linkedin

Desayunar en Costa Rica es hacerlo con fuerzas: el Gallo Pinto garantiza que no nos falte la energía a lo largo de todo el día.

Redacción

Lejos de ser la propuesta gastronómica ideal para los paladares gourmet, el Gallo Pinto es la máxima expresión de la cultura alimentaria costarricense. El plato con el que han crecido (y crecen) todas las generaciones de costarricenses, independientemente de su nivel de educación o estatus social. El Gallo Pinto, o Pinto como se le llama en Costa Rica, es el plato que seguramente probarás en más de una ocasión si decides viajar a Costa Rica.

Elaborado con arroz y frijoles, el Gallo Pinto tiene muchas variantes y combinaciones con el que puede ser disfrutado. Es la máxima expresión de la mezcla de culturas culinarias alrededor del mundo: el arroz, que llegó a Costa Rica de la mano de los españoles, los frijoles, producto indígena por excelencia en las culturas americanas, y un estilo de cocción procedente de las comunidades africanas que llegaron al Caribe de Costa Rica a trabajar en las grandes plantaciones de piña y plátano.

Existen varias recetas para preparar el Gallo Pinto, ya sea con frijoles negros, rojos, o añadiendo aceite de coco, como lo elaboran en la región de Limón en Costa Rica: el caribeño Rice and Beans. Las especies como el cilantro o el chile dulce son también parte de la preparación. La cebolla, el ajo, el comino o la salsa inglesa son otros ingredientes que los costarricenses utilizan en la preparación.

gallo pinto costa rica

 Gallo Pinto para el desayuno

Tradicionalmente esta combinación de arroz con frijoles se sirve en el desayuno de los costarricenses, acompañada de huevo, frutas, queso o natilla, tortillas de maíz, plátano maduro y un buen café nacional. Es un desayuno calórico ideal para un día largo y con mucha actividad, aunque hay que tomárselo con calma si no estamos acostumbrados a este tipo de alimentación.

Si no queremos empezar el día con tanta fuerza, el Gallo Pinto también se puede pedir para almorzar, y en cualquier hotel encontraremos alternativas para el desayuno. Las frutas tropicales de Costa Rica son exquisitas, en especial la piña, la papaya o el mango, y el yogur, la leche de soya o el muesli son también productos habituales que encontraremos en los desayunos.

cafe de costa rica

Sin café no hay Costa Rica

La cultura gastronómica de Costa Rica está muy vinculada al cultivo de la piña, el banano y a la producción del café. El café llegó a América a principios del S-XVIII (es originario de Etiopía) y con los años se fue convirtiendo en un cultivo básico en varios países del continente. Costa Rica se especializó en exportar cafés de alta calidad, y hoy en día varias de sus plantaciones pueden ser también visitadas.

El café de Costa Rica es de alta calidad porque solamente se cultiva la variedad arábica, más aromática y agradable al paladar que la variedad robusta, propia de los cultivos de Brasil. El emblema de la cultura del café en Costa Rica es su famosa carreta de colores que tiraban con bueyes para transportar el café, el “boyeo” y que en 2005 fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

En Costa Rica el café se sirve a todas horas y es más aguado y largo de lo que estamos acostumbrados los europeos, pero cuando uno se acostumbra, puede resultar adictivo.

Te recomendamos sin duda que visites Finca Rosa Blanca, muy cerca del aeropuerto y la capital, San José de Costa Rica, y que disfrutes del buen café durante todo tu viaje a Costa Rica. Aquí encontrarás otro artículo sobre Costa Rica.

 

Si el objetivo de tu viaje a Costa Rica es descubrir el país a tu aire, conocer los Parques Naturales, la fauna y flora y las playas, la mejor opción es alquilar un coche e ir por libre. Otra opción si lo que buscas es un viaje a Costa Rica con precio cerrado sería elegir un paquete ya diseñado según ti interés: ¿te gustan las playas, los volcanes, la fauna y flora, el deporte? Estas opciones te permiten viajar con con presupuesto cerrado y ajustado. Puedes ver algunas ideas en Grandvoyage

Si eres de los nuestros y lo que te gusta son los viajes gourmet, contacta con nosotros para preparar tu viaje de lujo y gastronómico por Costa Rica: hola@winestyletravel.com

Copyright Fotografía: Café Britt

volcan costa rica

Conocido por sus Parques naturales, Costa Rica puede ser también gastronómica. Un viaje a Costa Rica siempre es único. En un posición privilegiada del corazón de Centroamérica, es el lugar donde puedes disfrutar a la vez del Mar Caribe y el océano Pacífico.

El amanecer en uno, el atardecer en el otro. Aún no nos decidimos qué es mejor, si zambullirnos en sus aguas cristalinas o en sus mares de cacao y chocolate. Y es que normalmente se resalta sus arenas blancas y sedosas, pero aquella Costa Rica “rica”, es el leitmotiv de este viaje que te propongo.

El grano de cacao nació en Mesoamérica, así que esta semilla habita en este lugar desde hace millones de años. Los mayas lo llamaban “cacauatl” y lo bebían mezclado con agua y especies como el clavo o la pimienta, siendo para ellos un alimento divino.

Los Aztecas lo descubrieron en la conquista de territorios Mayas, y usaron sus semillas como moneda. Fue Cristóbal Colón durante el occidental que lo probó por primera vez, y Hernán Cortés en el S. XVI quien lo llevó a España donde se lo mezcló con azúcar, vainilla y canela para reducir su sabor amargo. Así empieza la historia del cacao en Europa.

Hoy en día, en lugares como el Volcán Arenal o la región de Cahuita podemos encontrar plantaciones de cacao para visitar, donde podemos conocer cómo es la planta de cacao original, y cómo se trabaja de forma artesanal para convertirla en chocolate.

Es en una de estas visitas que podremos probar la semilla directamente del fruto de cacao, y descubrir su amargor esencial.


EL CACAO ES ORIGINARIO DEL AMAZONAS Y SE CONSUMÍA AMPLIAMENTE EN MESOAMÉRICA, PRIMERO LOS MAYAS Y DESPUÉS LOS AZTECAS. CON LA CONQUISTA DE AMÉRICA, ESPAÑA INTRODUJO ESTA SEMILLA A EUROPA Y ÑA TRANSFORMÓ EN UNA BEBIDA MÁS DULCE


Otros alimentos básicos de la gastronomía costarricense son los frescos de piña, papaya, mango o cualquier otra fruta tropical, el casado, el ceviche, los tamales y la olla de carne.

Pero si hay algo que es imprescindible conocer es el café y las plantaciones de pequeños productores en el Valle Central y en la región de Tarrazú.

Producciones basadas en la calidad, la sostenibilidad y muchas de ellas con café a la sombra, plantas que no se exponen al sol y que no es otra que la fórmula tradicional y más ecológica de cultivar café.

Todos ellos los puedes probar en Kura Villa Design, un hotel boutique en el que el tiempo se para.

tueste de cacao

La cultura del café en Costa Rica

El café llegó a Costa Rica a finales del SXVIII y la industria se expandió durante el siglo siguiente, convirtiéndose con los años en una parte importante de la economía del país y en el primer producto de exportación, que ayudó al desarrollo e industrialización de otros sectores.

Hoy en día su mayor exponente es la marca Café Britt, la más grande e internacionalizada, pero podemos encontrar también numerosas propuestas de productores más pequeños que nos resultarán atractivas. Una de ellas, se encuentra en el hotel Finca Rosa Blanca, en Heredia.

En Costa Rica el café se sirve a todas horas y es más aguado y largo de lo que estamos acostumbrados los europeos, pero cuando uno se acostumbra, puede resultar adictivo. Solamente se cultiva la variedad arábica, más aromática y agradable al paladar que la variedad robusta, propia de los cultivos de Brasil.

El emblema de la cultura del café en costa rica es su famosa carreta de colores que tiraban con bueyes para transportar el café, el “boyeo” y que en 2005 fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

El primer café que tomaremos al llegar a Costa Rica será probablemente el del desayuno, y vendrá acompañado por el tradicional Gallo Pinto: un completo plato de arroz con frijoles, huevo, frutas frescas y queso de Turrialba.

Para muchos, parecerá más un brunch que un desayuno, porque nos dará energía para todo el día.

Costa Rica atrapa y renueva. Un viaje al país deberá pasar por varios de sus Parques Naturales – mis favoritos son Corcovado y Cahuita – y sin duda deberá incluir varios platos de comida típica, visita algún mercado de agricultores, una ruta del cacao y muchcos frescos y cafecitos a lo largo del día.

¿Quieres viajar a Costa Rica? Contáctanos y te contamos quien puede diseñarte el mejor viaje a esta región: hola@winestyletravel.com 

Finca Rosa Blanca Coffee Plantation Resort

Un olor a café, chocolate y miel te envuelve en unos segundos. Andrea, la terapeuta del hotel con encanto Finca Rosa Blanca, prepara cada semana los peeling de café orgánico. Lo disfrutarán los clientes en el spa de este preciosa finca de café y hotel cerca de San José de Costa Rica. Se trata de una finca cafetalera con un pequeño hotel de 14 habitaciones convertido en un templo del café.

Por Glòria Vallès

En el spa de este hotel con encanto, el tratamiento Pura Vida Coffe Detox es uno de lo más solicitados. Son noventa minutos para envolverse en aceites, café y chocolate durante los cuales aplican aceite de oliva para un masaje inicial, y una combinación de café, chocolate, miel y aceite de oliva como exfoliante, preparado en la misma finca con productos locales.

No ofrecen cremas de lujo, sino productos locales, sostenibles, que no generan residuos, y que dejan la piel con un aspecto sedoso y totalmente hidratada.

El tratamiento dura 90 minutos pero podría durar 120, porque la sensación de bienestar que desprenden los aromas de café, chocolate y miel es de aquellas que no quieres que terminen. Un facial con productos también locales es la guinda final de la experiencia.

Finca Rosa Blanca es una propuesta de alojamiento sostenible, un hotel con encanto en la que el lujo de oro se vuelve verde.

Se trata de un lujo natural, con un servicio excepcional por la cercanía y las ganas del staff de servir al cliente. Y por supuesto, en el que hay que disfrutar de un buen desayuno tradicional de Costa Rica: el Gallo Pinto.

Un lugar del que recuerdo el despertar con vistas al Valle Central, disfrutando de la naturaleza cerca de la ciudad y en el que he podido aprender sobre el café con Manolo, su guía para los Coffee Tours.

Café orgánico a la sombra

La plantación de café orgánico se encuentra en la misma finca, y todas las plantas están bajo la sombra, resguardándose del fuerte sol y la lluvia tan habituales en Costa Rica: es café que crece a la sombra.

No se utilizan pesticidas ni productos químicos para la plantación y elaboración del café en Finca Rosa Blanca. Su producción es pequeña y no se exporta, todo queda en el país.

Es más bien un lugar de culto, donde disfrutar del café con los cinco sentidos: en la piel, con el tacto de sus granos exfoliantes; en el olfato, en el momento de la cata de café después de la visita; en el gusto, disfrutando de una buena taza de café en el momento del desayuno; y en la vista y la oída paseando por sus cafetales a primera hora de la mañana.

Una experiencia única y muy recomendable para los amantes del buen café.


EN FINCA ROSA BLANCA NO SE UTILIZAN PESTICIDAS NI PRODUCTOS QUÍMICOS PARA LA PLANTACIÓN Y ELABORACIÓN DEL CAFÉ.


Este hotel boutique de 14 habitaciones está situado a sólo 20 minutos del Aeropuerto Internacional de San José, ubicado en las tierras altas del hermoso Valle Central.

A 4,000 pies sobre el nivel del mar, la propiedad del hotel ofrece jardines y senderos tropicales y una próspera plantación de café orgánico de 30 acres. Desde el principio, la familia Jampol visualizó la creación de un exclusivo inn boutique, en el que combina la comodidad, la autenticidad cultural, y el respeto por el medio ambiente.

Comida sencilla y local

El restaurante Finca Rosa Blanca está situado en la antigua casa de los propietarios del complejo que viven a pocos metros. Ofrece una carta de platos tradicionales hechos con ingredientes frescos y locales.

Los jardines, huertas y plantaciones orgánicas del resort proporcionan la mayoría de los ingredientes utilizados en las recetas de El Tigre Vestido; todos los demás ingredientes se obtienen localmente y orgánicamente siempre que sea posible.

Una tienda de regalos que ofrece artesanías costarricenses locales, productos orgánicos para el cuidado de la piel, chocolate y café, y los huéspedes pueden disfrutar de un spa de servicio completo y un restaurante gourmet con jardín a la mesa Latin Fusion Cuisine.

La propiedad se preocupa por la sostenibilidad con el uso de paneles solares para calentar agua, un sistema eléctrico subterráneo a fin de no interferir con la fauna circundante. Además reciclan los residuos orgánicos a través de un avanzado sistema de compostaje de vermicultura (“cama de lombrices”) y tiene un sistema de saneamiento de agua ionizado no químico (sin cloro) para la piscina y el agua calentada por medio del sol.

Si quieres conocer otro hotel con encanto en Costa Rica haz click aquí.

hotel con encanto finca rosa blanca

Si tienes pensado alojarte en Kura Design Villas, prepárate para una experiencia como ninguna otra.

Por Glòria Vallès

Si me lo llegan a contar antes de ir, no me lo creo. Llegar al hotel boutique Kura Design no es fácil, la carretera es larga, poco señalizada y de arena (hay que rezar para que no llegues en pleno aguacero tropical).

Pero el esfuerzo y los momentos de confusión merecen la pena cuando, al llegar arriba, se te para el corazón por unos segundos. Las vistas son impresionantes y la arquitectura está tan bien integrada en el entorno natural, que jamás dirías que allí hay un hotel de lujo.

La arquitectura del hotel boutique Kura Design se combina perfectamente con la elegancia de la selva tropical. Aquí, escondida en la tranquilidad, el lujo, la privacidad y el confort, comienza la relajación genuina.

El arquitecto Martin Wells y la bióloga Alejandra Umaña combinaron sus visiones e inspiraciones, personalizando su compromiso con la naturaleza y el arte en un entorno tropical extremo.

Desde las extraordinarias y espectaculares vistas hasta el cristal personalizado y la ducha de doble lluvia en cada villa seductora, cada detalle en Kura Design Villas fue diseñado para ofrecer a los huéspedes la experiencia más exclusiva y única posible.

Aunque si me dejas a elegir, yo me quedaría en la piscina toda la mañana, cóctel artesanal en mano, disfrutando de una infinity pool espectacular. O bien un tratamiento corporal exfoliante exótico con productos botánicos locales.

 


CUANDO LOS CONCEPTOS DE LUJO SUPREMO Y DISEÑO ASOMBROSO SE REUNIERON CON LA CONCIENCIA AMBIENTAL Y LA SOSTENIBILIDAD, NACIÓ KURÀ DESIGN VILLAS. 


Si lo tuyo es la actividad, no te quedes en el hotel porque aquí hay poco que hacer. Como buen hotel boutique, es pequeño y más allá de un avistaje de pájaros a primera hora de la mañana, una cooking class o un tratamiento spa, poco más podrás hacer si no es relajarte al sol (o a la sombra).

A 20 minutos, en la playa, podrás hacer surf o bien subirte a un barco para bucear en la Isla del Caño. Si te levantas pronto, podrás aprovechar el día para conocer los parques de Marino Ballena o Corcovado.

No planees ir aquí con tus hijos, porque este es el lugar ideal para irte de luna de miel o escapada romántica. No es que no vayas a saber qué hacer con los niños, es que el Kura Design no permite entrada a menores de 16 años. Es el paraíso para los amantes del Adults Only.

Gastronomía y sostenibilidad al detalle

El restaurante del hotel es solamente para los clientes, y les ofrece platos cuidadosamente preparados con productos y recetas de la región.

El chef Rodrigo Villalta supervisa el menú y crea platos influenciados por ingredientes tropicales locales y orgánicos. En el invernadero del hotel, cultivan col rizada, pimientos, albahaca, hierbabuena y muchas otras hierbas.

Lo que más me gusta del proyecto es que apoyan a los proveedores éticos y locales, y su pesca del día es 100% sostenible y capturada de manera responsable.


AQUÍ PUEDES DISFRUTAR DE LA AUTÉNTICA COMIDA TRADICIONAL COSTARRICENSE FUSIONADA CON UNA EXPERIENCIA CULINARIA MÁS MODERNA 


El hotel Kurà Villas Design ofrece solamente 6 suites muy privadas y en toda su estructura se compromete a la preservación ambiental y la belleza natural. El diseño seductor y lujoso del hotel incorpora perfectamente un sistema de sostenibilidad.

La conservación de la energía, el desarrollo sostenible y la gestión del agua y los residuos funcionan de la manera más natural y segura desde el punto de vista ambiental.

Si eres de los nuestros y lo que te gusta son los viajes gourmet, contacta con nosotros para preparar tu viaje de lujo y gastronómico por Costa Rica: hola@winestyletravel.com

piscina hotel kura

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar