Pralinés, gayettes y mendiants: imposible resistirse al chocolate belga

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Pralinés gayettes y mendiants son dulces clásicos suizos que necesitan al menos un 35% de cacao para ser considerados chocolates belgas. Una vez están a nuestro alcance y se nos deshacen en la boca, entendemos el por qué ;-)

Redacción

La región de Valonia, en Bélgica, cuenta con una larga tradición de chocolateros que mantienen los métodos tradicionales sin dejar de lado la creatividad y la excelencia del producto final. Pralinés, gayettes y mendiants son algunas de sus joyas y te contamos por qué.

Pralinés, gayettes y mendiants

FOTO : © Photo-Cyril Chocolat

El chocolate belga, ¿el mejor del mundo?

Bélgica y el chocolate han estado vinculados desde que este fue introducido en Europa en el siglo XVI y, desde entonces, se ha convertido en un imprescindible de su gastronomía. Primero como bebida caliente, popular entre las clases altas y más tarde, usado para endulzar medicamentos.

La experimentación con el chocolate empezó precisamente en el siglo XX, que fue cuando se crearon las cajas de bombones, la crema de chocolate y hasta llegar a evolucionar en forma de praliné, una delicia hoy mundialmente conocida, pero con sello belga.

Para que un chocolate sea considerado ‘chocolate belga’, se necesita al menos un 35% de cacao y el 100% de manteca de cacao. Esto lo saben bien en la Región Valonia, donde cuentan con una larga tradición de chocolateros que mantienen los métodos tradicionales sin dejar de lado la creatividad y la excelencia del producto final.

Estas son las variedades más habituales de dulces hechos con chocolate belga:

Pralinés.

Son sin duda uno de los postres más populares de este destino belga que todavía es un secreto para muchos turistas españoles. Los pralinés son bombones rellenos de ganache de chocolate cremoso, creados en 1912 por Jean Neuhaus Jr.

Su forma y contenidos pueden variar y pueden incluir frutos secos, caramelos, licor o mazapán. Estos dulces se presentan dentro de una caja llamada ballotin, creada por Louise Agostini, mujer de Neuhaus Jr, haciendo de estos bombones el regalo perfecto.

Gayettes.

Estas pequeñas trufas con forma de carbón tienen un corazón de crema de mantequilla y chocolate con leche, recubierto de chocolate y azúcar aromatizada con café.

Las gayettes, que en dialecto valón se refiere a los restos de carbón, están vinculados al pasado minero de la región de Charleroi, la mayor ciudad de Valonia.

%C2%A9-Gabriele-Croppi-Enghien-Maison-Le%CC%81ger

FOTO : © Gabriele Croppi-Enghien – Maison Léger.

Mendiant.

Pequeños discos de chocolate cubierto con frutos secos y fruta deshidratada. Estos dulces son típicos de las fiestas navideñas y su origen está relacionado con las cuatro órdenes mendicantes.

Figuras de chocolate.

Es común encontrarse grandes figuras hechas de chocolate en los escaparates de las chocolaterías de Valonia. Desde los tradicionales conejos y huevos de pascua, hasta esculturas que imitan edificios y obras de arte.

 

Valonia también es el destino para los amantes de la cerveza y cuenta con la barra de cerveza más larga del mundo.

Booking.com

Pralinés, gayettes y mendiants: imposible resistirse al chocolate belga

La Rioja Vinos

Los 5 mejores escondites de Granada

Coctel en Barcelona: guía con las mejores coctelerías de la ciudad condal

Lluc Crusellas gana la final de World Chocolate Masters en Paris

5 coctelerías en Madrid para perderse en la noche

Recibe lo último de Wine Style Travel en tu buzón ¡suscríbete a nuestra newsletter!

Cinco ideas para celebrar San Valentín

Estos son los lugares de moda en Málaga

Año nuevo en China: ¿Cómo se celebra?

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe inspiración para viajar, comer y beber como un auténtico amante de la buena vida. Una vez al mes en tu buzón.