linkedin

Accede a nuestro club de vinos digital

Los dulces portugueses son joyas de la gastronomía lusa. País famoso por sus pescados —especialmente el bacalao— y por sus vinos, entre los que destacan sus legendarios vinos de Oporto, cualquier comida en un restaurante de Portugal debe llevar como colofón alguno de los postres típicos del país.

Redacción

Portugal es internacionalmente conocido por sus vinos, pero la gastronomía portuguesa nos ofrece experiencias deliciosas en las que no pueden faltar los dulces típicos portugueses. Te  presentamos algunos de los más famosos, así como las pastelerías donde mejor los elaboran.

 

Pastel de Belém, Lisboa

Entre la deliciosa gastronomía de la capital lusa (no te puedes perder su bacalhau à brás) destacan los dulces portugueses, con los pastéis de Belém. Estos pequeños pasteles de crema y hojaldre tienen su origen en el histórico barrio de Belém, situado en la desembocadura del río Tajo.

Los pasteles de Belém son uno de los dulces portugueses más populares, y puedes encontrarlos a lo largo y ancho del país, aunque su origen está en la Fábrica de los pastéis de Belém donde se sigue elaborando una fórmula que lleva siendo secreta desde el año 1837.

La Cafetería-Pastelería Pastéis de Belém es el mejor lugar para probar estos exquisitos postres portugueses durante tu visita a Lisboa, tanto para saborearlos in situ en su acogedor y elegante local como para llevártelos y comerlos mientras visitas los rincones llenos de encanto del barrio.

Queijadas de Sintra

Postre típico de Portugal consistente en un pequeño dulce elaborado con queso, huevos, azúcar y leche. Aunque producidas en diferentes puntos de Portugal, las queijadas más famosas son las de la ciudad de Sintra.

Este delicioso dulce portugués ya era conocido en esta localidad en el siglo XIII, aunque no fue hasta el XVIII cuando comenzó a funcionar la primera fábrica especializada

Las más famosas son las que sirven en la Casa Das Queijadas, situada en la Avenida Miguel Bombarda de Sintra.

Torta de Viana

El postre más típico de la norteña localidad de Viana do Castelo tiene un origen conventual. Muy parecido al brazo de gitano, está elaborado con huevos, azúcar, harina y maicena.

Puedes probar este exquisito dulce  durante todo el año, aunque si visitas la localidad de Viana en el mes de abril y coincides con el Fin de Semana Gastronómico de Viana do Castelo, puedes aprovechar para degustarlo en compañía de los mejores productos de la región.

Queijadas de Sintra : dulces portugueses

FOTO : Las Queijadas de Sintra quizás no son tan conocidas como el Pastel de Belem pero bien merecen una tarde dulce con café 🙂 / @ Nogueiras_Home Instragram

Serradura portuguesa

También conocida como tarta de nata portuguesa y Macau sawdust pudding, es este un postre no muy conocido en España que tuvo su origen en la colonia lusa de Macao.

De un exquisito sabor, se elabora con nata, leche condensada y galleta. Muy popular en todo el país, tiene mucha fama las elaboradas en la Pastelería Manteigaria de Lisboa.

Pingos de tocha

Otros de los postres portugueses que tienen un origen conventual. Provienen del monasterio de Santa Clara de Amarante, muy cerca de la segunda ciudad en importancia del país: Oporto.

Puedes probar estos tradicionales hojaldres rellenos de yema de huevo y mazapán en un gran número de pastelerías y cafeterías de Portugal, aunque si hay un sitio famoso por este tipo de postres, ese es la Casa dos Ovos Moles, en Lisboa, un local que está especializado en todo tipo de postres conventuales.

(La foto de portada es de Casa dos Ovos Moles)

Cornucopias

Postre portugués originario de Alcobaça, localidad de la zona central del país. Son unos dulces consistentes en unos azucarados cucuruchos crocantes que están rellenos de crema, y que son un espectáculo para el paladar.

Son famosos los de la Pastelería Alcoa en Alcoçaba, que además tiene una franquicia en Lisboa.

Los dulces portugueses son auténticas joyas de la gastronomía del país vecino, una razón más para conocer sus tierras. Son muchos los que nos dejamos en el tintero: clarinhas de fao, bolo rei, bolo de arroz y ovos moles de Aveiro, entre otros. Todos dignos de emprender una inolvidable ruta gastronómica.

¿Listos para iniciar el viaje?

viajar a portugal

FOTO : Las calles de Lisboa son perfectas para perderse durante una escapada de fin de semana / @ Ilse Meister

El atún rojo es uno de los grandes manjares que degustar en las costas gaditanas, con una larga tradición que incluso tiene su propia ruta gastronómica. Si eres amante de este pescado exquisito, no te pierdas una escapada gastronómica por la ruta del atún de almadraba :-p

Redacción

La Ruta del Atún Rojo de almadraba es una fantástica forma de combinar el turismo tradicional con el turismo culinario, permitiéndote conocer los maravillosos paisajes y toda la riqueza histórica y artística desde Punta Camarinal hasta Cabo de Trafalgar, degustar este exquisito pescado en los espléndidos restaurantes de la zona, y aprender cómo se realiza su despiece, el ronqueo del atún, en las almadrabas.

Pero antes de seguir… ¿sabemos qué son las almadrabas? Etimológicamente “almadraba” proviene de la lengua árabe, y significa “lugar donde se lucha o se golpea”. Es un arte de pesca que iniciaron los fenicios y que más tarde adoptaron los romanos, con lo que su antigüedad supera los 3000 años. Ahí es nada.

Consiste en instalar laberintos de redes cerca de la costa, al paso de los peces. Es un tipo de pesca artesanal respetuosa con el medio ambiente y sostenible.

Puedes ver algunos vídeos de esta pesca en la web de la empresa de distribución de atún rojo Gadira, autora de la foto de portada de este artículo.

Piérdete en la Ruta del Atún de Andalucía

Las almadrabas tradicionales de las costas andaluzas se celebran cada año en Tarifa, Conil, Zahara de los Atunes y Barbate. Estas suponen una garantía para la conservación y sostenibilidad del atún rojo, y gracias a que se conserva en cámaras frigoríficas, el atún rojo de almadraba puede disfrutarse durante todo el año.

El mejor momento del año para escaparte a vivir la Ruta del Atún es en Primavera: en mayo los primeros atunes se acercan a las costas atlánticas de Cádiz en dirección al mar Mediterráneo con la intención de desovar. Y durante mayo y junio se celebran las auténticas fiestas alrededor del atún rojo, cuando son pescados mediante el arte de la almadraba, en las conocidas como “levantás”.

Sin embargo, como hemos dicho, la Ruta del Atún puede realizarse durante todo el año. A continuación, te presentamos algunos de los restaurantes especializados en la elaboración y presentación de este exquisito pescado.

atun rojo almadraba

FOTO :  @ Restaurante Francisco Fontanilla

Dónde comer el mejor atún rojo de almadraba

Siendo el atún rojo uno de los platos típicos de las costas de Cádiz, pocos son los restaurantes tradicionales que no lo ofrecen en sus cartas o menús. Hemos hecho una pequeña lista con los más prestigiosos en cada uno de los pueblos en los que se celebra la Ruta del Atún Rojo.

Restaurante El Campero, Barbate

Uno de los estandartes de la Ruta del Atún Rojo, tiene entre sus especialidades uno de los cortes con más sabor de este pescado, el morrillo de atún rojo, todo un clásico, así como el carpaccio con sorbete de albahaca y lima.

Un lugar que no debes perderte en tu visita a Barbate si quieres disfrutar del atún rojo en toda su variedad de presentaciones y esplendor.

Restaurante La Sal, Zahara de los Atunes

Ubicado en la residencial zona de Atlanterra, a pie de playa, es un sobrio restaurante con una gran calidad en su materia prima y en sus elaboraciones.

Entre las diferentes formas que presentan del atún rojo destaca el tartar, que te permite disfrutar del producto en su forma más desnuda y salvaje.

No se queda atrás en exquisitez su morrillo de atún rojo, para muchos el plato estrella del establecimiento. Cocinado en el interior de una hoja de col, su textura y sabor hará de su degustación una experiencia inolvidable.

Restaurante Francisco Fontanilla, Conil de la Frontera

Restaurantes a pie de la playa de la Fontanilla, con unas espectaculares vistas al mar y un agradable ambiente, presenta una cocina de categoría que mezcla lo tradicional con lo moderno, y que en lo referente al atún rojo, destaca por sus presentaciones en crudo. Su oferta incluye sashimi, tataki y tartar.

Si eres más aficionado al atún cocinado, tampoco tendrás problema en encontrar la elaboración que más satisfaga tus gustos, destacando entre todas los solomillos de atún con boletus a la manzanilla.

La Pescadería, Tarifa

Situado en el Paseo de la Alameda, este restaurante comenzó su andadura en el año 2003, labrándose desde entonces una excelente reputación en el mundo de la restauración tarifeña.

Su plato estrella es el atún rojo en 4 texturas, a la plancha, encebollado, en escabeche y en tataki, una auténtica delicia y la mejor forma de conocer el producto desde distintos prismas.

pesca del atun rojo

FOTO : Pesca del atún rojo de almadraba / @ Instagram de Tio Pepe

¿Con qué vinos disfrutar del atún rojo de almadraba?

El atún es un pescado versátil en el sentido que nos permite armonizar con vinos blancos, rosados o tintos, dependiendo sobre todo del estilo de cocción y las guarniciones y salsas que utilicemos. Al tener cierta textura y riqueza en el paladar, quizás evitaríamos los vinos blancos más ligeros, optando por vinos con cierta evolución, trabajo con lías o crianza en barrica y en botella.

Aunque sin ninguna duda, en la Ruta del Atún de Almadraba lo que mejor funciona es el maridaje regional. Es decir, productos de la región se acompañan a la perfección unos a otros. Así que nuestra elección sería un Fino o una Manzanilla de casas tan tradicionales como Barbadillo, Tío Pepe, Lustau o Bodegas Tradición. 

 

Ya sea en la temporada estival o en invierno, en unas largas vacaciones o en una escapada de fin de semana, degustar el atún rojo en los pueblos de la hermosa costa de Cádiz es un plan que no puedes perderte si eres amante de la buena mesa y del turismo gastronómico.

ruta del atun rojo

FOTO : La Ruta del Atún de Almadraba es todo un atractivo para la província de Cádiz / @ Turismo de Cadiz

La gastronomía francesa es una de las más influyentes del mundo, y si existe un destino romántico sin igual, ese es París. En este artículo unimos romanticismo y postres franceses para llevarte a París a través de sus dulces más típicos, una experiencia única para San Valentín.

Redacción

La cocina francesa se caracteriza por su refinamiento y la calidad de sus materias primas. Gastronomía con gran variedad de ingredientes y recetas fruto de su gran diversidad regional. Dentro del arte culinario francés destacan con luz propia los postres franceses, siendo los dulces típicos de París algunos de los más afamados a nivel mundial.

Así que prepárate para hacer las maletas o acercarte a la mejor pastelería de tu ciudad para celebrar San Valentín de la forma más dulce y romántica posible 🙂 Porque hoy te presentamos una pequeña lista con los más deliciosos dulces franceses que puedes degustar en la ciudad de las luces (y en muchos otros destinos del mundo, donde la gastronomía francesa también ha llegado para quedarse) :

Los inigualables Macarons

Una de las joyas de la corona de la repostería francesa, los macarons son unas coloristas galletas de forma redonda y rellenas de unas deliciosas cremas de distinto sabores, que no puedes dejar de probar cuando visites la capital de Francia.

Las encontrarás en cualquier pastelería francesa, pero concretamente en París destacan las elaboradas por la cadena pastelera más famosa del país, Ladurée, que posee varios establecimientos a lo largo y ancho de la ciudad.

También tienen mucha fama los macarons de Pierre Hermé, pastelería situada en la Rue Bonaparte, con algunos sabores de lo más exóticos, como fruta de la pasión o trufas blancas con avellana.

postres franceses : macarons

FOTO :  Macarons de la tradicional Maison Ladurée en París / @ Instagram Maison Ladurée

Deliciosas Crêpes

Delicias conocidas en el mundo entero; son masas redondeadas de harina de trigo con relleno de diferentes sabores, tanto salados como dulces. Una vez elaboradas, se doblan en forma triangular para acompañarlas con chocolate, fresas, nata, etc. Vamos, como las filloas gallegas o los frixuelos asturianos y cántabros. Irresistibles.

Tan romántico como un Soufflé

El soufflé no es solo un postre francés, también puedes tomarlo, si lo deseas,