linkedin

El vino tinto es un imprescindible en la cultura gastronómica de nuestro país. El interés creciente por los vinos internacionales y la expansión de las tiendas de vinos online pone a nuestro alcance referencias procedentes de todas las regiones del mundo. Son vinos con características muy diversas capaces de sorprender y entusiasmar a los consumidores más exigentes. Pero ¿sabemos cómo reconocer un buen vino tinto?

Redacción

Disfrutar de una copa de vino es uno de los grandes placeres que nos ofrece la gastronomía. Si bien podemos elegir entre muchos tipos de vino – blanco, rosado, tinto, espumoso, fortificado… – el vino tinto representa el 72’9 % del total de vino que se consume en España. Cataluña, País Vasco y Baleares son las comunidades autónomas donde más vino se consume per capita según el informe ‘Panorama actual y perspectiva del sector vitivinícola 2017’ publicado por EAE Business School.

El consumidor está cada vez mejor informado, los cursos de cata de vinos y las webs donde podemos encontrar recomendaciones son cada vez más y mejores, y aún así a veces es difícil elegir entre tanta oferta. Necesitamos un poco de información y conocimientos básicos para poder elegir con éxito.

Cuando nos decidimos a comprar vino tinto, la elección siempre dependerá en gran medida de los gustos y preferencias personales. Podríamos decir que no hay vinos buenos o malos, sino vinos adecuados para ocasiones y públicos distinos. 

Aún así, existen algunas características comunes a cualquier vino tinto que pueden ayudarnos a descubrir los rasgos que conforman su personalidad única y saber si encajan con nuestras preferencias.

Sabiendo un poco sobre el vino que queremos comprar y conociendo nuestros propios gustos podremos elegir la mejor opción en cada ocasión.

vino tinto scala dei

Cinco pasos para descubrir el vino tinto

El vino tinto posee cinco aspectos principales que nos van a dar pistas sobre su personalidad. Además de tratar de obtener información sobre la región y el viticultor y/o bodeguero que lo elabora, para descubrir un vino tinto podemos fijarnos en su acidez, cuerpo, dulzor, fruta y taninos.

Paladares poco entrenados pueden confundir estos aspectos, por ejemplo la fruta con el dulzor, así que presta atención para saber cómo diferenciarlos 😉


EN CLIMAS FRÍOS O CON AMPLIA DIFERENCIA DE TEMPERATURA ENTRE DÍA Y NOCHE, LOS VINOS SERÁN MÁS ÁCIDOS 


ACIDEZ

En primer lugar, la acidez. La sentiremos en los laterales de la lengua y nos hará salivar más o menos en función de su intensidad.

La acidez en los vinos, en principio, viene determinada por las condiciones climáticas en las que crece la uva. Por ejemplo, en climas fríos o con amplia diferencia de temperatura entre día y noche, los vinos serán más ácidos. En climas cálidos, la acidez será normalmente menor mientras que la madurez de la fruta será superior.

En un mismo viñedo podemos encontrar distintos grados de acidez si, por ejemplo, las vides están plantadas en distintos niveles en los que el grado de insolación es diferente. Aunque este tema lo explicaremos otro día porque tiene su propia complejidad 😉

Siguiendo con la acidez del vino: si nos gustan los vinos con cuerpo, lo ideal es elegir un vino tinto de poca acidez. Cuanto más ácido sea el vino, la percepción del mismo en la boca resultará más ligera. Un ejemplo de vino tinto con cuerpo sería un vino tinto de Toro (región muy cálida), mientras que un vino tinto ligero podría ser un Pinot Noir de la Borgoña (región continental más fría).


EL CUERPO DE UN VINO SE REFIERE A LA PERCEPCIÓN DE VOLUMEN Y PESO DEL VINO EN LA BOCA


CUERPO

En segundo lugar, la percepción del cuerpo del vino nos puede ayudar a elegir. El cuerpo se refiere a la percepción de volumen y peso del vino en la boca. Depende de muchos factores, entre ellos la variedad de la uva con la que se ha elaborado el vino tinto, su graduación alcohólica y cómo ha sido el proceso de elaboración del vino (con o sin crianza, maceraciones más o menos largas, decisión de mantener azúcar residual…).

DULZOR

El tercer factor que podemos tener en cuenta es el dulzor. Podemos percibir este dulzor como una textura oleosa en el centro de la lengua.

El dulzoe está relacionado con el azúcar residual que permanece en el vino tinto tras la fermentación. Podría darse el caso de que percibimos una cierta sensación de dulzor debido a la glicerina que se produce con la fermentación.

Es decir, no es lo mismo un vino tinto dulce que se consigue parando la fermentación para obtener azúcar residual (por ejemplo un vino tinto de La Valpolicella, Italia), que un vino con elevada concentración de glicerol (glicerina), que es un tipo de alcohol. Este último aporta sensación de dulzor a los vinos secos pero no estamos hablando de un vino dulce.

Para evaluar el nivel de dulzor, los expertos recomiendan fijarse en los bordes de la copa, ya que los vinos más dulces resultan más viscosos.


LOS TANINOS SON COMPUESTOS PRESENTES EN LA PIEL Y LAS SEMILLAS DE LA UVA. EN EL VINO TINTO PUEDEN PROCEDER TAMBIÉN DE LA CRIANZA EN LA BARRICA.  


 

FRUTA Y TANINOS

Finalmente, el vino tinto contiene dos ingredientes fundamentales: la fruta y los taninos. El tipo de uva con el que está elaborado el vino tinto puede dar como resultado un vino con sabores más o menos frutales, por ejemplo los que nos recuerden a las moras silvestres en los vinos elaborados con la variedad syrah. O los clásicos aromas vegetales de la Cabernet Sauvignon, como el pimiento verde.

Por otro lado, los taninos son compuestos presentes en la piel y las semillas de la uva que aportan estructura al vino tinto. Los taninos también pueden proceder de la crianza en barrica, y en ambos casos pueden ser maduros y sedosos o más bien secantes.

Todo dependerá de en qué grado de madurez se ha vendimiado la uva, Cómo y por cuánto tiempo se ha macerado y cómo es la madera en la que se ha criado. 

En cata, podemos apreciar los taninos como un amargor en la parte frontal de la lengua. La presencia de estos elementos fenólicos tiene múltiples efectos beneficiosos para el organismo.

Según los últimos estudios relacionados con un consumo moderado de vino tinto, los taninos aportan propiedades antioxidantes, astringentes y antiinflamatorias, ayudan a reducir el colesterol y prevenir enfermedades degenerativas.

Con tantas posibilidades a nuestro alcance, ¿cómo acertar a la hora de comprar vino tinto? Lo ideal es que tu bodega o tienda de vinos habitual pueda ofrecerte una cata en la que evaluar de primera mano las características de cada vino.

Si optas por una tienda de vinos online, presta atención a las especificaciones que ofrecen en relación a la variedad, añada, etc., y no dudes en pedir información adicional que pueda ayudarte a conocer más a fondo cada referencia. Cada vino tinto es un mundo, listo para ser descubierto y disfrutado. Atrévete a embarcarte en este viaje apasionante.

Contenido patrocinado por grauonline.es

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

uvas de vino tinto

Viajamos a Chile para descubrir un vino tinto de diseño cuidado al que Tim Atkin otorga 94 puntos muy merecidos. Un Cabernet Sauvignon Premium al que desde hace pocas vendimias se le añade Petit Verdot para complementar el coupage.

Por Miquel Angel Garrote

Cata del vino tinto tranquilo “El Principal” de Andetelmo 2013. D.O. Maipo. Viña el Principal. Pirque, Chile.  

FECHA DE CATA: 8 de Junio 2018 

La distribuidora Divinos y Divinas nos brinda la oportunidad de conocer este vino chileno de Viña El Principal, ubicada en la región de DO Maipo Andes Valley. Un vino de intenso y sensual color rubí que llama la atención desde el inicio.

Lo degustamos en toda su plenitud a 18ºC y su aroma es nítido y claro. De destacable intensidad, se aprecian una compleja retahíla de aromas procedentes de la fermentación (primarios) y posterior crianza (secundarios).

Despuntan en primer plano recuerdos florales como las violetas, seguidas de jugosas y dulzonas moras negras. Le siguen aromas más frescos, herbáceos, que nos hacen rememorar el aroma de la menta o la hierbabuena.

Este es un vino amplio y con exquisito equilibrio en aromas secundarios. Notas de café tostado, de vainillina, de resina de sotobosque… Insinuaciones que nos hacen pensar en una esmerada crianza en nobles barricas de roble francés.

Sofisticada complejidad, un vino en plena evolución para disfrutar del Cono Sur en la copa.

Las expectativas son máximas y en boca El Principal 2013 nos confirma que este es un vino chileno de alta costura. La entrada es suave, y aunque aromáticamente los recuerdos son dulzones, no se percibe azúcar residual.


FLUYE EN NUESTRO PALADAR HACIENDO BAILAR SU CUERPO ESBELTO Y CUIDADO 


La acidez, en moderada concentración, es fresca y agradable. El alcohol, completamente integrado, aporta corporeidad y volumen. La astringencia, comedida gracias a unos taninos maduros, pulidos y muy redondos.

Rápidamente fluye en nuestro paladar haciendo bailar su cuerpo esbelto y cuidado.  Moras negras, notas tostadas, contrapuntos dulzones de la vainilla y balsámicos.

El protagonismo de la fruta negra madura unidos a esa fresca acidez convierten a El Principal 2013 en un vino chileno completamente equilibrado, de moderada profundidad y de finita persistencia.

En conclusión, podemos afirmar que evolucionará positivamente en el próximo lustro. Bien balanceado, con intensidades moderadas tanto en nariz como en retrogusto, y remarcable complejidad. Aunque se trata de un vino del 2013, en 2018 todavía es joven. Un diamante en bruto y muy gastronómico que no debería faltar en ninguna enoteca.

Personalmente este Principal 2013 sólo lo acompañaría con un buen libro o una charla tranquila con una persona especial. Obviamente también realzará una buena pieza de carne bovina cocinada a la piedra y finalizada simplemente con unas escamas de sal. O unos lomos de bacalao a la romana, o un buen atún cocinado a baja temperatura salseado con un agridulce de soja.

La fruta y la frescura a la que sin duda contribuyen los 800 metros de altura en los que se cultivan los viñedos de El Principal, convierten a este vino en un comodín polivalente capaz de acompañar vuestras mejores recetas.

Bajo la influencia de los Andes nace este gran vino chileno

Viña el Principal es una bodega relativamente joven. Fue fundada en 1992 por los socios Jorge Fontaine, dueño de la Hacienda El Principal, y Jean Paul Valette, enólgo francés y antiguo dueño de el famoso Premier Grand Cru Classé Château Pavie en Saint-Émilion.

La finca cuenta con 90 hectáreas de viñedos ubicados en el Valle de Alto Maipo, D.O Maipo Andes, en los faldeos de la Cordillera de los Andes.

La variedad de suelos de la finca es un verdadero mosaico y tiene su origen en los diversos acarreos y depósitos coluviales, aluviales y conos de deyección. Los faldeos cordilleranos están formados por arcilla de un ligero color marmoleado con sedimentos de limo, piedra y gravas, lo que permite un buen drenaje.

El efecto moderador de los vientos de los Andes crea condiciones particulares de clima y una oscilación térmica de más de 20ºC. Esto permite que el proceso de maduración ocurra lentamente permitiendo el desarrollo de uvas con intensos colores y sabores, altas concentraciones de polifenoles y taninos maduros y elegantes.

Si quieres viajar a Chile y quieres saber quién puede diseñarte y organizarte el mejor viaje gastronómico a Chile contacta con nosotros: hotel@winestyletravel

 

Un vino muy interesante para terminar el año y empezar el nuevo con buen pie: un monovarietal de Pinot Noir mediterráneo que nace en Can Bonastre Wine Resort, a los pies de Montserrat. Destino romántico que a Shakira le encantó.

Redacción

Un Pinot Noir que nace cerca de Montserrat es sin duda sorprendente. Esta variedad llegó al Penedés hace varios años, y al igual que en otras regiones de España, varios productores la abrazaron para producirla en monovarietal, al más puro estilo francés.

Can Bonastre Wine Resort es uno de estos productores, y como ellos Torres, GramonaParató entre otros. Todas ellas bodegas que producen fantásticos Pinot Noir en la región del Penedés.

Can Bonastre Wine Resort, originalmente llamada Can Bonastre Santa Magdalena, es una finca centenaria a 35 minutos de Barcelona, una de las más antiguas de la zona y con historias y leyendas para contar. La bodega nació en 1996 y desde entonces las variedades francesas marcaron el paso de cada vino que de aquí nacía.

La variedad Pinot Noir llegó a esta finca por amor a la Pinot Noir del fundador de la bodega, Martín Vallés Sacases. Fiel amante de los vinos de la Borgoña francesa, y en especial de la Pinot Noir de Nuits de Saint Georges, quiso crear su propio Pinot Noir en lo que era para él equivalente a un chateau, su masía rural mediterránea. Aquí plantó en los años noventa variedades francesas como la Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Riesling y, como no, la Pinot Noir.

Para conocer este Pinot Noir sin prejuicios ni ideas preconcebidas, no hay más que probarlo. Elegancia y suavidad en la copa.

Un Pinot Noir que nace en una finca centenaria

Can Bonastre Wine Resort es una finca del S.XVI completamente rehabilitada entre el 2000 y el 2007. Los viñedos rodean la tradicional masía en 100 hectáreas de terreno y 50 de viñedo. El cultivo de olivos para elaborar aceite extra virgen complementan la producción.

En una altidud de 300 metros sobre el nivel del mar y un clima típicamente mediterráneo, en la zona norte de la región de Penedés, nacen los vinos de Can Bonastre, entre ellos el Pinot Noir. Hoy en día todos estos vinos son elaborados por Agustí Torelló, enólogo y fundador de la firma AT Roca, productora de cavas ecológicos de primera calidad con sello Classic Penedés.

Son etiquetados como Classic Penedés todos los cavas que nacen en la tradicional DO Cava, pero que se diferencian de los demás cavas por ser 100% ecológicos y 100% reserva.

En Can Bonastre Wine Resort encontramos también otros vinos, además del Pinot Noir 100%, que vale la pena conocer: Erumir Blanco, Erumir Tinto, Maurel y Nara. Los dos primeros, llevan el nombre histórico de uno de los primeros moradores de la finca. Maurel es un Chardonnay 100% elaborado al más puro estilo clásico, siguiendo el sueño del chateau francés. Nara es la joya de la corona, un coupage de Syrah (75%), Cabernet Sauvignon y Merlot, que lleva el nombre de la primera nieta de Martí Vallès Rodoreda, hijo del fundador.

copa de pinot noir en can bonastre

Un Wine Resort romántico para escaparte

Si eres de los que ama escaparse… este es el lugar ideal. Un hotel boutique con 12 habitaciones, extremadamente romántico, en el que puedes reservar un pack que incluya la cena, el wine spa, el desayuno y una visita a la bodega con degustación de vinos, además de la noche en una preciosa habitación con vistas a los viñedos y a Montserrat.

En el Acbua Spa de Can Bonastre Wine Resort podrás disfrutar de un tratamiento con esencias de vino y cava, y de unas vistas impresionantes a los viñedos y a Montserrat desde la piscina. Y contra todo pronóstico, el precio por el acceso es totalmente accesible, incluso para ir a pasar el día.

Una copa de Pinot Noir y un almuerzo en su restaurante Tribia completarán la experiencia. Celebrities como la cantante colombiana Shakira ya han disfrutado de este lugar.

En este artículo podrás saber un poco más, y reservar directamente al mejor precio garantizado: Can Bonastre Wine Resort, un hotel extremadamente romántico.

 

¿Quieres organizar una cata de vinos para un grupo? Contáctanos, ¡nos encanta organizar eventos y es nuestra especialidad!: hola@winestyletravel.com 

shakira en Can Bonastre Wine Resort

Enfrentando el Enemigo: así nació la bodega de Alejandro Vigil

El mayor enemigo que tenemos las personas somos nosotros mismos. Esta es la esencia de Casa El Enemigo en Mendoza, Argentina. En su logotipo muestra la lucha de un hombre y un dragón como esencia de lo que hacemos todos cada día: luchar con nosotros mismos, con nuestros miedos y frustraciones, para tratar de alcanzar nuestros objetivos. Esta fue la idea con la que el enólogo Alejandro Vigil creó esta marca, y con la que se etiqueta uno de los mejores vinos de Argentina.

Por Glòria Vallès

Los vinos de Casa El Enemigo son profundos, vinculados con la tierra de Maipú y con la pasión de Alejandro Vigil y la herencia familiar de Adrianna Catena, hija menor del propietario de uno de los imperios del vino de Mendoza, Nicolás Catena.

El 18 de septiembre de 2009, el día en que Nicolás Catena recibió en Londres el premio Decanter Man of the Year Award, Arianna y Alejandro decicieron elaborar juntos un vino que mostraría su profundo respeto por la tradición y la historia – ella es historiadora -, y su rebeldía frente al status quo.

Alejandro sigue vinculado a su compromiso con la familia Catena y es el responsable de enología de Catena Zapata, pero su corazón más puro está en Casa El Enemigo, donde elabora el vino que siente y que es además el lugar donde vive con su familia.

Aquí los vinos se elaboran con criterios de sostenibilidad y el respeto máximo al terroir. La finca cuenta con un programa de reciclaje de residuos y ahorro de agua, y el enoturismo se plantea desde el punto de vista ecológico, promoviendo los factores de respeto máximo al medio ambiente y el concepto de slow food y producto de proximidad en el restaurante, que sirve productos de su propia huerta ecológica.


“EL SUELO ES LO MÁS IMPORTANTE PARA ELABORAR UN BUEN VINO”


Para Alejandro Vigil, “el suelo es lo más importante para elaborar un buen vino”, y por ello los vinos de Casa El Enemigo tienen una gran relación con la tierra en la que crecen las vides: “pensamos los vinos en función de la zona de donde provienen las vides, y no en función de la marca” comenta Alejandro.

Él es Ingeniero y el estudio del suelo es muy importante para su proyecto. En la visita a la bodega, el visitante puede observar una muestra del mismo en un corte que se ha realizado en el terreno. Arriba, una capa de arcilla y arena llegada en aluviones desde los Andes, y abajo, piedras redondas de río que nos recuerdan que antiguamente el río Mendoza cubría Luján y Maipú. Gracias a la retención de humedad que tiene esta arcilla se puede hacer frente al clima desértico que reina en Mendoza.

Vino el enemigo

La cultura es un punto fundamental en Casa El Enemigo en Maipú. Reconocida hoy como una “Casa de arte”, músicos, actores, historiadores nacionales e internacionales vienen a conocerla, como hicimos nosotros. Con cada cambio de estación se presenta una exposición de arte diferente en la bodega.

La propiedad ya nació con raíces artísticas, y la finca fue diseñada siguiendo la mágica Divina Comedia de Dante, e igual que en el poema en la bodega encontramos un Infierno, un Purgatorio y por supuesto el Paraíso.

De esta bodega no puedes perderte El Enemigo Bonarda 2011 y el Gran Enemigo Gualtallaty 2010 con un 85% de Cabernet Franc y un 15% de Malbec. Este último ha recibido 97 puntos Parker, 92 Wine Spectator, 94 Tim Atkin y 92 James Suckling.

Aunque no somos grandes amantes de las puntuaciones, ya que cada vino tiene su historia y su propia magia, vale la pena saber y poder comprobar que los vinos de Casa El Enemigo son de los más premiados de la región. Alejandro Vigil, con el trabajo de toda su trayectoria profesional, está contribuyendo a poner en el mapa y lograr que los vinos de Mendoza ganen notoriedad internacional.

alejandro vigil y gloria valles

Todo hecho en casa

Vinos elaborados con mucho mimo, y que podemos degustar con el aceite de oliva elaborado de olivos centenarios que se encuentran en su finca, y mermeladas y dulces que prepara la esposa de Alejandro, María, con los árboles frutales de la región.

Ambos abren las puertas de su casa a los visitantes para disfrutar de los vinos de Casa El Enemigo con un delicioso almuerzo en su restaurante, inaugurado no hace mucho con una estética que recrea La Divina Comedia de Dante. En Casa Vigil, el arte está dentro y fuera de la copa.

Cerca de Casa El Enemigo puedes encontrar estos dos Hoteles Boutique que son puro lujo: The Vines of Mendoza y Cavas Wine Lodge.

¿Quieres viajar a Argentina? Contáctanos y te contamos quien puede diseñarte el mejor viaje a esta región: hola@winestyletravel.com 

familia Vigil

Le Langhe es la cuna de los grande Barolo de Italia

En el sur del Piemonte, en la región conocida como Le Langhe, descubrimos vinos tintos con un carácter muy particular: los Barolo.

Este Araldica Flori Barolo 2012 nos permite acercarnos a la región empezando con una propuesta un poco más fácil. Se trata de un vino nítido y transparente que para esta ocasión lo hemos servido en copa Chianti. Su color es granate con reflejos anaranjados y teja propios de la edad, y con una intensidad baja, dejando ver un ribete muy amplio.

Un aroma reducido al inicio se abre discretamente con un poco de oxigenación. La madera y el tabaco son las primeras sensaciones que da este Barolo, y una presencia constante de mermelada de ciruela y caramelo, propios de la evolución. También encontramos en él aromas primarios de fruta roja como la cereza y las notas vegetales.

La astringencia propia de un Barolo

En boca es un vino tinto que no deja indiferente: una explosión de aromas deja atrás la timidez de su expresión en nariz, y el baile de especies con un poco de fruta negra madura y el tanino de la madera se pone inicia cuando el vino entra en contacto con el paladar. Un vino de intensidad media – alta con un tanino secante y áspero, no encontramos en él el terciopelo ni la jugosidad.

Un vino ligero en cuerpo y amplio en volumen, con larga persistencia y profundidad media-larga. Es equilibrado y con notas de vainilla al final. Son aromas habituales en los Barolo, que se caracterizan por su textura secante, tanino que también encontramos en el Araldica Flori Barolo 2012, y que en este caso podemos percibirlo más fácil. Los grandes Barolos necesitan muchos años para poder suavizar los taninos y ser amables en boca. Con el Araldica Flori Barolo 2012 podemos adentrarnos en la región y disfrutar de sus notas persistentes de té negro y pimienta.

Estamos frente a un buen nebbiolo que tiene una adecuada relación calidad precio, y que ha pasado cinco años (tres en barrica y dos en botella) esperando este momento. Un vino tinto interesante y a la vez prudente, un Barolo de gama media que servimos en esta ocasión con otro plato que requiere paciencia para ser servido: cordero al horno macerado con Oporto y finas hierbas y acompañado con patatas, también al horno.

Muy buena opción para quien no se ha acercado nunca a los Barolo y Barbaresco que se producen en el Norte de Italia, al sur de la ciudad de Torino y quiere conocerlos. Y si te ha gustado, puedes leer otro artículo sobre Barolo aquí

Si buscas es un experto que organice tu viaje al Piemonte ponte en contacto con nosotros: hola@winestyletravel.com 

Una bodega familiar en el Valle de Colchagua

Degustar un vino tinto Gran Reserva Carmenére Viu Manent del 2015 es tener entre manos un rubí claro y brillante. Su intensidad es pura, sin sorpresas, y nos advierte ya de lo que encontraremos después.

Un aroma también intenso, en el que la fruta madura y las especies destacan por encima de todo lo demás. Si bien encontraremos los tostados, el chocolate y el tabaco procedentes de la crianza en barrica, la fruta dominará toda la copa durante la degustación. Ella misma nos sugiere la procedencia del vino, una zona cálida que conocemos por la etiqueta: Valle de Colchagua, en Chile.

En boca, el Viu Manent es fresco

Estamos compartiendo nuestro tiempo con un vino tinto seco, en el que la presencia de la madera se nota rápidamente en boca pero con un tanino suave, agradable, muy bien equilibrado con la fruta roja de cerezas, moras y arándanos que sentimos constantemente en el centro del paladar. Es un vino fresco en el que la acidez y el alcohol están bien integrados, y en el que la vainilla aparece tímidamente casi al final, en retronasal.

Estamos en el Nuevo Mundo, ese por el que tanto nos gusta viajar, esas regiones que a menudo nos dan vinos frescos y nerviosos, con energía y gran presencia en la mesa. En Chile el clima es mediterráneo, y especialmente en Valparaíso y el Valle de Colchagua, este último ubicado a 180 kilómetros al sur de la capital, Santiago de Chile. Viu Manent nació como marca en 1935, y como elaborador de vinos en 1966 en una finca de 150 hectáreas de viñedos prefiloxéricos.

Si quieres visitar esta zona vitivinícola de Chile no lo dudes, alójate en este hotel: Viña Vik. Y si lo que buscas es un experto que organice tu viaje ponte en contacto con nosotros: hola@winestyletravel.com 

bodega viu manent

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar