linkedin

De elemento figurativo a la era digital.

Por Rafa Moreno

 

De musa y fuente de inspiración a objeto cultural de per se. La relación entre las distintas expresiones artísticas y la cultura vinícola desde el s.XX a nuestros días se caracteriza por una transversalidad que tiene al vino como leit motif universal. Como objeto y sujeto.

 

Y es que, a modo de costuras, el vino perfila a pespuntes históricos a disciplinas tan dispares como presentes en nuestras vidas:

 

Artes gráficas, cine, teatro y TV; música y literatura; publicidad y así, un largo etcétera; han propiciado, de la mano de era digital, una nueva percepción y realidad de la representación del vino en el arte contemporáneo; tomando un relevo, popular y accesible, a los clásicos de la pintura y la partitura; de la dramaturgia y la poesía. De unos pocos, a toda la sociedad. Como siempre debió ser.

 


RESTA EN LA MANO (O EL RATÓN) DEL WINELOVER LA PERFECTA ELECCIÓN; SEPARAR EL GRANO DE LA PAJA, PARA DE ESTE MODO, CONSTRUIRSE UN DISCURSO PROPIO


 

Más popular que nunca; la cultura del vino se sirve de la convergencia tecnológica para extenderse y expresarse desde la autoría propia.

 

Así, son muchas las voces y plumas que hacen de la cultura y comunicación del vino su modus vivendi; una existencia entregada al vino y sus múltiples dimensiones. Testigos de una herencia y transmisores de un nuevo legado.

 

Tan es así, que resta en la mano (o el ratón) del winelover la perfecta elección; separar el grano de la paja, para de este modo, construirse un discurso propio y transferible a su círculo. Un nuevo boca-oreja que adquiere inmediatez y universalidad. Riqueza y conocimiento.

Del simbolismo tras la II GM, a la autoría: La etiqueta como lienzo

En ocasiones, lo azaroso y lo más terrible acaban deviniendo improbables aliados para construir desde la nada. Es lo intangible y hermoso del ser humano: El arte como respuesta. El vino como símbolo.

 

Así queda reflejado en el imaginario de las crónicas vinícolas desde que el barón Philippe de Rothschild decidiera celebrar el fin de la II GM con la inclusión de una ilustración ad hoc en la etiqueta de su vino mas célebre.

 

ETIQUETA DE VINO  ETIQUETA DE VINO

 

Desde entonces, artistas del calibre de Dalí, Masson, Picasso, Francis Bacon o Warhol han plasmado su arte en ellas.

 

Hoy, son muchas las bodegas que se sirven de la mano privilegiada de creadores universales para ilustrar sus etiquetas.

 

Un enriquecimiento mutuo que culmina y completa la experiencia del amante del vino con un bautismo y asertividad artística que, de buen seguro, dejará huella en su memoria organoléptica.

 

Cine y TV: a la caza del cliché

 

Sería una tarea hercúlea detallar sin omisiones la historia del vino en la gran pantalla. Pero si por algo se caracteriza el rol del vino en la ficción es por estereotipado y demodé.

 

Bodegueros ambiciosos, críticos repelentes, catadores de postín, malérrimos (descanse en paz Forges) con querencia al Chianti; celebraciones efusivas con Champagne….

 

Y así, una retahíla de clichés han llegado a caricaturizar al vino, convirtiéndolo en una mera característica de personaje apoyada por viejos tópicos que hoy ya no se sustentan.

 


LA COTIDIANEDAD DEL VINO HA LLEGADO A NUESTRAS VIDAS DE LA MANO DE MÚLTIPLES SITCOMS QUE PUEBLAN NUESTRAS PANTALLAS 


 

Porque la cotidianidad del vino ha llegado a nuestras vidas de la mano de las múltiples sitcoms que pueblan nuestras pantallas. Donde el vino representa un refugio hedonista; la afirmación del bienestar, la socialización genérica entre vecinos y amigos.

 

Sin duda, un gran y certero paso que acerca a nuestro objeto de deseo al gran público. Ello incluye a los jóvenes adultos, futuros responsables de la transmisión y amor del/por el vino que ven como sus queridos Hobbits cultivan la vid en la Comarca; o como en el Juego de Tronos de George R. R. Martin, las distintas regiones de su imaginario elaboran diferentes vinos:

 

“…Los tintos del Dominio y del Dorne cuyo vino fuerte es oscuro como la sangre y dulce como la venganza….”

De las fiestas de Vendimia a los festivales de Vino y Música

Desde que Baco es Baco (o Dionisos si se prefiere) las festividades con motivo del fin de la cosecha son un factor común en todas las civilizaciones. Momentos de celebración y agradecimiento a las deidades que se han sucedido a lo largo de la humanidad.

 

Hoy, quedan remanentes culturales en las principales regiones vinícolas. Festividades patronales que se hacen coincidir con el fin de la vendimia y que salpican el mapa del vino desde Chile hasta el Penedès.

 

Folclore inherente a las zonas que se han desarrollado por y para el vino; mezclando en su calendario con festividades propias, y que llegan a nuestros días en forma y fondo de un mezclum cultural que se sirve del vino como ingrediente transversal.

 

Festivales donde la música y el vino se funden en jornadas de arte y hedonismo bien entendido. Donde el vino se significa desde la raíz de cualquier civilización que se precie; donde se reivindica como alimento para la inspiración y el disfrute de nuestros sentidos.

 

Festivales como el Vi Jazz de Vilafranca, donde el primer fin de semana de cada mes de julio se dan cita las principales bodegas de la región y las principales voces del Jazz.

 

De la etiqueta a nuestros bolsillos

Internet y las diferentes plataformas que hacen de nuestras vidas un enorme vecindario se han convertido en un inesperado aliado para el mundo del vino y la gastronomía. Plataformas como Instagram han elevado a la categoría de influencers a gourmants con miles de seguidores que visten sus pantallas de las mejores etiquetas y gastronomía.

 

Una cercanía que hace inevitable el fomento de la curiosidad y que permite, a su vez, poner en contacto a los “hacedores” del milagro que es el vino con los paladares que aguardan la experiencia de un próximo descubrimiento.

 

Lo viejo y lo nuevo unido por la cultura del vino. Un ente irreductible y hermoso que se abre paso en nuestras vidas, adaptándose y convergiendo; asomándose a las ventanas de la vida que son nuestros dispositivos móviles y manera de entender la vida.

 

instragram winestyle

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar