linkedin

Accede a nuestro club de vinos digital

Cualquier aproximación a la historia de los vinos de Jerez nos devuelve una sorprendente historia, una anécdota de hace siglos y unas ganas irrefrenables de beber cada uno de los vinos que portan la contraetiqueta del Consejo Regulador más antiguo de España, fundado en 1933.

Por  Esther Ibañez 

Los vinos de Jerez son la joya del patrimonio vinícola español. Y lo son por tantos motivos que cada cierto tiempo, es conveniente repasarlos para tenerlos presentes.

El Vino de Jerez es Viajero

Probablemente fue el vino de Jerez el primero en dar la vuelta al mundo. Así puede afirmarse conociendo la lista de aprovisionamiento que hizo la expedición de Magallanes- Elcano cuando partió dispuesta a dar una vuelta completa al globo.

“En el caso de que les sobrara alguna gota”– aclaran divertidos los jerezanos- de los 417 odres (envase hecho con pellejos animales) y 254 toneles que embarcaron con él. Al parecer su presupuesto contemplaba más gasto en vinos de Jerez que en armas. Toda una declaración de principios.

Botín Pirata

Parece ser que los Vinos de Jerez se pusieron de moda en Londres a partir de 1587 cuando la flota del bucanero (y no por ello despojado de su título honorífico) Sir Francis Drake desembarcó en la ciudad del Támesis, después de haber saqueado Cádiz y Jerez, llevándose como botín 3.000 botas de vino.

El vino se introdujo en la Corte Real y también en las principales tabernas. Y fue Shakespeare en esa época, quizás embriagado por la disponibilidad de tan buen vino, cuando escribió estas líneas tan contundentes:

“ Si mil hijos tuviera, el primer principio humano que les enseñaría sería abjurar de toda bebida insípida y dedicarse al Jerez”

Tal era su admiración por el vino de Jerez aparece mencionado en varias de sus obras: “Ricardo III”, “Enrique VI” o “Las Noches de Epifanía”.

Vinos de Jerez Tio Pepe

Apellidos clásicos que llegan hasta hoy

Atraídos por la fama de los vinos jerezanos en el S.XVII y posteriores se establecen en la zona los primeros comerciantes procedentes de las Islas Británicas, como los Gordon o los Garvey. Más tarde llegarían los Williams, los Humbert o los Sandeman. Apellidos que todavía hoy dan nombre a las grandes bodegas del Marco.

Jerez está salpicado de históricas bodegas donde descansan sus famosos vinos resguardados del calor gaditano por su diseño y orientación, la mayoría de ellas son visitables y ofrecen interesantes programas enoturísticos. Jerez es probablemente uno de los polos de enoturismo más desarrollados y divertidos de visitar en España.

bodegas lustau vinos de jerez

Enología de los Vinos de Jerez

Se considera que la enología del vino de Jerez es una de las más evolucionadas del mundo, en el sentido de que partiendo únicamente de tres uvas blancas (Palomino fino, Pedro Ximénez y Moscatel) se consiguen numerosas tipologías de vinos con descriptores muy diferentes. Desde los finos a los olorosos, desde los amontillados a los cream. Secos, dulces y con distintas graduaciones: el abanico de vinos de Jerez es riquísimo.

Y es el instinto, la sabiduría y muchas veces la gran experiencia del maestro bodeguero la que conduce los vinos bases que llegan a las bodegas de crianza por uno u otro camino para convertirse en un tipo de vino u otro totalmente distintos entre sí.

Los vinos más jóvenes con la contraetiqueta del CRDO Jerez, tendrán al menos dos años de vida. Y a la par, algunos de los vinos más viejos que pueden beberse en todo el mundo son de Jerez, esto es posible gracias a su particular sistema de elaboración que permite un envejecimiento que en muchos casos tiene raíces centenarias, en las primeras soleras creadas por bodegas asentadas en el Marco de Jerez siglos atrás.

Y si bien el estudio de los sistemas de crianza de los vinos jerezanos no pueda resumirse fácilmente en unas líneas y merezca un texto aparte, es justo resaltar que es único, inimitable…como decíamos una joya de la enología.

Si quieres saber más sobre los Vinos de Jerez puedes leer nuestro artículo «Pedro Ballesteros MW enamora con los Vinos en Flor»

vendimia vinos de jerez

Manar dos Seixas 2016 es la expresión de la historia personal de David Seijas, ex-sumiller del restaurante El Bulli durante más de 12 años. Su madre era gallega y su apellido, Seijas o Seixas, significa paloma brava en portugués. Así, este vino blanco singular es una síntesis de la historia familiar de David Seijas y de su trayectoria en El Bulli.

Por Martí Escoda y Glòria Vallès

Hace relativamente poco tiempo y en pleno momento creativo, David Seijas voló a Galicia para dar vida a un vino blanco: Manar dos Seixas 2016. Con él hace brillar una de las variedades tradicionales de la región de la DO Ribeiro, la Treixadura.

Toda la expresión de esta variedad autóctona de Galicia se siente en Manar dos Seixas 2016, un vino relativamente tímido y delicado que representa la esencia de su terroir.

En nariz, los aromas cítricos como el limón verde y el pomelo surgen en primer momento, y llegan acompañados de notas de manzana verde, melocotón blanco y un suave olor a brioche y tostado gracias al trabajo de lías por el que ha pasado Manar dos Seixas 2016.

En boca, este vino gallego de Ribeiro expresa una acidez agradable que realza los aromas frescos de cítricos y fruta de hueso, y que se integra con un cuerpo de textura más untuosa. La sensación final de Manar dos Seixas 2016 es muy agradable y expresiva.

El gran potencial de la DO Ribeiro

La Denominación de Origen Ribeiro se ubica en Galicia, en el borde noroccidental de la provincia de Ourense y en las confluencias de los valles formados por los ríos Miño, Avia y Arnoia.

Elegí “DO Ribeiro porque es una de las regiones vinícolas con más potencial en España, y la variedad Treixadura tiene un perfil muy explosivo y aromático” nos comenta David Seijas.

Esta región está ubicada en el cuadrante sudeste de Galicia. Aquí se solía elaborar vino para exportar a Reino Unido e Italia durante los siglos XVI y XVII. Pero al desaparecer el comercio y con la posterior llegada de la filoxera en el S. XIX, los viñedos fueron abandonados o replantados con la variedad Palomino, debido a su gran potencial de rendimiento.

Actualmente un grupo de viticultores de la DO Ribeiro está volviendo a recuperar la tradición del vino usando las variedades autóctonas y tradicionales de la zona: Treixadura, Torrontés, Brancellao o Caiño Redonod para citar algunas.

Distinguida y armoniosa, la Treixadura es la uva blanca reina del viñedo del Ribeiro. Variedad de brotación y maduración tardía, y por lo tanto sensible a la altitud, su cultivo predomina en valles y laderas bien orientadas.

Dos vinos, un sueño: Manar dos Seixas y Roca del Crit

Manar dos Seixas 2016 forma parte del nuevo proyecto de David Seijas, Gallina de Piel Wines. Con él, recorren toda España para encontrar sabores excepcionales y crear vinos auténticos.

La firma ha presentado también Roca del Crit, vino tinto elaborado con 60% de garnacha de la DO Empordá.

Ambos vinos los encontraréis en Wineissocial.com

Si quieres saber más sobre David Seijas, puedes leer nuestro artículo «David Seijas deja El Bulli para nuevos proyectos»

Una cálida noche de primavera me dio la oportunidad de conocer al reconocido chef brasileño Alex Atala. Fue durante un cóctel ofrecido en su honor en el restaurante El Baqueano, ubicado en la capital argentina.

Por Diana Silva Franco

Alex Atala, después de una conversación muy animada que puso a prueba mi portugués y mis nervios de acero, accedió a contestar on the record algunas preguntas para WineStyle Travel. Con una espontaneidad inesperada y una risa muy contagiosa.

Cuando tienes que escoger un vino para tomar con amigos o en casa, ¿qué sueles escoger?

Para una ocasión así, la idea es agasajar a los amigos, así que escojo vinos fáciles de tomar y de preferencia orgánicos, naturales y, en lo posible, biodinámicos.

No podría decirte un nombre específico, me gustan muchos. Lo que ha pasado en las últimas décadas en la industria del vino es una explosión de productores y métodos. Incluso en vinos biodinámicos y naturales podemos encontrar grandes variaciones en los métodos.

No soy muy fan de las burbujas, pero sí varío entre blancos, rosados y tintos, depende mucho del horario. Si es una tarde de calor un rosado sin duda, si es para una comida más vegetal o quizás pescados, me quedaría con un blanco aunque me gustan los tintos que van con pecados también… Y si es un asado, ¡tinto!

¿Cómo elige un vino Alex Atala?

Es una mezcla del clima, la comida y la compañía. A nivel personal me inspira mucho el momento que estoy viviendo, pero a nivel profesional, la comida que hacemos todos los días en el restaurante tiene sabores nuevos, mucho carácter. Entonces siempre busco bebidas menos clásicas, o hasta vinos que algunos podrían caracterizar como defectuosos pero que me gustan por su carácter, por su tipicidad.

En D.O.M, cuando los comensales piden el maridaje con vinos, apuntamos a vinos menos comunes, distintos, muchas veces brasileños.

Hay un vino que vale la pena mencionar: Era dos ventos, um vinho laranja, que está prácticamente siempre en nuestro menú.

Ante la carta de vinos – y en la vida-; ¿arriesgas o te dejas llevar?

Me arriesgo más de lo que voy por lo seguro. Soy muy curioso, tanto con la comida como con los vinos.

Tienes una oportunidad: conquístala con un solo plato.

Tendría que cocinar cosas típicas de la región donde ella nació, que es el Cerrado brasileño. A excepción del pequi, que es una fruta que no le gusta, haría una comida regional a base de cerdo, farofa, feijão verde fresco, recién cosechado.

Y para beber, un vino rosado.

chef alex atala con la periodista diana silva
Foto: Diana Silva conoció a Alex Atala en la celebración de los 10 años de El Baqueano

¿Un destino inmediato? 3, 2, 1…. ¿Dónde eliges viajar?

Japón. Fui muchas veces y me gusta mucho. Japón tiene una cocina única. Al visitar, comer y trabajar en restaurantes de Japón, te das cuenta de que la manera en que construyen sabores y hacen las armonizaciones con sus bebidas, con sus vinos de ume -que no son exactamente vinos- o con el sake; tienen gran inteligencia.

Si lográramos traerlo a nuestro territorio sería un gran aprendizaje para todos nosotros.

Ponle música a un recuerdo de infancia (un recuerdo/una canción).

La música es parte de mi vida, así que es muy difícil escoger. Tuve una pasión juvenil por Elvis Presley, no me parece que sea la mejor música pero es muy nostálgico para mí.

También compositores instrumentales de jazz brasileños, como Egberto Gismonti. Siempre me gustó y me gustará el punk, pero con los años me fui abriendo a otros tipos de música y hoy escucho prácticamente todo.

Pero hay una canción de Gismonti que se llama Palhaço, que es la historia de la tristeza y la alegría del payaso, y tiene risas de niños. Tiene una alegría y una ingenuidad que me gusta mucho.

Tu menú soñado consistiría en… (primero, segundo y postre)

Comer me gusta tanto como cocinar. Los domingos me voy al mercado que queda cerca de mi casa y no escojo el menú, sino que el menú me escoge a mí.

Una de las mejores cosas de ser cocinero es encontrar un ingrediente que te invita a cocinar. Y no tienen por que ser cosas caras ni complicadas.

Por ejemplo, hoy llegué (a El Baqueano) y vi que recibieron estas anchoas. Fernando quería usarlas para entrada y yo decidí sumar un plato sorpresa para nuestro menú, porque me dieron ganas de cocinarlas.

chef alex atala y fernando rivarola
Foto: Alex Atala y Fernando Rivarola cocinando juntos / @ Diana Silva

¿Quieres viajar a Argentina? Contáctanos y te organizaremos el mejor viaje gastronómico a esta región: hola@winestyletravel.com 

Esta semana hablamos de cavas de larga crianza con Llopart porque cada vez queda menos para las fiestas navideñas. Es el momento de proveernos de los vinos que acompañarán las cenas y comidas familiares típicas de estas fechas. ¿Por qué deberíamos pensar en un cava de larga crianza? Te lo explicamos.

Redacción

Los espumosos, y no sólo los cavas de larga crianza, son los vinos propios para la celebración. Protagonizan los brindis y también son los vinos más versátiles para acompañar una comida de principio a fin.

Aperitivos, mariscos, pescados y carnes encontrarán grato maridaje con cavas, y la armonía será mucho más completa si la hacemos con cavas de larga crianza – reservas y grandes reservas – como los de Llopart.

No hay momento del año en el que el reencuentro con familiares y amigos alargue tanto las sobremesas: conversaciones en entornos cálidos cuando el invierno se ha encargado de acortar tanto los días. Una copa de un gran espumoso puede ser la mejor opción para estas charlas inacabables.