linkedin

De elemento figurativo a la era digital.

Por Rafa Moreno

 

De musa y fuente de inspiración a objeto cultural de per se. La relación entre las distintas expresiones artísticas y la cultura vinícola desde el s.XX a nuestros días se caracteriza por una transversalidad que tiene al vino como leit motif universal. Como objeto y sujeto.

 

Y es que, a modo de costuras, el vino perfila a pespuntes históricos a disciplinas tan dispares como presentes en nuestras vidas:

 

Artes gráficas, cine, teatro y TV; música y literatura; publicidad y así, un largo etcétera; han propiciado, de la mano de era digital, una nueva percepción y realidad de la representación del vino en el arte contemporáneo; tomando un relevo, popular y accesible, a los clásicos de la pintura y la partitura; de la dramaturgia y la poesía. De unos pocos, a toda la sociedad. Como siempre debió ser.

 


RESTA EN LA MANO (O EL RATÓN) DEL WINELOVER LA PERFECTA ELECCIÓN; SEPARAR EL GRANO DE LA PAJA, PARA DE ESTE MODO, CONSTRUIRSE UN DISCURSO PROPIO


 

Más popular que nunca; la cultura del vino se sirve de la convergencia tecnológica para extenderse y expresarse desde la autoría propia.

 

Así, son muchas las voces y plumas que hacen de la cultura y comunicación del vino su modus vivendi; una existencia entregada al vino y sus múltiples dimensiones. Testigos de una herencia y transmisores de un nuevo legado.

 

Tan es así, que resta en la mano (o el ratón) del winelover la perfecta elección; separar el grano de la paja, para de este modo, construirse un discurso propio y transferible a su círculo. Un nuevo boca-oreja que adquiere inmediatez y universalidad. Riqueza y conocimiento.

Del simbolismo tras la II GM, a la autoría: La etiqueta como lienzo

En ocasiones, lo azaroso y lo más terrible acaban deviniendo improbables aliados para construir desde la nada. Es lo intangible y hermoso del ser humano: El arte como respuesta. El vino como símbolo.

 

Así queda reflejado en el imaginario de las crónicas vinícolas desde que el barón Philippe de Rothschild decidiera celebrar el fin de la II GM con la inclusión de una ilustración ad hoc en la etiqueta de su vino mas célebre.

 

ETIQUETA DE VINO  ETIQUETA DE VINO

 

Desde entonces, artistas del calibre de Dalí, Masson, Picasso, Francis Bacon o Warhol han plasmado su arte en ellas.

 

Hoy, son muchas las bodegas que se sirven de la mano privilegiada de creadores universales para ilustrar sus etiquetas.

 

Un enriquecimiento mutuo que culmina y completa la experiencia del amante del vino con un bautismo y asertividad artística que, de buen seguro, dejará huella en su memoria organoléptica.

 

Cine y TV: a la caza del cliché

 

Sería una tarea hercúlea detallar sin omisiones la historia del vino en la gran pantalla. Pero si por algo se caracteriza el rol del vino en la ficción es por estereotipado y demodé.

 

Bodegueros ambiciosos, críticos repelentes, catadores de postín, malérrimos (descanse en paz Forges) con querencia al Chianti; celebraciones efusivas con Champagne….

 

Y así, una retahíla de clichés han llegado a caricaturizar al vino, convirtiéndolo en una mera característica de personaje apoyada por viejos tópicos que hoy ya no se sustentan.

 


LA COTIDIANEDAD DEL VINO HA LLEGADO A NUESTRAS VIDAS DE LA MANO DE MÚLTIPLES SITCOMS QUE PUEBLAN NUESTRAS PANTALLAS 


 

Porque la cotidianidad del vino ha llegado a nuestras vidas de la mano de las múltiples sitcoms que pueblan nuestras pantallas. Donde el vino representa un refugio hedonista; la afirmación del bienestar, la socialización genérica entre vecinos y amigos.

 

Sin duda, un gran y certero paso que acerca a nuestro objeto de deseo al gran público. Ello incluye a los jóvenes adultos, futuros responsables de la transmisión y amor del/por el vino que ven como sus queridos Hobbits cultivan la vid en la Comarca; o como en el Juego de Tronos de George R. R. Martin, las distintas regiones de su imaginario elaboran diferentes vinos:

 

“…Los tintos del Dominio y del Dorne cuyo vino fuerte es oscuro como la sangre y dulce como la venganza….”

De las fiestas de Vendimia a los festivales de Vino y Música

Desde que Baco es Baco (o Dionisos si se prefiere) las festividades con motivo del fin de la cosecha son un factor común en todas las civilizaciones. Momentos de celebración y agradecimiento a las deidades que se han sucedido a lo largo de la humanidad.

 

Hoy, quedan remanentes culturales en las principales regiones vinícolas. Festividades patronales que se hacen coincidir con el fin de la vendimia y que salpican el mapa del vino desde Chile hasta el Penedès.

 

Folclore inherente a las zonas que se han desarrollado por y para el vino; mezclando en su calendario con festividades propias, y que llegan a nuestros días en forma y fondo de un mezclum cultural que se sirve del vino como ingrediente transversal.

 

Festivales donde la música y el vino se funden en jornadas de arte y hedonismo bien entendido. Donde el vino se significa desde la raíz de cualquier civilización que se precie; donde se reivindica como alimento para la inspiración y el disfrute de nuestros sentidos.

 

Festivales como el Vi Jazz de Vilafranca, donde el primer fin de semana de cada mes de julio se dan cita las principales bodegas de la región y las principales voces del Jazz.

 

De la etiqueta a nuestros bolsillos

Internet y las diferentes plataformas que hacen de nuestras vidas un enorme vecindario se han convertido en un inesperado aliado para el mundo del vino y la gastronomía. Plataformas como Instagram han elevado a la categoría de influencers a gourmants con miles de seguidores que visten sus pantallas de las mejores etiquetas y gastronomía.

 

Una cercanía que hace inevitable el fomento de la curiosidad y que permite, a su vez, poner en contacto a los “hacedores” del milagro que es el vino con los paladares que aguardan la experiencia de un próximo descubrimiento.

 

Lo viejo y lo nuevo unido por la cultura del vino. Un ente irreductible y hermoso que se abre paso en nuestras vidas, adaptándose y convergiendo; asomándose a las ventanas de la vida que son nuestros dispositivos móviles y manera de entender la vida.

 

instragram winestyle

Pilar Cavero, Mejor Sumiller de España 2013, creció profesionalmente en El Celler de Can Roca, Roca Moo y en Lavinia, templos del vino todos ellos. Ella es una de esas mujeres que aportan su talento para que el sector del vino sea cada día un poco más femenino, no solamente en la bodega sino también en la sala.

Por Glòria Vallès

Nos encantan las mujeres que trabajan en aquello que es también su pasión, persiguen sus objetivos con determinación y se proponen nuevos retos profesionales cada día. La sumiller Pilar Cavero es una de ellas.

Actualmente Pilar Cavero se dedica a la consultoría independiente, los eventos y las catas de vino privadas. Pero su trayectoria profesional la ha llevado a trabajar junto a Josep Roca en Celler de Can Roca, en el restaurante Roca Moo del Hotel Omm (1 Estrella Michelin) y en Lavinia, tienda de vinos con gran selección de vinos nacionales e internacionales.

Condé Nast Traveller ha seleccionado recientemente a Pilar Cavero como una de las mujeres más influyentes de la gastronomía española. Y como buena mujer influyente que es, nos ha sorprendido con los vinos nos recomienda para Primavera.

Porque ahora que acaba la Semana Santa y con la Primavera llega el buen tiempo (o eso esperamos 😉 )¡queremos saber cómo seguir disfrutando!

Estos son los seis vinos de Pilar Cavero para disfrutar de la Primavera. Las descripciones de cada uno de los vinos y de sus elaboradores son 100% de Pilar Cavero, no te lo pierdas porque nos da algunas sorpresas muy prometedoras:

1. Encrucijado Palo Cortado 2015

Ramiro Ibáñez trabaja desde su bodega de Bajo de Guía, en Sanlúcar de Barrameda, en elaborar vinos de Jerez a la vieja usanza. Esto implica utilizar diversas uvas además de la Palomino Fino (hace 100 años la Palomino suponía en Jerez menos del 50% de la uva plantada), además de no encabezar con alcohol vínico y crianzas sin ningún tipo de intervención.

Encrucijado es un palo cortado mezcla de Palomino, Mantúo Pilas, Mantúo Castellano, Beba, Perruno y Cañocazo, con una crianza biológica de 4 meses y oxidativa de casi dos años (cada añada es diferente); un vino de antaño, una auténtica palma cortada, profundo y complejo.

2. Zuccardi Serie A Torrontés 2016

Hace años que admiro el trabajo de Sebastián Zuccardi, tercera generación de la familia al frente de la bodega ubicada en El Valle de Uco. Su formación y dedicación son impecables, así como la filosofía de “no buscar vinos perfectos, si no que expresen el lugar, la región”.

A través de su Serie A (Serie Argentina) cumple a la perfección este objetivo con las variedades icónicas argentinas. La Torrontés se encuentra a 1.800 msnm en Cafayate, Provincia de Salta.

Desde este enclave idílico para la variedad y gracias al buen hacer de Sebastián se obtiene este vino, afilado y con una gran acidez, perfecto para descubrir la variedad o, disfrutarla en su máxima expresión si ya la conocemos.

vinos de pilar cavero

3.  Manar dos Seixas 2016

David Seijas, el que fuera sommelier de El Bulli, se embarca en esta nueva aventura llamada “Gallina de Piel Wines”. Manar dos Seixas es el blanco y su nombre hace honor a los orígenes gallegos de su apellido (Seixas) y a la presencia de termas que manan del suelo en Ribeiro, la zona de procedencia de este vino.

Elaborado de Treixadura, Godello, Albariño y Loureiro Blanco, los viñedos se encuentran en El Valle del Miño y están plantados en suelos graníticos. Permanece 6 meses de crianza en contacto con sus lías, lo cual le confiere textura y cremosidad sin perder un ápice de fruta y frescor.

Un vino que pone la “gallina de piel”.

¿Quieres viajar a Tokaj y Budapest con David Seijas? Ponte en contacto con nosotros y reserva una de las últimas plazas del viaje! Del 7 al 10 de Junio, grupo reducido.

manar dos seixas david seijas

4. Torralbenc Rosado 2016

Torralbenc es, sin duda, uno de los lugares más bonitos en los que he tenido la suerte de estar en mi vida. Esta antigua finca menorquina rodeada de viñedos y restos arqueológicos ha sido restaurada como hotel boutique respetando la arquitectura tradicional y la riqueza del entorno.

2016 es la primera añada del vino elaborado con las uvas provenientes de sus viñedos. Su rosado se compone principalmente de Monastrell, con un pequeño porcentaje de Parellada.

Con su color piel de cebolla, frescura y abundancia de fruta recupera lo mejor de este estilo de vino, perfecto para disfrutar.

5. 7 Fuentes 2016

Suertes del Marqués, situada en el tinerfeño Valle de la Orotava, apuesta por las variedades autóctonas canarias y sistemas tradicionales. Aquí encontramos un paraíso para la Listán, con viñas centenarias plantadas en pie franco y cultivadas en cordón trenzado, un sistema de conducción tradicional único en el mundo.

Desde que Jonatan García tomara las riendas de la bodega en solitario sus vinos no dejan de mejorar añada tras añada, ganando frescura y profundidad.

7 Fuentes es su buque insignia, elaborado con Listán Negro y una pequeña parte de Tintilla, consigue trasmitir toda la autenticidad y tradición de la zona.

Si puedes, no dejen de visitar la bodega y a Jonatan, vivirás una experiencia única de la mano de un gran anfitrión.

6. Vino de Montaña 2017

Península Vinicultores nos propone este vino de plantaciones mezcladas o “field blend”, es decir, diversas variedades plantadas en un mismo viñedo juntas, que son vendimiadas y vinificadas a la vez.

Un sistema poco habitual hoy en día, en el que la mayoría de los viñedos son de una única variedad y el coupage suele hacerse una vez elaborados los vinos por separado.

Las uvas proceden de viñedos viejos localizados en la Sierra de Gredos en Madrid y la Sierra de Gata, muy cerca de la frontera con Portugal. Allí las viñas están plantadas en terrazas con suelos de granito azul y la Piñuela, Rufete y Garnacha conviven en el mismo viñedo.

Tao Platón, enólogo de Península Vinicultores, ha sido recientemente reconocido con el premio Lallemand de enología y este vino es un magnífico exponente de su talento y gran conocimiento.

“Esta es mi propuesta para esta primavera: vinos frescos, de lugares únicos y con grandes personas detrás de ellos, ¿qué más se puede pedir?” Pilar Cavero. 

vinos de Pilar Cavero

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

El volumen de ventas en el mercado internacional de vino blanco se mueve entorno a propuestas de vinos con elevada acidez, aromas afrutados y precio bajo. Hemos querido descubrir tres vinos blancos que no cumplen con este perfil, y la sumiller y Presidenta de la Asociación Catalana de Sumilleres, Anna Vicens, nos ha regalado su recomendación. 

Por Glòria Vallès

En una semana en la que la mujer está en todas las portadas de actualidad, hemos querido romper otro mito: el de los vinos femeninos. Tradicionalmente se ha asociado el vino blanco fresco y fácil al gusto de la mujer (no sé si por fresco, o por fácil…).

¿O quizás soy la única que a lo largo de su vida ha escuchado varias veces: “es curioso que te gusten los vinos tintos con cuerpo, no son tan femeninos”? Por suerte esta mentalidad está cambiando, y queremos contribuir a ello.

He hablado con una gran mujer, a quien admiro por su trayectoria profesional, y su elevado compromiso con el mundo del vino. También, debo decirlo, por su personalidad radiante.

Ella es Anna Vicens, Presidenta de la Asociación de Sumilleres de Cataluña. Una mujer que combina la dulzura y la amabilidad con el carácter determinado y la toma de decisiones. Se emociona al hablar de vinos, y estos son los tres vinos blancos, pero no tan blancos, que ha elegido para Winestyle Travel.

Todos ellos son catalanes, porque es en Cataluña donde Anna Vicens vive y desarrolla su profesión.

La descripción y comentarios sobre vinos y bodegas que estás a punto de leer son plenamente de Anna Vicens.

Flow Blanco, Sota els Àngels

“La primera añada de Flow Blanco nació por accidente en el año 2013, como pasa la mayoría de veces con los grandes descubrimientos. Ese año la granizada hirió la piel de la cariñena. Y en Sota els Angels, en lugar de rechazar la uva, elaboraron un fantástico Blanc de Noirs. 

Beber este vino mientras con Fredi, el enólogo de la bodega… escuchar su historia… los pensamientos y pasos que siguió para llegar a embotellar el Flow Blanco… fue emocionante. 


“CONVERTIR ESA CARIÑENA HERIDA EN EL FLOW BLANCO… FUE COMO UN MILAGRO DE LA NATURALEZA, CON AYUDA E INGENIO DEL HOMBRE”


La finca Sota els Ángels está ubicada en el Baix Empordà, y es propiedad de María Jesús Polanco y Guy Jones, un matrimonio a quien admiro muchísimo por haber llegado donde están y haber roto con el camino que tenían escrito. Ellos realizaron su sueño.

No sólo me encanta su vino, con ellos tenemos una relación especial desde que nuestros hijos eran pequeños e iban juntos a la escuela.

La bodega Sota els Ángels se encuentra en ua zona que ha sufrido incendios, nevadas, granizadas, heladas… y escuchar cómo llegaron a convertir esa cariñena herida en el Flow Blanco… fue como un milagro de la naturaleza, con ayuda e ingenio del hombre”.

vino blanco sota els angels, por anna vicens
María Jesús Polanco y Guy Jones

Clot d’Encís de la Agrícola de Sant Josep

“Dos veces he estado en la Agrícola de Sant Josep en Bot. He pisado la uva, catado los vinos y seguido las explicaciones de Jaume Martí, su responsable comercial y de marketing. 

Desde la primera visita, mi concepto sobre las cooperativas cambió completamente. Jaume sabe comunicar y transmitir como nadie los valores que esconde el trabajo, el esfuerzo y la vida en una cooperativa. Es la contemporaneidad en una organización antigua. 

La necesidad por tener un objetivo común, la calidad de la uva, lo imprescindible de trabajar coordinados… Y de comunicarlo bien, a través de las visitas, las degustaciones, las etiquetas…

Y por primera vez me hablaron de un Blanc de Negres (en catalán sería la traducción exacta de Blanco de Tintos) y no de un Blanc de Noirs.

Un blanco elaborado con garnacha tinta de la DO Terra Alta.

Un vino blanco seco, afrutado y con cuerpo. Cítricos y frutas rojas… un equilibrio aromático perfecto. Muy versátil, fresco y mediterráneo.

vino blanco Clot dels Oms elegido por Anna Vicens

Partida Creus Blanco de Sumoll Ancestral

“Finalmente he elegido un espumoso, ya que soy fan de los vinos espumosos. Y muy seguidora también de esta bodega, Partida Creus. Lo forman una pareja italiana, Antonella y Massimo, con quien empecé a aprender, hace muchos años, sobre vinos naturales.

Con ellos caté mis primeros ancestrales. Y Massimo también me enseñó a podar, y todavía recuerdo su cara cuando rompí el brote que no debía… 🙂

Que una pareja de italianos se instalen en el Baix Penedés (en la población de Bonastre), recuperen y trabajen variedades de la zona, y nos descubran nuevas – pero antiguas – formas de elaboración… a mi me impactó mucho. 

Un prensado directo de una variedad negra autóctona que termina la fermentación en la botella. El resultado es un espumoso elegante pero rústico. Delicado y corpulento”.

anna vicens selecciona 3 vinos blancos
Massimo Marchiori

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar