linkedin

¿Qué tiene la tarta de queso que la convierte en la reina de los postres en tantos lugares, también en Madrid? Muchas personas se vuelven locas por ella. De hecho, no es ningún secreto que en los últimos tiempos ha habido un auténtico boom con este postre. ¿Eres una de sus fans?

Redacción

Hoy hablamos del cheesecake como postre estrella en Madrid porque parece que nadie (o casi nadie) se puede resistir a su textura suave y cremosa, su sabor ligeramente dulce o su capacidad para aportar diversos matices al paladar.

No queremos hacerte la boca agua innecesariamente, así que, sigue leyendo para conocer dónde encontrar esta tarta en la capital madrileña.

Postres Madrid: Cheesecake Avenue

¿Cuáles son las mejores tartas de queso de Madrid?

Tanto si vives aquí como si vas a pasar unos días en la capital, esta información que compartiremos contigo es imprescindible para los amantes del dulce 😉

Toma buena nota de cuáles son las mejores tartas de queso de Madrid y haz un recorrido por la ciudad en su búsqueda, así después nos puedes contar qué tal te fue 🙂

Luna & Wanda — calle de Espronceda, 3

¿Qué esperar de un establecimiento que únicamente se dedica a hacer cheesecakes en Madrid? Nada menos que la perfección y esto es lo que ofrece Luna & Wanda.

Además de degustar la receta original, tienen fantasías como la tarta de queso con chocolate blanco, dulce de leche o chocolate con leche.

Cheesecake Avenue — calle de Antonio Acuña, 10

Como su nombre indica, Cheesecake Avenue nos transporta a la Gran Manzana en cada bocado. Cuentan con más de 30 recetas diferentes en las que añaden ingredientes tan interesantes como Nutella, zanahoria o dulce de leche.

Por supuesto, tienes la posibilidad de acompañar tu postre con una taza de café al puro estilo neoyorquino.

Tatel — paseo de la Castellana, 36

En Tatel, disfrutarás de la cocina tradicional española con un toque de innovación. Aquí cuentan con el honor de hacer la mejor tarta de queso del 2022 de toda la capital.

Este es un reconocimiento otorgado por la Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid. La receta que ha conquistado paladares tan exquisitos tiene la miel como ingrediente estrella y ha sido obra del chef Pedro Moreno.

postres madrid: cheesecake

Hermanas Arce — calle Marqués de Monasterio, 6

Si deseas probar el sabor de una buena tarta de queso vasca, este es el lugar indicado para hacerlo. En Hermanas Arce, esta maravilla de la repostería presenta un aspecto tostado que contrasta con su corazón cremoso.

El establecimiento está especializado en postres y desayunos. Asimismo, cuentan con una estupenda selección de productos artesanos y gourmet como miel gallega, mermeladas caseras o vinos naturales. Lo sabemos, nosotros también nos quedaríamos aquí a vivir.

La Bientirada — glorieta de Quevedo 6

¿Qué puede haber mejor que terminar con un delicioso postre tras una excelente comida? Eso es lo que promete La Bientirada, donde se apuesta por la cocina mediterránea y los productos de calidad.

Su tarta de queso goza de una merecida fama, ya que su cremosidad adquiere una nueva dimensión cuando hablamos de este restaurante. Un dato importante, puedes pedirla para llevar.

Havana Blues — paseo Santa María de la Cabeza, 56

Además de saborear la gastronomía tradicional cubana, en Havana Blues tienes la oportunidad de descubrir cómo es la tarta de queso con cobertura de mango o de guayaba. Aunque te haremos un pequeño spoiler: están deliciosas. De todas formas, te animamos también a probar el resto de postres, ¡no tienen desperdicio!

¿Te animas a hacer una ruta por todos los establecimientos que te hemos comentado y hacer tu ranking personal de postres en Madrid? Si al igual que nosotros, tú tampoco eres capaz de vivir sin la tarta de queso, disfrutarás a lo grande probándolas. ¡No te olvides de suscribirte a nuestro blog!

 

Si te ha gustado este post no te pierdas: Mejor vino para servir con la tarta de queso

Booking.com

Existe una gran variedad de dulces tradicionales en España, igual como ocurre con su gastronomía. Los orígenes de estas delicias tienen influencia en otras culturas como la romana, musulmana, árabe, judía, fenicia, entre otras. Cada región o comunidad dentro de España tiene su propia carta de dulces tradicionales. Y como no podemos hablar de todos, hemos hecho una selección de 10 dulces tradicionales españoles sin gluten. Así que vamos a sumergirnos en el mundo de los dulces y delicias españolas.

Martina Basure

Almendrados

Los almendrados son galletas de almendras, de origen sefardí. Son muy sencillas de preparar, quizás el truco esté en la consistencia de la masa pero, tras unos cuantos intentos, aprenderás a reconocer la textura perfecta. Lo mejor de esta receta es que lleva pocos ingredientes y, como no lleva leche ni harina de trigo, es ideal para quienes tienen alergias o intolerancia a estos productos.

Los almendrados se caracterizan por ser un dulce ligero y sin muchas calorías, por lo que es muy fácil comer una, dos o tres a la vez, acompañándose con un café. En varios lugares de España estas galletas se preparan durante la época navideña.

Ingredientes

  • 125 gr  de harina de almendras
  • 125 gr de azúcar
  •  1 huevo
  • 1/2 cucharadita de canela molida 
  • 1 cucharadita de ralladura de la piel de un limón
  • Almendras marconas tostadas 

Metodo 

  • Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  • Poner en un bol la harina de almendras, el azúcar, el huevo, la canela y la ralladura de limón.
  • Mezclar bien todos los ingredientes hasta obtener una masa uniforme.
  • Hacer bolitas de unos 20 gramos y aplastándolas un poco. Y ponerlas sobre una bandeja de horno con papel sulfurizado.
  • Poner una almendra encima de cada galleta.
  • Meter la bandeja en el horno y hornear unos 13 o 14 minutos o hasta que tengan un ligero color dorado.

Crema Catalana

Los ingredientes de este sabroso postre son azúcar, yema de huevo, harina de maíz, leche, canela y ralladura de limón o naranja. Esta crema se cocina en una cacerola pequeña hasta que se espese y luego se coloca en el refrigerador para que se enfríe.

Se suele utilizar para rellenar tartas, ensaimadas, cocas y otros dulces. No obstante, también se sirve como postre individual en una cazuela de barro donde se espolvorea la nata con azúcar y se quema con un soplete para caramelizar el azúcar.

Como su nombre lo indica, es de origen catalán y está escrito en los recetarios medievales de esta comarca. De hecho, se considera uno de los dulces españoles más antiguos. Su fama se ha extendido por toda Europa y también se la conoce con el nombre de Crema quemada o simplemente con el nombre de crema. Aunque se consume durante todo el año, suele ser muy popular en el día de San José.

Ingredientes

  • 1 litro de leche entera
  • 6 yemas de huevos grandes (huevos L)
  • 100 gr de azúcar para la crema catalana
  • 30 gr de azúcar para caramelizar encima
  • 40 gr de maicena
  • 1/2  ralladura de la piel de un limón
  • 1/2 ralladura de la piel de Naranja
  • 1 rama de Canela

Metodo 

  • Pon en un cazo 1 litro de leche entera. Añade la piel de media naranja, la piel de medio limón y una ramita de canela.
  • Deja a fuego medio alto hasta que casi hierva la leche y entonces aparta del fuego, tapa el cazo y deja que la leche se infusione durante 30 minutos o una hora.
  • Pasado este tiempo pon en un cuenco 6 yemas de huevos grandes (tamaño L), añade 100 gramos de azúcar y mezcla lo justo para que se integre el azúcar. Después añade 40g de maicena y vuelve a mezclar solo un poco.
  • Pon un colador de malla fina sobre el cuenco donde están los huevos y cuela la leche que hemos infusionado. Mezcla hasta que esté todo bien integrado, sin mezclar más de lo necesario.
  • Echa el contenido del cuenco en una olla y deja a fuego medio sin parar de remover con una cuchara de madera o una espátula de silicona. Para saber cuándo está hecha la crema catalana hay que ir mirando el dorso de la cuchara. La crema estará en su punto cuando se forme una capa densa en el dorso de la cuchara. Si quieres saber cual es el punto exacto échale un vistazo al vídeo.
  • Cuando la crema catalana haya espesado la apartamos inmediatamente del fuego.
  • Pon un colador de malla fina sobre un cuenco grande y cuela la crema. 
  • Reparte la crema en 6 cazuelitas pequeñas y deja que se enfríen antes de cubrirlas con papel film y meterlas en el frigorífico durante al menos 4 horas.
  • Cuando estén bien cuajadas las cremas, añade un poco de azúcar por encima antes de servir y con la ayuda de un soplete comenzaremos a caramelizar el azúcar, para que se formar una capa crujiente y fina de caramelo. 

Flan

El flan es uno de los postres tradicionales más populares de España y suele estar presente en reuniones familiares o fiestas. Se prepara con leche, huevos enteros y azúcar.

Al parecer, su origen se sitúa siglos antes de Cristo y fue elaborada por los griegos y fenicios romanos.  Para ese entonces la llamaban tiropatina y llevaba pimienta. De hecho, existe una receta del escritor culinario Marco Gavio Apicius.

Posteriormente se siguió elaborando la receta durante la Edad Media especialmente durante la Cuaresma, y pasando unos años pasó a conocerse como el “Flan”.

Francia y España también lo adoptaron como postre. A partir de ahí se hizo muy popular y hoy es conocido en todo el mundo.

Este rico postre se hace quemando caramelo y luego cuajando leche, huevos y azúcar. Algunos añaden otros ingredientes como leche condensada, almendras, café o frutos secos.

Ingredientes

  • 4  huevos grandes (huevos L)
  • 2  yemas
  • 100 gr. Leche Condensada
  • 150 gr. Azúcar
  • 500 ml. Leche
  • 500 ml. Crema de Leche
  • 1/2 ralladura de la piel de limón
  • 1/2 ralladura de la piel de naranja
  • 1 rama de Canela
  • Azúcar para hacer caramelo

Metodo 

  • Precalentar el horno a 150 grados C.
  • Hervir la leche con el azúcar y la crema de leche junto con la canela y las cáscaras de limón y naranja. Dejar reposar por 1 hora. Luego agregar leche condensada.
  • Batir los huevos junto con las yemas.
  • Colar la mezcla de leche y agregar a la mezcla de huevos, unir todo bien y colar nuevamente para eliminar cualquier grumo.
  • Hacer caramelo para flan y agregarlo a los moldes individuales. Vacía la mezcla en cada molde y meter al horno al baño maría durante 1 hora aproximadamente.
  • Dejar reposar 6 horas antes de desmoldar.

Frangollo

Básicamente consiste en una mezcla de granos triturados. En algunos lugares existen variantes, utilizando agua en lugar de leche o le añaden otros ingredientes como el anís. 

Hoy en día este postre ya no es tan conocido por la juventud, aunque sigue siendo un plato tradicional importante en el país.

El origen de esta palabra es producto de un arcaísmo introducido por los emigrantes canarios que regresaron de las Antillas y América a mediados del siglo XX. Sin embargo, otros afirman que es más antiguo y que vino de Canarias a América.

Ingredientes

  • 400 gr de harina de maíz (millo molido)
  • 1 litro de leche entera
  • 150 gr de azúcar
  • 50 gr de almendras
  • 50 gr de pasas
  • Ralladura de la piel de 1 limón
  • 1 rama de canela

Metodo 

  • En un cazo al fuego pon la leche, azúcar, cáscara de limón, una ramita de canela y harina de maíz (o millo molido). Lleva a ebullición a fuego medio, sin dejar de remover, con la ayuda de una cuchara de madera, hasta que la mezcla de ingredientes empiece a espesar.
  • Justo cuando vaya alcanzando este punto, retirala del fuego, como también la cáscara de limón y la rama de canela.
  • Añade las almendras y las pasas, removiendo un poco para que se integren bien.
  • Reserva en un recipiente, y deja que se enfríe. Una vez se encuentre frío estará listo para servir al gusto.

Membrillo

Para la elaboración de este dulce, originario de España y Portugal, se utiliza el fruto del membrillo, que se obtiene mezclando la pulpa con la misma cantidad de azúcar. Anteriormente tenían la costumbre de cocinar membrillo y endulzarlo con miel.

Cuenta la historia que los romanos y los griegos consideraban al membrillo el fruto de la fertilidad y el amor. De hecho, los árboles de este fruto estaban consagrados a Afrodita (Venus para los romanos), la diosa del amor. 

Además, por su agradable aroma, era utilizado por las novias griegas para perfumarse la boca antes de dar su primer beso. 

Los griegos y los romanos trajeron este fruto a España, y durante el siglo XII el dulce se popularizó en el país gracias a la cocina sefardí.

Ingredientes

  • 2 kg de membrillos
  • 800 gr de azúcar
  • 2 litro de agua
  • el zumo de medio limón

Metodo 

  • Pon los 2 litros de agua a hervir en una cazuela. Pela los membrillos y partelos en pequeños trozos, retirando el corazón y las pepitas. Colócalos en una fuente con el zumo del limón y pon a hervir durante 25-30 minutos.
  • Cuando esté cocido, triturar con la batidora hasta que quede un puré fino. Añade el azúcar y pon a cocer en la cazuela. Dejarlo 20-30 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando haya espesado y cambiado de color, estará listo.
  • Vierte el dulce de membrillo sobre un molde y deja enfriar.
  • Sirve acompañado de queso sobre pan tostado o una galleta.

Natilla

La natilla es uno de los dulces más típicos de España y es muy popular en todo el país. Esta crema se prepara con yemas de huevo, leche, azúcar y un toque de vainilla o limón. Suele tener una textura suave y cremosa con un sabor delicioso.

A diferencia de otros postres, se desconoce su origen. Sin embargo, existe la teoría de que este dulce nació en los conventos europeos, debido a la sencillez de preparación y al bajo costo de los productos.

Otros tienen la idea de que su origen se ubica en la repostería francesa por su influencia y esplendor culinario. Sea cual sea su origen, es un dulce que merece la pena probar.

Ingredientes

  • 8 yemas grandes (huevos L)
  • 1 litro de leche
  • 1 litro de crema para batir
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 cucharada Maizena
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Metodo 

  • Disuelve la Maizena en una taza de leche con canela y esencia de vainilla, reserva.
  • Pon a hervir la leche restante y la crema. Bate las yemas, el azúcar y agrega la taza reservada con la Maizena. Mezcla bien.
  • Pon al fuego unos 30 ó 40 segundos, para luego retirar. Lleva al refrigerador.
  • Antes de servir, bate con batidor de alambre para que se airee un poco.

Panellets

Este dulce es estacional y requiere un poco más de elaboración. Se comen en Cataluña durante la celebración de Todos los Santos.

Para elaborarlos, primero se hace una masa con huevo, azúcar, harina de almendras y un poco de ralladura de limón. Luego se cubre con clara de huevo y se le añade una capa de piñones por encima. Posteriormente, se hornea y se deja enfriar.

Es un dulce exquisito que tiene su origen en el siglo XVIII en las celebraciones religiosas panellets de Santa Cruz y panellets de San Marcos, donde se consumía para compartir después de los oficios correspondientes.

Actualmente se encuentran registrados en la Especialidad Tradicional Garantizada de la Unión Europea y es un dulce típico de la Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares. Se consumen especialmente el 1 de noviembre durante la festividad de Todos los Santos.

Ingredientes

  • 200 gramos de almendra cruda (si es almendra molida mejor)
  • 200 gramos de azúcar
  • 2 claras de huevo
  • 2 yemas de huevo
  • Ralladura de la piel de un limón
  • 100 gramos de piñones

Metodo 

  • Comenzamos moliendo la almendra cruda. También existe la versión molida en la sección de repostería de los supermercados.
  • Mezclamos en un bol el azúcar y la almendra.
  • Cascamos el huevo separando la yema de la clara y rallamos la piel de limón. Agregamos la clara de huevo y la ralladura de limón. Mezclamos muy bien hasta obtener una masa compacta. Si vemos que está muy líquido podemos agregarle más almendra y más azúcar a partes iguales.
  • Hacer bolitas de unos 15-20 gramos y las rebozamos en piñones. Comenzamos a precalentar el horno.
  • Horneamos a 200º unos 10 minutos hasta que se doren.

Tarta de Santiago

La tarta de Santiago es un dulce tradicional gallego elaborado con azúcar, almendras pulverizadas y huevos.

Primero se obtiene una masa compacta, se le agrega manteca o mantequilla y luego se hornea. Una vez lista, se coloca sobre ella una plantilla de la Cruz de Santiago, y se espolvorea con azúcar glas para que se marque la silueta.

El origen de esta receta es un misterio, aunque se cree que el origen se remonta al siglo XVI, ya que se encontró una receta escrita con el nombre de Tarta de Almendras.

A menudo se sirve en los restaurantes después de la comida y se acompaña de un trago de licor de hierbas español o similar.

Si pasas por el Camino de Santiago, puedes comprarlo en la mayoría de las pastelerías, especialmente durante el mes de julio y la primera semana de agosto.

Ingredientes

  • 5 huevos grandes (huevos L)
  • 250 gr de azúcar
  • 250 gr de almendras molidas
  • Ralladura de la piel de un limón
  • 1 cucharadita de canela
  • Azúcar glas (para decorar)

Metodo 

  • Pon en un bol el azúcar y las almendras molidas y mezcla. Añade los huevos de uno en uno, mientras bates toda la mezcla enérgicamente, hasta obtener una masa de textura fina. Añade la ralladura de limón y la canela y mezcla todo.
  • Unta con aceite o margarina un molde redondo de unos 22 cm de diámetro y espolvorea con harina (para que no se pegue la tarta). Rellena el molde con la mezcla y hornea a 180ºC hasta que se cueza y esté ligeramente dorado (30 minutos aproximadamente). Cuando esté hecha, saca del horno y deja enfriar.
  • Para decorar la tarta, coloca sobre la misma la plantilla de la Cruz de Santiago y espolvorea con azúcar glas. Retira la plantilla con cuidado, de modo que quede la silueta de la cruz.

Turrón

Sin duda, el turrón es uno de los postres típicos navideños más conocidos a nivel mundial.

Se elabora con una masa dulce obtenida a partir de azúcar o miel a la que se le añaden almendras tostadas. Unos añaden claras de huevo y otros no, ya que es opcional. Una vez amasado se le da forma rectangular. Pero existen decenas de versiones y recetas sobre cómo preparar este delicioso manjar.

Gran parte de los expertos parecen coincidir en que el origen de este dulce está en la Península Arábiga y que fue traído por los árabes a España e Italia.

En el caso del Turrón Español, su nacimiento se sitúa en el Sur del reino de Valencia durante el siglo XV, y fue muy famoso durante el reinado de Carlos V.

Los principales productores de turrón se encuentran en Valencia, Alicante y Lleida. Suele consumirse principalmente durante la época navideña.

Ingredientes

  • 130 g Miel
  •  100 g Azúcar
  •  250 g Almendra marcona (cruda)
  •  1 Clara de Huevo
  •  2 Láminas de Oblea

Metodo 

  • En primer lugar ponemos a calentar la miel en un cazo. Lo haremos a fuego lento hasta que quede líquida y se haya evaporado el agua que pueda contener.
  • Seguidamente añadiremos el azúcar en la mezcla. Seguiremos agitando con una espátula o cuchara de madera de manera continuada. Cuando hayamos conseguido una mezcla homogénea con una textura similar al caramelo podemos apartarla.
  • Batiremos la clara de huevo de manera enérgica hasta que queden bien espesas y las añadiremos a la anterior mezcla. La clara además de aportar sabor, le otorga ese color a este turrón blanco tan característico suyo.
  • Llega el momento del ingrediente clave, las almendras. Es la materia prima más importante de este dulce, por eso siempre recomendamos utilizar la variedad marcona.
  • No os recomendamos comprarlas tostadas ya que suelen contener sal, lo ideal es comprarlas crudas y ponerlas en una sartén u horno hasta que quede la superficie bien tostada.
  • El siguiente punto es el que diferenciará un buen turrón artesano. En vez de disponer las almendras en un molde y avocar la mezcla conseguida por encima, lo mezclamos todo en una cazuela. ¿Sabías que en las fábricas hay varias personas en este proceso que sólo se dedican a ello? El objetivo es mezclar de forma energética toda la mezcla con las almendras recién tostadas, hasta que la ‘pasta’ quede totalmente uniforme.
  • Cuando ya tengamos la mezcla bien batida, la vertemos en un molde al que previamente le hayamos puesto una lámina de oblea en el fondo. El molde puede ser de plástico o de hojalata y lo deberemos forrar con papel de hornear. Extendemos la mezcla de almendra, miel, azúcar y clara de huevo con la ayuda de nuestras manos y si ya ha empezado a enfriarse con un rodillo.
  • Elegiremos el grosor de nuestra tableta dependiendo de la facilidad con la queramos partirlo luego, cuando ya esté todo bien extendido añadiremos otra lámina de oblea recortada en la parte superior. Finalmente, lo dejaremos reposar bien en nuestro molde.
  • Lo sacaremos cuando ya esté frío y lo podemos recortar con mucho cuidado para que la forma quede perfecta.
  • ¡Y listo! Nuestro turrón de Alicante casero estará a punto para disfrutarlo con nuestra familia.

Yemas dulces de Santa Teresa

Desde la ciudad de Ávila llega este dulce muy popular en honor a Santa Teresa. Se elabora con azúcar y yemas de huevo, que se baten en un bol de cobre.

Posteriormente se pone la masa a enfriar y una vez reposada se hacen pequeñas bolas de unos 2 cm aproximadamente y se colocan en tartaletas de papel.

No se sabe con certeza su origen, aunque se cree que puede proceder de la cocina andaluza.

Lo cierto es que empezó a comercializarse con ese nombre a mediados del siglo XIX en la pastelería “La Dulce Avilesa”, hoy conocida como Flor de Castilla.

Ingredientes

  • 12 yemas de huevo (tamaño L)
  • 100 ml de agua
  • 200 g de azúcar
  • La ralladura de medio limón
  • Para rebozar las yemas: Azúcar en polvo o glacé 

Metodo 

Preparación de base de las yemas dulces

  • Pelamos el limón con un cuchillo bien afilado. Nos aseguramos de no arrastrar la parte blanca de la piel, ya que es amarga y nos puede estropear el resultado.
  • Vertemos el agua en un cacito, añadimos el azúcar y la piel de limón. Llevamos a ebullición y cocemos a fuego suave hasta conseguir un almíbar a punto de hebra fina, es decir, hasta que este alcance los 105º C de temperatura.
  • Podemos usar un termómetro para comprobar el punto, pero si no tenemos uno a mano, retiramos el cazo del fuego antes de que el almíbar tome color.
  • Mientras hacemos el almíbar colocamos las yemas en un recipiente hondo y las batimos. Las pasamos por un colador para retirar posibles grumos.
  • Vertemos el almíbar sobre las yemas. Lo hacemos lentamente y poco a poco (que caiga en un hilo fino). Al tiempo que batimos para ligar la mezcla y homogeneizar. Podemos hacerlo con unas varillas metálicas para un mejor resultado.

Cocción y presentación de las yemas dulces de convento

  • Pasamos la mezcla a un cacito limpio y lo colocamos al fuego. Cocemos a fuego muy suave hasta que espese y la mezcla se despegue de las paredes del recipiente.
  • Removemos la mezcla durante todo el tiempo que sea necesario. Esto puede llevar unos 30-40 minutos. Así que ten paciencia y sírvete una buena copa de vino mientras removemos nuestra mezcla. Seguro que la espera  se nos hará más amena.
  • Cuando la mezcla haya alcanzado la textura deseada. La pasamos a un recipiente limpio y la dejamos enfriar por completo. Tienen que estar frías antes de guardar en la nevera durante unas horas para que coja cuerpo. Es una recomendación, aunque esto no es estrictamente necesario.
  • Terminamos las yemas dulces de convento cogiendo pequeñas porciones de la masa, empieza a darles forma de bola y pasalas por azúcar glacé.
  • Introducimos las yemas en cápsulas de papel pequeño, formato que se usa para trufas y bombones. Y por último, las mantenemos en el frigo hasta el momento de servir.

Cada uno de los dulces aquí mencionados tiene su historia y se han mantenido en la cultura y tradición de los españoles a pesar del paso de los años.

El chocolate forma parte de una vida sana, equilibrada y sobre todo feliz. Desde que los españoles lo introdujeron en Europa y desde su origen mexicano llegara a los Estados Unidos, el consumo de chocolate no ha parado de crecer. ¿Sabemos por qué? El estudio publicado por la National Confectioners Association nos da algunas pistas sobre lo que quieren los amantes del chocolate. ¿Eres uno de ellos?

Glòria Vallès

Los amantes del chocolate están por todas partes pero no somos todos iguales. Algunos comen chocolate como si fuera golosina, otros lo introducen como alimento a una dieta equilibrada y todos lo asimilan a conceptos como felicidad, dulce o delicioso. La National Confectioners Association de Estados Unidos, uno de los mayores mercados para este delicioso producto, ha publicado recientemente un estudio que nos da una idea de lo que quieren los amantes del chocolate.

¿Qué tipos de chocolate existen?

Antes de contarte cuáles son las preferencias de los amantes del chocolate, quiero explicarte cómo se segmenta este mercado. Podemos clasificar el chocolate por origen, por cantidad de cacao que incluye, por color (¿sabías que existe el chocolate rosa?), pero también por segmento de mercado, un concepto más asociado al marketing y que incluye aspectos como el perfil de consumidor al que va dirigido el producto. En este último caso, se divide así:

Tipos de chocolate según mercado:

  • Mercado de chocolate mainstream: en Estados Unidos dominan las marcas Hershey, Snickers y Baby Ruth, y son consumidas por el 83% de los amantes del chocolate.
  • Chocolate Premium, donde encontramos la marca suiza Lindt, la belga Barry Callebaut o la italiana Ferrero. El 27% de los consumidores la consideran su primera opción, y el 67% la consumen.
  • Chocolate artesano o Fine Chocolate: en esta categoría encontramos todas las marcas artesanales y de producciones más limitadas, y es la preferida por el 5% de los amantes del chocolate, si bien el 27% la consume. Un buen ejemplo de ello sería Cacao Sampaka y marcas como Simón Coll o Blanxart.

FOTO: La pandemia ha provocado un aumento de consumo de chocolate porque hemos estado buscando recursos que nos hicieran sentir mejor, y el chocolate es uno de ellos / @ Pexels

¿Qué chocolate es el favorito de los consumidores?

En Estados Unidos el chocolate más demandado es el chocolate con leche, mientras que la preferencia por chocolate más amargo va creciendo en función de la edad, siendo el que tiene entre 71% y 75% de cacao el favorito. En Europa, según el estudio de Barry Callebaut, el 59% de los consumidores consideran que los chocolates con texturas y sabores son más premium.

El interés por llevar una vida más sana se ha acentuado estos dos últimos años que hemos vivido la pandemia por Covid-19. Esto se nota principalmente por un aumento de la demanda de productos veganos, sin lactosa, bajos en azúcares o bien orgánicos.

En este sentido, crece la compra de chocolates artesanos: en Estados Unidos, el porcentaje de compra de Fine Chocolate ha pasado de 11% al 19% actual. Los amantes del chocolate creen, según el mismo estudio de la NCA, que este tipo de chocolate sabe mejor, es más satisfactorio y puedes comer un poco y disfrutar mucho más.

Así mismo ha aumentado la preocupación por el origen del cacao y si se obtiene con prácticas sostenibles y éticas. El interés por la producción local y la transparencia en la elaboración, como está pasando en otras industrias, es una tendencia que va al alza.

Siguiendo esta línea de sostenibilidad, Barry Callebaut, líder mundial en la elaboración de chocolates y productos de cacao de caldiad, ha presentado el primer chocolate que está elaborado 100% con el fruto del cacao, sin añadir ningún otro tipo de ingrediente: Wholefruit, un chocolate elaborado 100% con el fruto del cacao, sin azúcares añadidos, vainilla, ni ningún otro tipo de ingrediente adicional. Esto permite obtener un chocolate con un sabor lo más cercano posible a comer la propia fruta del cacao.

 

NO TE PIERDAS EL POST «LA VUELTA AL MUNDO EN SEIS CHOCOLATES EXTRAORDINARIOS».

amantes del chocolate

FOTO: La combinación de chocolate y frutos secos  es un ejemplo claro que combina con las tendencias de consumo de chocolate que buscan la Indulgencia y el «Good for me» / @ Pastelería Abel Bravo, enviada por Barry Callebaut

¿Qué busca un consumidor de chocolate artesano o gourmet?

Habiendo conocido ya todos los tipos de chocolate que existen según la segmentación de mercado, nos podemos centrar en los amantes del chocolate artesano, el segmento que más crece en los últimos años. Sus preferencias (o las tuyas, si eres uno de ellos) se centran en:

  • Quieren chocolate artesano porque creen que es más satisfactorio y tiene mejor sabor.
  • Consideran que es mejor para ellos.
  • Tienen mucha más consideración por la producción local y la sostenibilidad.
  • Les gusta probar chocolates de distintos productores.
  • Normalmente la ocasión de consumo es por la tarde o como postre.
  • Lo acostumbran a acompañar con café, vino o agua.

¿Por qué comemos chocolate?

Hay muchas razones para decidirnos a comer un pedacito de chocolate, según Barry Callebaut estas son las principales:

    • Porque buscamos relajarnos y sentirnos mejor en momentos de estrés.
    • Para escapar de la rutina y consumir historias. Chocolates que vienen de lejos, que nos cuentan algo de su origen… nos hacen viajar con la mente y desconectar unos minutos del día a día.
    • Para celebrar la vida más allá de los grandes momentos como la Navidad. ¿Cuántas veces nos hemos sentado con una copa de vino y un poquito de chocolate a conversar y disfrutar del momento?

Así que comemos chocolate por placer o por salud, para celebrar la vida, relajarnos o sentirnos mejor. «La Indulgencia es sin duda una tendencia con mucha fuerza y que la crisis sanitaria del Covid 19 ha potenciado. El consumidor busca un momento de recompensa y reconfortante que le ayude a vivir en un momento difícil», nos cuenta Marta Suárez, Trade Marketing Manager Iberia de Barry Callebaut.

Hemos visto como la pandemia está afectando a la salud mental de muchas personas, el distanciamiento social y la ansiedad causada por las circunstancias nos han llevado a buscar recursos para sentirnos mejor. «El chocolate ha sido un recurso habitual para el consumidor para sentirse mejor. El consumo de chocolate ha crecido en España desde el inicio de la pandemia» 

¿Quién compra chocolate online?

El ecommerce ha hecho un boom indiscutible debido a la pandemia, y el chocolate también ha participado de este crecimiento. Normalmente compramos chocolate según el estado de ánimo (un tercio de los consumidores en EEUU lo hacen, según el estudio de la NCA), y la marca del chocolate así como su precio tienen mucha influencia en el momento de la compra.

Todas estas motivaciones de compra se han trasladado al entorno digital, donde podemos encontrar chocolate de muchísimas marcas de cualquier segmento de los que hemos mencionado en el artículo. Ahora bien, los chocolates Premium y los Artesanos son los más habituales en un carrito de compra online. ¿Quién los compra?

  • Consumidores habituales de chocolate (a diario o cada dos días)
  • Familias numerosas con más de 4 miembros
  • Familias con niños pequeños
  • Urbanitas
  • Millenials
  • Hogares con alto poder adquisitivo
  • Amantes del chocolate Premium o Artesano.
amantes del chocolate

FOTO: Comemos chocolate para celebrar la vida y para sentirnos mejor, entre otras motivaciones principales / @Pexels

En los días de frío, lluvia y viento, ¿qué puede haber mejor que comer chocolate para subir los ánimos? La nueva variedad de chocolate que tiene sorprendido al mundo entero es el chocolate rosa, también conocido como chocolate ruby. Al contrario de lo que pueda parecer, carece de cualquier tipo de colorante o aditivo, siendo absolutamente natural.

Redacción

Si eres de los nuestros, un amante incondicional del chocolate, vas a querer probar esta nueva delicia : el chocolate rosa. Únicamente algunas habas de de cacao presentan, en diferentes grados, este tipo de color.

Concretamente, el conocido como cacao ruby se encuentra principalmente en Costa de Marfil, Brasil y Ecuador. No se trata de un tipo de cacao ni está vinculado al origen, sino que se trata de determinados precursores.

Desarrollar el chocolate rosa ha sido la mayor innovación en el mundo del chocolate en los últimos 80 años. La semilla de este cacao rosa tiene un sabor muy particular y equilibrado, que no es ni dulce ni amargo. Sorprende a cualquiera porque en boca resulta muy frutado, fresco y suave.

Así se hace el chocolate rosa

Teníamos el chocolate amargo, el chocolate con leche y el chocolate blanco. Ahora el chocolate rosa se suma a la paleta de colores del cacao. Su especial proceso de elaboración consigue que este mantenga su color original sin perder en ningún momento sus originales propiedades cromáticas, sin usar ninguna clase de aditivos.

Durante su elaboración, el proceso de los granos se prioriza por encima de la cantidad de cacao y lácteos que se emplean, ya que es el polvo que se extrae el que finalmente se usa para darle color al producto final.

Si te encanta el Chocolate no te pierdas nuestra Vuelta al mundo con cinco chocolates extraordinarios.

chocolate rosa

FOTO :  El chocolate rosa es una armonía entre el frescor de los frutos rojos y una textura suave @ Barry Callebaut

Barry Callebaut, pionero en chocolate rosa

El chocolate rosa fue lanzado al mercado en una fecha tan cercana como 2017, en Shangay. Lo presentó el fabricante Barry Callebaut, líder mundial del chocolate, después de 13 años dedicados a conseguir la ansiada fórmula, tras infinidad de experimentos y combinaciones..

En 2018 llegó a España y desde entonces sigue creciendo la demanda. «A nivel general, el chocolate ruby representa una gran innovación, ya que se consolida como la 4a categoría de chocolate (…)  Actualmente ya está presente en muchos productos, ya sean artesanos como industriales. A nivel artesano está consiguiendo dinamizar las ventas de la categoría global de chocolate, llegando a un público más joven que busca nuevas sensaciones en este sector» nos cuenta Marta Suárez, Trade Marketing Manager Iberia de Barry Callebaut Ibérica.

 Lo más sorprendente del chocolate rosa no es solo su color, que lo hace tremendamente atractivo especialmente para los jóvenes, sino también ese sabor afrutado que recuerda al de los frutos rojos y las bayas. Puro exotismo de cacao.
«El producto está siendo un éxito en todo el mundo, cada vez está más presente en múltiples categorías de productos y distintos sectores. En Japón, por ejemplo, que es un mercado muy maduro para el chocolate, está creando furor» nos cuenta Suárez.

 

Diferentes agencias internacionales independientes de países como Japón, China, EE. UU. y Reino Unido han realizado análisis de mercado muy exhaustivos en referencia al ya conocido como cuarto chocolate, llegando a la conclusión de que son los conocidos como millennials el segmento poblacional que más puede verse atraído por este novedoso chocolate, al ser un producto que ha sido inventado en su siglo y con el que pueden sentirse identificados.

Maridajes excepcionales

Ahora viene lo interesante : no íbamos a pasar el día de frío y lluvia solamente con cacao en la boca. El chocolate rosa es ideal para maridar con espumosos de calidad como el champagne, y para preparar cócteles de ensueño. Sus notas ácidas y cremosas lo hacen versátil y atractivo al paladar. Quizás deberíamos preguntarle a la coctelera Adriana Chía cómo lo prepara ella 😉

chocolate rosa

FOTO :  El chocolate rosa es ideal para maridar con espumosos o crear cócteles originales @ Barry Callebaut

El brillo que desprenden las estrellas Michelin en ocasiones no deja ver la luz propia que emanan innumerables opciones gastronómicas en nuestro país.

Solamente en el País Vasco, son cuatro decenas los establecimientos que alumbran bajo el auspicio de la guía de neumáticos. Pero ¿cuántos otros tantos restaurantes pueden vanagloriarse por su oferta de auténtico lujo enogastronómico?

Aquí dejamos una buena muestra de establecimientos gastronómicos que brillan, y mucho, por su calidad, por su maestría de los fogones, por su bodega y su servicio. Son “nuestros estrellados”.

Por Isabel Acevedo

Booking.com

Elegimos 10 restaurantes -sin estrella- para comer y beber de lujo en el País Vasco:

Rekondo.

P. Igeldo, 5720008 Donostia, Guipúzcoa. Tel.: 943 212 907. Precio desde: 60€.

A las faldas del monte Igeldo y con vistas a la bahía de Donostia, Rekondo se reivindica como uno de los clásicos en constante evolución.

Infinidad de reconocimientos y galardones, nacionales e internacionales, avalan una fama más que merecida y trabajada a lo largo de años de historia de este establecimiento vasco.

Premios para su cocina, pero también para su bodega, dirigida por el sumiller Martín Flea. Porque bajo los cimientos del restaurante Rekondo se esconden miles de botellas de los mejores vinos de más de 20 nacionalidades.

El artífice de todo ello, Txomin Rekondo, quien vio cómo se convertía en realidad su sueño en 1964 con la apertura de su propio restaurante.

bodega restaurante rekondo en país vasco
FOTO: Bodega del restaurante Rekondo en País Vasco

Casa Julián.

C/ Santa Clara, 6. Tolosa, Guipúzcoa. Tel: 943 67 1417. Precio: desde 60€.

Cuando los tractores dejaron sin trabajo a las bestias, allá por la década de los 60, Casa Julián empezó a servir los mejores chuletones de buey de la zona.

Y desde entonces, esta casa de comidas se ha erigido como uno de los templos de la cocina vasca, en parte, gracias a Matías Gorrochategui.

Hoy día sus hijos acompañan a este maestro de los asadores e incluso han expandido su imperio hasta Tolosa y Madrid. En la carta, además de los mejores cortes de carne a los que se aplica una técnica irreprochable, chacinas ibéricas, pimientos del piquillo, espárragos, merluza de pincho y típicos postres.

Para otros deja, sin embargo, las invenciones y filigranas. En el restaurante Casa Julián, encontraremos 100% producto.

restaurante basterri maitea paise vasco
FOTO: Sala del restaurante Basterri Maitea en País Vasco

Baserri Maitea.

C/ Atxondoa, s/n. Forua, Vizcaya. Tel.: 946 25 34 08. Precio desde 60€.

En uno de los caseríos más bellos de Vizcaya, que data del S XVII, Juan Antonio Zaldúa pone en práctica la hoy “tan trendy” cocina Km0. Pero lo hace con naturalidad y con la gran ventaja de estar ubicado en tierra de exquisitas carnes, fresquísimos pescados y de una huerta envidiable.

Su carta se desdobla en dos apartados: recetas que se elaboran sobre brasas de roble y encina en parrillas a la vista, y platos elaborados “sin prisas” al calor de hornos, ollas y sartenes. En ambos casos, sabores de esencias vascas, actualizados sin artificios.

Todo ello en un rústico e imponente caserío del siglo XVII, enclavado en el paraje natural de Urdaibai, declarado reserva de la biosfera por la Unesco.

Kaia-Kaipe.

General Arnao, 4. Getaria, Guipúzcoa. Tel. 943 140 500. Precio desde 50€.

Más de 1.000 referencias y cerca de 40.000 botellas de vino atesora el restaurante Kaia-Kaipe, otro de los estandartes de la cocina de parrilla vasca “para no perderse”.

En el corazón de Getaria, este restaurante, liderado por María Rosa Larrañaga y su esposo Andoni Aguirre, cuenta con unas maravillosas vistas al Cantábrico. Un espectáculo visual, sin embargo, que no distrae al comensal, atraído por sabores y aromas increíblemente armoniosos.

Con más de medio siglo de vida, Kaia-Kaipe es un templo consagrado al marisco y al pescado asado, que sabe actualizarse sin perder sus raíces.

Jon Ortega, del restaurante Saltxipi en País Vasco
FOTO: Jon Ortega del restaurante Saltxipi en País Vasco

Saltxipi.

Calz. Vieja de Ategorrieta, 3. Donostia, Guipúzcoa. Tel.: 943 323 310. Precio desde 55€.

En 2007 el clan Ortega Añorga se trasladó de una antigua sidrería en Usurbil a un caserón de los alrededores del barrio señorial de Gros, cuyas vigas y azulejos de barro le dan un aspecto de vivienda centenaria -aunque no lo sea-.

Allí el matrimonio formado por Javier y Ana Mari, ha logrado ubicar su oferta gastronómica entre las mejores de Donosti.

Reconocido por sus cangrejos araña, que se almacenan en el sótano, Saltxipi cuenta hoy con relevo generacional. Jon Ortega en los fogones mima la materia prima, mientras que su hermano Gorka en sala elige los mejores vinos para cada vianda.

restaurante danako pais vasco
FOTO: Plato del restaurante Danako en País Vasco

Gastroteka Danontzat.

C/ Denda, 6, 20280 Hondarribia. Gipuzkoa. Tel.: 943 646 597. Precio desde 45€.

Gorka Irisarri, discípulo de la Basque Culinary Center, es uno de los jóvenes chefs emergentes del País Vasco.

Afortunado por regentar un coqueto local en el corazón de Hondarribia, Gorka hace los placeres de sus comensales con buen producto, y una cocina técnica y depurada, pero en un ambiente informal y desenfadado.

Haciendo honor a su nombre, en Gastroteka Danontzat (que significa “para todos”)  podemos encontrar buen producto a gusto de todos, como el que se exhibe en el “corner» de quesos con más de 30 variedades que hay justo en la entrada.

Una mesa central preside la sala, la  «mesa social», donde diez comensales -conocidos entre ellos o no- comparten los placeres gastronómicos que el chef elabora para el claro divertimento de sus parroquianos.

Xarma restaurante Pais Vasco
FOTO: Plato del restaurante Xarma en País Vasco

Xarma.

C/ Miguel Imaz, 1. Donostia, Guipuzcoa. Tel.: 943 142 267. Precio desde

La gastronomía en femenino está al alza y, por fin, figuras como la chef Aizpea Oihaneder no solo salen de la cocina, sino que se reivindican como grandes valores al alza.

Con una formación conspicua, que le permitió trabajar codo con codo con otras grandes cocineras como Elena Arzak, Aizpea regenta en el barrio de Gros uno de los imprescindibles.

Allí elabora, junto a su socio Xabier, cocina de producto de proximidad con unos perfectos toques creativos. todo ello en un ambiente informal, aunque no menos gourmet.

Danako.

C/ Alzukaitz, 1. Irun, Guipuzkoa. Tel.: 943 118924. Precio desde 35€.

El ambiente minimalista de este restaurante de Irún invita a disfrutar únicamente de la buena cocina, la que elaboran David Rodríguez y Naiara Abando.

Nuevamente, la tradición es el esqueleto para una oferta que, sin embargo, se viste de creatividad, imaginación y diversión. Los productos de temporada de pequeños productores se engalanan para ofrecer a la vista y el paladar del comensal, auténticos divertimentos gastronómicos.

FOTO: Bodega del restaurante Laia Erretegia en País Vasco

Laia Erretegia.

Arkolla auzoa, 33. Hondarribia, Guipuzkoa. Tel.: 943 646 309. Precio desde 40€.

Arantxa y Jon Ayala son hermanos y también socios fundadores de Laia, uno de los treinta mejores asadores del mundo.

En los fogones de esta casa de comidas de Hondarribia, Jon Ayala, con la ayuda de uno de los chefs revelación del año, Asier Alcalde, trabaja carnes de lujo -como el exclusivo buey-, algunas con más de 90 días de maduración.

Y en sala, Arantxa cuenta con el apoyo de la sumiller Lourdes Montilla. Ambas eligen, seleccionan y recomiendan viandas y vinos, de las más de 170 referencias que lucen en la espectacular bodega del restaurante, cuya oferta gastronómica alterna los asados tradicionales con platos creativos, limpios, elegantes, despojados de aderezos superfluos.

FOTO: Postre del restaurante Zaldiaran en País Vasco

Zaldiaran.

Gasteiz Hiribidea, 21, Vitoria-Gasteiz, Álava. Tel.: 945 134 822. Precio desde 50€.

Fundada hace 33 años por Gonzalo Antón, esta casa de comidas es un reflejo de la auténtica cocina de autor en el País Vasco, leyenda viva de la gastronomía vasca.

Desde el primer día, Gonzalo ha trabajado con ahínco y esmero para que tanto sala como cocina alcancen la perfección, un mimo participado por el jefe de cocina Patxi Eceiza y el maître y sumiller José Luis Blanco, Premio al Mejor Jefe de Sala 2009 por la Real Academia de Gastronomía.

restaurante Laia Erretegia Pais Vasco
FOTO: Txuleta servida en el restaurante Laia Erretegia en País Vasco

¿Son los chocolates la golosina predilecta de la humanidad? Quizás sí.

Lo cierto es que desde su descubrimiento, el chocolate ha conquistado los paladares de los cinco continentes. ¿Y qué tiene que lo hace irresistible? Feniletilamina, una sustancia perteneciente a la familia de las endorfinas que estimula nuestro cerebro y levanta el ánimo.

Por Esther Ibañez

En general el chocolate es la mezcla resultante de la pasta de cacao, azúcar, manteca de cacao, lecitina y vainilla, aunque por supuesto, existen numerosas variantes y calidades del mismo.

El cacao es el principal ingrediente de todos los chocolates: se trata del fruto de un pequeño árbol llamado Theobroma que crece principalmente en las zonas tropicales de América y África. Con estas bayas se elaboraba en la antigüedad una fuerte bebida y aceitosa que poco se parece a lo que conocemos hoy como chocolate.

Fue con su llegada a Europa de manos de Cristóbal Colón cuando se comenzó a investigar en su elaboración hasta que se definió el procedimiento de fermentación y cocido que nos ha llevado al chocolate actual. Y pasaron siglos.

Los hitos que jalonan la historia del chocolate están protagonizados por nombres que hoy no nos suenan lejanos: a mediados del siglo XIX, los suizos Daniel Peter y Henri Nestlé agregaron avellanas y leche al cacao.

El suizo Rodolphe Lindt por su parte, en 1879, descubrió la clave para que el hasta entonces durísimo chocolate se deshiciera en la boca: el removido en caliente durante horas. En aquellos mismos años, en Inglaterra, los hermanos Cadbury inventaron la caja de bombones con forma de corazón.

Estas grandes marcas que copan a nivel global las ventas de chocolates tienen como contrapunto otro tipo de elaboradores con carácter más local que repasaremos en este listado goloso:

chocolates de dominique persoone

The Chocolate Line de Dominique Persoone (Brujas, Bélgica)

Es un título muy meritorio, ya que la ciudad belga es un paraíso para los amantes del chocolate, pero para una gran mayoría The Chocolate Line es la mejor chocolatería de Brujas.

Está dirigida por el irreverente Dominique Persoone, cuyos bombones toman inacostumbradas formas (calaveras, balas…) e incluso inventó una máquina de esnifar chocolate como encargo de cumpleaños del batería de los Rolling Stones.

Ya hablamos de Dominique Persoone en «Cinco dulces belgas para derretirse comiendo«.

Chocolates de MAST

MAST Williamsburg, Brooklyn (New York)

Ubicados en Williamsbourg, uno de los barrios más vibrantes de Nueva York, sus tabletas tienen una cuidada estética moderna que resulta francamente muy atractiva.

Los propietarios de MAST no han dudado en lanzar una colección en homenaje a personajes vintage como los Fraggle Rock de Jim Henson’s. Pero esto no debe despistarnos, no son chocolatinas infantiles corrientes.

Sus chocolates han servido de materia prima para cocineros de prestigiosos restaurantes: Eleven Madison Park ( Mejor restaurante del mundo 2017 según la Guía “The world 50 best”), The French Laundry o The fat duck del Chef Heston Blumenthal.

chocolates cluizel

Cluizel (París, Francia)

Tres generaciones de la familia Cluizel se han dedicado al negocio del chocolate desde su fundación a mediados de los años treinta. Escogiendo los orígenes del cacao del que se proveen y perfeccionando sus técnicas de cocido y elaboración han conseguido situarse entre las marcas más reputadas de chocolates francesas.

En el año 2002 inauguraron un museo didáctico del chocolate en Damville (Región de Normadía) para difundir su amplio conocimiento y bagaje en la elaboración de este manjar. Disponen de selectas bombonerías en los mejores barrios de París, como Le Marais o La Madeleine.

chocolates patchi

PATCHI ( Beirut, Líbano)

Esta marca fue fundada en Beirut a mediados de los años setenta, es hoy en día una de las principales enseñas chocolateras en Oriente Medio y en los acaudalados países del Golfo.

Patchi se alió con gran éxito con los almacenes londineses Harrods para poner a la venta sus exclusivas cajas de bombones a su cosmopolita clientela.

Su éxito reside en extender la rica variedad de ingredientes de la dulcería árabe: frutas desecadas, miel, pistachos o cáscaras confitadas de naranja a sus creaciones chocolateras.

GODIVA ( Bruselas, Barcelona y otras localizaciones)

Fundada hace casi un siglo en Bruselas por Joseph Draphs, hoy esta empresa cuenta con numerosas tiendas propias y puntos de venta distribuidos por todo el planeta.

La sucursal en España de la afamada casa chocolatera belga se encuentra en Barcelona, constituyendo una gran tentación para sus incondicionales. Godiva es famosa por sus pralinés, es decir, bombones rellenos.

chocolates godiva

PACARI Ecuador

El NYTimes denominó al fundador de Pacari, Santiago Peralta “El chocolatero moral”. Lo cierto es que esta marca que apenas cuenta con una década de vida se ha hecho un hueco en el mercado y ha acumulado prestigiosos premios internacionales a su chocolate.

Asentados en Ecuador, elaboran chocolate a partir del cacao que recolectan en distintas provincias: con el primero que obtuvieron un reconocimiento internacional fue con el chocolate procedente de Esmeraldas, una provincia costera ecuatoriana.

Su preocupación por los suelos donde se cultiva el árbol del cacao, las condiciones de sus trabajadores y la justa remuneración de esta materia prima los ha llevado a obtener reconocimientos a su actividad sostenible.

chocolates pacari

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar