linkedin

El secreto italiano con el que, probablemente, siempre hemos soñado. A 90 minutos del aeropuerto de Turín, entre cinematográficas colinas verdes y viñedos rebosantes en Piamonte, se encuentra San Maurizio Relais & Chateaux. Un antiguo monasterio que data de 1619, avenido en hotel de lujo sin si quiera perder un detalle de su noble encanto: inmejorable universo natural, 31 habitaciones y suites en dónde resalta la alta tecnología y el buen gusto, restaurante de estrella Michelin con extensión a una histórica vinacoteca familiar, espacio de arte dirigido por Galleria Ferrero, y spa medicinal y de belleza con orígenes en la ruta de la sal, entre otras bondades.

Por Bárbara Jácome

Un espacio para reencontrarnos con nuestras raíces, o con las de la vid, siendo los monjes franciscanos del monasterio quienes llevaron el cultivo y la producción del vino al lugar. Las pendientes de viñedo en Piamonte son cuna de algunos de los mejores vinos del mundo, incluyendo el Moscato, el Barolo y Barbaresco, de los cuales el distrito de Langhe se ha convertido en representativo.

En San Maurizio Relais & Chateaux, el refinamiento, el sosiego y la madre naturaleza conviven en una armonía sin igual. Un camino estrecho de piedras claras que invita a pasear por los remates de la colina, y por qué no a reposar en una pacífica hamaca de kwila bajo la sombra u olvidar el norte encandilado por el horizonte desde un banco ancestral; un jardín de exuberante vegetación para perderse y encontrarse, sin mayor intervención que carteles con nombres de árboles antiquísimos, como “quercia del xi sec” , o serenas indicaciones, como “lay down on the trunk of this ancient oak and let the aura embrace you…”. También un huerto orgánico protegido en invernadero, en el que cultivan sus propias hierbas y especias, y en dónde los huéspedes pueden disfrutar de un libro desde confortables juegos de jardín de San Maurizio Relais & Chateaux. Ningún espacio natural es alterado dentro de sus confines.

En su centro de bienestar, “Medical & Beauty Spa”, la naturaleza juega un papel principal en sus terapias. Sinónimo de vanguardia, ensambla alta tecnología con tradición, pues el centro se configura, y enaltece, alrededor de una de las cinco rutas de sal sobre las que se encuentra el Monasterio de San Maurizio. Esta ruta transporta su valiosa sal desde el mar de Liguria hasta más allá de los Alpes. “La cueva de sal” es la niña bonita, con un circuito de tres piscinas de diferentes temperaturas y grados de concentración de magnesio, atribuyéndole un valioso carácter regenerativo. Más allá de lo heredado, el spa se encuentra diseñado para responder a los más clientes exigentes, con propuestas que van desde biomedicina integral, vinoterapia, adelgazamiento, rehabilitación y regeneración, medicina termal, dermatología y cosmética. En mismo huerto producen las materias medicinales con las que crean productos para el cuidado de la piel, BIOCOSMETIC – San Maurizio 1619.


LA BODEGA DE ESTE HOTEL INCLUYE MÁS DE 2,500 ETIQUETAS DE VINOS DIFERENTES


Sus rincones culinarios son variados: Bistró de Trufa, Café de Trufa, Grandes Vinos, Tenuta San Mauricio y el restaurante de estrella Michelin Guido da Costigliole. Ya hacia 1960, mucho antes que el slow food fuera tendencia gastronómica mundial, el restaurante Guido da Castiglio (en su momento localizado en otras tierras) consagró para unos pocos el hábito de priorizar auténticas materias primas y agricultores locales. La misma ideología se conserva en Guido da Castiglio de San Maurizio Relais & Chateux. Situado en las antiguas bodegas del monasterio, sus eternas paredes de piedra original de Piamonte y su techo rojizo de ladrillo, crean un ambiente cálido y encantador. En verano, la terraza que le continua enmarca un ambiente multisensorial de lujo, con vistas a la cocina y las colinas de Langhe hasta los Alpes. Si existe algo para no perderse, es disfrutar de un prestigioso Barolo mientras el sol caliente escapa de nuestro rostro, perdido en el crepúsculo de otro anochecer.

La fastuosa bodega de vinos incluye más de 2.500 etiquetas de vinos diferentes, llegando a albergar más de 30.000 botellas. Una selección cualificada e histórica de pequeños productores locales, prestigiosas colecciones de otras regiones de Italia e insignias de los sectores vinícolas más importantes del mundo. Cuentan con varias joyas de Borgoña como Domaine de la Romanée Conti, o del prestigioso Chateaux de Bordeaux como Lafite, Margaux, Rothschild, Yquem. También ofrecen champagne de Roederer, Selosse, Gosset and Salon; Brunello di Montalcino de San Giorgio, Soldera y Nero di Casanova; y los “Super Tuscans”, como Sassicaia, Masseto, Ornellaia y Donna Olimpia. En cuanto a las grandes joyas locales de Piamonte, destacan Gaja, La Spinetta, Giacosa, Conterno, Coppo.

San Maurizio Relais & Chateaux, ha sido a lo largo de diez años la síntesis perfecta de valores de hospitalidad de alto nivel. Riguroso. Exclusivo. Y en tal caso, el secreto italiano con el que siempre hemos soñado.

 

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar