linkedin

Pinea 2014, un tinto elaborado de viñedos viejos y con mucha pasión

17 febrero, 2019

pinea 2014

Pinea 2014 apareció en nuestra mesa de cata el pasado mes de diciembre. Un vino tinto sorprendente que elabora Pinea, la nueva bodega que ha llegado a Ribera del Duero pisando fuerte.

Por Miquel Àngel Garrote

Pinea 2014 es un vino tinto monovarietal elaborado con la uva tradicional de la Ribera del Duero, la tempranillo. De intenso y profundo color granate, limpio y brillante, al agitar la copa se aprecian con facilidad densas lágrimas glicéricas que transmiten sensación de personalidad y corporeidad.

En nariz este tempranillo 100% es limpio y seductor. Variadas y muy complejas notas nos desvelan que estamos disfrutando de un vino de alto copete.

En primer lugar se aprecian los aromas propios de una esmerada crianza en barrica de roble de alta calidad: cálidos cacaos y cautivadoras notas de café torrefacto, de café con leche.

Seguidamente nos invaden recuerdos a sotobosque, a resina, que se conjugan a la perfección con aromas más primarios como son la ciruela negra, la picota e incluso la mora en un su punto óptimo de maduración.

Una amalgama de aromas que evocan inenudiblemente a esos archiconocidos bombones licorosos de nombre “Mon Chérie”.  Como colofón, delicadas notas a caja de puros derivadas de la evolución del vino en botella.

pinea 2014

Un verdadero placer para nuestros sentidos, Pinea 2014 es un vino de sofisticada complejidad y se encuentra en su momento óptimo de consumo.

En boca Pinea 2014 nos invita a una explosión de sensaciones. Aunque es un vino tinto sin ninguna presencia de azúcares residuales, su entrada es golosa, muy amable, sutil y liviana.

La sensación alcohólica se encuentra muy bien integrada por una maravillosa carga frutal, aportando peso y corporeidad. Igualmente, su acidez se percibe equilibrada, fresca, armoniosa y aporta una jovial agilidad al conjunto.

La astringencia de Pinea 2014 acompaña al séquito de sensaciones positivas y se percibe agradable, afinada y con taninos pulidos y redondos.

Afortunadamente para nuestro deleite en boca, la intensidad de los gustos es máxima. Recuerdos persistentes y equilibrados a bombón licoroso, a cereza negra, a confitura de ciruela, a tostados torrefactos, a especias dulzonas. Una amplia y orquestada retahíla de recuerdos y sensaciones que se superponen unas a las otras. Pinea 2014 es equilibrio en estado puro.

En conclusión, nos encontramos sin duda enfrente de un vino sobresaliente, equilibrado, capaz de mostrar tipicidad, origen, terruño. Una joya para conservar y degustar a partir de hoy mismo que sus creadores han obtenido de viñedos viejos y sin duda poniéndole mucha pasión.

Si quieres saber más sobre la bodega y los vinos de Pinea, puedes leer nuestro artículo “Nace un nuevo vino en la Ribera del Duero”

viñedos de pinea 2014

Un vistazo a Portugal y sus enólogos más destacados

13 enero, 2019

Portugal es una de las potencias vinícolas a nivel mundial en cuanto a variedades de uva. Nuestro vecino ha sabido mantenerse al margen de los efectos de la globalización en cuanto a las variedades de uva que reinan por doquier y hoy es esa riqueza vegetal su mayor tesoro. Nombres como las tintas Touriga Nacional, la Tinta Roriz, Jaén, Trincadeira o las blancas Loureiro, Arinto o Roupeiro nos sugieren singulares vinos elaborados a partir de ellas.

Por Esther Ibañez

Se calcula que Portugal tiene un catálogo ampelográfico de medio millar de variedades de uva, se considera por ello el país con mayor riqueza varietal.

Juegan a a favor de Portugal las islas lusas del Atlántico: Azores y Madeira, paraísos vinícolas cuya insularidad y aislamiento ha permitido mantener viñedos con castas autóctonas.

Además, junto a Madrid, Lisboa es una de las pocas capitales que da nombre a una Denominación de Origen. Concretamente la zona de Lisboa pasó en 2008 a formar parte de la calificación “Vinho Regional Lisboa” en sustitución de la antigua denominación “Vinho Regional Estremadura”.

Existe además, una generación de talentosos enólogos lusos, de los que mencionaremos algunos. Ellos están explotando el enorme potencial de estas variedades autóctonas portuguesas y elaborando vinos muy particulares, apreciados por la crítica internacional y por aquellos amantes del vino que buscan nuevos tintos y blancos.

Anselmo Mendes

Robert Parker no dudó en señalarlo como “one of the greatest Portuguese winemakers” en The Wine Advocate. Y José Peñín destacó que Mendes era “el productor de Alvarinho más innovador”.

Lo cierto es que Anselmo Mendes es uno de los enólogos portugueses más reconocidos. Su trabajo con tres variedades blancas – la Alvarinho, Loureiro y Avesso – utilizando técnicas como la fermentación en barrica, o la vinificación de blancos en contacto con sus pieles, le ha permitido crear una variedad de vinos sorprendentes que han logrado el aplauso de la crítica.

enologo vinos de portugal

Antonio Maçanita

Con tres proyectos propios en marcha en distintos puntos de la geografía portuguesa, Maçanita forma parte del grupo de enólogos más destacados qie elaboran vinos de Portugal

Lleva más de una década en Vinos Fitapreta en el Alentejo, promovió la Azores Wine Company en el archipiélago atlántico y es cotitular del proyecto Maçanita en el Douro junto a su hermana Joana Maçanita, también enóloga.

Además de su actividad propia, asesora a una docena de bodegas de Portugal. De ascendencia alentejana y azoriana, su filosofía pasa por la preservación de las castas autóctonas portuguesas.

Diogo Campilho y Pedro Pinhao

Dos jóvenes enólogos que han creado un exitoso tándem en Quinta de Lagoalva, una hacienda de larga tradición vinícola en Ribatejo (Vinho Regional Tejo).

Con formación y experiencia en Australia, la filosofía de Campilho y su socio es buscar la conjunción de las técnicas vitivinícolas del nuevo mundo con las tradicionales europeas de cara a obtener lo mejor de cada variedad.

Destacan sus vinos elaborados con la variedad Alfrocheiro, que entrega vinos elegantemente oscuros, de capa altísima.

Cerdeira Solhaeiro

Luis Cerdeira

Este enólogo de Portugal, que dirige la bodega Solhaeiro junto a su hermana María Joao Cerderia, encarna la tercera generación de la familia elaborando vinos en Melgaço.

Ubicadas junto a la frontera con Galicia, las subregiones de la DOC Vinho Verde Melgaço y Monção, cuentan con una situación privilegiada que les confiere un microclima ideal para el cultivo de variedades blancas y tintas propias de la zona.

Su gama de Solhaeiro se encuentra entre los vinos portugueses de mayor proyección en los mercados internacionales.

Paulo Laureano

Este Ingeniero Agrónomo y Enólogo formado en Portugal, España y Australia es uno de los grandes nombres del Alentejo, pues en los últimos años ha colaborado en una treintena de proyectos vitivinícolas de la región.

Además Laureano es uno de los promotores de la recuperación de una casta autóctona alentejana, la Tinta Grossa, creando el primer vino varietal de esta variedad: Paulo Laureano Tinta Grossa.

¿Qué es el sake? Despejamos algunas dudas

4 enero, 2019

El sake es un gran desconocido, una bebida cada vez más de moda, sobre la que sin embargo, reina mucha confusión. El sake japonés no es un vino, ni una cerveza, ni un destilado. Si está correctamente elaborado con agua y arroz de calidad, posee una personalidad propia, por lo tanto, merece un lugar destacado entre las grandes bebidas alcohólicas.

Por Esther Ibañez

Sake

No es correcto decir que el sake es ‘vino de arroz’ porque en cualquier proceso de vinificación se parte de un tipo de fruta (uva, manzana, etc.), que contiene azucares naturales que se transforman en alcohol mediante la fermentación. Tampoco es acertado asimilar el sake a la cerveza a pesar de que ambos parten de un cereal, ya que no comparten el método de elaboración y el resultado final no es comparable en ningún sentido. Su graduación y su particular elaboración también lo alejan del concepto que tenemos de destilado.

El sake es una bebida fermentada elaborada principalmente a partir de arroz, usando un microorganismo llamado koji. Tiene un contenido alcohólico de entre 13% a 20%.

Quien quiera adentrarse en el conocimiento del mundo del sake deberá antes familiarizarse con las sensaciones de la seda y el nácar en el paladar”–así de poéticamente nos lo advierte Antonio Campins en su libro SAKE, publicado por la editorial Zendrera Zariquiey y recientemente reeditado.

Sake

Una técnica de elaboración muy compleja

La técnica de elaboración tradicional del sake es muy compleja y está caracterizada por la conversión del almidón del arroz en azúcar fermentable a través de la acción de un moho llamado koji kin (aspergillus oryzae).

Para elaborar sake se utiliza un tipo de arroz que concentra el almidón en el núcleo del grano, permitiendo así́ que mediante la operación de pulido se puedan eliminar los integrantes indeseados del grano: grasas y componentes nitrogenados. Con ello se consigue reducir el diámetro del grano de arroz al tamaño necesario. A menor tamaño del grano, mayor calidad del sake que surgirá a partir de él.

El porcentaje de deshecho puede ir desde el 20% en el caso de sakes de gama baja hasta un 75% en los casos de sakes más Premium. Este material sobrante se utiliza para elaborar galletas y otros productos derivados del arroz.

Sake

En este momento comienza la elaboración distintiva del sake: los granos de arroz se limpian y se sumergen en agua. A los granos empapados se les inyecta vapor para volver a enfriarlos rápidamente.

Sobre el arroz cocido se cultiva el moho koji kin que desprende unas encimas que tienen la capacidad de transformar el almidón del núcleo en azúcar fermentable.

Este proceso, que hay que someter a un estricto control de temperatura, se sucede en unas cincuenta horas. Esta fase se antoja clave en la elaboración del sake, pues en ella se generan los aromas y sabores del producto final y también determinará el grado alcohólico del mismo.

Se pasa entonces la masa a unas tinajas mayores y durante cuatro días se añade más arroz cocido, más agua y más koji. Pasados estos cuatro días se deja reposar y fermentar durante unos 18 a 32 días.

El azúcar del arroz enmohecido se irá transformando en alcohol y dióxido de carbono, en una particular reacción química llamada fermentación múltiple o en paralelo. Posteriormente se detiene la fermentación y se procede al prensado en sacos de algodón, asistiendo así al nacimiento de la bebida que conocemos como sake.

Existen distintos tipos de prensado y categorías de sake resultantes de cada uno de los prensados. Pero sin extendernos en estas categorías apuntaremos que algunos de los sakes más codiciados se elaboran suspendiendo el saco de algodón del techo y recogiendo el preciado líquido gota a gota.

Tras la operación de filtrado y la pasteurización a 65oC obtenemos el sake transparente que encontramos en las botellas. Cada casa elaboradora de sake, de cara a obtener la graduación alcohólica deseada añade en este momento agua para rebajar el grado o alcohol etílico para aumentarlo.

Sake

Esta es la selección de vinos de Guillermo Cruz para Nochevieja

26 diciembre, 2018

guillermo cruz

El sumiller zaragozano Guillermo Cruz vuelve a WineStyle Travel para mostrarnos algunos de los vinos que se servirán en su mesa en estas fiestas en torno al fin de año.

Por Esther Ibañez

La selección de vinos de Guillermo Cruz, como siempre, responde a la de una persona entusiasta del vino, que busca conocer cada uno de los lugares donde se elaboran los vinos y las personas que están detrás de ellos.

Con su experiencia a cargo de la parte líquida de Mugaritz, uno de los restaurantes más singulares de España, sus recomendaciones son siempre pistas sobre los vinos más sorprendentes del panorama mundial.

Guillermo Cruz no para de recibir reconocimientos por su trabajo, su dedicación al vino y su afán por comunicar sus amplios conocimientos vinícolas.

El último de ellos ha sido el galardón “Mejor Sumiller” en la última edición de los IWC Merchant Awards celebrada en octubre en Madrid.

El Jurado destacó que Guillermo Cruz es “el embajador de la pasión inteligente en el vino, el que nos sabe hacer soñar lo que solo sentimos, el que sabe que la emoción que en él despiertan los grandes vinos no sirve para nada si no es compartida”

“Un conocedor profundo y amplio, de los que se recorre el mundo en busca de la cepa diversa y del vino recóndito. Tiene el vino en su corazón, en su cabeza y en su agenda, pero lo transmite con la sencillez de los que saben que, por muy importante que el vino sea para nosotros, el vino se hace grande cuando es pequeño, cuando los demás lo beben por divertirse.

“Con esta sencillez en su mente, ha conseguido lo que nadie en su circunstancia había conseguido antes: que un gran restaurante organice sus menús en torno al vino, que investiguen el vino para hacerle ser elemento troncal en algunos platos, que el vino no sea acompañante al que se marida, sino acto de amor y presencia.”

viñedos elegidos por guillermo cruz

La lista que Guillermo Cruz nos ha elaborado para estas fechas no puede ser más tentadora. Tomaremos nota para nuestras celebraciones, para despedir el Año o celebrar la llegada del siguiente. Una lista cargada de emotividad y buenos recuerdos en torno al vino y sus hacedores.

Pascal Doquet Grand Cru Blanc de Blancs

Esta familia que es productora en Champagne desde 1982, se caracterizó allá en 2004 por una reconversión total a la biodinámica, es un cambio de rumbo, buscando encontrar un nuevo diálogo con su entorno, está vez mucho más cercano y sincero.

Fue uno de los primeros “petit vigneron” en saltar a la palestra, mostrando que no sólo las grandes casas son capaces de crear singularidad líquida.

Ulrich Allendorf Jesuitengarten Grand Cru 2012

“Cuando conocí a Ulrich en mi primer viaje a Alemania, allá por 2010, me conmovió la historia que giraba alrededor de sus botellas”.

El pueblo de Winkel, en el mismo corazon del Rheingau como casa y centro de operaciones, y como buen productor alemán, elabora unos 50 vinos distintos.

Jesuitengarten, o el Jardín de los Jesuitas, es un Grand Cru ya clasificado hace cientos de años por los monjes, que debido a su cercanía al Rio Rhin produce botellas con menos acidez que otras parcelas de la zona, pero con una boca y textura que hace enloquecer.

As Sortes 2016

“Siempre fue mi blanco gallego favorito, Rafa Palacios ha sido la persona que más ha profundizado en el potencial de la Godello. De familia de productores, él decidió nadar a contracorriente, abandonar su zona de confort y marcharse a Galicia” nos cuenta Guillermo Cruz.

Rafa es una de esas personas que se deja querer y que te contagia emoción cuando habla de sus mini parcelas, de los mayores del lugar, de los suelos o de su entorno.

Un vino con trabajo en barrica y lías, para dar más textura a un Valdeorras embotellado, la esencia del purismo fruto de una perfecta sinergia entre hombre y paisaje.

as sortes elegido por guillermo cruz

Ignios Baboso Negro 2016

“Borja Pérez junto con Jonathan García son los referentes indiscutibles en Tenerife, aunque para mi también lo son en el mundo” opina Guillermo Cruz.

Situado en Ycodem Daute Isora, en ese paraíso repleto de suelos volcánicos y variedades autóctonas, muchas de ellas procedentes de Portugal, aunque con otro nombre.

La Baboso es una de esas variedades que estuvo a punto de desaparecer, por la dificultad de trabajarla y sus escasos rendimientos. Borja consigue llevar estar variedad al máximo exponente, pocas botellas, una sola parcela. Un vino precioso.

Cream Solera 1847 González Byass

Ya que estamos, quizás, en la época más dulce del año, no podía faltar un vino de Jerez, de las históricas mezclas entre PX y Oloroso.

“Este en particular, obra del gran Antonio Flores, el hombre de Jerez, aquel que lleva el nombre de su tierra hasta el lugar más recóndito del mundo, poeta, persona y amigo”.

Solera que arranca en 1847, un vino viejo, que nos hace recordar que el tiempo, es el mayor de los lujos y aquellas botellas que se alían con este tiempo, para trascender, se convierten en inolvidables.

 

Estos son los vinos que eligió Guillermo Cruz las Navidades pasadas, ¿tienes curiosidad para seguir leyendo?

ignios por guillermo cruz

David Seijas te cuenta cómo armonizar Celeste Crianza estas Navidades

21 diciembre, 2018

Si el vino tiene una magia especial frente a otras bebidas es por su capacidad para armonizar aromas y sabores de forma excepcional. Hemos catado Celeste Crianza de bodega “Pago del Cielo” para Winestyle Travel y estos son los tres acordes que te recomiendo para disfrutar las Navidades con Celeste Crianza.

Por David Seijas

La armonización regional o clásica: cochinillo al horno

Una de mis recomendaciones más repetidas cuando imparto cursos de cata o charlas sobre maridajes, armonías o acordes  (Acordes es una palabra adaptada del vocabulario francés y es la que más me gusta utilizar, por su dulzura sonora) es sin duda la siguiente:

¡Disfrutad siempre de los vinos y la gastronomía de la misma zona! ¡Nunca falla!

En el momento de decidir los acordes, el paso de los años y la sabiduría de los lugareños no pueden equivocarse. Históricamente, siempre ha sido una gran gozada degustar un vino de la zona con algún plato típico de producto local, ambos se entienden a las mil maravillas.

En este caso, tanto si vais a viajar a la maravillosa Ribera del Duero, como si tenéis previsto cocinar en casa los días de Navidad, no podéis perderos una armonía excepcional: Celeste Crianza con cochinillo al horno.

El frescor de Celeste Crianza limpia la textura grasa del cochinillo, fundiéndose en boca. Además, suaviza los taninos y gana en cremosidad, creando así una sinergia insuperable. Si os atrevéis, probad a especiar y condimentar el plato con pimientas o hierbas aromáticas para potenciar el juego aromático.

Acorde estacional navideño: confit de pato, con salsa de arándanos y “chips de patata”

 Otra tendencia en acordes que siempre funciona, aunque sin darnos cuenta, es la de la estacionalidad.

Son aquellos platos, productos y vinos que más apetecen en una época especial del año. Por ejemplo, platos ligeros y frescos en verano, con vinos afrutados, cítricos y vivaces.

O platos de cocciones largas, de hora de “chup-chup” y paciencia y potajes en invierno, con vinos más cálidos, tánicos, oscuros…

Navidad es época de cocinar pluma: patos, ocas, pavos… Se comparten y disfrutan en muchas mesas de nuestro país.

En este caso, la textura y untuosidad del pato también crean una sinergia única con el frescor y el tanino bien fundido de Celeste Crianza.

La salsa de arándanos crea un juego aromático espectacular con la sensación de frutas maduras de vino y la patata “chip” aporta crujiente a la combinación, otorgando una nueva dimensión de texturas y diversión en el paladar.

Maridaje de contraste: trucha de río con jamón salteado

Normalmente, si nos preguntan sobre maridajes, lo primero que nos viene a la cabeza es identificar la estructura del plato.

Después, buscaríamos un vino con más o menos la misma potencia de dicha elaboración y así, encontraríamos un acorde por intensidad-afinidad.

Esta es una de las primeras piedras angulares de las tendencias actuales de la mayoría de los expertos sobre maridajes y armonizaciones.

Pero, lo que también es cierto, es que la mayoría de los expertos, sommeliers y wine lovers a los que he preguntado, el acorde que más recuerdan de sus vidas ¡suele ser el de contraste!

Alguna de las más memorables sinergias que he tenido el placer de degustar son en las que a priori, el plato y el vino, ¡se parecen como un huevo a una castaña!

Aquí va uno de estos. ¿Un señor vino de Ribera del Duero con un pescado? Se preguntarán… ¡Pues sí!

La buena integración de la madera, la buena textura frutal y la vivacidad de Celeste Crianza, nos permiten disfrutar de una buena trucha de río.

La idea es que la cocinen con jamón salteado, ya que la sal a dosis proporcionadas es una gran amiga de los vinos, los cuales se vuelven más sabrosos y suculentos.

Aquí os dejo estas tres elaboraciones para que puedan festejar de mejor manera, si cabe, estas fiestas que se avecinan.

Así es catar con Luis Gutiérrez siete vinos con 100 puntos Parker

13 diciembre, 2018

En silencio y con expectación el público espera un momento histórico: una cata de siete vinos con 100 puntos Parker. Una experiencia única liderada por Luis Guitérrez, crítico de vinos para Wine Advocate en España, Argentina y Chile.

Por Glòria Vallès

Siete vinos con 100 puntos Parker. Es difícil decir que no a una propuesta tan sugerente. Vins y Licors Grau invitó a WineStyle Travel a participar en esta experiencia sensorial en la que descubrimos por qué un vino puede llegar a los 100 puntos (o no 😉 ).

“Un vino de 100 puntos es un vino que me acelera el corazón. No es un vino perfecto. Los 100 puntos Parker son vinos especiales”. Luis Gutiérrez inicia así una tarde excepcional y llena de vinos desconocidos por la mayoría.

Estamos en las instalaciones de Vins i Licors Grau en Palafrugell, Girona, y la velada es prometedora.

100 puntos Parker en Sanlúcar de Barrameda

La cata de 100 puntos Parker comienza con un Barbadillo Reliquias Palo Cortado. Uno de los vinos más añejos de la bodega, de los que habitualmente no se venden y quedan a manos de la propia familia.

Esta reliquia tiene 100 años de edad y una elevada concentración, sin perder por ello el equilibrio que lo hace casi mágico.

Los honores de abrir una de las 40 botellas de esta edición se hacen con la presencia de Armando Guerra, enólogo y responsable de los vinos de alta gama de de Bodegas Barbadillo.

Foto: Siete vinos con 100 puntos Parker / @ Paco Dalmau

Dos clásicos: de La Rioja y la Ribera del Duero

Seguimos con Castillo de Ygay Gran Reserva Especial 1986 de Marqués de Murrieta. Un vino de 100 puntos Parker con un precio de venta al público alrededor de 495 €. De él todavía existen hoy partidas porque la bodega de La Rioja optó “por las largas crianzas en barrica”, a diferencia de otras bodegas de la región que embotellaban pronto.

El tercero de los vinos de la tarde lo produce la Compañía de Vinos Telmo Rodríguez, Las Beatas 2015, también en La Rioja. Procedente de un único viñedo de 1.9 hectáreas, su producción es limitada a 1498 botellas. 

“Un vino muy joven, con poca historia pero con un gran futuro por delante”, en palabras de Luis Gutiérrez.

El propio Telmo Rodríguez , Presidente de la Compañía, hablará de sus vinos y sus viñedos al finalizar la cata: “para elaborar Las Beatas buscamos una bodega subterránea para envejecer despacio; y esto nos ha dado el gusto de descubrir el verdadero Rioja”.

Castillo de Ygay Gran Reserva Especial 1986 100 puntos parker
Foto: Castillo de Ygay Gran Reserva Especial 1986, Marqués de Murrieta / @ Glòria Vallès

Sumamos los 400 puntos con Dominio de Pingus 2014 de Peter Sisseck, uno de “los enólogos más competentes en España, básicamente porque conoce vinos de todo el mundo” según Luis Gutiérrez.

El  Dominio de Pingus 2014 lleva al ponente a reflexionar sobre el futuro de la Ribera del Duero: “debería dar más información de las subregiones, de cómo es cada viñedo de la Ribera del Duero”.

Un viaje al Nuevo Mundo

El próximo vino nos transporta desde el clima mediterráneo con carácter continental de la Ribera del Duero, al otro lado del Atlántico, con un vino excepcional del enólogo Alejandro Vigil:  Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary Cabernet Franc 2013.

“Alejandro Vigil es una de las personas que en Mendoza están tratando de entender el terroir y sacar lo mejor de cada viñedo” explica Luis Gutiérrez.

Y es que Mendoza, en Argentina, es una región con gran diversidad de climas y suelos. En cada una de sus subregiones la altitud juega un papel determinante en el desarrollo de las parcelas específicas de viñedo.

Te recomiendo que descubras un poco más esta bodega leyendo nuestro artículo Casa El Enemigo, el corazón de Alejandro Vigil

vino 100 puntos Parker
Foto: Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary Cabernet Franc 2013, bodegas Casa El Enemigo / @ Glòria Vallès

Y del Nuevo Mundo saltamos al Viejo Mundo, a un clásico que es quizás el vino más excepcional de la cata:  Château Cheval Blanc 2010.

Un vino elaborado en la mítica bodega de Saint Émilion, Burdeos, por Pierre Lurton. Enólogo joven que también es responsable de Chateau d’Yquem.

La experiencia termina con Toro Albalá Don P.X. Convento Selección 1946. “Este vino es excepcional porque procede de una sola añada, 1946, no tiene solera”. Encontramos en él un vino blanco muy dulce, un postre en sí mismo.

¿Por qué 100 puntos Parker?

Al final de la cata, Anna Vicens, Presidenta de la Asociación Catalana de Sumilleres, pregunta lo que probablemente muchos tenemos en mente y nadie expresa abiertamente en el momento: ¿Qué diferencia hay entre un vino de 90 y uno de 100 puntos Parker?

“Mi respuesta no es científica: un vino de 100 puntos me parece mejor”. Luis Gutiérrez deja abierta así la respuesta a una incógnita compartida por muchísimos bodegueros y catadores sobre cómo se logran puntuaciones elevadas en los rankings.

Si de algo no queda duda, es que un vino con 100 puntos tiene una gran carga emocional. Nos mueve el corazón, nos hace sentir.  Josep Roca, sumiller del Celler de Can Roca, lo expresa así: “estos son vinos que hacen palpitar el corazón de manera elevada”.

La poesía de Josep Roca es el broche de oro para cerrar una cata única: “Lo que hemos probado es una secuencia de estratos totalmente distintos que permiten una complementariedad para dar vida a la Belleza”

“Estos vinos son grandes y tienen emoción dentro”. Y cerrando con las palabras de Josep Roca la velada sigue con un delicioso catering del Celler de Can Roca, una experiencia gastronómica para no olvidar.

No queda más que agradecer a Vins y Licors Grau que nos brindara esta experiencia. Una cata con vinos difíciles de encontrar, en una vinoteca en la que estos vinos con 100 puntos Parker son solamente siete de las 12,000 referencias que ofrece la firma. Vale la pena perderse entre sus pasillos o en su tienda online para descubrirlos.

 

cata de 100 puntos parker
Foto: Sala de Catas de Vins i Licors Grau / @ Paco Dalmau

Descubrimos los cavas de larga crianza con Llopart

2 diciembre, 2018

Esta semana hablamos de cavas de larga crianza con Llopart porque cada vez queda menos para las fiestas navideñas. Es el momento de proveernos de los vinos que acompañarán las cenas y comidas familiares típicas de estas fechas. ¿Por qué deberíamos pensar en un cava de larga crianza? Te lo explicamos.

Redacción

Los espumosos, y no sólo los cavas de larga crianza, son los vinos propios para la celebración. Protagonizan los brindis y también son los vinos más versátiles para acompañar una comida de principio a fin.

Aperitivos, mariscos, pescados y carnes encontrarán grato maridaje con cavas, y la armonía será mucho más completa si la hacemos con cavas de larga crianza – reservas y grandes reservas – como los de Llopart.

No hay momento del año en el que el reencuentro con familiares y amigos alargue tanto las sobremesas: conversaciones en entornos cálidos cuando el invierno se ha encargado de acortar tanto los días. Una copa de un gran espumoso puede ser la mejor opción para estas charlas inacabables.

cavas de larga crianza llopart
Foto: Leopardi es un homenaje al hombre que inició la actividad vinícola de la família / @ Llopart

“Ex vite vita”, larga crianza de más de ocho años

Elegimos Llopart por muchos motivos. El primero es su indudable apuesta por la calidad y el entorno en el que crecen sus vides. Pero también porque ha sabido sublimar la experiencia de beber un espumoso a través de los cavas de largas crianzas.

Los matices que es capaz de entregar un Ex·Vite de Llopart, procedentes de sus más de ocho años de crianza son infinitos. Un espumoso que no ha pasado desapercibido en el panel de cata de prestigiosas publicaciones internacionales, como DECANTER, que le concedió nada menos que 98 puntos.

Elaborado a partir de las uvas que entregan viñas de más de cuarenta años, de las variedades Macabeo y Xarel·lo, Ex·Vite Cava de Paraje Les Flandes dels Casots resume a la perfección la filosofía de la familia: “Ex vite, vita” que en latín significa “De la vid, la vida”.

Llopart nos ha gustado desde el primer día en que iniciamos nuestra actividad editorial, así que puedes leer uno de nuestros primeros artículos: Llopart, un clásico de la DO Cava.

 

Siglos de historia del vino

Pocas bodegas pueden presumir de contar con un respaldo generacional que se pierde en los siglos: Llopart, sí.

En un documento escrito en latín y fechado en 1385 Bernat Llopart (o Bernardus Leopardi según aparece en el pergamino) recibía la cesión de unas viñas en lo que actualmente es la Heredad de Can Llopart de Subirats.

Este documento demuestra que en el mismo lugar de donde proceden hoy los cavas de Llopart lleva cultivándose la viña de desde el siglo XIV, lo que confiere a todos los espumosos de esta casa una tradición centenaria.

La casa Llopart también es pionera en la elaboración de vinos espumosos en la región del Penedés, estando documentada la elaboración de su primer espumoso en 1887. Se trata de una casa pionera en todos los sentidos.

paraje calificado de llopart
Foto: Paisaje de invierno en los viñedos de Llopart/ @ Llopart

Viñedos de parajes calificados

Existen lugares, parajes y localizaciones donde las vides encuentran una combinación de suelos, orientación y climatología ideal para producir las mejores uvas: los parajes calificados.

Las casas vinícolas que cuentan con una tradición elaboradora conocen perfectamente cuáles son sus mejores pagos. Aquellos lugares capaces de entregar año tras año uvas de una calidad superlativa. Son las joyas de una bodega.

Sólo era cuestión de tiempo para que estos viñedos singulares fuesen distinguidos y reconocidos. Fruto de este paraje se obtienen dos espumosos únicos, dos cavas de larga crianza: Llopart Ex·Vite y Llopart Original 1887.

El buen hacer de Llopart

Llopart es una bodega que mantiene su carácter familiar y por ello sigue realizando muchas de las tareas vitivinícolas como siempre se han hecho. Es el caso de las vendimias, que siguen siendo manuales.

La apuesta por la calidad de Llopart parte de trabajar solo con viñedos propios, lo que les permite controlar todo el proceso de elaboración: desde el viñedo hasta la botella.

En 2017 la bodega Llopart ha sido galardonada con la prestigiosa “Creu de Sant Jordi” – distinción anual que otorga la Generalidad de Cataluña a aquellas personas y entidades sociales que «por sus méritos, hayan prestado servicios destacados a Cataluña en la defensa de su identidad especialmente en el plano cívico y cultural» -.

Pere Llopart i Vilarós, presidente de la bodega, quien representa la cuarta generación de elaboradores de espumoso y la vigesimocuarta de vitivinicultores, recibió un homenaje a toda una vida dedicada al sector por parte de la Cofradía del Cava de Sant Sadurní d’Anoia.

Llopart es, además, miembro fundador de CORPINNAT, la marca colectiva de la UE que nace con la voluntad de distinguir los grandes espumosos del Penedés.

Foto: Solamente se elaboraron 3.700 botellas del Llopart Original 1887 de la añada 2011 / @ Llopart

Si quieres visitar Llopart o comprar sus cavas de larga crianza puedes hacerlo directamente desde su web. 

Maridaje de otoño con el sumiller Raúl Igual

6 noviembre, 2018

El maridaje que más nos gusta en otoño nos llega de la mano de un gran sumiller. Raúl Igual, Mejor Sumiller de España 2010, nos propone cinco vinos que maridan a la perfección con las elaboraciones propias de esta estación: damos la bienvenida a los guisos, a las crucíferas y a la contundencia.

Por Esther Ibañez

En este maridaje de otoño que nos trae Raúl Igual los vinos están a la par. Se abren paso las largas crianzas, tanto en blancos como en tintos y los vinos generosos, aquellos que se antojan perfectos para las largas sobremesas en días desapacibles.

Maridaje de otoño en el primer plato

La primera propuesta de maridaje que nos hace Raúl Igual es un lomo de salmón, un pescado en el que el punto de cocción se antoja clave. Por ello en el restaurante Yain lo cocinan con un soplete en el momento, en la sala, frente al comensal.

Es la mejor manera de conservar su textura grasa, sellando el exterior como si de un tataki se tratase. Acompañan al pescado una hamburguesa de habitas aderezada con un Ras-El Hanout que el chef elabora con distintas especias en el propio restaurante. El toque cítrico lo da una salsa de naranja y una emulsión de aceitunas verdes.

El maridaje de otoño que nos sugiere Raúl Igual es Tricó (D.O. Rías Baixas), el vino blanco para acompañar a este plato de salmón. Una expresión del albariño madura, donde se aprecia el trabajo con las lías y lo bien que le sienta al vino su redondeo en botella.

Maridaje sorprendente en el segundo plato

Seguiremos con uno de los tótems de la cocina de este restaurante de Teruel, y por ende símbolo del pescado de interior: el bacalao.

El lomo de bacalao que desalan diariamente en Yaín, en su punto justo de sabrosura y terneza, se sirve sobre un fondo de crema ligera de coliflor.

Otra de las verduras clave del invierno, la lombarda salteada, aporta tanto su sabor como su colorido vestido a este plato. Han querido buscarle, desde las cocinas del Yaín, una guarnición que aporte contenido respetando al bacalao, el producto principal.

¿Y el vino? Sorprendente. Un largo viaje por el Mediterráneo nos lleva al vino que propone el sumiller Raúl Igual: Chateau Musar, (Valle de Beqaa, Líbano).

Un fabuloso blanco de larga crianza, que ha pasado cuatro años en barricas usadas y otros tantos redondeándose en botella.

Un vino blanco para un maridaje único que pide servirse a 12-14º y que copia maneras de un tinto. Se elabora con dos variedades de uvas blancas la Obaideh (emparentada con la Chardonnay) y la Merwah (emparentada con la Semillón).

Seguimos: maridaje del tercer plato

El siguiente plato funciona como un pre-carne en el menú degustación del restaurante que nos ocupa. Son unas manitas de cerdo cocidas, que se deshuesan y se envuelven en forma de canelón.

Se cortan finamente en forma de círculos y se saltean. Sobre ellas se sirve el gambón a la plancha. Esta suerte de mar y montaña descansa sobre un fondo de patata de Cella y se salpica con un fondo concentrado elaborado con los huesecillos de las manitas de cerdo.

Pocos vinos son tan capaces de contentar la intensidad de un plato así como lo hace un oloroso. Raúl Igual nos lleva a Jerez para elegir un Lustau Almacenista Pata de Gallina que tiene una edad media que ronda los treinta años.

Un poco más de maridaje de otoño

Avanzamos en el menú con un guiso típicamente otoñal: las carrilleras de cerdo ibérico. Para este plato se aprovecha la panceta curada, que finamente cortada se dispone enrollando las carrilleras, dispuesta a cederle toda la cremosidad propia de la grasa en cuanto se funde.

El sabrosísimo resultado comparte plato con una salsa reducida de chocolate y café amargo. Y para este plato el sumiller nos presenta con orgullo su propio vino, que elabora en Cariñena.

Se llama Pavlos y es una garnacha de altura con doce meses de crianza en barrica. El guiño al connoisseur aparece aquí cuando nos confiesa que adquirió las barricas usadas en el propio Chateau Angélus bordelés.

El dulce final del Raúl Igual

Llegamos a los postres con un clásico de la casa: Adictos al chocolate. Un plato de cremoso chocolate, con toques de regaliz, cacao en virutas y una bola de helado de vainilla. Acompañado todo por una tierra de chocolate con fresas.

Para el final, para acompañar la sobremesa e incluso recuperar la copa tras el café, Raúl elige un Madeira. Nada menos que un Henriques & Henriques Terrantez de 20 años.

Las notas de naranja y otras frutas cítricas que aparecen en la larga crianza a la que ha sido sometido, contrasta a la perfección con el postre de chocolate.

¿Y quién es Raúl Igual?

Presentamos a quien ha sido nuestro guía por este viaje otoñal de vinos y platos:  Raúl Igual (1979), un sumiller turolense con un amplio currículum.

Desde hace más de una década compagina la dirección del restaurante Yain con una intensa actividad formativa y docente siempre en el entorno de la hostelería y la sumillería.

En su haber está haber formado parte del equipo de sumilleres de elBulli y contar con el título de “Avanced Sommelier of the Court of Master Sommelier’s Education Program” y haberse alzado en 2010 como mejor sommelier en San Sebastián Gastronómika.

Su restaurante, enclavado en plena judería de Teruel, tiene nombre y espíritu de vino, pues es así, yain, como se denomina al vino en hebreo.

Con él y con algunos de los platos más destacados de su establecimiento, hemos conocido vinos para inspirar viajes enológicos otoñales o para sentarse a contemplar el cambio de paleta de color que produce esta estación en la naturaleza que nos rodea.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo: hola@winestyletravel.com 

Las hijas buenas de Masaveu Bodegas: Fillaboa 2017 y Fillaboa 2016

30 octubre, 2018

Fillaboa en las dos añadas que hemos probado, 2016 y 2017, es vino blanco que nos traslada con sus aromas directamente a la DO Rías Baixas. Albariño clásico, elegante y fresco a la vez.

PANEL DE CATA: SARA VALENZUELA, MIGUEL ANGEL GARROTE, LLUÍS ROMERO Y GLÒRIA VALLÈS

El Fillaboa 2017 es un vino de Pago, un albariño de elegante color amarillo, racial y expresivo procedente de Masaveu Bodegas.  Limpio y brillante, en él destacan principalmente aromas primarios, propios de la fermentación a baja temperatura, que recuerdan a la fruta de hueso,  a la fruta blanca y incluso a ligeros toques cítricos.

La entrada es ágil y envolvente gracias a una integrada acidez y una buena sensación corpórea. La intensa carga frutal, apreciada en nariz, se confirma con un retrogusto intenso de recuerdos a melocotón, a albaricoque, a nectarinas, a piña madura.

La persistencia, para deleite de nuestros sentidos, es apreciable y elegante dejándonos la sensación de que este es sin ninguna duda un buen vino.

Dadas las características de este albariño, el reposo en botellero en condiciones de cava, favorecerá la aparición de aromas más complejos y rico en matices.

Dos añadas de Fillaboa, dos expresiones distintas

En ambas añadas Fillaboa 2016 y Fillaboa 2017, disfrutamos con estos vinos de la expresión del albariño de Galicia. Todo lo que esperamos de un albariño de calidad.

Si en la elaboración del Fillaboa 2017 el enólogo ha tratado justamente de potenciar los aromas primarios, en el Fillaboa 2016 hay sin duda una expresión clara de los aromas secundarios propios del contacto con las lías.

En Fillaboa 2017 se hizo una fermentación en acero inoxidable a baja temperatura, y dejando al final el vino en contacto con las lías. En Fillaboa 2016 se utilizaron levaduras autóctonas seleccionadas, y el vino se mantuvo sobre las lías finas durante 13 meses.

Dos expresiones de una sola variedad que nos permiten disfrutar de ambos vinos en momentos y con maridajes que podrían ser bien diferentes.  

vendimia fillaboa

El Fillaboa 2016 Selección Especial Finca Monte Alto es un albariño extraordinario del que se han elaborado poco más de 6,400 botellas. Procede del pago Monte Alto, uno de las parcelas más emblemáticas de Fillaboa.

Finca ubicada a unos 150 m sobre el nivel del mar con 6,7 hectáreas. El viñedo tiene unos 28 años y el suelo es de textura franco arenosa, con abundancia de canto rodado por su proximidad al río Miño.

La campaña 2016 fue una de las más singulares de la historia de Fillaboa, con abundantes precipitaciones en primavera y una sequía acusada durante el verano.

La brotación fue irregular, con ralentizaciones en el crecimiento llegando a junio con un retraso de 15 días con respecto a años anteriores.

La maduración fue óptima, con una uva con Grado alcohólico probable alto y unos niveles de acidez medio bajos en comparación con lo que es el albariño en las cosechas anteriores.

De todas estas condiciones singulares nació un gran vino blanco, con intensidad aromática y suavidad en el tacto. Muy recomendable hacerse con varias botellas.

La buena hija: Fillaboa

Nos cuentan desde Bodegas Masaveu que Fillaboa es una de las posesiones vinícolas más extensas de Galicia, bañada en su entorno por los ríos Tea y Miño. Próximo a la finca, existe un puente medieval y un muro de piedra de 1.600 metros que enmarca la finca.

El nombre viene de una leyenda local con muchos paralelismos con el cuento de “La Cenicienta” de Charles Perrault, en la que dos hijas de un Conde envidiaban a su hermana menor a la que su padre le dejó en herencia las mejores tierras, llamadas por sus paisanos las “terras fartas da fillaboa”.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo: hola@winestyletravel.com 

Vinos blancos isleños: viticultura rodeada de mar

10 octubre, 2018

Vinos blancos isleños que proceden de lugares fascinantes, de suelos volcánicos, de islas azotadas por mil y un vientos. Seguir cultivando estos vinos es un acto de tenacidad.

Por Esther Ibañez

Crear vinos blancos isleños significa volver a levantar una y otra vez los muretes circulares que protegen cada una de las cepas de La Geria lanzaroteña, entre otros. Una prueba del infatigable tesón de unos viticultores.

¿Qué vinos se obtienen de tanto esfuerzo? Auténticas joyas enológicas de bajas producciones. Repasaremos algunas islas mediterráneas y atlánticas para anotar un buen número de variedades autóctonas y de conducciones vitícolas singulares.

viñedos de assyrtiko en santorini
Foto: Paisaje de viñedos de Santorini / @ Wines from Santorini

Assyrtiko de Santorini: la tradición del vino griego

Santorini, la bellísima isla griega en el archipiélago de Las Cicladas atesora un tipo de vino blanco muy apreciado por su fina acidez.

Elaborado con la variedad Assyrtiko, se caracteriza por proceder de los suelos volcánicos propios de la isla, lo cual le confiere una especial mineralidad.

La forma en la que se protegen las uvas del incesante viento y de los potentes rayos solares del Mediterráneo es una de sus características más destacables: se realiza una especie de nido trenzado redondo alrededor de cada una de las cepas, usando sus propios brazos.

Los vinos blancos elaborados con Assyrtiko en Santorini son la viva imagen de la riqueza del patrimonio vinícola mediterráneo y de la fortaleza de sus gentes frente a las inclemencias meteorológicas.

Puedes hacerte una idea de lo que sería un viaje gastronómico a Grecia o ver a David Seijas presentando un vino blanco elaborado con Assirtyko en Grecia

vinos blancos de las azores
@Foto: Viñedos de las Azores / @ Azores Wine Company

Bianco del Etna: el vino blanco siciliano que pide altura

Etna es uno de los volcanes más activos de Europa y, en sus faldas, situados a mil metros de altura encontramos los viñedos de una casta blanca muy antigua: la Carricante.

La Carricante tiene una buena capacidad de envejecimiento y, convenientemente elaborada -se recomienda que realice la fermentación maloláctica-, entrega sugerentes notas minerales mezcladas con aromas a manzana o flor de azahar.

Como otras muchas variedades, la Carricante que se utiliza para elaborar los vinos blancos de Etna DOC ha sido denostada durante décadas y vive hoy un hermoso resurgir de la mano de enólogos que han sabido comprender y potenciar sus características.

Si quieres viajar a Sicilia y conocer los vinos blancos de Etna deberías alojarte en el Talé Hotel Boutique.

 

vinos blancos de bodega ribas
Foto: Bodega Ribas en Mallorca / @ Bodega Ribas

Mallorca: conocer la Prensal, la Giró Ros o la Malvasía de Banyalbufar

 

La condición de insularidad de las islas ha hecho que se preserven algunas variedades de uva autóctonas, tan minoritarias como valiosas desde el punto de vista botánico.

En Mallorca tres de ellas pueden ejemplificar a lo que nos referimos: la Prensal, la Malvasía de Banyalbufar o la Giró Ros son uvas blancas que están viviendo una recuperación por parte de viticultores de la isla.

Gracias a ellos se puede volver a disfrutar de la frutosidad de los vinos elaborados con Prensal, la capacidad aromática de los blancos de Malvasía y la intensidad propia de los vinos blancos basados en la Giró Ros.

Además la disposición de los viñedos en escarpadas laderas de la Malvasía de Banyalbufar ha hecho de esta pequeña localidad al norte de la isla de Mallorca un interesante destino para el enoturismo.

enoturismo en Lanzarote
Foto: Grupo de enoturismo en los viñedos en Lanzarote / @ Esther Ibañez

Malvasía de Lanzarote, vinos blancos volcánicos.

La viticultura en la isla canaria de Lanzarote conforma un fascinante paisaje lunar. Los suelos volcánicos que posee la isla, con tonos negros y rojizos, producto de antiguas erupciones salpicado de formaciones basálticas donde se asientan las cepas.

Para protegerlas del viento se hallan en oquedades, hoyos y grietas. Es imposible que todo este substrato no se traduzca el vino que se obtiene de sus uvas.

En la Malvasía lanzaroteña encontramos notas de esta mineralidad volcánica tan particular como deliciosa.

Blancos de Pico, vinos blancos en las Islas Azores.

Queda mucho por conocer de los vinos portugueses y Las Azores, el archipiélago luso en medio del Atlántico es incluso más desconocido en el tema vinícola.

En nuestro repaso por los vinos blancos isleños, nos detendremos en su isla más icónica: Pico.

En esta isla que preside una montaña de más de dos mil metros, se cultiva la variedad blanca Verdelho y algunas autóctonas como la Terrantez do Pico, que se caracteriza por sus notas cítricas.

El Arinto dos Açores es otra casta blanca que no se encuentra en otro lugar del mundo. Merece la pena descubrirlas y ampliar nuestro listado de variedades del mundo catadas con estas joyas blancas.

 

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar