en todo el mundo. Posiblemente, incluso, hablemos de la firma de vestidos nupciales más mediáticos del momento. Pero no solo trajes de novia, en Rosa Clará encontraremos posiblemente aquel vestido de cocktail o de ceremonia con el que siempre habíamos pensado. Trato especializado, que requiere de cita previa.

10. Scarf Bar de Burberry. Paseo de Gracia, 56.

La firma británica de lujo cuenta con un espacio único en Barcelona, una tienda dedicada a uno de sus productos más icónicos: las bufandas de cachemir. Más de 50 colores y estampados diversos, entre los que podemos encontrar el verde oliva, marrón madera, berenjena, ciruela, rojo, nuez, fucsia, ámbar, yema, menta, gris, blanco y lima aguamarina. Además, si lo deseamos, podemos personalizar nuestra bufanda con nuestras iniciales en hilo de colores, y todo ello por unos precios que van desde los 250 a los 800 euros, aproximadamente. Y es que estas piezas son un auténtico lujo. Burberry las fabrica en Escocia. Cada bufanda se teje en un telar tradicional; después, se lava en las aguas dulces de las localidades de Elgin y Ayr, donde se ubican las fábricas de la marca, y se terminan a mano.

 

Las otras imprescindibles.

En Barcelona también encontraremos tiendas de las firmas más reconocidas del mundo luxury:

Louis Vuitton. Passeig de Gràcia, 82.
Loewe: Passeig de Gràcia, 35.
Dolce & Gabanna: Passeig de Gràcia, 95.
Carolina Herrera: Passeig de Gràcia, 87.
Yves Saint Laurent: Passeig de Gràcia, 102.
Cartier: Passeig de Gràcia, 35.
Channel: Passeig de Gràcia, 70.
Valentino: Passeig de Gràcia, 108.
Dolce & Gabbana. Passeig de Gràcia, 95.
Prada. Passeig de Gràcia, 88.
Longchamp. Passeig de Gràcia, 86.
Michael Kors. Diagonal, 572 y Passeig de Gràcia, 100.
Tiffany’s & Co. Passeig de Gràcia, 38-40.