linkedin

Expresivos, intensos y por encima de todo respetuosos con el entorno. Así son los vinos de Qalidès, asociación que reúne a varias bodegas esenciales de la Denominación de Origen Penedès para defender el terroir. Son vinos de finca de 14 bodegas diferentes entrelazadas en una propia voz.

Por Rafa Moreno y Glòria Vallès

Familia, paisaje y una rica herencia cultural son los denominadores comunes de las bodegas que forman parte de la Denominación de Origen Penedès. Familia, porque muchas de estas bodegas pasan de padres a hijos en un acto de amor al presente y fe en el futuro. Paisaje, porque la montaña de Montserrat acaricia el cielo que vemos desde sus viñedos, y el mar Mediterráneo está muy cerca de algunos de ellos; y un legado cultural que hace del nuevo Penedès un mosaico de vides y perfiles enológicos tan dispares como atractivos.

La historia vitivinícola del Penedes tiene más de 2.700 años de vida. El vino ha sido desde siempre parte de su cultura e identidad. Recordemos aquel fantástico libro del gran escritor norteamericano Noah Gordon, La Bodega, que presentó entre los viñedos de esta región para rendir tributo a su pasado.

Si bien es en Languedoc, Francia, a finales del S.XIX, donde el protagonista de La Bodega conoce la pasión por la elaboración del vino, esta misma pasión es la que comparten los bodegueros, enólogos y propietarios de las bodegas de Qalidès en Penedès.

Noah Gordon ambientó la novela en la España de finales del siglo XIX y recreó en ella el “fascinante” mundo del vino que le hizo amar este país. Una “carta de amor” a España, a sus gentes, su cultura y sus vinos como el mismo Noah Gordon dijo.

La Bodega Noah Gordon
FOTO: "Noah Gordon me dedicó su libro La Bodega personalmente, después de tener la gran oportunidad 
de disfrutar de un almuerzo con él y su familia en Penedés, hace algunos años. Un autor al que he 
seguido desde hace muchísimos años y al que admiro". Glòria

El terroir hace la fuerza

Suelos con gran diversidad de climas gracias a la proximidad del litoral y a distintas altitudes, con viñedos que pueden estar en el nivel del mar o hasta 940 metros. Estas son las características orográficas del Penedès que hacen que las bodegas, con producciones similares, se unan para presentarse al mundo.

Classic Penedès y Qalidès son resultado de ello. La primera marca reúne los espumosos ecológicos de la región. Qalidès promueve vinos tranquilos ecológicos y es además una oda a la sostenibilidad. 

Qalidés existe porque en ella participan personas como Mireia Torres, Marcelo Desvalls, Joan Huguet y muchos bodegueros entusiastas y comprometidos, que están preocupados por la sostenibilidad del planeta. Quieren una viticultura sostenible, una tierra que respete su entorno, unos vinos que sean el espejo del alma de su región.

viñedos de Penedès
FOTO: Trabajos en el viñedo de Mas Candi /@ Mas Candi

Tintos clásicos, blancos frescos, y la Xarel·lo, que merece su propio espacio

Hemos catado varios vinos de Qalidés para comprender su esencia. Torres Mas La Plana 2013, Hisenda Miret de Parés Baltá 2015, Albet y Noya Reserva Martí 2009, Can Feixes Reserva Especial 2007, Turó de les Abelles 2015 de Finca Viladellops, Jean Leon Vinya La Scala 2011 (botella vestida por Javier Mariscal), y varios Xarel·lo que, como hemos dicho, merecen un artículo en si mismos.

Los vinos tintos visten de una heterogénea gama de variedades, símbolo de un Penedès cuya personalidad se perfila cara al mar y montaña; un jardín ampelográfico que alberga vides milenarias y autóctonas, del mismo modo que ha acogido a las variedades internacionales más celebradas.

Cabernet Sauvignon, Merlot, Garnacha… sujetas a crianzas clásicas y respetuosas en barricas de roble francés y americano, buscando la complejidad organoléptica sin enmascarar la expresión del terroir.

Todos ellos transmiten la esencia de su entorno y la intensidad y pasión con la que sus elaboradores trabajan los viñedos, para dar vida a estos “Vinos de Finca”; la expresión desnuda de una particular manera de entender la vida y el vino.

Los blancos, frescos y aromáticos, se elaboran a la par con variedades autóctonas como la Xarel.lo, y las rutilantes estrellas de las damas blancas, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Para muestra, este 100% Sauvignon Blanc de Gramona sobre el que ya hablamos la semana pasada.

Blancos frescos y elegantes, de clima cálido y corazones apasionados.

Ante tal expresión de compromiso y pasión sólo nos queda abrir una botella y brindar por todos ellos. Porque más de 2700 años de viticultura nos contemplan.

Un legado cultural que se significa desde lo atávico y que progresa de la mano de nuevos y jóvenes vignerons, conscientes de la importancia de un pasado y una herencia que cobra vida en cada nueva vendimia y que se expresa sincera y desnuda en nuestras copas.

Fotografías cedidas por Qalidès

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

vinos ecologicos en barrica
FOTO: Sala de barricas de Can Feixes /@ Can Feixes

PANEL DE CATA: MIQUEL ÀNGEL GARROTE, MANEL GUIRADO, ZOLTAN NAGY, GLÒRIA VALLÈS

Fecha de Cata: 12 Febrero 2018

Elegancia y frescura en este vino blanco de Gramona

Aquel joven despierto y enérgico. Así podríamos definir a este vino blanco de aspecto claro y brillante, el Savinat 2016 de Cavas Gramona. Un sauvignon blanc 100% ecológico de color limón con intensidad media.

De aroma puro, auténtico y llamativo. La primera sensación en nariz procede de los aromas primarios de fruta tropical: apetecibles mangos, lichis o piña. Aromas propios de un Sauvignon Blanc elaborado en el viejo mundo y en clima cálido, como lo es el de la región de Penedés, donde se encuentra Gramona. Agradables notas lácteas acompañan a la fruta procedentes del cuidado trabajo en lías y batonnage, que se ha realizado con el Savinat 2016.


BEBER UN SAVINAT 2016 ES RECIBIR UN SORBO REFRESCANTE DE FELICIDAD


Un vino seco juvenil; cuando llega a la boca su acidez baila entre las papilas gustativas. En conjunto, un vino con gran volumen en boca y elevada acidez, que mantiene su cuerpo elegante gracias a las lías y los suaves taninos de las barricas, de roble francés; barricas de 300 litros de tostado ligero en las que ha fermentado. Beberlo es recibir un sorbo refrescante de felicidad.

En conjunto estamos ante un vino muy bueno, con excelente armonía entre acidez y fruta, y un buen trabajo del viticultor con el varietal. Un Sauvignon Blanc que se ha ganado en un solo sorbo el respeto de todo los miembros del panel de cata. Sugerimos servirlo a una temperatura de entre 8º y 10º y acompañado de aperitivos, ensaladas, quesos frescos o una comida a base de atún o sushi.

Gramona: Una nueva filosofía en harmonía con la Tierra

Entregada a la agricultura biodinámica desde hace algunos años, Gramona elabora principalmente cavas basados en la variedad Xarel·lo. En sus tierras de las cuencas de los ríos Noia y Bitlles, cerca de Sant Sadurní d’Anoia, elaboran un espumoso digno de estar en la mesa de los mejores del mundo.

“Un mundo más verde es posible, aunque sanar el maltrato al que la tierra está siendo sometida no es fácil. El cambio está llegando, despacio y por zonas, pero es alentador” Leemos esta frase entre los artículos que Gramona publica en su Magazine y reforzamos aún más la percepción de que esta marca se preocupa de verdad por la sostenibilidad.

Agricultura biodinámica y trabajos de respeto al medioambiente en las distintas áreas de la producción de vinos y cavas sintetizan este compromiso. Una filosofía cada vez más imprescindible para hacer frente al cambio climático y garantizar la sostenibilidad futura.

Infanterrible en Qalidés

La marca Infanterrible reúne bajo su paraguas a vinos elaborados con variedades no autóctonas como el Savinat 2016 y otros que hemos catado anteriormente: Pino Te Amo, Bru, Mart i Mas Escorpí entre otros.


QALIDÉS PROMUEVE EL CULTIVO ECOLÓGICO DE CALIDAD


Vinos de variedades foráneas plantadas en la finca, y que suelen crearse a pesar de tendencias, a contracorriente, y que, a veces, consiguen crearlas.

Con esta línea de vinos, Gramona forma parte de Qalidés, asociación de bodegas de la DO Penedés que trabajan con un objetivo común: promover el cultivo ecológico de calidad, la protección del entorno y dar a conocer los vinos así como las experiencias de enoturismo que se pueden disfrutar en sus bodegas.

Vinos de finca que representan una filosofía y un estilo de vida. El Winestyle en su experiencia más pura 😉

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

savinat de gramona

Cavas Gramona: el sentir de la Naturaleza

Para alguien que ha crecido entre viñedos como yo, pensar en Gramona es inmediatamente pensar en Imperial. Y ha tenido que ser Julia Salsas, fundadora de las ConSentidas, quien me ha brindado la oportunidad de descubrir que Gramona es más que Imperial y Tres Lustros. Es biodinámica, naturaleza, un estilo de vida de sentir el tiempo y vivir en coherencia con el entorno.

Por Glòria Vallès

Si algo me enorgullece profundamente en mi carrera profesional es ver cómo, con un granito de arena que hemos ido poniendo cada uno de nosotros, hemos logrado construir un nuevo futuro para el mundo del vino y del cava gracias al turismo.

El vino ya no es aquello que compro en el supermercado o en la tienda gourmet, el vino es un producto que me acerca a la naturaleza, a la agricultura y a un estilo de vida que, si me apetece, puedo vivir aunque sea solamente por un día.

Y así ha sido esta experiencia en Gramona con las ConSentidas, el movimiento que ha creado Julia Salsas junto a otras colaboradoras y que ya mueve a más de 1,200 mujeres en España, para demostrar que efectivamente el mundo puede tener Sentido.

Lluís Prats, director comercial de Gramona, nos ha recibido con los brazos abiertos y las copas de cava bien frío a punto para el brindis. Un día en Gramona – en este caso 29 de Junio de 2017 – lleno de silencio, buenos vinos y ni una gota de Imperial.

Ni tampoco visita a la bodega con barricas, acero inoxidable y despalilladoras. ¡Gracias! Porque el turismo del vino es esto: vivir la experiencia, sentir el paisaje, inspirar el aroma, respirar la pureza. Y no aprender cómo se fermenta una uva… que también, pero eso ya lo podemos leer en Wikipedia.

director comercial gramona

La actividad transcurre en paz y silencio a pesar de contar con la participación de 30 mujeres con muchas ganas de hablar. Y es que la fuerza de la historia tiene magnetismo y nos hace escuchar mucho y hablar poco.


“RENUNCIÉ A UN TERCIO DE MIS BENEFICIOS PARA ASEGURARLE A MIS HIJOS QUE TENDRÁN VIÑEDO EN EL FUTURO”. XAVIER GRAMONA.


Paseamos por los viñedos de Gramona, cruzamos el establo de los caballos, pasamos frente a la depuradora de agua, y llegamos a una zona tranquila entre pinos y vides, con vistas a la mágica montaña de Montserrat.

Y allí, sin esfuerzo alguno, nos sentamos a meditar. A respirar el espacio y el tiempo. Eso que Gramona domina tan bien, el arte del tiempo, gracias a las cinco generaciones familiares que han ido traspasando la marca y los sueños de unos a otros.

Menos beneficio, más sostenibilidad

Gramona se encuentra en la región del Alt Penedés, a 30 km al sur de Barcelona. El clima es típicamente mediterráneo, de veranos calurosos y secos e inviernos moderados.

Sus suelos son básicamente franco–arcillosos y calcáreos, puntualmente de aluvión, junto al río Noia, y pizarrosos a medida que nos acercamos a Montserrat. Se caracterizan además por la presencia de têtes de poupées, aglomeraciones calcáreas de origen bacteriano, que mineralizan, refrescan y enriquecen el subsuelo y, por tanto, la vid.

Después de trabajar con técnicas tradicionales en el viñedo, y tras una reflexión profunda sobre cuál sería el futuro del viñedo en caso de seguir con las técnicas tradicionales, Gramona optó por el cultivo biodinámico.

“Renuncié a un tercio de mis beneficios para asegurarle a mis hijos que tendrán viñedo en el futuro” nos cuenta un Xavier Gramona pausado y reflexivo, quien se ha unido al grupo al final de la meditación para compartir su visión de la viticultura y la producción de espumosos.

meditación en gramona

La biodinámica ha implicado la recuperación e integración del universo que compone el entorno – la tierra, el reino vegetal, el reino animal, la influencia de los astros y el ser humano- en el viñedo.

“Nosotros no fuimos visionarios, hubo agricultores que nunca abandonaron el sistema más tradicional de viticultura, mientras que nosotros estábamos dentro de una rueda de enriquecimiento y de creación de marca”.


COMO OCURRE MUCHAS VECES EN LA VIDA, LOS CAMBIOS SURGEN DE LA DIFICULTAD: “LAS VIDES ESTABAN MUY DÉBILES, NO TENÍAN DEFENSAS”


Me sorprende y a la vez me encanta escuchar a alguien como Xavier Gramona hablar así de su nueva filosofía y enfoque de trabajo, futuro y respeto al medio ambiente. “El campo tenía que darnos lo que tenía que darnos”, sigue explicando, pero “hubo un accidente histórico, las sequías del año 1999, 2000 y 2001, que hicieron que nuestras vides estuvieran mucho más sensibles a las enfermedades”.

Como muchas veces en la vida, los cambios surgen de la dificultad: “Las vides estaban muy débiles, no tenían defensas” así que Gramona cambió su rumbo y empezó su nueva trayectoria a partir de la agricultura ecológica para más adelante abrazar la biodinámica.

“Hemos pasado unos años de un cierto sufrimiento, de admitir que los rendimientos son mucho más bajos y que dependes mucho más del clima, las cosechas son distintas y ya no hay la constancia de antes”. Escuchar a Xavier Gramona hablando de plantas felices nos transmite esperanza y felicidad, además de una sensación de plenitud gracias al aperitivo de quesos, jamón ibérico y pan rústico con aceite de oliva extra virgen que nos han servido al final de la actividad.

Sin duda una bodega a la que habrá que dar seguimiento y volver a visitar en unos meses.

Y antes de acabar, una recomendación para disfrutar de una copa de vino en silencio: PinoTeAmo, mi gran descubrimiento del día y un vino que sin duda me ha llegado al corazón. Un homenaje a las Pinot. Esta fue la primera variedad de uva que descubrí en la infancia, curioseando entre la colección de vinos de mi abuelo, y viendo cómo él sonreía cada vez que tenía un Pinot Noir de Nuits de Saint George en las manos.

vino pinot de Gramona

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar