linkedin

Afrontamos la ola de calor del mes de agosto con un muy buen rosado: Can Sumoi La Rosa 2017. Vino natural elaborado en la nueva finca de Raventós y Blanc en la región de Penedés.

Por Glòria Vallès

Cata del vino rosado tranquilo “La Rosa” de Can Sumoi 2017. D.O. Penedés.

FECHA DE CATA: 1 de Agosto 2018 

Un vino rosado natural y fiel a su origen. Así es Can Sumoi La Rosa 2017. Hacía muchos días que quería catar esta nueva propuesta de la bodega Raventós y Blanc, y esperaba el momento oportuno. La ola de calor de inicios de agosto me ha dado el espacio.

En casa, con aire acondicionado, un ambiente tranquilo y toda mi atención para este vino natural que me ha llamado la atención por su imagen desde el primer momento: en una botella de 750 ml más amplia y más baja que una bordelesa o una borgoña habituales.


ESTE VINO NATURAL TIENE UNA ENTRADA LIGERA QUE ACARICIA EL PALADAR PARA DEJAR SENTIR SU PESO EN EL CENTRO DE LA BOCA


De color salmón de intensidad media, Can Sumoi La Rosa 2017 destaca por los aromas primarios, aromas suaves de flores silvestres y fruta fresca. Notas finales de rosa completan su expresión en nariz.

Su entrada en boca es ligera, este vino natural acaricia el paladar para dejar sentir su peso especialmente en el centro de la boca. De acidez fresca y muy agradable, su cuerpo es medio. Nuevamente encontramos en él los aromas primarios de flores y fruta madura.

El final es lo que más me gusta del Can Sumoi La Rosa 2017: largo y voluminoso. Nos deja un recuerdo elegante de una expresión pura y esencial.

Muy buen vino listo para consumir y a un precio más que asequible: 10’50 euros. Se elabora con uvas de las variedades sumoll, parellada y xarel·lo de vides plantadas a 600 metros de altitud. Variedades tradicionales del Penedés en su máxima expresión autóctona.

Pepe Raventós en Can Sumoi - vino natural
FOTO: Pepe Raventós. @ Can Sumoi / Raventós i Blanc

Alto y local: vinos naturales y auténticos

Viticultura antes que enología. Este es el mantra de Can Sumoi. Sus viñedos se encuentran en Sant Jaume dels Domenys i Pla de Manlleu, rodeados de la Serra del Montmell, la Serra del Home y el mar Mediterráneo.

Una finca aislada originaria del S. XVII y con una geología muy especial. Pepe Raventós va así en busca del origen, del territorio, y de aquello que vincula sus vinos con la comarca del Anoia, en Penedés.

finca can sumoi
FOTO: Finca de Can Sumoi, a 600 m de altura. @ Can Sumoi / Raventós i Blanc

¿Qué es un vino natural?

El vino natural busca reflejar fielmente su origen: la tierra donde nace. Para elaborarlo se lleva a cabo un cultivo respetuoso con el medio ambiente y el entorno, mediante por ejemplo agricultura ecológica, biodinámica o con métodos ancestrales.

En los vinos naturales, el viticultor cuida personalmente los viñedos y no compra uva ajena. Su filosofía de viñedo se traslada a la elaboración. Se priorizan las variedades locales y se evita el uso de productos como las levaduras comerciales o bacterias malolácticas.

En definitiva, el vino natural nacen de una filosofía de honestidad y respeto por la tierra y por el entorno.

Si quieres viajar a cualquier destino gastronómico del mundo, contacta con nosotros: hotel@winestyletravel

¿Cuál es el mejor maridaje? ¿Cómo puedo saber que estoy eligiendo bien el vino para la cena? ¿Qué vino tengo que servir con este plato? Estas son quizás las preguntas que más me han hecho a lo largo de mi carrera. Te cuento mis 5 secretos para saber maridar (para principiantes).

Por Glòria Vallès 

Si quieres ser un experto en maridajes, este artículo no es para ti. Te convendría más leer “Qué vino con este pato” del fantástico sumiller Ferran Centelles. Ferran sí es un especialista en maridajes 🙂 También deberías comprar “La cocina aromática” del gran experto en esta materia, François Chartier.

Pero si lo que buscas son algunas ideas básicas para principiantes, con las que por fin saber cómo puedes elegir el vino para la comida que vas a servir, este artículo lo he escrito para ti. En pocos minutos aprenderás las reglas básicas para quedar bien con tus invitados cuando eres tu quien elige el vino.


SI QUIERES SER UN EXPERTO EN MARIDAJES DEBERÍAS LEER A FERRAN CENTELLES Y A FRANÇOIS CHARTIER


El maridaje es una ciencia inexacta, en la que aspectos como la subjetividad de la percepción o el gusto personal tienen mucho que aportar.

Es difícil hablar del maridaje perfecto, pero tampoco sería este mi objetivo. Lo que quiero es dar respuesta a todas esas personas que me preguntan ¿cómo puedo elegir el vino para la comida sin equivocarme?

Tienen poca o ninguna experiencia en el mundo del vino – y ninguna pretensión de convertirse en expertos –  y buscan respuestas fáciles para aplicar en el día a día, en casa o saliendo a cenar con los amigos.

Cada sumiller tiene su propuesta de maridaje perfecto. Por ejemplo puedes leer la idea de maridaje perfecto del sumiller Unai Mata en este post, o conocer nuestras sugerencias para acompañar los platos de pasta aquí.

A grandes rasgos, estos son mis 5 secretos (a voces) para elegir un vino para la comida

maridaje con vino

1. La sal de la vida

Una comida preparada con un toque salado, en general es fácil de maridar. Los vinos se mostrarán menos astringentes, menos amargos y menos ácidos. Por el contrario, su cuerpo parecerá mayor.

Los platos en los que domina el gusto salado son por lo tanto de bajo riesgo. Si no queremos equivocarnos, vayamos por aquí 🙂

 

2. No sin mi ácido

Al vino le gustan las comidas ácidas. Si servimos un plato que tiene toques de acidez (un ceviche, por ejemplo), el vino en general reaccionará mostrándose con más cuerpo, más fruta y lo notaremos un poco más dulce.

Hay que tener en cuenta que si la comida es muy ácida, sentiremos una menor acidez en el vino, así que en estos casos quizás nos conviene servir un blanco de regiones frías, por ejemplo Alemania o Austria, que no contengan azúcar residual.

Nuevamente, la acidez del plato puede ser una gran aliada a la hora de elegir el vino.


LOS PLATOS EN LOS QUE DOMINAN LOS SABORES SALADO O ÁCIDO SON MENOS ARRIESGADOS QUE LOS PLATOS DULCES O AMARGOS


ceviche y vino

3. Entre el dulce y el amargo

Aquí ya entramos en terrenos pantanosos. Elegir un vino para un plato dulce o una receta en la que domina el amargo puede ser tarea complicada. Pensemos por ejemplo en los pasteles o el chocolate amargo: ¿conocemos algún vino que pueda acompañarlos y no salir perjudicado?

Mi recomendación: vayamos a por un vino dulce. La comida dulce provoca una sensación de mayor amargor, astringencia y acidez en los vinos (los sentiremos más duros en el paladar). Probablemente la percepción del alcohol también será mayor.

Por el contrario, perderemos sensación de cuerpo, dulzor y fruta, así que vale la pena prestar atención. Conclusión: con los platos dulces, vinos dulces.

Si no has probado nunca un chocolate amargo con un vino Oporto, no sabes de lo que estoy hablando. Toma nota y no te lo pierdas porque la combinación es deliciosa.


EL PICANTE ES QUIZÁS EL SABOR MÁS ARRIESGADO A LA HORA DE ELEGIR UN VINO


3. Red Hot Chili Peppers

Además de un grupo de música, los red hot chili peppers son pimientos rojos picantes. Y el picante es complicado cuando de maridajes se trata.

Los platos picantes, por ejemplo los tradicionales de la comida coreana o la mexicana, provocarán una sensación de elevada astringencia y acidez en los vinos.

Sentiremos una mayor presencia de alcohol y perderemos la fruta y la riqueza del vino. Así que atención con las combinaciones. Y en determinados casos, no hay nada de malo en tomarnos una cerveza con las cenas picantes 😉

5. Hay vinos más fáciles que otros

Si no quieres fallar en tu elección, en el momento de elegir un vino para la comida, busca vinos versátiles.

¿Suena fácil verdad? Pues lo es: vinos que hayan pasado poco o ningún tiempo de crianza en madera, y vinos sin azúcar residual.

Evita los vinos muy estructurados y con elevados niveles de taninos, a no ser que vayas a servir un cordero lechal o un plato igual de completo en sabores y con una buena dosis de grasa (el churrasco también encajaría aquí).

 

Y finalmente, un clásico: elegir vinos de la región donde estás es siempre recomendable (doy por hecho que no vives en la selva amazónica). No solamente porque seguramente son buenos, sino porque así contribuimos a la sostenibilidad del planeta y al desarrollo rural.

No es un tópico: los vinos locales servidos en la misma región requieren menos consumo de combustibles para el transporte y ayudan a las pequeñas y medianas empresas a obtener un precio justo por sus productos.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Diseñamos tu viaje a medida para ir a La Champagne: hola@winestyletravel.com 

comida y vino

Viajamos a Chile para descubrir un vino tinto de diseño cuidado al que Tim Atkin otorga 94 puntos muy merecidos. Un Cabernet Sauvignon Premium al que desde hace pocas vendimias se le añade Petit Verdot para complementar el coupage.

Por Miquel Angel Garrote

Cata del vino tinto tranquilo “El Principal” de Andetelmo 2013. D.O. Maipo. Viña el Principal. Pirque, Chile.  

FECHA DE CATA: 8 de Junio 2018 

La distribuidora Divinos y Divinas nos brinda la oportunidad de conocer este vino chileno de Viña El Principal, ubicada en la región de DO Maipo Andes Valley. Un vino de intenso y sensual color rubí que llama la atención desde el inicio.

Lo degustamos en toda su plenitud a 18ºC y su aroma es nítido y claro. De destacable intensidad, se aprecian una compleja retahíla de aromas procedentes de la fermentación (primarios) y posterior crianza (secundarios).

Despuntan en primer plano recuerdos florales como las violetas, seguidas de jugosas y dulzonas moras negras. Le siguen aromas más frescos, herbáceos, que nos hacen rememorar el aroma de la menta o la hierbabuena.

Este es un vino amplio y con exquisito equilibrio en aromas secundarios. Notas de café tostado, de vainillina, de resina de sotobosque… Insinuaciones que nos hacen pensar en una esmerada crianza en nobles barricas de roble francés.

Sofisticada complejidad, un vino en plena evolución para disfrutar del Cono Sur en la copa.

Las expectativas son máximas y en boca El Principal 2013 nos confirma que este es un vino chileno de alta costura. La entrada es suave, y aunque aromáticamente los recuerdos son dulzones, no se percibe azúcar residual.


FLUYE EN NUESTRO PALADAR HACIENDO BAILAR SU CUERPO ESBELTO Y CUIDADO 


La acidez, en moderada concentración, es fresca y agradable. El alcohol, completamente integrado, aporta corporeidad y volumen. La astringencia, comedida gracias a unos taninos maduros, pulidos y muy redondos.

Rápidamente fluye en nuestro paladar haciendo bailar su cuerpo esbelto y cuidado.  Moras negras, notas tostadas, contrapuntos dulzones de la vainilla y balsámicos.

El protagonismo de la fruta negra madura unidos a esa fresca acidez convierten a El Principal 2013 en un vino chileno completamente equilibrado, de moderada profundidad y de finita persistencia.

En conclusión, podemos afirmar que evolucionará positivamente en el próximo lustro. Bien balanceado, con intensidades moderadas tanto en nariz como en retrogusto, y remarcable complejidad. Aunque se trata de un vino del 2013, en 2018 todavía es joven. Un diamante en bruto y muy gastronómico que no debería faltar en ninguna enoteca.

Personalmente este Principal 2013 sólo lo acompañaría con un buen libro o una charla tranquila con una persona especial. Obviamente también realzará una buena pieza de carne bovina cocinada a la piedra y finalizada simplemente con unas escamas de sal. O unos lomos de bacalao a la romana, o un buen atún cocinado a baja temperatura salseado con un agridulce de soja.

La fruta y la frescura a la que sin duda contribuyen los 800 metros de altura en los que se cultivan los viñedos de El Principal, convierten a este vino en un comodín polivalente capaz de acompañar vuestras mejores recetas.

Bajo la influencia de los Andes nace este gran vino chileno

Viña el Principal es una bodega relativamente joven. Fue fundada en 1992 por los socios Jorge Fontaine, dueño de la Hacienda El Principal, y Jean Paul Valette, enólgo francés y antiguo dueño de el famoso Premier Grand Cru Classé Château Pavie en Saint-Émilion.

La finca cuenta con 90 hectáreas de viñedos ubicados en el Valle de Alto Maipo, D.O Maipo Andes, en los faldeos de la Cordillera de los Andes.

La variedad de suelos de la finca es un verdadero mosaico y tiene su origen en los diversos acarreos y depósitos coluviales, aluviales y conos de deyección. Los faldeos cordilleranos están formados por arcilla de un ligero color marmoleado con sedimentos de limo, piedra y gravas, lo que permite un buen drenaje.

El efecto moderador de los vientos de los Andes crea condiciones particulares de clima y una oscilación térmica de más de 20ºC. Esto permite que el proceso de maduración ocurra lentamente permitiendo el desarrollo de uvas con intensos colores y sabores, altas concentraciones de polifenoles y taninos maduros y elegantes.

Si quieres viajar a Chile y quieres saber quién puede diseñarte y organizarte el mejor viaje gastronómico a Chile contacta con nosotros: hotel@winestyletravel

 

PANEL DE CATA: MIQUEL ÀNGEL GARROTE, MANEL GUIRADO, ESTEVE ESTEVE, GLÒRIA VALLÈS

Fecha de Cata: 21 de Mayo 2018

Viajamos a Islas Canarias para descubrir una variedad de vitis vinífera local: el bastardo negro o baboso negro, que Bodegas Monje elabora y etiqueta con el propio nombre de la variedad: Bastardo Negro 2013.

Únicamente se elaboraron 760 botellas de este vino tinto fermentado en barrica en 2013 de Bodegas Monje, ubicada en Tenerife, Islas Canarias DOP. Felipe Monje, propietario de la bodega, nos sorprende con una variedad local que encontró por casualidad entre sus viñedos.

“Hace unos 20 años, en la búsqueda, entre nuestras viñas, de alguna tinta de maduración temprana y entre una selección de seis Tintilla, descubrí a esta desconocida. Al principio la llamamos ‘Tinta Monje’, pero luego, desde el riguroso análisis botánico, resultó ser ‘Bastardo Negro’. Hoy la cultivamos en el lugar donde la descubrimos: parcela La Mostaza a 670 metros de altitud, desde donde contempla el intenso azul del océano Atlántico y el majestuoso volcán Teide”. 

El resultado es un vino tinto de elegante color granate en intensidad media, totalmente claro y brillante. Lo servimos a 17º para sentirlo en toda su plenitud.

Aromáticamente el Bastardo Negro 2013 es limpio y sincero. Moderadamente complejo, se encuentra en plena evolución, listo para ser disfrutado. Dominado por aromas secundarios y primarios, su intensidad comedida nos brinda en un inicio notas de especies picantes como la pimienta. También encontramos en él recuerdos cálidos e insinuantes de vainilla, notas ahumadas propias de un vino tinto que ha sido fermentado y elevado en barricas de roble francés.

Seguidamente aparecen complejas y distintivas notas férricas muy interesantes. Igualmente encontramos fugaces notas de un coctel maduro de frutas negras y rojas que nos harán recordar a las cerezas, a las moras, e incluso a las frambuesas.

En boca es completamente seco y equilibrado. La sensación de acidez es refrescante, y el alcohol está bien integrado. Astringencia ligera con taninos finos y pulidos, enlazados en el interior de un cuerpo ágil y esbelto. 

Profundo y sincero

El Bastardo Negro es un vino más profundo que persistente pero muy bien equilibrado. Nace en un viñedo pedregoso a 600 metros sobre el nivel del mar. El suelo es rico, fruto del volcán Teide y del paso del tiempo.

En conclusión el Bastardo Negro 2013 es un muy buen vino, dominado por sus virtudes. Nos demuestra, sincero, que son perfectamente viables el mestizaje de variedades autóctonas con enologías clásicas.

Es sin duda un buen ejemplo de vinos del viejo mundo, en una latitud subtropical favorecida por esas corrientes frías que hacen posible vinos de calidad en las Islas Canarias.

De padres a hijos, con variedades prefiloxéricas

La familia Monje cultiva la vid en Islas Canarias desde 1750. En su finca de Tenerife cultivan Listán Negro, Listán Blanco, Negramoll, Tintilla, Vijariego negra, y Marmajuelo, variedades que aportan características originales que definen nuestros vinos.

Y si algo define a Bodegas Monje es sin duda su afán de experimentación. Trabajan constantemente con variedades distintas a las mencionadas, todas ellas prefiloxéricas. Las obtuvieron del legado de sus antepasados, y con ellas trabajan para dar a los vinos de las Islas Canarias ese distintivo local. 

Tradición que ya va por la quinta generación, y que Felipe Monje está trabajando para modernizar no solamente con sus vinos sino también con propuestas de enoturismo interesantes en su bodega. Exposiciones de arte, conciertos, eventos… Sin duda, en Bodegas Monje no se aburren nunca 😉

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Uvas de bastardo negro, Bodegas Monje

PANEL DE CATA: MIQUEL ÀNGEL GARROTE, MANEL GUIRADO, ESTEVE ESTEVE, GLÒRIA VALLÈS

Fecha de Cata: 21 de Mayo 2018

Los amantes de la música adorarán este Cava Jazz Nature de Castell de Sant Antoni. Un cava que tiene un packaging espectacular y mucha música. Inspirado en los clásicos pianos de cola Steinway, que se fabrican con el máximo cuidado desde 1853, puedes comprarlo junto a un CD de Jazz o descargarte la lista en Spotify.

Para ofreceros esta nota de cata, catamos el Cava Jazz Nature de Castell de Sant Antoni en silencio, como siempre, pero la tentación de poner la música Jazz a todo volumen está presente. Si la DO Cava necesitaba un poco de ritmo para defender su valor añadido en los mercados internacionales, aquí tenemos un producto lleno de Jazz que no nos deja indiferentes 😉

Lo podéis comprar con su propio CD de Jazz, o bien podéis acceder a la propia web del Jazz Nature y allí encontraréis una lista de Spotify que podéis escuchar gratuitamente. El repertorio empieza con un movido “Better with You” de Txell Sust & August Tharrats Trio, una de las formaciones de jazz-blues-swing con mayor reconocimiento del panorama catalán.

Un cava fresco y musical

Limpio y de color limón, con intensidad media y burbuja fina. Estamos ante un cava de aroma nítido y de intensidad controlada, en la que la fruta de hueso y las notas cítricas destacan por encima de la bollería propia de un cava que ha madurado con las lías. Aromas primarios y secundarios en pleno equilibrio, o en este caso podríamos decir en plena armonía musical.

Su entrada en boca es muy fresca. Se trata de un Brut Nature por lo tanto no tiene azúcar residual sino que estamos ante un espumoso seco (puedes leer sobre cómo se clasifican los cavas según contenido de azúcar y tiempo de crianza en la web del Institut del Cava).

En el Cava Jazz Nature la acidez es refrescante y el alcohol es comedido. Los aromas cítricos como el limón o el pomelo son igual de intensos en boca, y con presencia de fruta madura de hueso como el albaricoque o el melocotón. Nuevamente los aromas secundarios aparecen, dejándonos una sensación cremosa y una intensidad retronasal dominada por los aromas ligeros de pan y tostados. De intensidad sutil y final delicado.

Un buen cava, excelentemente presentado y con una historia que seduce. La música, el jazz, los Steinway… todo ello nos traslada al Nueva Orleans más auténtico, copa de cava en mano. 

Viñedos de la finca de Castell de Sant Antoni

Castell de Sant Antoni forma parte de la DO Cava. La bodega trabaja con producciones limitadas, para lo que utilizan el vino procedente del mosto flor de variedades autóctonas como la Parellada, el Xarel·lo el Macabeo o la Garnacha. Los viñedos se encuentran a 4 kilómetros de Sant Sadurní d’Anoia, en un lugar llamado “Els Costers del Ordal”.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

elaborador de cava pere canals
Pere Canals, propietario de Castell de Sant Antoni

 ¿Qué relación hay entre el vino y la salud? El vino es un producto cultural con un fuerte arraigo a las regiones donde se produce. Forma parte de la historia de la humanidad desde hace miles de años, pero ¿sabemos cuál es la cantidad recomendada para no poner en riesgo nuestra salud?

Redacción

El vino ha formado parte de la civilización occidental desde el año 6,000 a C, época en la que se sitúan las primeras evidencias arqueológicas vinculadas a la producción de vino, en lo que es hoy Georgia.

Entendemos vino como fermentación de zumo de uva mediante levaduras que da lugar a una bebida alcohólica. Y se ha utilizado como medicina, en una relación eterna entre vino y salud, como ingrediente cultural y social. Es y ha sido parte de cultos religiosos, cocinas y dinámicas comerciales y económicas en el Próximo Oriente.

Como símbolo cultural, el vino ha evolucionado con el tiempo y formando parte de la vida de las personas en distintos contextos y formas de consumo. Hoy en día es también un elemento muy importante en la cultura popular.

vino y salud: dios baco
"El Triunfo de Baco", 1629. Diego Velazquez.

La ciencia del vino, o el vino en la ciencia

Fiel acompañante de la gastronomía desde la Antigua Grecia, hoy en día numerosas investigaciones científicas centran su actividad en este producto a la vez mágico y delicioso, químico y estructurado.

Estudios sobre el resveratol y su capacidad para inhibir las células cancerígenas. Estudios sobre las propiedades antienvejecimiento de los polifenoles. Investigaciones sobre la posibilidad de que los flavonoides nos protejan de la gripe. O el consumo moderado de vino asociado a un menor riesgo de diabetes. Son algunos de los campos en los que se está avanzando.


LOS CONSUMIDORES MODERADOS DE VINO DUFREN MENOR TASA DE MORTALIDAD POR ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR


 

Por ejemplo, investigadores de la Universidad de Texas Medical Branch, el Capital Institute of Pediatrics en Beijing y la Universidad de Shandong en Jinan, China, descubrieron una relación directa entre consumo moderado de vino y la muerte por causas cardiovasculares. Para ellorecopilaron datos sobre los patrones de consumo de salud de más de 333.000 estadounidenses adultos de las encuestas de salud nacional de Estados Unidos de 1997 a 2009.

Los resultados, publicados en el Journal of the American College of Cardiology, indican que los bebedores moderados tenían un menor riesgo de mortalidad por todas las causas, en especial las enfermedades cardiovasculares. 

“El resultado es simple” afirma el Dr. Sreenivas Veeranki, profesor asistente en la Universidad de Texas y uno de los autores del estudio: “Si usted es consumidor, beba con precaución. Hay una línea fina entre los efectos protectores y los de riesgo”.


“SI ES USTED CONSUMIDOR, BEBA CON PRECAUCIÓN. HAY UNA LÍNEA FINA ENTRE LOS EFECTOS PROTECTORES Y LOS DE RIESGO”. DR. S. VEERANKI


¿Qué entendemos por moderación?

Según Wine Information Council, los bebedores de vino moderados tienen una tasa de mortalidad menor que aquellos que se abstienen o beben mucho. Esta asociación ampliamente aceptada se conoce como la curva en J. El riesgo relativo de morir es más bajo entre los bebedores leves y moderados y mayor entre los abstemios.

Sin embargo, el riesgo aumenta con cada bebida por encima de la moderación. Por lo tanto, aunque uno o dos vasos se pueden considerar “buenos para su salud”, beber más que lo recomendado no proporcionará más beneficios, sino que será más perjudicial.

A quien le gusta el vino, bebe. ¿Pero sabemos cuánto podemos beber sin poner en riesgo nuestra salud? La Asociación Wine in Moderation, creada por líderes públicos y privados del sector, trata de dar respuesta a esta pregunta.


 BEBER ACOMPAÑADOS DE OTRAS PERSONAS, COMER ALGO SIEMPRE QUE SE BEBA Y ALTERNAR EL VINO CON AGUA MINERAL SON IGUAL DE IMPORTANTES QUE CONTROLAR LA CANTIDAD DE LO QUE BEBEMOS.


Wine in Moderation recomienda dos unidades por día para las mujeres, y tras para los hombres, entendiendo por unidades 10 centilitros de vino con un 12% de alcohol. En cualquier caso, nunca se debería superar las 4 unidades por día y persona.

No obstante, no sólo la cantidad importa, también el patrón de consumo. Hay que beber acompañados de nuestros amigos, familiares y en situaciones agradables.

Es importante comprender el vino que bebemos y acompañarlo con comida y un vaso de agua. Además, es mucho mejor beber de forma moderada y regular con las comidas, que beber esa misma cantidad de una sola vez.

Así que, sabiendo cómo y cuánto vino puedo beber sin poner en riesgo mi salud es la mejor forma de disfrutar de este fantástico regalo de los Dioses – Baco y Dionisio – y saberlo compartir.

vino y salud

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegashoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

PANEL DE CATA: MIQUEL ÀNGEL GARROTE, MANEL GUIRADO, ZOLTAN NAGY, LLUÍS ROMERO

Fecha de Cata: 6 de Marzo 2018

Viajar a Penedés con el sabor de un vino tranquilo es hacerlo con un Xarel·lo, variedad autóctona tradicionalmente utilizada para elaborar cava. Catamos uno de los mejores de la región: Xarel·lo QX Mas Candi 2015, una de las bodegas de la asociación Qalidés.

El QX Mas Candi 2015 es un vino blanco transparente y principalmente claro que ha pasado por un proceso de filtrado mínimo. De pronunciado color limón con destellos dorados, el vino tiene cierta evolución. En él percibimos algunos sedimentos debido al filtrado ligero, gracias al cual se logra la máxima expresión de la xarel·lo.

Su aroma es nítido y muy expresivo. Nos seduce con notas de fruta tropical y aromas secundarios procedentes de la madera con la que ha tenido contacto el vino. Tres tipos de madera diferentes, para ser exactos.

Mas Candi fermenta este xarel·lo de cuatro vñedos diferentes en barricas de roble de castaño, acacia, roble francés, y también en jarras de barro. De estas maderas llegan los tostados y caramelos que van apareciendo en nariz. Junto a la fruta tropical, tostados y bollería, sutiles notas de hierbas aromáticas forman parte del perfil aromático complejo que tiene este vino blanco.

viñedo de Mas Candi

Entre la acidez, la fruta y las lías

Penedés es una región cálida de la zona mediterránea, de modo que la acidez del QX Mas Candi 2015 es considerable teniendo en cuenta su origen. Una acidez que queda suavizada por la sensación de lías en boca. Aquella bollería y aromas de pan que hace a los blancos frescos, irresistibles.

En boca la textura gana importancia. Cremoso, este xarel·lo 2015 transmite su personalidad con textura y peso. La percepción retronasal tiene una intensidad remarcable y está dominada por la mantequilla y por las notas herbáceas.

De profundidad moderada y persistencia larga, delicados aromas de almendra amarga se mantienen hasta el final. En definitiva un vino muy equilibrado procedente de cuatro viñedos diferentes de Xarel·lo de Mas Candi, fincas con vides que tienen entre 54 y 60 años de edad.

De excelente calidad, la armonía entre acidez y percepción retronasal del QX 2015 de Mas Candi es muy buena, así como el equilibrio de la fruta en relación a los tostados procedentes de la fermentación en barricas. Es un vino en evolución listo para ser consumido, apetecible en cualquier momento y muy recomendable acompañando un almuerzo o cena.

Y el Xarel·lo 2015 de Mas Candi lo comemos con…

Un buen maridaje del QX Mas Candi 2015 sería con pescados con salsas untuosas, como por ejemplo un lenguado a la menier, un rodaballo o una propuesta de cocina japonesa, que puede ir más allá del sushi. Lo que hay que tener en cuenta es que es un vino muy gastronómico, y si le damos tiempo en copa, nos regalará una complejidad aromática cada vez mayor.

Mas Candi es una de las bodegas miembros de la asociación Qalidés, en la que se han unido varias bodegas del Penedés con altos criterios de calidad y preservación del medio ambiente mediante técnicas ecológicas. Puedes leer más información de los vinos de la asociación aquí.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Por Glòria Vallès

Quienes me conocen saben que Winestyle Travel me lleva a viajar constantemente a regiones donde el vino es el principal protagonista. En el último año he visitado Mendoza en Argentina, Valle de Colchagua y Valle de Cachapoal en Chile, Tokaj en Hungría, Sicilia y Emilia-Romagna en Italia, Priorat, Costers del Segre, Tarragona, Penedés, Alella y Empordá en Cataluña.

El año pasado fueron La Champagne y Bordeaux en Francia, Cape Winelands en Sudáfrica y Jerez de la Frontera, España.
Los próximos destinos son Piamonte y Toscana en Italia y Napa Valley en California, y podría seguir.

Comparto esta información para dar a entender que conozco muy bien el sector del enoturismo, y lo observo y analizo constantemente a nivel internacional. Contrato experiencias en algunas de las bodegas que visito y, en otras, lamentablemente es imposible poder hacerlo.

Comprometerse a llevar clientes a todas las bodegas que he conocido no sería solamente inviable sino también irresponsable por mi parte.

¿Por qué digo esto? Porque los clientes cuentan con mi criterio y, siento decirlo: muchas bodegas son realmente aburridas de visitar. Por favor, que nadie se sienta aludido, no estoy pensando en ninguna en concreto.

Ofrecer turismo industrial, como dice el amigo Lluís Tolosa, sociólogo y escritor especializado en enoturismo y divulgación de la cultura del vino, es un gran error. Y lamentablemente muchas bodegas es exactamente lo que proponen, incluso sin saberlo.

enoturismo en sudafrica
FOTO: Picnic en Warwick Wine Estate, Sudáfrica. Sí, hay una Coca-Cola, y no pasa nada ;-)

Cinco claves de éxito para el enoturismo

He querido resumir en cinco puntos qué es lo que hace al enoturismo atractivo para mí y, en consecuencia, para nuestros clientes (recordemos, este artículo es una opinión personal):

1. No lo llamemos enoturismo, ¿es posible?

Hace mucho tiempo que la World Food Travel Association decidió nombrar al Wine and Food Tourism y al Culinary Tourism simplemente Food Tourism.

¿Por qué? Porque la gastronomía incluye el vino. Y porque beber vino sin comer – o visitar bodegas solamente – suena extraño. Turismo Gastronómico me parece mucho mejor.


NO HAY QUE VENDER BODEGAS, HAY QUE VENDER DESTINO. LA RIVALIDAD HISTÓRICA ENTRE LOS PRODUCTORES DE VINO NO FUNCIONA EN EL TURISMO.


2. Visitar la bodega, ¿para qué?

Acero inoxidable, embotelladora, encajadora, etiquetadora… ¿De verdad es necesario ver todas las instalaciones de todas las bodegas para comprender el vino que hacen?

No es mejor que en lugar de entender el vino, ¿lo disfruten? Si el visitante es un enólogo, sumiller o profesional del sector tiene un sentido mostrarle las instalaciones industriales. Pero para el turista, viajero o visitante, … ¿es realmente importante?

La realidad es que no hay que vender “bodegas” hay que vender “destinos”. Es mucho más eficaz en la venta ofrecer un viaje gastronómico a Oporto que proponer una visita a una de las bodegas que podemos visitar en Vila Nova de Gaia. La rivalidad histórica entre bodegas productoras de vino y espumosos no funciona cuando quieren conquistar el sector del turismo.

Colaborar, hacer propuestas conjuntas, promover el destino entre todos, ofrecer degustaciones en las bodegas de los vecinos… esto es lo que traerá el éxito del enoturismo a medio y largo plazo. ¿O es que Ibiza sería el gran destino que es hoy si solamente hubiera tres hoteles y dos restaurantes?


CUANDO LA EXPERIENCIA ES MEMORABLE, EL VISITANTE RECORDARÁ LA MARCA DEL VINO, CAVA O CHAMPAGNE DE LA BODEGA QUE HA VISITADO


 

3. Una experiencia, ¡exacto!

Hace años que se habla del turismo de experiencias, no es nada nuevo. Si partimos de la base que la motivación de un turista para acercarse a una bodega es pasar un buen rato, pensemos en cómo darle este valor a nuestra bodega.

Muchas ya lo hacen: visita a los viñedos en bicicleta eléctrica, picnic en el jardín mientras degustamos sus vinos, vuelo en helicóptero, cata de vinos de la gama Premium con el propietario, atardecer con chill out y buenos cavas … Lo que sea que pueda atraer la atención y brindar una experiencia única e inolvidable.

Cuando la experiencia es memorable, la marca se recuerda. Y las bodegas (y las marcas en general) si algo necesitan en un mundo altamente competitivo es crear marca.

4. Marketing, marketing, marketing (y comunicación corporativa).

La bodega que abre sus puertas debe tener muy claro que los clientes que se acercan a visitarla deberían tener un perfil parecido o igual al de los clientes que consumen sus vinos.

Es decir, las experiencias son parte importante de su estrategia de marca (o deberían serlo). Por lo tanto, la estrategia de marketing y comunicación deberíamos tenerlas muy presentes cuando planifiquemos la estrategia de turismo.

5. No tengamos miedo del precio.

En Napa Valley, el gasto medio por turista es de más de 140 dólares por día sin alojamiento. Cierto que no todas las regiones son ni serán nunca Napa Valley, pero si queremos que el cliente valore el producto, no lo podemos regalar.

Hay que adaptar el precio de la experiencia a cada tipología de cliente, pero también utilizar la estrategia de precios para seleccionar el tipo de cliente que queremos. Marketing de toda la vida, nada más.

 

Finalmente, y excediéndome a la promesa de seleccionar solamente cinco puntos que hacen del enoturismo una experiencia de éxito, hay un elemento fundamental:

el personal que está atendiendo a los visitantes debe tener un nivel de conocimiento elevado sobre vinos.

Algunos pensarán que es una obviedad, pero en España a menudo nos encontramos con esta situación: guías que se han aprendido la visita básica y no pueden salirse del guión, camareros que no conocen los vinos de la bodega que están sirviendo, personal poco preparado para responder a preguntas un poco más técnicas…

Muchos visitantes tienen un nivel medio o bajo de conocimiento sobre vinos, pero cuando llegan los expertos… la imagen que puede llegar a dar la bodega es terrible si la persona que atiende a los visitantes no está al nivel.

Formación, profesionalización y estrategia sería, en resumen, lo que necesitan las bodegas para tener éxito con el enoturismo (con el turismo gastronómico, si se me permite). 

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

enoturismo de lujo en can bonastre

PANEL DE CATA: MIQUEL ÀNGEL GARROTE, MANEL GUIRADO, ZOLTAN NAGY, LLUÍS ROMERO

Fecha de Cata: 6 de Marzo 2018

En el interior del Valle del Maule, en Chile, la Carignan es una uva muy apreciada porque mantiene una buena acidez en un clima mediterráneo. En el Küdaw Nativo 2015 de Vintae, esta acidez viene acompañada de seductores aromas florales y de fruta negra silvestre.

Las etiquetas de los vinos a veces son puro acompañamiento de la botella. En el Küdaw Nativo 2015 del grupo Vintae la etiqueta del vino es toda una expresión de lo que estamos a punto de catar:

Un vino tinto claro y brillante, de color rubí muy intenso y con destellos granates.

Los aromas de flores violetas y fruta negra silvestre captan la atención con una intensidad moderada y seductora. Notas de lácteos muy suaves que recuerdan que este vino ha tenido una fermentación maloláctica en acero inoxidable. El recuerdo de la madera nos llega a través de aromas de laurel y balsámicos (el vino ha pasado por crianza en barrica de roble francés durante 12 meses). Un vino tinto con amplitud aromática, que muestra su plenitud a medida que lo vamos catando. El color de la etiqueta es la expresión máxima de sus aromas. Originalidad gráfica a la que ya nos tiene acostumbrados Vintae.  

La astringencia de este vino tinto es moderada, con un tanino jugoso y agradable. En boca la acidez es considerable, propia de la Carignan de esta región de Chile.  De cuerpo medio, es un vino muy equilibrado, en el que los aromas de fruta afloran nuevamente en el retronasal.

En conclusión, un vino tinto muy bueno que nos trae Vintae desde Chile. En él, el equilibrio entre fruta y tanino es excelente. Es fresco y muy versátil.  Fácil de maridar, no descartamos disfrutar de una copa a solas, para vivir toda su expresión en máxima intensidad.

Sin duda el Kürdaw Nativo 2015 tiene muchas posibilidades de armonización: con carnes blancas, quesos ligeramente envejecidos y en cualquier contraste con mermeladas de frutos silvestres, como por ejemplo un queso con mermelada. Su precio, 18’95 €, muy adecuado al vino que estamos catando.

vintae viñedos chile

La tierra donde nace

Cauquenes se sitúa en el valle central de Chile, al sur de la capital: Santiago de Chile. Es una zona dominada por cooperativas que vendían su uva a las grandes bodegas chilenas, pero en la que han surgido proyectos que buscan prestigiar la uva estrella de la zona: la carignan.

El clima aquí es mediterráneo, con sol intenso en verano, pero con noches frescas y aireadas gracias a su proximidad a la costa. La amplitud térmica es de casi 20 grados en el mes más cálido, enero, favoreciendo el desarrollo de la acidez en las uvas.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

equipo agricultores vintae

Hungría y, en concreto, la región de Tokaj es el nuevo destino gastronómico de Europa, todavía por descubrir.

Por Glòria Vallès

Tokaj es conocida por sus vinos de vendimia tardía y, sobre todo, por los Tokaj Azú. Vinos blancos elaborados con uvas afectadas por el hongo botrytis cinerea. Pero este nombre, Tokaj, también corresponde al de una población y una región de Hungría que está dando pasos para convertirse en el próximo gran destino enogastronómico.

Nuestro viaje comienza en Oremus, la mítica bodega que Vega Sicilia compró en la región húngara de Tokaj en el año 1993. Eran los primeros años después de la caída del muro de Berlín y con él, el final de una etapa comunista que todavía tiene presentes sus huellas en el país.

Tokaj fue la primera región vinícola del mundo en convertirse en distrito cerrado con denominación de origen, en el S. XVIII. Una historia añeja para unos vinos que se ganaron gran prestigio internacional con sus vendimias tardías y largas crianzas.

El primer sorbo en Oremus tras caminar varios minutos por galerías infinitas bajo tierra ya nos deja con la miel en los labios. Y todavía estamos con un Late Harvest de 2011 en la copa. Seguidamente llegan el Oremus 5 Puttonyos 2009, el 2000 y el 6 Puttonyos 1999.

Bienvenidos a Tokaj.

Oremus Tokaj

Tokaj es tierra de vinos blancos

Los vinos de Tokaj se pueden elaborar con seis variedades de uva distintas, pero la variedad blanca Furmint es con diferencia la que cubre más hectáreas de plantación (aproximadamente un 60%). Otras variedades que encontraremos aquí son Hárslevelű (conocida también como Feuille de Tilleul), y Yellow Muscat, o Muscat Lunel (en húngaro Sárgamuskotály).

En Tokaj degustaremos varios tipos de vinos tradicionales de la zona, principalmente blancos. Cada vez más bodegas elaboran blancos secos Furmint, variedad que se está convirtiendo en una especie de emblema nacional y ya tiene su Furmint Day para celebrarse (1 de Febrero, fecha en la que llegamos a Budpest).

 


EL CLIMA HÚMEDO Y FRÍO DE LA REGIÓN FACILITA LA EXPANSIÓN DEL HONGO BOTRYTIS, QUE ES EL QUE NECESITAMOS PARA ELABORAR LOS PRESTIGIOSOS VINOS TOKAJ AZÚ


Pero si llegamos hasta Tokaj, después de conducir tres horas desde la capital de Hungría, Budapest, lo que realmente hemos venido a probar son estos tres tipos de vino. Primera gran razón para hacer este viaje:

– Tokaj Szamorodni:

Cuando la añada no ha permitido que todas las uvas fueran afectadas de podredumbre noble, y los racimos tienen uvas sin botrytis, las bodegas aprovechan la ocasión para elaborar este vino. En función del número de uvas afectadas por botrytis que haya en cada racimo, obtendremos un vino más o menos dulce. Un gran Tokaj Szamorodni es el de la bodega Holdvölgy.

– Tokaj Azú:

Clásicos vinos elaborados con uvas bancas afectadas de podredumbre noble (botrytis) y vendimiadas a mano. El número de puttonyos determinará la proporción de uvas afectadas por botrytis que se incluirán en el vino, en relación al vino base. Para entenderlo mejor, diremos que a mayor número de Puttonyos, mayor concentración de azúcar. En nuestra ruta, la degustación del Tokai Azú de Disznókö ha sido una gran experiencia.

El gran secreto del Tokaj Azú es esperar a vendimiar hasta que las uvas están totalmente afectadas (el clima húmedo y frío de la región facilita la expansión del hongo), y fermentarlas durante 60 días en las barricas de roble húngaro llamados gönc. Trabajar con delicadeza en la bodega para extraer lo mejor de las frutas y extender la crianza a tres años serán imprescindibles para lograr un Tokaj Azú inmortal.

– Tokaji Essencia:

Esto es lo más extraordinario que encontrarás en Tokaj. El mosto flor que proviene de la extracción por el propio peso de las uvas se guarda durante dos años en los que el mosto fermenta a una velocidad tremendamente lenta y de forma natural. El resultado: concentraciones de azúcar superiores a los 450 gramos por litro. Un elixir de placer dulce.

galeria en Tokaj

Gastronomía local y hoteles entre viñedos

La capital de la región, Tokaj, apenas llega a 5,000 habitantes. Pueblo pequeño para una región discreta que poco a poco se abre al turismo, nacional e internacional.

El paisaje está pintado por suaves colinas cubiertas de viñedos que son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y el río Tisza riega los suelos de viñedos y bosques

En toda la región encontramos pequeños restaurantes de comida local en los que disfrutar de un tradicional goulash (guiso con carne de ternera) o estofado de pimentón.

Los hoteles de Tokaj todavía te transportan al pasado en la mayoría de los casos, pero algunas localidades como Mád ya encontramos hoteles estilo boutique con un diseño más moderno. En esta misma población, el Gusteau Kulináris Élményműhely fue elegido mejor restaurante de Hungría en 2017 por la guía Gault & Millau.


VISITAR BUDAPEST CAMINANDO Y RECORRIENDO EL DANUBIO EN CRUCERO  ES SIN DUDA UNA EXPERIENCIA EXTRAORDINARIA. UNA CIUDAD CON RAICES CELTAS Y ROMANAS DONDE LA VIDA NO PARA. 


hotel en tokaj

La ciudad más bonita: razón definitiva para viajar a Tokaj

Las regiones vinícolas tienen un interés turístico cuando a su alrededor encontramos experiencias auténticas para disfrutar, no solamente de los vinos sino también de la historia y la cultura del lugar.

En un viaje gastronómico a Tokaj, además de conocer un paisaje protegido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, disfrutar en sus numerosos restaurantes y bistro de la región, catar sus joyas dulces en galerías bajo tierra y caminar entre los viñedos, encontraremos algo exclusivo y único: la capital.

Visitar Budapest caminando y recorriendo el Danubio en un crucero es sin duda una experiencia extraordinaria. Una ciudad con raíces celtas y romanas en la que viven dos millones de personas y donde la vida no para.

Centro cultural muy importante durante la época del Renacimiento, Budapest es hoy una de las ciudades más bonitas de Europa. El Castillo de Buda, antigua residencia de los Reyes – completamente renovada en el S. XVIII- el Parlamento, la sinagoga o la avenida Andrássy son algunos de los must de la ciudad.

 

Photo Credit: Raul Gassol

¿Quieres viajar a Tokaj? El sumiller David Seijas llevará a un grupo reducido de clientes a conocer la zona. ¿Te animas? Escríbenos a: hola@winestyletravel.com