linkedin

El verano ya está aquí y eso significa que probablemente tendrás un montón de reuniones con amigos y familiares. ¡Empieza esa época del año en la que por fin podremos disfrutar de postres y helados sin sentirnos culpables! ¿Que puede haber mejor que comer algo dulce y fresco, si encima está hecho por nosotros mismos?

Martina Basaure

A continuación vamos a refrescarnos con estos postres de verano sin gluten.

Desde un helado cremoso a una magdalena ligera y esponjosa… Hemos seleccionado todas estas recetas para satisfacer nuestro lado más dulce respetando las reglas sin gluten. 

Pero antes de comenzar con las recetas, hablemos más en profundidad sobre qué es y de qué se trata la repostería sin gluten. 

FOTO: @PEXEL

¿Qué significa una dieta sin gluten?

Una dieta sin gluten excluye obviamente cualquier alimento que contenga gluten. Se trata de una proteína que se encuentra en el trigo y en varios otros cereales, y en una dieta sin gluten hay que evitarla y comer frutas, verduras, carne y huevos, así como alimentos procesados sin gluten, como pan o pasta sin gluten.

Una dieta sin gluten es esencial para controlar los signos y síntomas de la enfermedad celíaca y otras afecciones médicas asociadas con el gluten. Aunque llevar una dieta sin gluten también se ha hecho popular entre las personas a las que no se les ha diagnosticado una afección médica relacionada con el gluten pero que cuidan su dieta. 

Los supuestos beneficios de la dieta por la que se ha hecho tan famosa son la mejora de la salud, la pérdida de peso y el aumento de energía, aunque se necesita más investigación acerca del tema.

FOTO: @PEXEL

¿Qué es la celiaquía y por qué es importante comer sin gluten?

La enfermedad celíaca es una afección en la que el gluten desencadena la actividad del sistema inmunitario que daña el revestimiento del intestino delgado. Con el tiempo, este daño impide la absorción de nutrientes de los alimentos: la enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune.

La sensibilidad al gluten no celíaca causa algunos signos y síntomas asociados con la enfermedad celíaca, como dolor abdominal, distensión abdominal, diarrea, estreñimiento, «cerebro confuso», sarpullido o dolor de cabeza, aunque no se produzca daño en los tejidos del intestino delgado.

La alergia al trigo, al igual que otras alergias alimentarias, es el resultado de que el sistema inmunitario confunde el gluten o alguna otra proteína que se encuentra en el trigo con un agente causante de enfermedades, como un virus o una bacteria. El sistema inmunitario crea un anticuerpo contra la proteína, lo que provoca una respuesta del sistema inmunitario que puede provocar congestión, dificultad para respirar y otros síntomas.

Alrededor del 1% de la población (1 de cada 100 personas) sufre de un trastorno autoinmune llamado enfermedad celíaca.

Pero ¿Qué es exactamente el gluten y cómo figura en las artes culinarias?

Gluten en el papel de la repostería

Sin el gluten, los productos horneados no mantendrían su forma, y ese es el motivo por el que la harina de trigo se usa para hornear. Cuando los glúteos del trigo se estiran a través del proceso de amasado o mezclado, forman pequeños bolsillos que luego pueden inflarse con los gases liberados por el agente de fermentación. Cuando estas bolsas de aire se inflan, la masa se expande o sube.

Y dado que el gluten es una proteína, se endurece cuando se calienta, al igual que la proteína en un huevo, se endurece cuando lo cocinamos. Este endurecimiento de las moléculas de gluten es lo que permite que el pan mantenga su forma y le da su textura firme.

Cuanto más se mezcla la masa o se amasa, más se desarrolla el gluten, y eso explica por qué mezclamos la masa para pasteles durante un tiempo más corto que para los panecillos franceses crujientes.

Interacción con la grasa

En la repostería, las grasas interfieren con el proceso de desarrollo del gluten, por ejemplo las galletas se desmoronan más que el pan porque tienen más grasa. Lo que sucede es que las moléculas de grasa se rodean y, literalmente, acortan las hebras de gluten para que no puedan estirarse tanto. De ahí es de donde obtenemos el nombre de «manteca vegetal», así como las galletas de mantequilla.

Gluten y Pastas

El gluten también es un componente clave en los alimentos que no se hornean, como la pasta. El gluten es lo que le da a la pasta su textura firme. Las harinas fuertes como las de trigo duro son buenas para hacer pasta debido a su alto contenido de gluten. La pasta hecha con harina baja en gluten sería demasiado blanda y blanda.

¿Es posible hornear sin gluten?

Si, es posible hornear sin gluten. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que para preparar un pan o bizcocho casero sin gluten no basta con sustituir la harina de trigo por otra harina sin gluten. Hornear sin gluten requiere de experiencia y técnica.

El gluten proporciona estructura y masticabilidad, pero también es la única forma de crear productos horneados ligeros y aireados. Eso es porque, sin gluten, el pan no sube. Por eso, si alguna vez has probado pan sin gluten, son más pesados ​​y densos. En realidad son solo grumos de almidón.

Eso no significa que los granos que tienen poco o nada de gluten no se usen para hornear. Es solo que necesitan un poco de ayuda, en forma de harina de trigo. El pan de centeno normalmente contiene más harina de trigo que harina de centeno. El maíz también carece de gluten, por lo que el pan de maíz está hecho con aproximadamente la mitad de harina de maíz y la mitad de harina de trigo.

También existen un montón de recetas que no tienen ni un solo tipo de harina con  gluten. 

Hemos recopilado algunas de nuestras recetas favoritas de postres de verano sin gluten para que las pruebes por ti mismo.

Hay algo en esta época cálida de verano, que te hace querer cocinar con ingredientes frescos. La fruta siempre ha sido una de nuestros ingredientes favoritos para la repostería, porque le aporta una nueva capa de sabores cuando se mezcla con especias y se hornea.

FOTO: @PEXEL

PAVLOVA CON FRUTOS ROJOS

¡Estamos muy emocionados de compartir esta receta de Pavlova! Es una de nuestras recetas favoritas.  Siéntete libre de usar cualquier fruta de temporada: puedes crear una versión tropical con mango fresco, ralladura de lima y coco, o fresas marinadas en vainilla con ralladura de naranja.

Lo ideal sería hornear el merengue por la tarde o noche, un día antes de la preparación, y luego dejarlo enfriar completamente en el horno durante la noche, listo para usar al día siguiente.  Se aconseja montar la pavlova una hora antes de servirla. Lo esencial es tener la nata batida, los frutos rojos lavados y picados, y las hojas de menta, ¡todo listo para comenzar con su preparación!

Una vez que la pavlova esté completamente montada, permanecerá unida y crujiente durante unas horas. Si la dejamos en la nevera ya preparada toda la noche, con la nata y la fruta encima, lo más probable es que se ablande. Lo mejor y más conveniente es montarla y añadir los ingredientes al merengue justo antes de servirla.

Ingredientes 

Merengue

  • 6 claras de huevo    
  • 1 ½ taza de azúcar 
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • 1 cucharadita de jugo de vainilla

Nata Montada

  • 200 g nata (refrigerada)
  • 50 g de mascarpone
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Toppings 

  • 100 g de fresas frescas (en rodajas)  
  • 100 g de arándanos frescos
  • 100 g de frambuesas frescas
  • 100 g de moras frescas
  • 1 manojo pequeño de menta fresca

Método

  • Precaliente el horno a 150 grados Celsius / 300 Fahrenheit (horno con ventilador).
  • Batir las claras de huevo a velocidad media en un tazón grande y limpio con una batidora de pie o batidoras manuales.
  • Batir las claras de huevo hasta que se formen picos suaves (2-3 minutos).
  • Agregue gradualmente el azúcar a las claras de huevo (batiendo todo el tiempo) agregando 1 cucharada a la vez, esperando 20-30 segundos entre cada adición.
  • Una vez que se haya incorporado todo el azúcar, bate la mezcla a velocidad media durante 6 minutos.
  • A continuación, agrega el jugo de limón o el vinagre y bate durante 3-4 minutos más.
  • La mezcla final de clara de huevo debe ser muy espesa y brillante. Cuando frotes la mezcla entre tus dedos, no debería haber grumos de azúcar. Si es así, bate la mezcla durante unos minutos más, para asegurarte que todo el azúcar esté disuelto.
  • Cubre una bandeja de horno grande, con papel para hornear.
  • Añade el merengue en un montículo grande en el centro de la bandeja.
  • Da forma redonda al merengue en la bandeja y extiende ligeramente con una espátula.
  • Usando la espátula alrededor del exterior del merengue, crea movimientos de barrido para crear un borde redondeado y alto.
  • Coloca la bandeja en el horno precalentado y baja la temperatura a 110 grados Celsius / 230 Fahrenheit (horno con ventilador).
  • Hornear durante 2 horas y 30 minutos.
  • Apaga el horno y deja el merengue en el horno con la puerta cerrada para que se enfríe por completo. Este paso es muy importante, no caigas en la tentación de quitar el merengue antes. Dejarlo durante la noche es una excelente manera de asegurarse de que se enfríe por completo. De lo contrario, 4-5 horas deberían ser suficientes.
  • Retira el merengue del horno una vez que esté frío.

Montaje

En un recipiente redondo añade la nata, el azúcar en polvo, la vainilla y el mascarpone. Comienza a batir hasta que se formen picos rígidos; Bate a velocidad baja a media, asegurando que la nata se mantenga suave y no se cuaje. Vierte la nata sobre el merengue y comienza a decorar con los frutos rojos y hojas de menta.  

FOTO: @PEXEL

PUDÍN DE CHÍA CON FRAMBUESA Y COCO 

Esta receta es realmente deliciosa y nutritiva. Es el postre o desayuno perfecto, súper rápido y fácil de preparar. Ideal para tener siempre uno en el la nevera para cuando te entren las ganas de algo fresco y sabroso.

Las frambuesas frescas, la ralladura de limón y el zumo crean una combinación perfecta y se complementan de una forma increíble con el pudín de chía dulce. Además, las semillas de chía son ricas en proteínas, antioxidantes y omega-3, así como en muchos otros nutrientes.

Ingredientes

Pudín de chía

  • 2 tazas de yogur de coco 
  • 118ml de agua
  • 85g de jarabe de arce puro
  • 1 cucharada de vainilla
  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 125g de frambuesas frescas
  • Ralladura de 1 limón 
  • Jugo de 1/2 limón

Toppings

  • 125 g de frambuesas frescas
  • Unas hojas de menta fresca
  • Más ralladura de lima fresca (opcional)

Método

  • En un recipiente mediano, mezcla los siguientes ingredientes: Yogur de coco, agua, jarabe de arce, vainilla y las semillas de chía.
  • Cubre el recipiente y colóquelo en el refrigerador para que cuaje durante la noche.
  • Cuando esté listo para servir, triture en otro recipiente pequeño 125g de frambuesas frescas, la ralladura de 1 limón y el jugo de 1⁄2 limón. Reservamos.
  • Comienza a servir el pudín de chía en los recipientes que usará para servir y cubre el pudín con el puré de frambuesas y lima, añade un puñado de frambuesas enteras frescas, un chorrito de jarabe de arce puro, un poco de ralladura de lima extra y hojas de menta fresca.
  • *El pudín de chía se mantendrá fresco y en perfecto estado en el refrigerador durante 5 días.

¡Disfrutad!

FOTO: @PEXEL

TARTA DE CHOCOLATE SIN HARINA

Un pastel de chocolate sin harina, deliciosamente rico y decadente. Es una de esas recetas clásicas de pastel de chocolate, a las que siempre puedes recurrir, con ingredientes que siempre tenemos a mano. Para un sabor delicioso y similar a la Nutella, prueba a cambiar la harina de almendras, por harina de avellanas. ¡Verás que diferencia!

Ingredientes 

  • 220 g de chocolate negro (picado en trozos grandes)
  • 200g de mantequilla (picada en trozos grandes)
  • 25g de cacao en polvo
  • 79ml de agua caliente
  • 200g de azúcar moreno
  • 4 huevos (separados)
  • 168 g de harina de almendras
  • 2 cucharadas (30ml) de licor de café o un chupito de espresso
  • 1 cucharada de extracto o pasta de vainilla
  • 1 cucharadita de sal

Método

  • Precalienta el horno a 180°C.
  • Engrasa y cubre con papel para hornear, un molde para pastel redondo desarmable de 23cm.
  • En una cazuela mediana, agregue el chocolate, la mantequilla, el cacao y el agua caliente. Revuelve a fuego lento hasta que se derrita y esté suave.
  • Retire la cazuela del fuego y agregue el azúcar moreno directamente a la mezcla de chocolate y revolvemos.
  • Seguido añade las yemas de huevo.
  • A continuación, agrega la harina de almendras, el licor de café, la vainilla y la sal, y revuelve para combinar.
  • Usando una batidora, bate las claras de huevo hasta que se formen picos rígidos.
  • Agrega la mitad de la mezcla de clara de huevo, en la mezcla de chocolate.
  • Incorpora las claras de huevo restantes.
  • Vierte la masa en el molde para pastel preparado.
  • Hornea a 180°C durante 40 minutos.
  • Saca el bizcocho del horno y déjalo enfriar antes de sacarlo del molde.
  • Lo puede servir tibio o a temperatura ambiente, con una pizca de sal marina y un poco de crema batida o helado de vainilla. También puedes servir la tarta fría de la nevera.

¡Disfrutad!

FOTO: @PEXEL

POLOS DE HELADO DE PLATANO CON CHOCOLATE NEGRO

Plátano, chocolate negro y nueces tostadas, ¡la combinación perfecta para un dulce helado! ¡Esta receta es increíblemente fácil de hacer! Simplemente mezcla los ingredientes, congela, espolvorea, congela de nuevo y tendrás un delicioso postre dulce perfecto para el verano.

 Estos ‘banana pops’ también serían los postres perfectos para tus reuniones de verano. No hace falta prepararlos en ese mismo día… Por lo que tendrás tus postres listos para las cenas, ¡sin estrés!

¡A disfrutar!

Ingredientes 

  • 4 plátanos maduros
  • 1 taza de yogur griego 
  • 2 cucharadas de jarabe de arce puro o miel de abeja
  • 1½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 90g de chocolate negro 
  • 60g de nueces tostadas (picadas)
  • 1 cucharadita de flor de sal (sal marina en escamas)

Método

  • Añade los plátanos, el yogur, el jarabe de arce  y la vainilla en una licuadora o procesador de alimentos y mezcla hasta que quede todo suave y bien integrado.
  • Vierte la mezcla en moldes para polos de helado y congela durante la noche.
  • Una vez que los polos estén congelados, estarán listos para agregar el chocolate.
  • Derrite el chocolate a fuego lento 
  • Deja el chocolate a un lado para que se enfríe un poco. 
  • Retira los polos de los moldes y colócalas en un trozo grande de papel para hornear.
  • Rocía el chocolate sobre las paletas y seguido espolvorea las nueces y la sal marina.
  • Vuelve a colocarlos en el congelador durante un par de horas, para que se asienten y estén listos para servir (se conservan perfectamente en el congelador durante dos/tres semanas).

FOTO: @PEXEL

MERMELADA DE FRAMBUESA CON CHÍA 

Hacer mermelada tradicional puede ser un proceso largo y generalmente requiere una gran cantidad de azúcar refinada. Esta receta mermelada de frambuesa con chía, en cambio, es saludable, muy fácil de hacer, sabe increíble y lo mejor de todo es que la puedes combinar con cualquier postre o pastel.  Esta mermelada se mantendrá perfecta en la nevera durante unas dos semanas.

¡Disfrutad!

Ingredientes 

  • 250g de frambuesas congeladas, descongeladas
  • 2 cucharadas de Sirope de Ágave
  • 3 cucharadas de miel o jarabe de arce
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 43g  de semillas de chía

Método

  • Agrega todos los ingredientes menos la chía en un procesador de alimentos y mezcla hasta que quede casi suave (aproximadamente 2 minutos).
  • Agrega la chía.
  • Vierte la mermelada en un frasco esterilizado y refrigera durante la noche. 
  • La mermelada estará más asentada y con un mejor sabor 2 semanas después de su preparación.

Compartir con vosotros estos deliciosos y fáciles postres de verano sin gluten ¡ha sido muy divertido! Tenemos muchas ganas de compartir con vosotros muchos más, a medida que entramos en estos meses cálidos de verano. Aunque estos postres sin gluten son excelentes en cualquier época del año, definitivamente aportan algo especial a las reuniones de verano.

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar