Información y reservas

Información y reservas

Nombre

Apellido

Email

Teléfono

Consulta

(+34) 656 331 268

LA BODEGA VEGA AIXALÀ Y TÒFONA DE LA CONCA OFRECEN UNA EXPERIENCIA ÚNICA ENTRE VIÑEDOS

Por Luisa Ramos

Hablar de vinos y de visita a bodegas es siempre agradable aunque no novedoso, ya que como buscar setas, el enoturismo está cada vez más en auge. Pero si concretamos algo más, veréis que la experiencia en Vega Aixalá, DO Conca de Barberá, es algo único que posiblemente pocos, muy pocos, habréis podido vivir, sobre todo en Catalunya.

 

Sobre la seta que nos ocupa, os diremos que hablamos de trufa y sobre la visita a una bodega, diremos que es un viñedo único en el que se mezcla el terreno, el clima y la iniciativa de un propietario, conjugando lo mejor de cada elemento.

El trufiturismo es relativamente habitual en Australia y en Italia, pero en nuestro país no lo es tanto. Es cierto que en algunas zonas donde se da la proliferación de trufas puede haber alguna actividad relacionada pensada para el turismo, pero no en Catalunya.

Hemos buscado dónde poder hacerlo y nos hemos trasladado a la zona de Vimbodí i Poblet, un municipio perteneciente a la comarca de La Conca de Barberà en la provincia de Tarragona. Allí es donde encontramos Tòfona de la Conca, empresa familiar dedicada a la recolección de trufas en sus fincas durante generaciones.


LA TRUFA ES UN HONGO QUE VIVE EN SIMBIOSIS CON UN ORGANISMO VEGETAL COMO ENCINAS, ROBLES, AVELLANEDOS Y ALGÚN CASTAÑEDO 


Su experiencia y su cordialidad despiertan enseguida el interés para aprender más sobre este hongo. Una curiosidad que se verá saciada con las explicaciones que se van dando al mismo tiempo que se lleva a cabo la actividad.

La trufa es un hongo que vive en simbiosis con un organismo vegetal como encinas, robles, avellanedos y algún castañedo. El hongo coloniza las raíces de la planta, provocando un efecto parecido al de un herbicida natural. De esta forma crea un círculo en el suelo donde no crece ninguna hierba que es llamado calvero. Así la trufa protege “su terreno”, dejándolo libre para instalar sus nidos.

winestyletravel_trufa_10

A la orden de “busca” los perros se activan y marcan la zona donde está enterrada la trufa. No fallan, la indicación de los animales es de un acierto casi pleno. Solo en algún caso podemos no encontrar, pero si es así, sin duda antes la ha habido y ha dejado la tierra impregnada de su olor. El olfato animal no falla.

Una vez identificado el lugar donde encontraremos el pequeño tesoro, debe excavarse un poco y, con mucho cuidado ir sacando la tierra con un puñal, vigilando que no esté enganchada a ninguna raíz y, así poder sacar la pieza entera. Para desenterrar bien la trufa siempre es mejor por un lado, ya que solo vemos una parte de la trufa sin saber cómo es de grande. Poco a poco se va descalzando hasta descubrir cual es su tamaño y poder sacarla sin dañarla.

recoger trufa


EN CATALUNYA HAY UNAS 25 VARIEDADES DE TRUFA, PERO SOLAMENTE 4 SON COMERCIALIZABLES 


Una vez extraída hay que volver a tapar el agujero para que el micelio no se seque y vuelva a procrear nuevos hongos.

En Catalunya hay unas 25 variedades de trufa, pero solo 4 de ellas son comercializables. La época del año marcará el tipo de trufa que se puede encontrar. Del 1 de mayo al 1 de Agosto, será la Tuber Aestivum, conocida como trufa de verano. La identificaremos por su color negro externo y el color beige en su interior.

Del 15 noviembre al 15 Marzo, es el tiempo de la trufa de invierno, Tuber melanosporum, toda de color negro y más preciada que la de verano, ya que está enterrada más profundamente y, por lo tanto, está más protegida. La trufa de verano, al ser más superficial está más expuesta a posibles agresiones que las puedan estropear.

En cualquier caso, eso no debe preocuparnos. La tutela constante del recolector nos enseña cómo saber si su estado es el correcto.

 ¿Por qué la trufa está tan valorada?

Seguramente, porque aún no se controla el por qué fructifica ni cuándo fructifica. Ser tan salvaje la dota de cierto halo de misterio, sin dejar nunca de lado sus características organolépticas. Esa rebeldía junto a su preciado aroma y sabor se magnifica cuando se puede vivir en propia piel su búsqueda. Poder conocer más sobre la trufa en su lugar de origen, mientras que vamos acompañados de los perros adiestrados que son los guías que indican dónde está enterrada la trufa, la actividad permite aprender mucho más sobre este tesoro.

trufa_6_winestyletravel

Aunque no olvidamos la trufa, la actividad continua centrándose en otro producto: el vino.

La bodega Vega Aixalà nació hace 15 años cuando recuperan una viña que tenían en propiedad. En una zona donde el principal cultivo es la avellana, su viña se encuentra a 900 metros de altura, Cara Norte. Las condiciones del terreno, el clima, la intuición del propietario y, porque no decirlo, algo de romanicismo provoca que apuesten por variedades de ciclo corto. Atrevidos, muy atrevidos, pero con el buen resultado de un vino muy especial: un Pinot Noir fruto de esta valentía y de la sugerencia de su enólogo Martí Magriñà que han podido elaborar durante 5 añadas.

Actualmente, la producción de esta bodega ronda las 25.000 botellas, asegurándose un vino de calidad. El trabajo es duro, más aún si tenemos en cuenta que todo lo hacen ellos: sin químicos, de forma manual y con el único apoyo de brigadas para la vendimia que vuelven repetidamente año tras año.

Mientras subimos a la viña, imaginamos la dificultad de la vendimia, la vigilancia de los racimos día a día y es inevitable la reflexión de que no valoramos el vino como se merece. Nos llega embotellado, preparado para su disfrute pero sin ningún atisbo que nos haga pensar la dureza que hay antes de la copa. No deja de ser un indicador de la profesionalidad de muchos bodegueros no transmitirnos la parte más dura y presentarnos siempre con la mayor ilusión, el resultado de ésta.

winestyletravel_trufa_8

Llega el momento de unir las dos experiencias en un lugar único donde las vistas captan parte de nuestra atención. Allí los dos productores unen sus fuerzas para ofrecernos lo mejor de cada uno.

La mejor manera de saborear un producto como la trufa es la más sencilla: una tostada de pan, trufa, aceite y sal.

“Así se aprecia todo su sabor y potencia” nos dicen, mientras que nos sugieren platos los que lucirnos de forma fácil. Como distinguir cual es la mejor trufa, qué parámetros marcan su precio y que precauciones debemos tener cuando vamos a comprarla son algunos consejos recibidos. Saber cuáles son destinadas a restauración o cuales a la elaboración de productos y porqué son algunas de los secretos que se desvelan.

La trufa ya está preparada, posiblemente no sea la primera vez que la tomemos, pero si es muy probable que sea una de las únicas oportunidades de tomar una trufa tan fresca, recién recolectada.

Para disfrutar con toda plenitud, los vinos van descorchándose. Son los elegidos en cada ocasión para armonizar este momento.

Empezamos la cata mientras que degustamos la trufa. Como si siguiéramos buscando tesoros, ahora toda nuestra atención se centra en buscar un buen maridaje. Si pensamos en un maridaje por afinidad, para la trufa siempre es mejor un vino tinto. El olor a especies, a madurez, el sabor de la tierra y de raíces se unen en la boca para conseguir la potencia máxima de los dos sabores.


LA ALIANZA DE LA TÓFONA DE LA CONCA CON VEGA AIXALÀ ES MÁGICA


 

No se tomará solo uno, la cata debe dar más de una oportunidad a que cada persona encuentre la opción más gratificante. Porque al final, los maridajes son más sencillos de lo que parecen: el que más nos gusta es el mejor.

La alianza de La Tòfona de la Conca con Vega Aixalà es mágica. Nos enseñan como, en una comarca única, que preserva su autenticidad las familias que transforman lo que la tierra les provee, acuerdan abrirnos las puertas de sus casas. Porque hablamos de casas de pequeñas instalaciones que comparten con todos aquellos que aprecian su producto y quieren tienen interés en aprender más sobre él. Nada de masificaciones. Si hay algo que quieren seguir conservando, además de su tierra, es su identidad.

Comparte

Un comentario

  1. Carlos dice:

    Ufff trufas q rico!!! Apuntado!!!!

Deja tu comentario

Información y reservas

Nombre

Apellido

Email

Teléfono

Consulta

(+34) 656 331 268