subscribe
Albert Bosch

Albert Bosch: «Tengo prevista una expedición inédita en Groenlandia»

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Aventurero, deportista, inquieto… hay muchos adjetivos que podrían definir a Albert Bosch, y todos tienen que ver con el liderazgo. Entre muchas otras aventuras, el protagonista de hoy ha llegado donde la mayoría de mortales no iremos nunca: el Polo Sur. Con él hablamos de aventura, de fracasos, de la cumbre del Everest y por supuesto… de vinos.

Glòria Vallès

Albert Bosch ha cruzado la Antártida sin asistencia desde la costa hasta el Polo Sur, lo que representa avanzar 1.152 kilómetros prácticamente en solitario. También ha completado el proyecto ‘7 Summits’, con el que ha escalado la montaña más alta de cada continente, siendo el Everest el ascenso final.

Pero las aventuras de Albert Bosch no terminan en la montaña: también ha participado en nueve Dakar. De ellos, dos fueron en moto y siete en coche, y en 2015 se convirtió en el primer piloto en la historia en participar en el Dakar con un 100% eléctrico. Es corredor habitual de Ultra Maratones, y ha participado en más de cien carreras o retos de diferentes disciplinas de deportes extremos.

Él no lo sabía, pero hace años que sigo sus aventuras como he seguido también las de otros deportistas y aventureros que se atreven a escalar a las cumbres más atrevidas – Instagram es un gran aliado en nuestros días –. Porque si nuestras limitaciones no nos permiten llegar a lo más alto, siempre podemos ver la cumbre a través de los ojos de quien la corona y vivir la emoción a través de sus relatos.

Súmate a nuestra comunidad de foodies, winelovers y amantes de los viajes y ¡no te quedes sin inspiración!

¿Qué hace que alguien, incluido Albert Bosch, quiera subir al Everest?

Muchísimos motivos. Desde los puramente deportivos para un apasionado de la montaña, hasta la motivación de explorar nuevos territorios y límites personales. O buscar sentir la emoción de estar en lo más alto del Planeta que un humano puede llegar. 

En mi caso confluían todos ellos, incluido el querer finalizar  ‘7 Summits’, que me llevó a lugares absolutamente increíbles de la Tierra.

TripAdvisor

¿El alpinista, nace o se hace?

Creo que un alpinista se va haciendo.  En función de su entorno, de su evolución personal, de las cosas que va experimentando en la montaña y, al final, de una conexión auténtica con la naturaleza y la ambición de realizar retos especiales en ella.

Aventura y liderazgo: la vida extrema de Albert Bosch
FOTO: Albert Bosch

¿Qué sientes cuando estás en la cumbre?

En la cumbre del Everest se combinan distintos sentimientos.  Lógicamente, el dominante es el de satisfacción y placer por un gran objetivo conseguido: alcanzar la cima del mundo. 

¿Hay miedo al descenso?

Siempre hay nervios, mucho respeto, e incluso miedo al descenso; pues la montaña no se culmina hasta estar de nuevo seguro en el campo base, y muchísimos accidentes ocurren en la bajada.

¿Hay un antes y un después de tu ascenso al Everest?

Me inundó un profundo sentimiento de amor y responsabilidad hacia el Planeta.  Literalmente tenía toda la “Tierra” bajo mis pies, y sentí que mi conexión y compromiso con ella debía ser mucho más profundo. 

A partir de ese momento, la responsabilidad y la sostenibilidad son mi punto de partida en todo lo que hago.  He hecho muchos cambios en mi día a día, y también renunciado a cosas que hacía, pero que no estaban alineadas con esos valores. Por ejemplo, dejar de correr el Dakar o realizar otras actividades directamente contaminantes.

Sé que no se puede ser 100% sostenible y perfecto, pero mi compromiso es intentar aproximarme todo lo posible a ser parte de la solución.

¿Cruzar la Antártida sin asistencia era un reto contigo mismo? ¿Por qué decidiste aventurarte en algo tan atrevido y a la vez arriesgado?

Porque vivo auténticamente ese espíritu aventurero, y una aventura no es lo mismo que un deporte.  Para hacer aventuras, uno tiene que atreverse, estar dispuesto a asumir ciertos riesgos, retarse más allá de lo que es puramente un reto deportivo, y soñar con proyectos complejos, inciertos y apasionantes a la vez.  

Estuve en la Antártida la primera vez para escalar el Monte Vison, una de las montañas de mi proyecto ‘7 Summits’, y descubrí que allí podría tener una aventura fantástica y del máximo nivel.

¿Prefieres el frío de las montañas o la tensión del Dakar?

Uno siempre prefiere el tiempo contrario a dónde está sufriendo en ese momento (ríe). El frío extremo de las montañas o las zonas polares, y el calor extremo de los desiertos me gustan para vivir experiencias intensas y para sentir la fuerza extrema de la naturaleza.   

Dakar
FOTO: Albert Bosch

¿Algún clima más difícil que otros?

Lo más duro para mí son los lugares del planeta con humedad extrema, en zonas selváticas.

Una vez has pasado por todas estas aventuras… ¿logras vivir sin adrenalina? 

Siiiii… absolutamente.  Mi me encanta la vida intensa, pero también la tranquilidad.  Creo que ambas cosas son caras de una misma moneda que permite apreciar los contrastes de la vida. 

Lo importante es vivir la adrenalina de las aventuras con serenidad y la conciencia de la excepcionalidad que suponen; y vivir la tranquilidad con plenitud y ocupada en cosas también interesantes. 

Lo que no soporto es la vida aburrida o el entretenimiento artificial. Soy extremadamente ambicioso en la gestión del tiempo en mi vida, le doy la máxima calidad y conciencia posibles.

¿Es posible vivir el día a día – con sus obligaciones y rutinas – como si fuera una aventura?

Combinar ambas facetas es complicado. Una vida intensa y apasionante es fantástica, pero te pide mucho tiempo, energía y aceptación de la incertidumbre. Hay riesgo físico, económico, emocional… La mayoría de personas que llevan este tipo de vida acaban separados o con situaciones económicas y personales complicadas.

Yo no cambiaría mi vida por nada, pero todo tiene un precio. Una inmensa parte de la población viviría angustiada teniendo que hacer el difícil equilibrio entre una vida extrema y una vida diaria normal, con todas sus obligaciones.

Yo tengo la suerte de que me encanta la vida diaria, y no vivo la aventura para escapar de nada. Mi gran reto es crear valor económico con lo que hago.  Intento que mi estilo de vida sea también mi trabajo, así todo se conecta y se vive en global como si fuera una aventura.

Aventura y liderazgo: la vida extrema de Albert Bosch
FOTO: Albert Bosch

En tu blog hablas de entrenarse para tener una mente positiva. ¿Cómo se hace?

Tener una mente positiva no es ser un motivado y repetir mantras o citas facilonas que leemos en los libros o internet. Tampoco significa ser un optimista naïf o una persona superficial que solamente ve la parte bonita o positiva de la realidad.  Es tener un compromiso con una visión auténticamente positiva de la vida y del mundo, para incorporarla en nuestra mentalidad, pensamiento y acción de cada día.

Una mente positiva debe ser una mente realista, que ve lo bueno y lo malo de las situaciones, y confía al máximo en poder hacer lo mejor posible ante las mismas.  Se trata de entrar en un circulo positivo global, que no se resuelve con una acción o recomendación concreta a modo de fórmula mágica.

¿Nos puedes dar algunos tips?

  • Tener un propósito y valores claros y ponerlos en el centro.
  • Leer o escuchar cada día algo positivo.
  • Rodearse de personas con mentalidad positiva.
  • Activarse siempre hacia un nuevo hábito positivo o mejora personal importante.
  • Agradecer lo bueno que te pasa y tomarte en serio lo malo para entenderlo y rectificarlo.
  • Buscar momentos de desconexión y relax con uno mismo.

Desde hace años ofreces talleres de liderazgo para empresas basados en tu experiencia, ¿qué convierte a alguien en un buen líder?

Un buen líder se hace completando un circuito global que incluye la Visión, la estrategia, la comunicación, la acción y la responsabilidad. Esto último se refiere a tener en cuenta el impacto positivo o negativo que puede tener el hecho de perseguir unos determinados resultados, y buscar como minimizar o anular los negativos para tender solo a los positivos.

En resumen, un líder debe dominar la racionalidad, las emociones propias y de los demás, así como la confianza, que incluye reputación, credibilidad, valores y carisma.  

¿Todos podemos ser líderes?

Hay personas que tienen una mayor facilidad para el liderazgo, pero todas las personas pueden avanzar para ser buenos líderes si realmente se comprometen en aprender, incorporar y evolucionar constantemente en todos estos factores.

Aventura y liderazgo: la vida extrema de Albert Bosch
FOTO: Albert Bosch

¿Qué relación existe entre el éxito y el fracaso?

Son dos caras de una misma moneda.  Y sin esta moneda no puedes jugar la partida.

Todos pretendemos el éxito en nuestros proyectos, pero aceptar que podemos fracasar nos hace más fuertes, más rigurosos, más precavidos y más resilientes si al final algo sale mal.

Solo los que aceptan el fracaso se merecen el éxito, y solo ellos pueden tener la oportunidad de apuntar hacia él.

Súmate a nuestra comunidad de foodies, winelovers y amantes de los viajes y ¡no te quedes sin inspiración!

En tus aventuras quizás no tiene cabida el vino pero… ¿disfrutas del vino en algunos momentos de tu vida?

Durante las aventuras extremas difícilmente tenemos oportunidad de probar el vino.  Pero cuando hacemos travesías o actividades más deportivas, por etapas, y descansamos en algún lugar normalito, alguna copa de vino siempre entra bien. 

En mi vida diaria, me encanta el vino.  Siempre tomo vino en las ocasiones mínimamente especiales, y en algunas que sencillamente me apetece acompañar una comida con un buen vino.

¿Tienes algún vino favorito?

Soy muy fan de los vinos tintos del Priorat y el Montsant, y de los albariños para el vino blanco.

Aprecio perfectamente si un vino es lo suficientemente bueno, pero no tengo el nivel para apreciar y disfrutar vinos de precios muy elevados. 

Lo que si me ha encantado cuando he tenido alguna oportunidad de hacerlo, es una cata de vinos.  En eso sí que no me importa invertir un poco más de presupuesto, porque con un buen guía, uno puede disfrutar y descubrir dimensiones apasionantes de determinados vinos.

¿Cuál será tu próxima aventura?

Aventuras de nivel medio hago a menudo: de esquí, alpinismo, de bicicleta o de correr. Pero de aventuras gordas, tengo prevista una gran expedición polar inédita en Groenlandia el próximo mes de Julio. Estamos trabajando en ella desde hace meses, y ya está confirmada; y estoy súper emocionado.

subscribe

Albert Bosch: «Tengo prevista una expedición inédita en Groenlandia»

 
Booking.com

Enboca Gourmet

Top 5 destinos donde pasar tu Semana Santa (En España)

Valtravieso x Arlanza: urgencia por la naturaleza

4 días en Lisboa (guía completa)

¿Qué es el chocolate artesanal? Cómo se hace y beneficios

Recibe lo último de Wine Style Travel en tu buzón ¡suscríbete a nuestra newsletter!

¡Cada vez somos más!

Descubre nuevas ideas para viajar, disfrutar del vino y la gastronomía.