linkedin

El ritmo de vida actual nos lleva, en muchas ocasiones, a no poder (o no querer) pasar mucho tiempo en la cocina. Sobre todo si pensamos en celebraciones en las que el número de invitados supera los que a diario forman parte de la familia. Cocinar para muchos es difícil si no estamos acostumbrados. Perdemos las proporciones y las cocinas de nuestras casas no están preparadas para eventos de este tipo. Estas son algunas de las razones que ha llevado a que los catering como el de Mercè Solernou estén viviendo un momento dorado, sumado a la evolución en creatividad y producción que han demostrado las elaboraciones en los últimos años.

 

Por Lusia Ramos

Los colectivos y los momentos en que el público demanda el catering cada vez son más: reuniones de empresa o celebraciones familiares llevan ya muchos años siendo clientes fieles a este tipo de servicio. Últimamente se han ido añadiendo momentos familiares en los que hace unos años no se contemplaban esta opción, como las comidas navideñas, cumpleaños, despedidas de solteros o reuniones de antiguos alumnos, por nombrar algunas. Lo mejor de todo es que hoy las posibilidades que las empresas de catering ofrecen no exigen un mínimo de comensales y adaptan sus fórmulas a cualquier cliente.

La creciente demanda ha provocado que chefs y cocineros hasta ahora concentrados en los restaurantes hayan abierto una línea paralela de catering para que podamos disfrutar de sus elaboraciones en nuestra propia casa. Otros, como de Mercès Events, llevan desde sus inicios trabajando exclusivamente en el sector del catering de alta gastronomía.

Conversamos con Mercè Solernou para conocer cuáles son las principales razones por las que se está viviendo este auge. Su experiencia de casi medio siglo en el mundo del catering nos da una idea de como ha evolucionado este sector, cuáles han sido los cambios que más se han apreciado y cuáles son los que vendrán.

¿Cuáles son los grandes cambios que ha sufrido el sector del catering según Mercè Solernou?

Lo que más ha cambiado es la puesta en escena, la ambientación. La gastronomía ha cambiado paulatinamente, siempre en el mismo sentido: menos salsas y menos adornos para realzar el producto. Pero la puesta en escena ha sido lo que ha recibido los cambios más bruscos. Se han creado diversas empresas alrededor del mundo del catering para cubrir esta necesidad, como la de alquiler de ajuar para vestir mesas numerosas, de flores específicas para mesas o de lámparas para la iluminación.


“ANTES SE ILUMINABA PARA VER, AHORA SE HACE PARA DECORAR”


¿Cambian las preferencias de un año para otro?

Sin duda. El fenómeno de las redes sociales ha sido un motor para estos cambios. La “exhibición” de cualquier evento es rápida, enseguida se hace una foto y se publica de forma que la ve mucha gente. Así se pierde exclusividad, que es uno de los grandes objetivos de los clientes. Es cierto que todo está inventado, pero estas fotos también sirven de inspiración para dar ese toque de distinción. Siempre hay algo que se puede hacer.

Gastronómicamente, ¿Qué es lo más demandado por el cliente actual?

El primer objetivo desde la perspectiva gastronómica es que lo que la comida esté buena. Para Mercès Events ha sido siempre una premisa a cumplir, que creemos que hemos conseguido dada la fidelidad que observamos en nuestros clientes. Aún así, también en la gastronomía se aprecia cierta evolución que no solo afecta al sector del catering, sino al de la restauración en general. Los comensales cada vez tienen un paladar más exigente, más educado, de ahí que las elaboraciones más demandadas sean sencillas y gustosas, convirtiendo el evento en un momento de placer para todos los sentidos.


“ANTES LA COMIDA ERA UN ALIMENTO. AHORA ES UN PLACER AL QUE POCOS RENUNCIAN”


¿Cuáles cree que serán las tendencias para el 2018?

Si la pregunta me la hubieran hecho en Julio o Agosto hubiera hablado de una escena hippie, con muchos colores. Pero ahora, en Septiembre ya ha pasado de moda. Volviendo a hacer referencia a las redes sociales, cuando algo se ve mucho llega a saturar, y no debemos olvidar que nuestro cliente busca siempre que su evento sea diferente, exclusivo, único.

Desde el mundo del catering debemos adaptarnos y estar al día respecto a las nuevas tendencias, pero hoy esta responsabilidad podríamos decir que recae en nuevas figuras profesionales nacidas en el mundo de los eventos. Por ejemplo, decoradores o wedding planners. Ellos son quienes encargan de sugerir cómo debe ser un evento para no verse desfasado, para que siga las tendencias sin ser un cliché repetitivo.

¿Es imprescindible entonces unir decoración y catering?

Nosotros nos preocupamos en todo momento de estar pendientes de cuando llegan los primeros productos y de como elaborarlos para ponerlos en el plato.

Las nuevas figuras como los decoradores o los wedding planners realizan esta misma tarea con la moda y las tendencias eligiendo por ejemplo los colores o las telas que deben acompañar a un evento. Actualmente trabajamos codo con codo con ellos, formando un equipo.

La experiencia de Mercè Solernou y la pasión por su trabajo provoca que siga al pie del cañon con la misma ilusión y ganas de evolucionar que hace casi cincuenta años. Ese empuje es el que marca el ritmo de la superación diaria y adaptación a los nuevos tiempos.

¿La clave del éxito? “La base de cualquier gran plato siempre es trabajar con los mejores productos”.

Si quieres conocer nuestras propuestas de eventos para empresas y grupos, haz click aqui.

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar