subscribe
Lisboa

4 días en Lisboa (guía completa)

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Lisboa es una ciudad que nunca deja de sorprender. En esta guía de cuatro días, te invitamos a descubrir la capital portuguesa, desde su deliciosa gastronomía hasta su vida nocturna vibrante. ¡Sigue leyendo! ;-)

Céline Pireaux

Lisboa, con sus pasteis de nata irresistibles, sus azulejos coloridos que cuentan historias en cada esquina, sus icónicos tranvías amarillos que serpentean por calles empedradas y su música fado, es mucho más que una simple ciudad. La capital portuguesa es un caleidoscopio de tradición y modernidad, donde cada rincón revela la historia y la cultura que la definen.  

He visitado Lisboa en varias ocasiones, y aunque tengo la sensación de conocerla a fondo, es una ciudad que siempre guarda secretos por descubrir. Cada visita revela nuevos encantos y rincones que hacen que la experiencia sea siempre más emocionante.

¿Qué hacer durante cuatro días en Lisboa?
FOTO: @Wine Style Travel

Día 1: perderse en los barrios históricos y pintorescos 

Alfama y Mouraria

Inicia tu aventura en los laberínticos callejones de Alfama y Mouraria, dos barrios llenos de autenticidad. Explora las estrechas calles empedradas, descubre tiendas locales y sumérgete en la verdadera vida lisboeta.

Súmate a nuestra comunidad de foodies, winelovers y amantes de los viajes y ¡no te quedes sin inspiración!

En Alfama, te recomiendo el Chapitô à Mesa para almuerzo o cena, un restaurante acogedor y rústico con una terraza y vistas a la ciudad donde puedes disfrutar de la cocina portuguesa. Si te gusta lo dulce y estás buscando un buen lugar para pasteis de nata en la zona, ¡tienes que ir a Santo António! No olvides espolvorear un poco de canela por encima de tu pastel, y estarás listo/a para continuar explorando el barrio, de un Miradouro a otro.

Al pasear por las calles de Alfama, seguramente notarás fotos de los habitantes frente a algunas casas. Es una exposición al aire libre de la fotógrafa británica Camilla Watson: «Alma de Alfama«. Busca preservar las tradiciones y memorias del vecindario, fotografiando a unos de sus personajes más carismáticos, cuyas familias han vivido allí por generaciones. Estos residentes son estrellas locales; quizás tendrás suerte y los verás en la calle o asomados por sus ventanas. ;-)

¿Qué hacer durante cuatro días en Lisboa?
FOTO: «Alma de Alfama» / @Camillawatson.com

Sigue paseando por el barrio de Mouraria, cuna del fado, pasando por las Escadinhas de São Cristovão, donde encontrarás un graffiti que representa los elementos clave del fado, música tradicional portuguesa.

Espectáculo de fado en Barrio Alto

Hablando de fado, te invito a terminar tu día con broche de oro asistiendo a un espectáculo íntimo de fado en Tasca do Chico, un bar tradicional y acogedor ubicado en el Barrio Alto (en R. do Diário de Notícias 39). Te recomiendo comer en otro lugar e ir hacia las 22:30-23:00. Si encuentras las puertas cerradas, es porque están cantando, espera un poco ;-) Una vez dentro, pide una copa de vino tinto y disfruta del espectáculo. Silencio, nadie habla, solo una voz y una guitarra. ¡Sumérgete en esta atmósfera y disfruta!

¿Qué hacer durante cuatro días en Lisboa?
FOTO: Espectáculo de fado / @Wine Style Travel

Días 2 y 3: entre cultura y vida nocturna

Si eres fan del arte en todas sus formas, te propongo estas diferentes opciones para elegir, o realizar durante varios días según tus deseos y el tiempo del que dispongas en Lisboa.

Belém, el MAAT y los pasteis

Otra joya de Lisboa es Belém, fácilmente accesible con el tranvía E15. Además de la Torre de Belém y del Museo Nacional de Arqueología, aquí encontrarás el MAAT (Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología). Diseñado por la arquitecta británica Amanda Levete, su edificio es una obra de arte en sí mismo. Su estilo recuerda un poco a la Opera House de Oslo o de Sydney.

Parada obligatoria para los amantes del arte contemporáneo y la arquitectura en Lisboa, el MAAT alberga exposiciones temporales de arte contemporáneo, así como proyectos interdisciplinarios que exploran la relación entre el arte, la arquitectura y la tecnología. Ubicado junto al río Tajo, el museo ofrece vistas panorámicas de la ciudad y el puente 25 de Abril.

¿Qué hacer durante cuatro días en Lisboa?
FOTO: @Instagram de Maatmuseum

No puedes irte de Belém sin probar los legendarios pasteles de Belém en la famosa pastelería Pastéis de Belém, donde se elaboran siguiendo la receta original desde hace más de 100 años.

Después, puedes pasear tranquilamente por el Jardín Botánico Tropical, donde podrás admirar una gran variedad de especies vegetales. Solo ten en cuenta que si decides degustar los pasteis en el parque, podrías atraer la atención de pavos reales y patos. Sé de lo que hablo, ¡me siguieron por todo el parque! ;-)

Museo Calouste Gulbenkian

Otra opción es el Museo Calouste Gulbenkian, que ofrece entrada gratuita todos los domingos después de las 14:00 ;-). Allí podrás disfrutar de una colección privada que abarca pinturas, esculturas y artes decorativas, desde obras del antiguo Egipto hasta el Art Nouveau.

¿Qué hacer durante cuatro días en Lisboa?
FOTO: Museo Calouste Gulbenkian / @Wine Style Travel

LX Factory

Sin duda uno de los lugares más cools para visitar en Lisboa. Antaño un antiguo complejo industrial para textiles, LX Factory es ahora una aldea creativa y artística dentro de la ciudad, un enclave único donde la creatividad y la innovación convergen en un espacio industrial reinventado. Entre los antiguos almacenes, descubrirás cafés, tiendas bohemias, restaurantes con sabores internacionales y estudios de arte independientes.

Bairro Alto y más allá

Explora la vida nocturna en el Bairro Alto, conocido por sus numerosos bares y una atmósfera animada que no te decepcionará. Puedes empezar tomando unas cañas en el rooftop de Zé dos Bois gallery.

¿Con ganas de bailar? Tienes varias (¡muchas!) opciones. Y lo mejor es que en Lisboa todo está bastante cerca, así que puedes pasar la noche en varios lugares diferentes, saltando de bar en bar o de club en club. Te invito a empezar por A Capela. Decorado con cortinas rojas, espejos dorados y candelabros polvorientos, este lugar tiene una atmósfera única y cuenta con DJ que añaden ritmos y grooves electrónicos.

Termina tu noche en Lux Frágil, una de las discotecas más grandes de Lisboa. Situada frente a la Estación de ferrocarril de Santa Apolónia, ofrece eventos semanales, generalmente con música house, techno y disco. Puedes consultar su agenda en Instagram o Resident Advisor. ¡Disfruta de la noche lisboeta! ;-)

Lux Frágil
FOTO: Lux Frágil / @Wine Style Travel

Día 4: excursiones desde Lisboa

Si aún te queda algo de tiempo para visitar los alrededores de Lisboa, te recomiendo que te aventures a Cacilhas o pases un día en Sintra. Cacilhas es bastante fácil de acceder, pero para Sintra te sugiero que dediques un día entero para disfrutarlo al máximo.

Cacilhas y sus vistas impresionantes

De fácil acceso en ferry desde Cais do Sodré, Cacilhas es un lugar donde el pescado fresco es la estrella. Además, ofrece vistas panorámicas de Lisboa que te quitarán el aliento. Definitivamente, ¡vale la pena!

Te invito a probar el pescado del Ponto Final, que ofrece una vista increíble sobre el río Tajo y el Puente 25 de Abril. 

Pero no termina ahí. Después de comer, puedes seguir caminando hacia Quinta de Arealva, no solo para disfrutar del street art que cubre sus edificios en ruinas, sino también para deleitarte con la mejor puesta de sol de Lisboa, en mi opinión. ¡Siéntate en el césped y disfruta del espectáculo!

Restaurante Ponto Final
FOTO: Restaurante Ponto Final / @Wine Style Travel

Sintra y su atmósfera de cuento de hadas

Sintra, ubicada a solo unos kilómetros de Lisboa, es un lugar mágico que parece sacado de un cuento de hadas. Esta encantadora ciudad se caracteriza por sus palacios y jardines exuberantes.

Una vez en Sintra, te recomiendo dar un paseo por el centro histórico, donde encontrarás encantadoras calles empedradas, tiendas de artesanía y cafeterías. No dejes de probar los famosos travesseiros (dulces tradicionales rellenos de almendra y azúcar en polvo) o las queijadas (pequeñas tartas típicas de Sintra) de Casa Piriquita. Son una delicia y además te darán fuerza antes de empezar a explorar los palacios. ;-)

Después, dos visitas obligatorias: la Quinta da Regaleira y el Palacio da Pena. Clasificada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la Quinta da Regaleira es una joya arquitectónica construida a principios del siglo XX, con una mezcla de estilos que incluye influencias moriscas, góticas y manuelinas. Es un lugar fascinante para explorar, tanto por su belleza natural y sus extensos jardines como por su intrigante simbolismo. Por otro lado, el Palacio da Pena es una colorida obra maestra que parece sacada de un sueño. Puedes visitar el interior del palacio, que está decorado según los gustos de los reyes y reinas que vivieron allí.

Palacio da Pena
FOTO: Palacio da Pena / @Wine Style Travel

Lisboa ofrece una experiencia única que combina historia, cultura, arte, diversión y muchos, ¡muchos pasteles de nata! ;-) Espero que disfrutes al máximo de tu estancia en esta ciudad tan especial.

Y si quieres pasar más tiempo en Portugal explorando las Azores, ¡no te pierdes este resort de lujo! ;-)

subscribe

4 días en Lisboa (guía completa)

 
Booking.com

Canal whatsapp WST

¿Qué es el sotol? El licor que se parece al tequila

Torrelodones: Naturaleza, cultura y gastronomía a las puertas de Madrid

Viajando por el mundo… sin riesgos

Explora grandes vinos de Rioja en La Cata del Barrio de la Estación 2024

Recibe lo último de Wine Style Travel en tu buzón ¡suscríbete a nuestra newsletter!

¡Cada vez somos más!

Descubre nuevas ideas para viajar, disfrutar del vino y la gastronomía.