linkedin

Marta Vidal, Vallformosa: “Ser mujer no ha sido una desventaja”

7 mayo, 2019

marta vidal vallformosa

Entrevistamos a Marta Vidal, economista y desde hace un par de años directora de una de las bodegas catalanas más dinámicas: Vallformosa. Nos desvela en estas líneas sus estrategias de liderazgo aplicadas a la gestión de equipos, tanto internos como colaboradores de la bodega.

Por Esther Ibañez

En esta serie de entrevistas a mujeres que lideran empresas en el sector del vino, y que empezó hace unos días con Mireia Torres, nos interesa especialmente hablar del rol de las mujeres en el panorama empresarial vitivinícola.

Marta Vidal apunta que son los equipos mixtos los que funcionan mejor y potencian el crecimiento de las empresas. Sigue leyendo y descubrirás cómo ella ha sabido traer al mundo del vino estrategias y estilos de liderazgo que aprendió en el sector financiero.

Hace casi dos años afrontaste el reto de dirigir Vallformosa, ¿Cómo fue el aterrizaje?

No fue fácil, yo venía de otro sector y tuve que aprender rápido del mundo de los vinos y de Vallformosa. A pesar de ello,  me encontré con un equipo joven, motivado y comprometido que me facilitó mucho la incorporación y me ayudó en todo momento.

Mi prioridad fue conocer todos los mercados, por este motivo dediqué gran parte de los primeros seis meses a visitar a clientes por todo el mundo. Esta visión global, habiendo estado sobre el terreno y cerca del negocio, me ha ayudado a entender mejor el sector y ha contribuido mucho en la toma de decisiones posteriores en mi día a día.

marta vidal vallformosa

¿Es lo mismo ser directiva en el sector financiero que en el del vino?

Es muy diferente, sobre todo por el tipo de producto, la estructura corporativa y la tipología de empresa. Vallformosa es una empresa industrial con una estructura muy horizontal y flexible dónde cada día se toman muchas decisiones, mientras que en el sector financiero es todo lo contrario.

En mi última experiencia en el sector financiero aprendí a gestionar negocios en situación de crisis, situaciones de cambio continuo y entornos convulsos en los que, además, cada vez había una mayor presión regulatoria. Concretamente de mi última experiencia como Directora Comercial de Pymes, gestionando un equipo transversal de casi 600 personas, me llevo el mayor aprendizaje en gestión de personas y el reto que esto supone.

En banca aprendí también, a poner al cliente en el centro del negocio. ¡Ésta es nuestra razón de ser! La gestión del detalle importa y es lo que marca la diferencia respecto a los competidores.

 

¿Qué balance hace de estos casi dos primeros años en el cargo?

Un balance muy positivo porque estamos en la buena línea para conseguir lo que nos propusimos: ser una empresa de referencia en el sector apostando por la calidad y la innovación. Contenta porque Vallformosa tiene el mejor equipo, un equipo comprometido e ilusionado con el proyecto.

En este tiempo ha puesto en marcha distintas remodelaciones en Vallformosa, ¿cuáles destacaría?

Una de las principales remodelaciones y de la que estamos más orgullosos es la creación del “Club Sóc Vallformosa”. Todos nuestros viticultores, que son más de 450, forman parte de este club que hemos creado después de un proceso de innovación abierto donde han participado personas de diferentes departamentos de Vallformosa y los mismos viticultores.


EL RESULTADO DE ESTE PROCESO DABA RESPUESTA A LA NECESIDAD DE CREAR UN VÍNCULO ESTRECHO CON NUESTROS VITICULTORES Y PONERLOS EN VALOR, YA QUE SIN SU LABOR NO SERÍA POSIBLE OBTENER LA CALIDAD EXTRAORDINARIA DE NUESTROS VINOS Y ESPUMOSOS.


 

A través del Club Sóc Vallformosa, los viticultores pueden beneficiarse de las mismas ventajas que puede tener cualquier trabajador de la bodega. Además, se organizan cursos, talleres, encuentros, cenas y salidas a otras denominaciones de origen. También les enviamos notificaciones con información de Vallformosa, alertas meteorológicas y fitosanitarias.

Otro de los aspectos que hemos puesto el foco es en la consecución de la máxima calidad en todo lo que hacemos. Mantenemos un control estricto de todo el proceso desde el viñedo hasta la botella e invertimos año tras año en modernizar nuestras instalaciones con la tecnología puntera. Esta obsesión por la calidad ha dado sus frutos y nos ha permitido ganar premios de prestigio y conseguir la certificación IFS (International Food Standards).

También hemos continuado y fortalecido la decidida apuesta por ser la empresa más sostenible del sector. A fecha de hoy ya consumimos un 40% menos de agua en el proceso productivo que la media del sector, el 100% del consumo eléctrico proviene de energías renovables y gestionamos el reciclaje del 99% de los residuos.

Lidera un equipo de más de cien personas: ¿Cómo definiría su estilo de liderazgo?

Me apasiona transformar y procuro liderar retando al equipo para promover el cambio y eso es lo que yo también hago conmigo misma. Soy una defensora del trabajo en equipo, de compartir valores y objetivos y que nadie sea imprescindible. Tengo la suerte de que todas las personas de mi equipo son mejores que yo y eso es fantástico, aprendo a diario con ellos.

Creo mucho en la gestión del talento y estamos fomentando cada vez más la rotación interna y apostando para que cada vez nuestro equipo asuma más responsabilidades y crezcan en sus puestos.

Me gustan las personas valientes, con actitud, pero respetuosas y comprometidas que además quieran pasarlo bien en el trabajo. Esto es lo que intento dar a cambio.

vallformosa event

El hecho de ser mujer, ¿le ha supuesto alguna ventaja o desventaja en el desempeño de este cargo?

La verdad es que en Vallformosa he tenido la suerte de vivirlo con naturalidad. Ser mujer no ha sido una desventaja ni ha supuesto ninguna diferencia. Ojalá fuera así en todos los cargos y empresas.

Creo en un mundo igualitario entre la mujer y el hombre y hay que seguir luchando para conseguirlo. El talento no entiende de edades ni de géneros. Desde Vallformosa también trabajamos para conseguir este mundo igualitario.

En mi opinión, desafortunadamente aún hay muchos directivos que no se han dado cuenta que con equipos mixtos se consiguen cosas mejores y se llega mucho más lejos. Ser sensibles a todas las realidades del mercado nos hace ser más próximos y llegar al mercado de una forma mucho más auténtica.

 

¿A qué desafíos se enfrenta una bodega histórica, como es Vallformosa?

Vallformosa ha vivido durante los últimos años diferentes cambios estructurales que le han permitido evolucionar y adaptarse a los tiempos de manera profesional y preparada. Algunos de los desafíos a los que Vallformosa se enfrenta son:

  • Seguir creando valor en toda la cadena, especialmente en nuestros viticultores y en el consumidor final
  • La digitalización de los procesos de producción, administración, gestión y venta.
  • La evolución de Vallformosa para convertirse en una bodega cada vez más sostenible y solidaria.
  • También tendremos que seguir luchando contra el cambio climático

 

Puedes conocer uno de los prodcutos de Vallformosa en nuestro post Cultivare, la gran sorpresa de Domenech Vidal

Una respuesta a “Marta Vidal, Vallformosa: “Ser mujer no ha sido una desventaja””

  1. Imma dice:

    Hola Bon dia m’han agradat molt aquestes pararles que has dit. Et desitjo el millor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar