linkedin

El 20 de marzo es el Día Mundial de la Harina, entre otros varios días internacionales que se celebran en esta fecha. Por muy sorprendente que parezca, el Día Mundial de la Harina existe y tiene su sentido, ya que reconoce el trabajo de molineros, procesadores, panaderos y agricultores. Con el regreso del pan de calidad y la gran variedad de harinas que existen hoy en día, es lógico que se enaltezca el trabajo de todos los profesionales que hay detrás de este alimento indispensable. Os contamos sus particularidades.

Redacción

¿Te imaginas tu dieta sin harina? Es difícil pensar que no tuviéramos en nuestros platos del día a día una pasta, una pizza, pan, bocadillos, rebozados, pasteles, … Un sinfín de recetas se elaboran con harina, así que si lo pensamos un poco, contar con un Día Mundial de la Harina no es tan descabellado. Este alimento forma parte de la alimentación cotidiana de muchas familias.

La harina se puede obtener de distintos cereales, y de hecho en muchas panaderías ya podemos comprar panes elaborados con ellos, pero el más habitual es el trigo. El trigo es uno de los cereales que se produce en todo el mundo en grandes cantidades junto con el arroz y el maíz, y su grano se utiliza para hacer harina, sémola y también cerveza.

Dia Mundial de la Harina

FOTO: @ Pexels

¿Cuál es el origen del trigo?

El trigo procede de Mesopotamia (Siria, Jordania, Turquía e Irak) y desde allí se importó al Antiguo Egipto para cultivar sus semillas en el valle del Nilo. Las primeras formas de trigo recolectadas datan, según los arqueólogos e historiadores, de más de doce mil años.

Las primeras moliendas de trigo se hacían de forma rudimentaria durante el Neolítico, pero los romanos empezaron a usar molinos para moler las semillas de trigo y poder hacer pan con la harina. Desde entonces la harina de trigo ha formado parte de la historia alimentaria de Occidente.

FOTO: @ Pexels

¿Qué es la harina y cuántos tipos de harina existen?

La harina es el polvo que se obtiene de moler un cereal, que puede ser trigo o cualquier otro. La molienda se hace entre piedras de molino o ruedas de acero, antiguamente movidas por fuerza animal o por la propia fuerza del río o del viento.

Actualmente este proceso de molienda está totalmente mecanizado. Cuando se muele el trigo, se separa el salvado para hacerlo más digerible, pero es justamente en el salvado donde encotramos más cantidad de fibra.

Podemos obtener harina moliendo distintos cereales, por ejemplo:

  • Trigo
  • Espelta
  • Centeno
  • Cebada
  • Avena
  • Maíz
  • Arroz
  • Mandioca

 

Y también se pueden obtener harinas moliendo distintos alimentos como leguminosas, por ejemplo garbanzo, habas o soja, o frutos como las castañas. También existen harinas obtenidas de subproductos de la industria cárnica como pueden ser huesos.

Lo que tienen en común todas las harinas es el almidón, que gracias a sus componentes es en gran parte el responsable de las propiedades de la harina.

¿Por qué se puso de moda el pan elaborado con harina de espelta?

La harina de espelta se obtiene de un tipo de trigo que había quedado rezagado por tener un rendimiento bajo. Se recuperó y logró convertirse en tendencia porque tiene un bajo contenido en gluten, un alto contenido en fibra y sustancias antioxidantes.

Si quieres probar un pan de espelta, lo encontrarás en Veritas, Carrefour o Mercadona, y muy seguramente en la panadería que tienes cerca de tu casa.

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar