linkedin

Vinos de Croacia, locales y autóctonos

28 septiembre, 2021

vinos de croacia

Los vinos de Croacia nacen en un hermoso país centroeuropeo y mediterráneo conocido por su increíble costa y sus más de 1000 islas. Si combinamos la belleza natural del paisaje y las junglas urbanas con una gastronomía variada y matices vinícolas interesantes, obtendremos un destino vacacional realmente perfecto.

Ana Cerovski

¿Has probado alguna vez los vinos de Croacia? El patrimonio culinario croata es conocido por combinar influencias de diferentes países, civilizaciones y culturas, y esas raíces se desarrollan en una gastronomía sorprendente que seduce. Pero para los amantes del vino, lo mejor para disfrutar de verdad de los platos tradicionales croatas es acentuar esos matices con un maridaje con vinos croatas.

La singularidad del panorama vitícola de Croacia es que cuenta con muchas variedades únicas y autóctonas que añaden ese toque especial a cada plato, o simplemente una hermosa sinfonía de sabores a su paladar y papilas gustativas.

El cultivo de la vid y la producción de vino se conocen en Croacia desde la antigüedad, y ahora, debido a su rica cultura y herencia vitivinícola, el país cuenta con una increíble selección de vinos. Algunos se elaboran con variedades internacionales, muchos con variedades autóctonas, pero lo que tienen en común es la alta calidad y los aromas expresivos.

Vinos de Croacia
Foto: Los vinos de Croacia nacen en un hermoso país centroeuropeo y mediterráneo conocido por su increíble costa y sus más de 1000 islas.

En estas regiones nacen los vinos de Croacia

Croacia tiene dos regiones vinícolas principales, la continental y la costera, y se dividen en un par de subregiones más.

Además de los vinos clásicos conocidos en el mundo, Croacia trabaja con muchas variedades autóctonas y algunas, gracias a su singularidad y originalidad, tienen orígenes geográficos protegidos. Como quizás ya sabes, las regiones vinícolas son singulares debido a sus condiciones climáticas, el suelo y otros factores como las prácticas en el viñedo, que sin duda afectan a los resultados finales del cultivo de la vid y la producción de vino.

Lo que es importante entender es la diversidad: se pueden encontrar numerosas variedades de vino diferentes en todas y cada una de las regiones croatas y no encontraremos los mismos aromas en el este y el oeste, ni en el sur y el norte. Croacia cuenta con unas 250 variedades de vid y 130 de ellas son autóctonas. En la actualidad, unas 20 se cultivan de forma intensiva.

Vinos de Croacia
Foto: Viñedo en la isla de Korčula / @ Damir Spanic

Región vinícola continental de Croacia

En la región vinícola continental existen siete subregiones Podunavlje, Slavonia, Moslavina, Plešivica, Međimurje, Tierras Altas de Croacia (Zagorje), y dos más pequeñas como Pokuplje, Prigorje-Bilogora. En esta región se encuentran variedades clásicas como Rajnski RizlingPinot Noir, Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Merlot.

Las variedades tradicionales de Burdeos y Borgoña tienen distintas expresiones en cada región del país, ya que cada una de ellas cuenta con condiciones climáticas y un suelo diferentes.

De todas formas, lo más interesante del panorama vinícola croata es la larga lista de variedades autóctonas. Una de las más importantes se llama Graševina. Es una variedad continental muy dominante, y ocupa más del 60% de la superficie total de viñedo en la Croacia continental. Los resultados que da la Graševina varían de una región a otra, incluso de un viticultor a otro en función de las prácticas en el viñedo y en la bodega, pero sus matices aportan frescura,  notas afrutadas de manzana verde y melocotón y un cierto amargor.

Škrlet es una variedad blanca poco común que combina la ligereza y la frescura de las notas afrutadas con colores verde-amarillentos.

Dišeća Ranina, conocida como Petrinjska Ranina, es una antigua variedad autóctona de sabores vivos, mientras que Šipelj, Kraljevina, Moslavac, Belina, Zelenac y Plavec Žuti son una prueba de cómo se pueden preservar y potenciar las variedades tradicionales en estos tiempos modernos.

Los pequeños viñedos y la viticultura amateur también han influido en la cultura del vino de Croacia: a menudo se basan en variedades de vid mixtas y a veces se encuentran directamente híbridos autóctonos como Noja e Izabela.

Los vinos de Croacia continental son conocidos sobre todo por trabajar con las variedades clásicas que encontramos en el resto del mundo, pero los viticultores han conservado maravillosamente algunas de las variedades tradicionales. Gracias a ello, la Croacia continental cuenta con un rico patrimonio vinícola.

Vinos de Croacia
Foto: La variedad GRK da vinos con intensidad y un toque amargo / @ Christine Isakzhanova

Región vinícola costera de Croacia

La región vinícola costera se extiende desde la península de Istria hasta el sur de Dalmacia y cuenta con 6 subregiones: Istria, Litoral Croata, Dalmacia del Norte, Dalmacia Interior, Dalmacia Central y Dalmacia del Sur.

Las condiciones climáticas son bastante buenas para el cultivo de la vid y, a diferencia de la región continental donde se pueden encontrar un gran número de vinos elaboradas con variedades internacionales como Malvasía, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Petit Verdot, en esta región los viticultores  se centran sobre todo en el cultivo de variedades autóctonas.

Žlahtina, Gegić y Trojšćina son antiguas variedades autóctonas y, a diferencia de otras muy extendidas en la costa croata, se conservan solo en pequeños campos de las islas. A pesar de ello, estos vinos se encuentran sin duda entre los vinos croatas que hay que probar, especialmente los que se elaboran con Žlahtina.

El Žlahtina combina la frescura con suaves aromas florales y afrutados, y es uno de los eno- iconos del litoral croata. Plavac Mali, Pošip, Grk y Maraština se encuentran entre los vinos de mayor calidad:

  • Plavac Mali es un vino tinto delicioso con aromas sorprendentes.
  • Maraština tiene ácidos agradables y vivos
  • Pošip es en realidad una mezcla entre dos variedades autóctonas llamadas Bratkovina y Zlatarica, y sus aromas plenos se describen a menudo como mágicos.
  • Grk es una variedad blanca que da vinos con intensidad y un toque de amargor.
  • Vugava, Babić, Plavina y Debit aportan frescura y aromas suaves.

En el interior de Dalmacia, un lugar bastante aislado, encontramos también un par de variedades de vid bien conservadas, como la Kujundžuša, con la que se elaboran vinos ligeros con matices suaves, y Trnjak, que brinda vinos con aromas de frambuesas y moras.

Lo que hace de Croacia un destino tan hermoso, además de sus ciudades, naturaleza e islas, es sin duda su diversidad en cuanto a sabores, aromas y matices. La deliciosa comida y los excelentes vinos van de la mano para ofrecerle los mejores sabores de la Croacia tradicional.

 

Post redactado en colaboración con https://kitchentoast.com/

Booking.com

Ribera del Duero

Suscribirse para recibir novedades por correo
Booking.com

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar