linkedin

Hemos dado con cinco vinos portugueses que se elaboran en Oporto y son espectaculares. Conocer dónde se crían es el objetivo de nuestro viaje.

Por Esther Ibañez

El vino de Oporto es fortificado, es decir un vino al que se le ha añadido aguardiente para aumentar su graduación y longevidad. Así que viajamos hasta Oporto para descubrir que los vinos portugueses de Oporto fueron unos de los primeras del mundo en ser reconocidos con una marca de calidad, concretamente recibieron esta calificación en el año 1756.

En la ciudad de Oporto, primera curiosidad: ni hay viñas ni bodegas. Los vinos portugueses de Oporto toman el nombre de la ciudad desde donde se exportaban, pues el río Duero desemboca en el Atlántico en sus inmediaciones.

Los vinos proceden de los viñedos que se encuentran cien kilómetros río arriba, remontando el Duero. Viñedos dispuestos en terrazas que han abastecido desde siempre el buen nombre de este vino de fama mundial.

¿Y qué ocurre con las bodegas? Pues todas están en la ciudad de Vilanova de Gaia, al otro lado de la majestuosa Oporto. Al estar orientada al norte, Vilanova de Gaia procuraba una mejor temperatura para almacenar los vinos antes de que estos salieran por mar a sus destinos de exportación.



vinos portugueses de Oporto: Calem
Foto: Maridaje de chocolates y vinos de Calem / @ Calem

Cinco etiquetas de vinos de Oporto: Ramos Pinto, Taylor´s, Calem, Sandeman y Ferreira.

Precisamente su orientación a la exportación ha dejado huellas con un gran valor en la primera de las bodegas que nos ocupa: Ramos Pinto. En esta bodega conservan una oficina de exportación realizada en maderas nobles junto con antiguas máquinas de escribir, calculadoras centenarias, etc.

Merece la pena también ver la colección de carteles publicitarios vintage de Ramos Pinto, donde se mostraban conceptos como la ambigüedad sexual, muy avanzados para su época.

Taylor´s por su parte, es una bodega familiar que data de 1692. Curiosamente sigue conservando en su etiqueta una marca “4 XXXX” que recuerdan el pasado en la industria textil de uno de sus fundadores. Las cuatro equis se refieren a una marca de lana.

Imposible no nombrar a Calem, recordemos que este es el nombre con que se conocía Gaia en la Antigüedad y el nombre del que deriva Portugal (Porto-Calem).

Esta longeva bodega comenzó su actividad exportando sus vinos a un único mercado: Brasil. Allí se intercambiaba por cargamentos de maderas exóticas.



Ferreira es para muchos la bodega más bonita de todas las que pueden visitarse en Oporto. Se construyó sobre un antiguo convento del que conserva algunos vestigios.

Creada por una familia de viticultores en 1751, durante gran parte del s.XIX fue una mujer, Doña Antonia Adelaide Ferreira quien dirigió sus destinos, convirtiéndola en uno de los personajes más relevantes de la historia del Oporto.

El misterioso e icónico personaje del logotipo de Sandeman nos da otro motivo para descubrir los vinos de Oporto. Esta famosa bodega creada por un escocés en 1790 recibe a sus enoturistas con un guía ataviado con una capa negra portuguesa y un sombrero de estilo español, como el que ilustra cada etiqueta de sus botellas. Este personaje que desde el año 1928 se asocia a la marca, se llama Don de Sandeman.



librería lello
Foto: Detalle de la arquitectura de la librería Lello / @ Lello

¿Qué más hay en Oporto además de vinos portugueses?

Aunque a esta ciudad nos han traído cinco vinos, no podemos dejar de ver los tesoros arquitectónicos que posee. ¿Sabías que un discípulo de Gustave Eiffel diseñó uno de sus principales puentes, el llamado Luiz I? .

Oporto también presume de albergar una de las librerías más bonitas del mundo, llamada Lello.

Y un dato más desconocido: fue en Oporto donde JK Rowling, que era profesora de inglés en la ciudad, escribió el libro que inició la famosa saga Harry Potter.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

ciudad de oporto

Valpolicella es una de las regiones del vino de Italia que queríamos conocer. Así que nos hemos escapado para recorrer la geografía del vino italiano, esta vez en el noreste del país.

Por Esther Ibañez

Al llegar a Valpolicella, Italia, la primera sorpresa es descubrir que esta tierra toma su nombre de la histórica presencia de bodegas en ella: “valle de las muchas bodegas”.

Los viñedos, bodegas, poblaciones, canteras de mármol rosado y cipreses de Valpolicella se extienden entre el precioso Lago di Garda y el norte de la ciudad de Verona.

Suaves colinas donde las cepas se elevan en conducciones en pérgola, heredadas de los etruscos, forman un paisaje vinícola encantador.

En Valpolicella, las variedades de uva como la corvina, corvinone, rondinella y molinara son la base de sus míticos vinos amarone. De estos vinos, los más valorados son aquellos que se elaboran en las subzonas de la Valpolicella Classico y Valpantena.



corvina de valpolicella
Foto: Uva Corvina de Valpolicella / @ Esther Ibañez

Un par de bodegas de prestigio de Valpolicella

Quintarelli es un apellido que produce una gran respeto y admiración en el mundo del vino italiano.

El vino amarone de esta bodega ha sido elaborado artesanalmente con uvas parcialmente pasificadas en su azienda agrícola al norte de Verona.

Cuenta con el respaldo de la crítica y con el aplauso de los amantes del vino de todo el planeta. Y sin duda, las etiquetas manuscritas de Quintarelli son una de sus señas de identidad.

En Sant’Ambrogio di Valpolicella divisamos un paisaje donde destaca la perfección de los viñedos de Tommasi, una familia que asentó sus raíces vinícolas en esta tierra hace más de cien años.

El amarone de esta bodega se encuentra entre los vinos más cotizados de la zona.

amarone di valpolicella
Foto: Amarone di Valpolicella / @ Tomassi Family Estates

Las perlas del Lago di Garda

Las localidades costeras del Lago di Garda conservan en sus establecimientos hoteleros clásicos la atmósfera que sólo logran los lugares que llevan décadas recibiendo a distinguidos huéspedes.

El Lago di Garda ha sido un destino turístico destacado para muchos acaudalados viajeros centroeuropeos durante años y ello se traduce en hoteles con una altísima calidad y servicios exclusivos.

Un imponente paseo junto al Garda, salpicado de finos restaurantes y enotecas con terraza, invitan al paseo, la lectura y la degustación de los ricos vinos y viandas italianas.



Foto: Hotel Gentlemen, Verona / @ Esther Ibañez

Verona, una de las más bellas ciudades italianas

Verona se despliega majestuosa al visitante, con sus edificios de distintos estilos, sus puentes y la sorprendente presencia y dimensión de su anfiteatro romano, construido en el siglo I de nuestra era.

Sus calles repletas de sugerentes terrazas, donde tomarse una copa de vino blanco Soave Classico DOC o disfrutar de un aperitivo a base de calamari hacen de esta ciudad un lugar turístico que no ha perdido su distinción.

A media tarde, saborear un capuccino acompañado de una deliciosa tarta de melocotón o de almendra se hace indispensable.

Bien recomendados por nuestros anfitriones, nos dirigimos a una de estas pastelerías que conservan todo el encanto de épocas imperiales.

Pocos turistas y muchos veroneses sentados en las mesitas de Flego (Via Stella, 13, Verona).

Ya de noche nos alojamos en un hotel céntrico y elegante. Su delicado jardín nos proporciona la paz justa para releer el “Romeo y Julieta” de Shakespeare que hizo inmortal la leyenda de los amantes veroneses más famosos del mundo.



 

Atardecer en la Valpolicella, con música en directo

Ascendiendo a San Giorgo di Valpolicella, nombrado uno de los “Pueblos más bonitos de Italia”, encontramos una preciosa atalaya desde la que observar la puesta de sol en los viñedos.

Se trata del Bistro del Borgo ( Via Case Sparse Conca d’Oro, 1, Sant’Ambrogio di Valpolicella).

A su sugerente oferta gastronómica se le suma la actuación de grupos de jazz en directo para amenizar las relajadas cenas.

No se nos ocurre mejor plan para poner el broche de oro a nuestro viaje por estas tierras de Valpolicella.

Y si quieres conocer otras regiones de Italia, no te pierdas “Toscana, el alma gastronómica de Italia”

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

verona de noche

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar