linkedin

Accede a nuestro club de vinos digital

Planes gastronómicos improvisados en Madrid. No importa si te quedas varios días o solo estás de paso en Madrid. Un fin de semana, una tarde libre, una reunión cancelada en el último momento o una escala de varias horas en Madrid pueden convertirse en toda una experiencia en la que uno siente que le ha sacado jugo a su visita a la capital ( :-S y esperemos que pase pronto la crisis del coronavirus y podamos volver a viajar con los sentidos).

Esther Ibañez

La oferta de actividades madrileña es tan extensa como variada. En las siguientes líneas recogeremos planes matutinos, alguno vespertino y lugares para disfrutar con nocturnidad y alevosía.

¿Qué hay de nuevo en la restauración de Madrid? Mucho, pero esta vez nos quedaremos con grandes espacios reconquistados por la hostelería en lo que antes fueron talleres o fábricas. Lo nuevo de Muñoz Calero se llama Ovillo  y está junto a Prosperidad. Los altos techos de un antiguo taller de marroquinería, acogen hoy una propuesta muy sugerente tanto en menú como en carta de vinos.

Saddle es por su parte, un restaurante en pleno Barrio de Salamanca dividido en tres espacios. Elegancia y cocina refinada en un lujoso marco. Amplitud tanto en sala como en los reservados. Lobby bar con más de 200 champagnes en carta. ¿Y qué decir de los cócteles que sirve Alberto Fernández? Imperdibles.

¿Nos apetece hacer algo realmente especial? Pues reservamos en Casa Patas, un restaurante con estrella Michelin y espectáculo. Uno de los más grandes espectáculos del mundo, de los que hay que ver antes de morir, lo decimos nosotros y lo dice el mismísimo New York Times.

Alojarse en las recién remodeladas habitaciones del Ritz, actualmente Mandarin Oriental Ritz es un tentador pase para cualquiera de sus cinco restaurantes, asesorados por el cocinero Quique Dacosta. Otra opción es el elegantísimo Hotel Urso, del que ya te hablamos hace unos meses en este post.

Un brunch especial para la mañana de domingo en Madrid

El brunch llegó a España hace unos años para quedarse y la oferta actualmente es amplísima. El domingo por la mañana un brunch se convierte en el plan ideal si uno se acostó tarde o se permite prescindir de despertador. Proponemos tomarlo en Casa Suecia, un lugar de referencia para los viajeros escandinavos en Madrid.

En el Hotel se alojaron personalidades como el escritor Ernest Hemingway, el Che Guevara o la Familia Real Sueca. En el restaurante de la parte baja tiene lugar cada domingo el llamado Bubble Brunch. Un desayuno tardío que coquetea con el almuerzo en el que se brinda con cava Juvé i Camps Reserva de Familia.

Aprovechar una escapada a Madrid para aprender

Tenemos tiempo… ¿Y qué tal si hacemos un curso? Los hay para complacer a cualquier tipo de sibaritas: consultaremos la agenda de catas de vinos internacionales de Enoteca Barolo, Lavinia o en la sede madrileña de VilaViniteca.

O quizás ampliaremos nuestro recetario asistiendo a una clase de cocina en Alambique. ¡Es la hora de aprender a hacer un babá al ron! La clase de pastelería francesa la imparte Jean Michel Llorca, del Restaurante Alain Llorca (1 estrella michelin).

¿Es el momento de aprender a catar aceites? En ese caso pondremos nuestras pituitarias a prueba matriculándonos en uno de los cursos de la Escuela Europea de Cata en pleno barrio de Chueca.

El Madrid más castizo: cocido y siesta.

Tomarse cañas por bares castizos de Madrid es un plan muy turístico al que cuesta resistirse: visitaremos por ejemplo la Bodega de La Ardosa o Bodegas Rosell. Y ya metidos en harina castiza…¡Cocido Madrileño! En los meses de invierno el plato tradicional de Madrid se torna la opción más apetecible.

Y como la ciudad conoce muy bien las costumbres de quienes la visitan, ofrece todo el Parque del Retiro para pasear tras el festín. Pero para los que prefieran la siesta, en el Hotel Indigo dan este menú especial: cocido en su restaurante El Gato Canalla y siesta en una de sus habitaciones. ¡Bien pensado!

El  comenzó a consumirse sobre el año 250 antes de Cristo en China, y desde entonces la costumbre de tomar el té no ha dejado de expandirse por todo el mundo. Pero si quieres tomar té en Madrid… ¿Sabes cuáles son las mejores teterías de la ciudad? Aquí tienes una pequeña guía para descubrirlas.

Redacción

Fueron los navegantes portugueses quienes introdujeron el uso del té en Europa a finales del siglo XV, generalizándose por el continente durante el siglo XVIII, especialmente en Inglaterra, donde puede considerarse casi como una religión.

En España, más cafetera y, sobre todo, más chocolatera, el té tardó más en imponerse. Esto ocurrió bien entrado el siglo XIX, cuando la aristocracia española empezó a tomar el té, muy caro por entonces, imitando a sus homólogos británicos y franceses.

Paulatinamente los precios de esta infusión fueron democratizándose, y desde hace décadas puedes encontrarlo en cualquier establecimiento de hostelería, proliferando incluso locales especializados en la preparación de los más variados tipos de té.

A continuación te presentamos una pequeña guía con algunas de las siete mejores teterías de Madrid donde podrás disfrutar de esta saludable bebida y de mucho más. Coge tu libro, tu ipad o llama a una amiga y acércate a disfrutar de ellas :

teterías de madrid

1. La Tetería de la Abuela, en Malasaña

Pocas teterías de Madrid encontrarás con más personalidad. Con una decoración vintage que evoca el clásico salón de las abuelas, con papel pintado, lámparas de pie y sofás estampados. Puedes acompañar a los numerosos tipos de té que son ofrecidos con unos pasteles y tartas caseras que están para chuparse los dedos. El trato es muy agradable y es un lugar muy acogedor para pasar la tarde de tertulia con los amigos.

2. Salón de té Vailima, en Recoletos

Con más de medio centenar de variedades de té, desde el té rojo hasta el té blanco, el Vailima es una de las mejores teterías de Madrid. La decoración del local está inspirada en el romanticismo francés, origen también de su excelente repostería: croissants, macarons, bagels… Para hacerse fotos y publicar en instagram sin parar 😉

3. Tetería Casablanca, Cortes

Salón de té árabe, entre cuyas distintas variedades destaca el té pakistaní, con vainilla y leche, y el té moruno. Puedes acompañar las infusiones con unas deliciosas pastas árabes.

4. Saboréate y Café, en Santa Engracia, Ríos Rosas

Franquicia que es al mismo tiempo cafetería y salón de té, en la que puedes disfrutar de casi un centenar de tipos de té y hasta 14 de café en un ambiente muy agradable. Es un lugar ideal para los desayunos y las meriendas.

tetería de madrid vailima

FOTO : @ Vailima Salón de Té

5. Restaurante tetería El Califa, zona Sol

Muy cerca del Teatro Real de Madrid, este lugar es muy frecuentado por turistas y madrileños. Mientras te deleitas con un té de regaliz, frambuesa o cardamomo puedes contemplar cómo unas bailarinas realizan la exótica danza del vientre. Un espectáculo para todos los sentidos.

6. Salón de té Al Yabal, en Delicias

Otro salón de té árabe que es toda una institución entre las teterías de Madrid después de más de 30 años desde su apertura. La decoración del local es una mezcla de estilo mozárabe y magrebí, con sus almohadones y sus coloristas lámparas de cristal. Entre sus muchas variedades de té es muy popular en el barrio su té de menta. Un lugar ideal para sentirte un auténtico jeque fumando sus pipas de agua y saboreando la más fina repostería árabe.

7. Salón de té Living in London, en el barrio de Salamanca

Terminamos nuestro recorrido con una tetería de Madrid que es todo un homenaje al país del té por excelencia: Inglaterra. Tiene una elegante decoración con toda la flema británica, tiene también una tienda donde comprar todo cuanto pueda necesitar cualquier amante del té: mermeladas, vajilla, menaje…

Su gran variedad de tés es acompañada de la repostería más british, pero nos quedamos con los muffins y los scones.

Las teterías de Madrid ofrecen toda la tipología de té y de ambientes capaces de abarcar todos los gustos. Si te gusta experimentar, haz una ruta por la mejores teterías de la capital e intenta elegir cuál es tu té preferido. ¡No será fácil!

teterías de madrid