linkedin
Booking.com

Saint Barth es un paraíso escondido dentro de otro edén más grande que es el Caribe. La isla es muy exclusiva y con tarifas imposibles para el ciudadano medio, pero su mayor riqueza son los espacios naturales que encontrarás entre sus piedras volcánicas. Descubre aquí algunas ideas de cómo disfrutar de Saint Barth en unas vacaciones extraordinarias. 

Glòria Vallès

Desde un precioso apartamento con vistas al puerto de Gustavia, capital de Saint Barth, he podido descubrir palmo a palmo las joyas de este enclave francés de ultramar. Saint-Barthélemy, como se llama en francés, es un destino único de naturaleza, exclusividad y atardeceres impresionantes ubicado a 175 km del archipiélago de Guadalupe. Si bien fue la única isla del Caribe colonizada durante largo tiempo por Suecia (casi cien años), toda su gastronomía, historia y cultura están ligadas a Francia. 

En un viaje por esta isla cuyo nombre rinde homenaje al hermano de Cristóbal Colón, Bartolomé, puedes gozar principalmente de sus playas paradisíacas, una gastronomía deliciosa, vinos a precios carísimos y atardeceres extraordinarios. Si lo tuyo es el shopping y tu tarjeta de crédito no tiene límite, en Gustavia encontrarás las tiendas más exclusivas de las grandes marcas del lujo: Rolex, Cartier, Louis Vuitton, Dior, Hermès, Prada… así como numerosas boutique con marcas menos conocidas pero también a precios muy exclusivos como Pitusa, Alejandra Raw, Omnia o Tamara Comolli.

FOTO: Las vistas de la capital de Saint Barth son extraordinarias desde Fort Karl. Desde aquí se puede ver también Shell Beach y unos atardeceres impresionantes / @ Glòria Vallès

¿Dónde desayunar en Gustavia?

La Petite Colombe: lugar perfecto para degustar el auténtico brioche francés con un café con leche (el café es de calidad regular, todo hay que decirlo). 

Café Gloriette: si buscas un desayuno healthy, este es tu sitio. Açaí, smoothies, banana cake… La selección de tés también es muy buena.

Le Bar de l’Oubli: frente al puerto, este es un establecimiento un poco más «hippie» (en Gustavia no hay nada hippie, así que pongamos entre comillas mi definición). Quizás es mejor opción para cocktail que para desayunos, pero si quieres tu café (también regular) con vistas al mar, este es buen sitio.

FOTO: Shell Beach es la playa más cercana a Gustavia, ideal para nadar, descansar durante el día o disfrutar del cielo estrellado en la noche /  @ Glòria Vallès

Paseos y excursiones imperdibles 

Colombier: paraíso extraordinario y protegido, la mejor forma de visitarlo es en barco. Sus aguas turquesas y el verde imponente del bosque te dejarán sin palabras. No en vano, aquí construyó su casa el magnate Rockefeller cuando con su compra de terreno convirtió a Saint Barth en la isla del lujo que es hoy en día.

Gouverneur: a cinco minutos en coche de Gustavia se encuentra esta otra playa espectacular. Arena blanca, sin ninguna construcción alrededor y poco concurrida, su forma de U te da una visión completa de la playa desde cualquier lugar. Preciosa a cualquier hora del día.

Piscines Naturelles Grand Fond: es quizás la parte más agreste de la isla, hay que caminar sobre suelo volcánico hasta llegar a ellas. Una experiencia única, no te la pierdas si te encanta la Naturaleza en su estado más puro.

FOTO: Governeur es una de las playas más auténticas de Saint Barth. Sin servicios, sin edificaciones cerca, sin aglomeraciones… el destino perfecto si buscas tranquilidad en un día de playa / @ Glòria Vallès

Grand-Cul-de-Sac: la playa ideal para los amantes del snorkeling, es poco profunda, con aguas cristalinas y aquí podrás nadar con las tortugas y cientos de peces de colores con la tranquilidad de un mar en calma.

Saint-Jean, Saint-Bartélemy: más concurrida, en esta playa encontrarás los beach club más conocidos de la isla. Nikki Beach y Eden Rock ofrecen todos los servicios, y desde el mar podrás ver despegar y aterrizar jets privados a pocos metros de ti.

Shell Beach: la playa más cercana a Gustavia, es más pequeña y muy bonita. Un lugar único para ver las estrellas durante la noche.

Bonito Saint Barth

FOTO: En Bonito, déjate llevar por las recomendaciones del sumiller. Este maridaje dulce de postre de maracuyá con Les Zersilles de Domaine Patrick Baudouin, el único Grand Cru de Val de Loire, fue un regalo / @ Glòria Vallès

Dos restaurantes en Gustavia y uno en Saint Jean

Bonito Restaurant: aquí tienes que ir, sí o sí. Cocina internacional con grandes raíces francesas e influencia de la gastronomía peruana en una atmósfera de lo más casual-chic, con fantásticas vistas a Gustavia. La carta de vinos, mayoritariamente francesa, es sublime.

Zion: un establecimiento auténtico que no he podido disfrutar al máximo debido al toque de queda. Cocina exótica y sofisticada con raíces plenamente caribeñas, no te dejará indiferente.

Fish Corner: como su nombre indica, un pequeño establecimiento de pescados y marisco fresco. Más informal que los dos anteriores, es el restaurante donde podrás almorzar un ceviche y algunos platos sabrosos en un ambiente agradable e informal.

Bonito Saint Barth

FOTO: Tony y Nico se encargan de que la experiencia de los comensales en Bonito sea lo más personalizada posible / @ Diana Bauder

Booking.com

Los poco más de veinte kilómetros cuadrados que conforman Saint Barth y las aguas cristalinas que la rodean la convierten en una isla paradisíaca, así como en el destino escondido de muchas Celebrities.

Glòria Vallès

Hace poco más de dos años no sabía ni dónde estaba Saint Barth. Esta pequeña isla en las Antillas Francesas del Caribe es el destino elegido por muchas celebrities para escaparse del mundo y sumergirse en un entorno de paz y mucho lujo.

Una de mis mejores amigas decidió mudarse a este lugar recóndito del Caribe para dedicarse a su pasión, la arquitectura. Y así fue como busqué por primera vez la isla de Saint Barth en el mapa 🙂

“Saint Barth es una isla mágica sobre todo porque tiene la capacidad de hacerte abstraer de la realidad de maneras tan sencillas como contemplar el atardecer frente al mar, disfrutar de un cocktail y de buena restauración con gastronomía europea en pleno Caribe” me cuenta mi amiga Diana Bauder cuando le pregunto por su nueva vida en el paraiso.

Su descripción añade todavía más energía a mis ya ganas de visitarla.  “Su calidez no se siente sólo por el clima tropical que le acompaña, sino por lo natural y acogedora que se mantiene” nos cuenta Diana.

Fouquet's Saint Barth

FOTO : Preciosas vistas del muelle de Gustavia desde el Restaurant & Cocktail Bar Fouquet’s / @ Instagram de Fouquet’s Saint Barth

Booking.com

¿Dónde está Saint Barth?

Conocida como Saint Barthelemy en francés, la isla se encuentra a a 175 kilómetros al norte del archipiélago de Guadalupe y a 35 kilómetros de la isla vecina San Martín, que ya pertenece a las Antillas Holandesas, y a 240 kilómetros al este de Puerto Rico.

Era una isla tranquila y muy modesta hasta que en 1956 uno de los hijos del magnate Rockefeller compró varios terrenos allí. Desde entonces, el glamour no ha parado de expandirse.

El nombre de San Bartolomé se lo dio Cristóbal Colón en honor a su hermano menor cuando pisó este pequeño territorio caribeño en 1493. Esta isla volcánica del Caribe fue la única colonizada por los suecos entre 1785 y 1877, y de esa época viene el nombre de la capital, Gustavia (por el rey Gustavo III de Suecia). En 1877 la recuperaron los franceses previo pago de 80 mil francos.

El lujo caribeño de Saint Barth

Hoy en día encontramos aquí la tranquilidad y las playas de agua cristalina que esperamos del Caribe (16 en total), así como las olas precisas para el buen surf.

Pero también los servicios y la gastronomía propios de una isla próspera que se llena de gente rica y celebrities en busca de privacidad y del estilo francés más refinado para poder disfrutarlo en chanclas y bañador.

Yates de lujo y las mejores marcas de moda nunca faltan en la isla, que ha visto nacer incluso una marca de bañadores que expande su nombre por todo el mundo, MC2 Saint Barth.

Dos jóvenes emprendedores se inspiraron en la isla durante varios viajes y en 1994 dieron vida a esta firma de lujo que ha desarrollado ya una colección sin plástico, 100% reciclada, además de una línea de accesorios muy chic.

tortugas en Saint Barth

FOTOGRAFÍA : Las tortugas marinas son una especie protegida en Saint Barth y suman una gran belleza a la isla / @ Instagram de Saint Barth Tourisme

Dónde alojarse en Saint Barth

Hoteles y apartamentos de lujo no faltan en Saint Barth, si bien en Navidades y durante el invierno de Europa y Estados Unidos la ocupación puede ser elevada y los precios también.

Entre toda la oferta me ha gustado el hotel Christoph Saint Barth, de la cadena Eco Hotels & Resorts, que apoya el proyecto Artireef para restaurar el arrecife de Pointe Milou.

El hotel se encuentra en medio de un jardín tropical en Pointe Milou y tiene vistas espectaculares del mar del Caribe y las islas vecinas.

Si contamos con el presupuesto necesario, ¿qué más nos falta para querer viajar a Saint Barth?

No te pierdas otros hoteles de Eco Hotels & Resorts en  Costa Rica, Chile, y en otras islas del Caribe

Christopher Saint Barth

FOTOGRAFÍA : Fantástica piscina del hotel Christopher Saint Barth / @ Eco Hotels & Resorts

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar