linkedin

De un tiempo a esta parte, las grandes marcas de la moda han dejado de dedicarse exclusivamente a todo aquello que nos podemos poner encima: zapatos, vestidos o sortijas, para adentrarse en otros campos como hoteles, bodegas o restaurantes.

Esther Ibañez

La cuidadísima imagen de las grandes marcas se plasma también en lámparas, sofás o cartas de vinos. Se recrean los mundos y escenarios que frecuentemente vemos en sus desfiles y se ofrece a sus distinguidos clientes una experiencia sensorial más allá de la compra de sus artículos. Veremos unos cuantos casos en las siguientes líneas.

Podemos comenzar con Bvlgari. El bisnieto del orfebre griego Sotirio Bulgari, fundador de la marca, es actualmente el propietario de la bodega toscana Podernuovo. Allí se practica la misma filosofía de atención al detalle que alzó a Bvlgari entre las grandes casas de joyería a nivel mundial.

Recordemos que esta cotizada marca fue adquirida por el emporio francés LVMH hace unos años. Pero volvamos a los Bvlgari bodegueros para contar que uno de sus vinos, elaborado con 100% Sangiovese, toma el nombre del mencionado Sotirio. Este y otros tres vinos más (Therra, Argirio y Nicoleo) se elaboran en una modernísima bodega que aprovecha la energía geotérmica, proyectada por el arquitecto Massimo Alvisi.

Varios hoteles de lujo portan también la enseña de Bvlgari  en Dubai, Bali o Milán y para ellos la bodega elabora un coupage especial que sólo puede disfrutarse en sus instalaciones. En pocos años, está previsto que Bvlgari inaugure nuevos hoteles en París, Tokyo y Moscú.

FOTO : Hotel de Bulgari en Dubai.

Grandes marcas : todo muy Gucci

Massimo Bottura es uno de los cocineros con mayor renombre en Italia. Con más de 25 años al frente del mítico Ostería Francescana de Módena, su última aventura culinaria corre a cargo de Gucci.

La Gucci Osteria da Massimo Bottura lleva poco más de un año atendiendo a quienes visitan el Palazo della Mercanzia de Florencia donde se ubica Gucci Garden.

Con la cocinera mexicana Karime López como lugarteniente de la cocina supervisada por Bottura, ofrecen una experiencia culinaria basada en clásicos italianos que ha logrado el aplauso de la crítica gastronómica. La estética de la marca se encuentra en todos los detalles: desde los uniformes de los camareros a la vistosa vajilla. Todo ello entre paredes de un verde ácido e intenso. Todo muy Gucci.

marcas : osteria gucci

FOTO : Osteria Gucci.

Marcas hay muchas, pero mujeres como ella, muy pocas : Chanel

Nos remontamos al siglo pasado para dar con un par de detalles que hablan de la relación entre Chanel y el mundo del vino. Se dice que Gabrielle (Coco) Chanel diseñó el mítico bolso 2.55 (que se refiere a la fecha de su creación, febrero de 1955, y que corresponde a la foto de portada de este post) con una cadena larga para colgar en el hombro, pensando que las mujeres que lo portasen pudieran disfrutar de una copa de Champagne sin dificultad añadida.

También existe una teoría que relaciona el logotipo de Chanel, las dos “C” engarzadas con la bodega situada en Niza llamada Château Cremat. Al parecer fue la propia Coco Chanel quien en una visita al château pensó en este logotipo viendo la forma que presentaban determinados nervios de una intrincada vidriera.

FOTO : Chateâu Cremat.

Milán y Londres. No podían faltar sus dos marcas emblema : Prada y Burberry.

Volvemos a Italia. Y en este caso añadimos un tercer ingrediente en la coctelera de grandes marcas y gastronomía: el cine. Los seguidores del director Wes Anderson tienen en Bar Luce de la Fondazione PRADA en Milán una cita ineludible.

En 2015 el realizador norteamericano llevaba la estética de sus películas a una cafetería cálida y acogedora, donde según sus propias palabras “le apetezca a uno visitar cinco días por semana”. Paneles de madera, mesas de formica y colores pastel nos devuelven a la estética de los años 60.

Y terminamos en Londres. En una bocacalle junto a Regents Street se sitúa Thomas Café, un restaurante donde dar buena cuenta de la gastronomía inglesa más refinada, desde langostas a puddings, pasando por ostras inglesas o salmón ahumado. En la carta de vinos, los florecientes espumosos ingleses tienen un lugar destacado. Y todo ello bajo la enseña de Burberry, una de las grandes marcas británicas.

marcas : burberry

Portadora con orgullo de uno de los grandes apellidos del vino en España, María José López de Heredia se considera Biznieta y con ello demuestra que lleva a todos sus antepasados en su mochila diaria.

Esther Ibáñez

Tenaz y autoexigente, María José López de Heredia es también conservadora de un importante legado histórico vinícola en todos los sentidos, incluso en el epistolar. Sería difícil trazar un somero mapa del vino español sin incluir sus Viña Tondonia.

 

Es una de las mujeres más relevantes en el sector del vino, pero ¿cómo es María José López de Heredia?

¡Uff, qué difícil!. Siempre he considerado que las definiciones son limitantes y el ser humano, cualquiera, es insondable. ¡Y es tan difícil conocerse a uno mismo! No me considero tan relevante. No soy brillante, soy hormiguita constante y trabajadora, a la antigua usanza.

En relación con el sector del vino soy una persona afortunada por haber tenido grandes ejemplos entre mis antepasados y también entre los que actualmente me rodean, que ama su trabajo y que lucha cada día por alcanzar templanza y felicidad en todo lo que me toca realizar.

Creo que soy romántica y apasionada, muy instintiva y a veces me gustaría ser más racional.

López de Heredia Viña Tondonia

¿Qué es lo que más le gusta hacer en la vida?

Aparte de lo que hago cada día, me gusta  leer, que también lo hago cada día. No solo sobre vino sino sobre cualquier cosa. No es solo un placer sino casi una necesidad.

¿Cómo diría que es su estilo de liderazgo al frente de López de Heredia? ¿Qué estrategias aplica para que funcionen los distintos equipos que componen la empresa?

Como dirigente me queda mucho por aprender y por conseguir. Soy Biznieta y, por lo tanto, conservadora en el sentido de “conservar”, preservar. No soy una directiva al uso. Pero en mi espíritu está muy profundamente el procurar hacer todo desde el corazón y la ética, especialmente en relación con las decisiones complicadas.

Con respecto a todo aquello que tiene que ver con las personas, que lo es casi todo en la vida, más con el ejemplo y nunca dejando de aprender de los demás. No soy buena enseñando pero sí rodeándome de personas que hacen las cosas mejor que yo y que son un activo para nuestra empresa y nuestro futuro.

Vivo con la idea de que todo se puede hacer mejor y me pongo a mí misma el listón alto ya que tuve buenos ejemplos por lo que soy exigente con los demás.

López de Heredia

FOTO : Crédito: ©Archivo RLdHVT-Placa para marcar cajas de madera, circa 1886

¿Cuál es el mayor reto/desafío al que se enfrenta una bodega centenaria como López de Heredia?

Algo tan simple y tan complejo como la supervivencia, manteniendo altos niveles de calidad en todo lo que hacemos: cultivo del viñedo, elaboración de vino y servicio y atención a nuestros favorecedores.

Somos algo más que Centenarios. En el 2027 cumpliremos 150 años si Dios quiere y eso implica adaptarnos a los tiempos, a la naturaleza, seguir siendo coherentes en un universo complejo y global donde cada vez parece ser más complicada la coherencia entre lo que se hace y el entorno. Pero en el fondo es el mismo reto de siempre.

Sobre sus vinos ¿Cuál es su predilecto? ¿Por qué?

Siempre pienso que lo mejor es enemigo de lo bueno. Me gustan muchos vinos y no sé explicar el porqué. Porque la afectividad creo que no se puede explicar. Soy muy bebedora y según el momento el predilecto sería uno u otro.

Aunque para responder a la pregunta, me gustan las burbujas, siempre las burbujas y no sé explicar el porqué.

¿Cuáles se consideran las mejores añadas de su López de Heredia?

Una vez más, lo mejor es enemigo de lo bueno. Según nuestro padre la mejor añada de nuestra Casa era la de 1947 pero para nuestro abuelo era la de 1934 y para mucha gente es la de 1964.

Cuando se tienen 142 años de historia ha habido bastantes buenas añadas: 1954, 1968, 1973, 1981, 2007 por poner una más reciente…pero la filosofía de nuestro bisabuelo y fundador era conseguir mantener una calidad alta estable año tras año y creo que ese reconocimiento es el que nos han dado nuestros consumidores fieles encontrando placer en añadas no reconocidas.

A veces la mejor añada es la que a uno le gusta porque la conjunción de los astros hacen de un momento y un vino una experiencia inolvidable.

 

¿Quieres conocer las bodegas históricas de Rioja? No te pierdas el post La milla de oro del vino de La Rioja: el barrio de la Estación de Haro

¿Cuál es el mayor tesoro de la bodega López de Heredia?

Nuestros fieles favorecedores. Escuché a Pedro Ballesteros decir que no hay buenos vinos sino buenos clientes.

¿Qué comentario han hecho de alguno de sus vinos que le haya gustado/ sorprendido o halagado? ¿Quién lo hizo?

¡Está bueno!

Muchos anónimos, con nombres y apellidos, a lo largo de la historia. Tengo en mente publicar las poesías y piropos de nuestros libros de visitas. Hay gente verdaderamente ingeniosa e inspirada.

 ¿Con qué bodega comparten historias o filosofías similares?

Sin duda con una bodega familiar de muchas generaciones de Sanlúcar de Barrameda: Hidalgo-La Gitana …por tantas cosas.

Descríbanos un momento perfecto y el vino que se estaría tomando.

El aperitivo o la puesta de sol, con una copa de Pastrana, frente a la desembocadura del Guadalquivir, con compañía.

 

¿Quieres conocer otras Mujeres del Vino? Sígue nuestra serie de entrevistas Mujeres y Liderazgo en el sector del vino

María José López de Heredia

FOTO DE PORTADA : ©Archivo RLdHVT-Retrato María José López de Heredia-Fotografía Imanol Legross.

Rut Cotroneo, una de las sumilleres españolas más internacionales, nos cuenta su experiencia en algunos de los más reputados restaurantes del mundo, como Mirazur, el “Tres Estrellas Michelin” recientemente nombrado Mejor Restaurante del Mundo 2019 por la Guía 50 Best.

Esther Ibáñez

Rut Cotroneo recibió el Premio Nacional de Gastronomía en 2005 y dos años más tarde el que otorga Madrid Fusión al mejor sumiller. Actualmente trabaja asesorando restaurantes, cata para la revista Decanter y es jurado de distintos concursos de vinos. Además, vuelve a mudarse a París, una ciudad que conoce muy bien y sobre la que nos da algunas pistas.

En los últimos años has trabajado en distintos restaurantes con estrella Michelin ¿Qué destacarías de cada uno de ellos?

De Mugaritz me quedo con los valores personales que te enseñan. En The Fat Duck, aprendí que el sacrificio y el esfuerzo siempre tienen recompensa. En pocos restaurantes como Pur se pone a prueba la elegancia y profesionalidad del servicio del vino. Del Mirazur alabo su filosofía de trabajo en equipo, la dedicación de su personal y formación continua que recibes.

rut cotroneo en mirazur

¿Cómo es el trabajo de un sumiller en este tipo de establecimientos de alta gastronomía?

Duro y muy bonito a la vez. Supone muchas horas de trabajo antes y después de cada uno de los servicios: la mise-en-place tiene que ser perfecta, es un requisito fundamental para lograr la excelencia.

En tus trabajos has tenido que dirigir equipos ¿Cómo ejercías este liderazgo? ¿Qué técnicas o estrategias aplicabas para que el equipo funcionase?

Siempre dando ejemplo con mi trabajo y disposición. Enseñando mucho a mi equipo, hablando mucho tanto a nivel colectivo como individualmente con cada uno de sus miembros. Mostrándome siempre dispuesta a ayudar y a apoyar a mis compañeros tanto en lo personal como profesional.

Has trabajado en distintos restaurantes franceses ¿hay diferencias con los españoles?

Mucha. Sobre todo en la jerarquía, la seriedad y la formación.

Cuéntanos cómo fue trabajar en el que hoy es el mejor restaurante del mundo (según 50 Best Restaurants), Mirazur

Fue una experiencia muy completa, enriquecedora y divertida justo en mi mejor momento profesional. Pude poner en practica todo lo que había aprendido en muchos años de profesión. Fue un orgullo.

Mauro Colagreco es un luchador nato y un perfeccionista, estaba segura de que tarde o temprano tenían que llegarle todos los reconocimientos. No es fácil conseguir personal en un sitio tan apartado (y mucho menos fidelizarlo) pero poco a poco ha ido rodeándose de un gran equipo.

Mirazur está en un lugar privilegiado, con un microclima que permite que puedan cultivarse productos de casi todo el mundo en su huerta. Su cocina es de producto.

En cuanto a los vinos, se basa sobre todo en vinos franceses: Champagne, Borgoña y los vinos del sur de Francia. También ofrece vinos argentinos y algunos italianos.

¿Cómo se lleva la maternidad siendo sumiller?

Verdaderamente es súper complicado, no tienes tiempo para nada. Pero como ya no trabajo mucho en el servicio de sala puedo compatibilizarlo con mi actual ocupación. La verdad es que es muy sacrificado.

Rut Cotroneo

Vives en Madrid ¿Dónde te gusta tomarte unos vinos, ¿dónde recomiendas ir de tapas y dónde eliges para disfrutar de un menú degustación?

De momento vivo en Madrid, pero… ¡próximamente voy a mudarme a Paris!.

En Madrid me encanta tomarme unos vinos en García de la Navarra, allí siempre tienen una fantástica relación calidad/precio, están atentos a novedades, sirven valores seguros y Luis ofrece excelentes recomendaciones.

Para disfrutar de un menú degustación escojo Cebo o El Invernadero de Rodrigo de la Calle. Me encanta la cocina de producto que no renuncia al sabor.

¿Y en París? ¿Qué recomendarías a una persona enamorada del vino y la gastronomía en la capital francesa?

¡Que vaya con dinero ahorrado! París es maravillosa pero no es barata.

Por ejemplo, visitar algún “Tres Estrellas Michelin”, como L´Astrance o perderse por la infinidad de nuevos bares y bistrots de los quartiers X y XI. O tomarse un cocktail en los quartiers V y VI. Otro plan es hacerse con un par de buenos quesos de la tienda Quatrehomme, una botella de rosado y montarse un picnic en alguno de los puentes del Sena como si fuese un auténtico parisino.

¿Nos puedes recomendar una bodega para hacer enoturismo en España? ¿Y en Francia?

En España recomiendo Ruiz Clavijo en Rioja o Viña Mein en Galicia. En Francia, mi preferida es Domaine des Peyre en la Provenza.

Descríbenos un momento perfecto y el vino que te estarías tomando.

Enfrente del mar o delante de una chimenea con mi marido…sin niños, tomando un magnum de champagne o un Borgoña tinto.

 

¿Quieres conocer otras Mujeres del Vino? Sígue nuestra serie de entrevistas Mujeres y Liderazgo en el sector del vino

Rut Cotroneo

FOTO: @ Decanter / Foto de perfil de Rut Cotroneo en la web de Decanter DWWA Judge Profile

Primum Familiae Vini celebrará el 16 de octubre en el restaurante con estrellas Michelin Le Bernardin de Nueva York, una cena de gala y una subasta en colaboración con Sotheby’s Wine, a favor de la campaña Share Our Strength No Kid Hungry.

Redacción

Son doce familias y todas tienen algo en común : gestionan las marcas más prestigiosas de vino y espumosos de Europa. Primum Familiae Vini (PFV) nació con el objetivo de salvaguardar la tradición, conservando el espíritu familiar y prosiguiendo la búsqueda de la excelencia.

Y en esta preocupación por los valores y la familia, todas estas familias han unido sus fuerzas para una causa común que tiene mucho que ver con su filosofía : ayudar en la lucha contra el hambre infantil en América.

Los principales representantes de Marchesi Antinori (Toscana), Baron Philippe de Rothschild (Burdeos), Joseph Drouhin (Borgoña), Domaine Clarence Dillon (Burdeos), Egon Muller Scharzhof (Mosel), Famille Hugel (Alsacia), Pol Roger (Champaña), Famille Perrin (Valle del Ródano), Symington Family Estates (Portugal), Tenuta San Guido (Toscana), Familia Torres (España) y Vega Sicilia (Ribera del Duero) estarán en octubre en Nueva York dispuestos a recaudar el máximo de fondos para luchar contra la pobreza y el hambre infantil apoyando la campaña No Kids Hungry de Share our Strenghts.

Estoy seguro de que esta cena será una de las cenas de maridaje más memorables y únicas del año a nivel mundial: cada uno de nosotros ha escogido personalmente un vino excepcional para la cena y otro para el lote que se subastará. Todos estos vinos significan algo especial para nuestras familias y estaremos encantados de compartir su historia con todas las personas que vengan a disfrutarlos con nosotros en Le Bernardin el 16 de octubre“, afirma el Presidente de Primum Familiae Vini Paul Symington, de Symington Family Estates.

Los vinos de la Primum Familiae Vini Gala

En la cena de gala se servirán vinos legendarios de estas grandes firmas, armonizados con la cocina elegante del Chef Eric Ripert de Le Bernardin :

  • Hubert de Billy : 2008 Cuvée Sir Winston Churchill & 1985 Pol Roger Jeroboam
  • Frédéric Drouhin : 1992 Marquis de Laguiche Montrachet Grand Cru
  • Jean-Frédéric Hugel : 1976 Riesling Vendange Tardive
  • Priscilla Incisa della Rocchetta : 1998 Sassicaia
  • Robert de Luxembourg : 1989 Château Haut-Brion
  • Marc Perrin : 1989 Château de Beaucastel Hommage à Jacques Perrin
  • Philippe Sereys de Rothschild : 1986 Château Mouton Rothschild
  • Albiera Antinori : 1982 Tignanello
  • Miguel Torres : 1970 Mas La Plana 
  • Pablo Alvarez : 1953 Vega-Sicilia Único
  • Egon Müller : 1975 Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese
  • Paul Symington : 1970 Graham’s Vintage Port

Para quienes tienen posibilidades y no se quieren perder esta ocasión para contribuir a una causa solidaria, el ticket por persona son 5 000 dólares y los beneficios se destinarán a Share Our Strength, una organización sin ánimo de lucro que trabaja para poner fin al hambre infantil a través de la campaña No Kid Hungry.

Puedes saber más del Primum Familiae Gala en este link : https://events.nokidhungry.org/events/pfvdinner/ 

FOTO : @ Michaël Boudot. De Izquierda a Derecha, Frédéric Drouhin (Joseph Drouhin), Egon Müller (Scharzhof), Philippe Sereys de Rothschild (Baron Philippe de Rothschild – Château Mouton Rothschild), Prince Robert de Luxembourg (Domaine Clarence Dillon – Château Haut-Brion), Marc Perrin (Famille Perrin – Beaucastel, 2019/2020 President of PFV), Albiera Antinori (Marchesi Antinori), Hubert de Billy (Champagne Pol Roger), Priscilla Incisa della Rocchetta (Tenuta San Guido – Sassicaia), Pablo Alvarez (Tempos Vega Sicilia), Paul Symington (Symington Family Estates), Jean Frédéric Hugel (Famille Hugel) and Miguel Torres (Familia Torres).

Desde que se ha generalizado el uso de teléfonos inteligentes, todos andamos con un pequeño ordenador encima: respondemos emails, leemos la prensa digital, consultamos el tiempo, publicamos en nuestras redes sociales… y también disfrutamos de nuestra gran pasión: el vino.

Por Esther Ibañez

Las aplicaciones vinícolas que nos ponen a nuestra disposición los desarrolladores se han convertido en grandes aliadas en nuestras escapadas de enoturismo, nos parecen imprescindibles para archivar las catas de los vinos que vamos probando, facilitan la tarea de adquirir vinos en vinotecas virtuales o nos permiten dar rienda suelta a aficiones en torno al vino.

A continuación, enumeramos cinco aplicaciones para smartphone para winelovers. Todas están relacionadas con el vino y son distintas entre ellas pero muy acordes con las tendencias actuales:

vivino para winelovers

Cellar Tracker, un básico para winelovers

Los grandes coleccionistas de vino precisan herramientas como la siguiente para gestionar su bodega particular. Más de cien millones de botellas de vinos están en los archivos de los usuarios de la aplicación Cellar Tracker .

Desde su teléfono móvil llevan cómodamente el control de sus cavas y acceden a búsquedas tan interesantes como por ejemplo el “listado de los vinos que están en su mejor momento de consumo” o “botellas de la añada 2012 en mi bodega”.

Living Wine Lables

Explorando la realidad virtual desde cada botella de vino. Recogen una de las grandes tendencias que sacuden el mundo del vino y de la gastronomía. Si en este artículo publicado hace unas semanas en nuestro blog repasamos algunos de los grandes avances en cuanto a la realidad virtual en la gastronomía, la siguiente aplicación ejemplifica el camino que está siguiendo el vino.

La aplicación Living Wine Labels ofrece la posibilidad de leer las etiquetas de vinos y dejar que nos cuenten historias mediante realidad aumentada.

Con su instalación, podremos escuchar a 19 convictos relatando sus crímenes desde la etiqueta de una gama de vinos australianos o que las magníficas Josephine Baker o Celia Cruz nos hablen desde la etiqueta de un chardonnay de Napa Valley.

APP para winelovers

APP para colorear con vino

Colorear no sólo es para niños, en los últimos años se ha demostrado que colorear es una actividad muy relajante que ayuda a nuestra concentración y es pura tendencia.

¿Sabías que uno de los libros más vendidos en Amazon es un álbum para colorear destinado al público adulto? Se llama “El Jardín Secreto” de Joana Basford.

Grandes marcas como Yves Saint Laurent o la revista Vogue han lanzado álbumes para colorear con sus diseños: y el mundo del vino no iba a ser menos.

La aplicación Color of Wine creada por Julie Brosterman es una de ellas. En el caso de Wine de Progimax  personalizamos a nuestro gusto los colores de la copa de vino que vamos a bebernos virtualmente.

APP para winelovers

Las opiniones de los Winelovers en Vivino

Frente al reinado de los gurús del vino numerosas aplicaciones han apostado por la democratización de las opiniones sobre el vino.

La aplicación Vivino cuenta con casi 35 millones de usuarios compartiendo las valoraciones de los vinos que consume.

La comunidad de Vivino comparte públicamente sus notas de cata y puntuaciones de vinos con los que la aplicación realiza estadísticas que reflejan las valoraciones globales que despierta un vino en concreto.

Una herramienta excelente para realizar compras de vino basándonos en opiniones de usuarios.

Aplicaciones para viajar con el vino

Viajar al vino con el smartphone como guía. Muchas son las regiones vinícolas que han apostado por crear aplicaciones para descubrir sus rutas, vinos y bodegas.

Entre ellas está la aplicación Riojawine auspiciada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja que apuesta por fomentar el enoturismo en esta región.

La prestigiosa feria de turismo madrileña FITUR le concedió el premio a la mejor aplicación enoturística. En este vídeo de You Tube puedes ver alguna de sus posibilidades.

En el tintero se nos quedan aplicaciones para comprobar la temperatura óptima de servicio de un vino, guías de vinos firmadas por prestigiosos críticos, numerosos ecommerce de vino como Winesissocial o Bodeboca, diccionarios de términos enológicos o aplicaciones que nos ofrecen fondos de pantalla o wallpapers de temática vinícola. Un mundo de posibilidades para disfrutar del vino a golpe de click.

winelover en wine bar

Ya sea por motivos de salud, de bienestar o de estilo de vida, cada vez más personas toman la decisión de vivir una vida sin alcohol. Si bien estamos habituados a la cerveza sin alcohol, desconocemos los vinos desalcoholizados que podemos encontrar en el mercado.

Por Esther Ibañez

 

Una botella de vino sin alcohol se enfrenta, de entrada, a dos cuestiones habituales: ¿Es un vino? ¿Es un mosto? Y a las dos responde negativamente.

“El vino es, exclusivamente, la bebida resultante de la fermentación alcohólica, completa o parcial, de uvas frescas, estrujadas o no, o de mosto de uva. Su contenido en alcohol adquirido no puede ser inferior a 8,5% vol”. Así que según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) no podemos decir que el vino sin alcohol es vino.

Tampoco es un mosto, porque el vino sin alcohol no es un simple zumo de uvas. El vino sin alcohol es una elaboración en la que el mosto ha fermentado y posteriormente se ha retirado el alcohol que ha resultado de esta fermentación. Es decir, el vino nació siendo vino, y después ha sido desalcoholizado.

win vinos sin alcohol
PHOTO: Bodegas Familiares Matarromera elabora la marca Win, vinos sin alcohol

¿Cómo se desalcoholiza un vino?

El vino desalcoholizado parte de la elaboración habitual de vinos, y como única diferencia puede haberse escogido uva con un grado de maduración menor para iniciar la elaboración con mostos con menos potencial alcohólico (recordemos que la fruta más madura tiene más azúcar, y el nivel de azúcar es lo que determinará el grado de alcohol).

Para desalcoholizarlo existen varios métodos más o menos complejos que resumiremos así:

  • Mediante osmosis inversa, es decir, se separan todos los componentes del vino por distintos procedimientos de disolución e hidratación, y se vuelven a recomponer todos eliminando el etanol. La ventaja de este método es que se evita el calentamiento del vino.
  • Mediante columnas de conos rotantes que centrifugan el vino, separándolo en capas de líquido, mientras un vapor frío desplaza las sustancias volátiles. Se obtiene así una separación de componentes del vino que aísla el alcohol que ya no formará parte del producto final.
  • Mediante liofilización: el vino se congela y se introduce en una cámara de presión para que parte del agua y del alcohol se eliminen por sublimación (paso directo del estado sólido a gaseoso).

¿Por qué elegir vinos sin alcohol?

La cuestión es que su consumo está aumentando entroncando con la tendencia creciente de cuidado del cuerpo y la alimentación natural. Además, los consumidores buscan este tipo de bebida sin graduación (o muy baja) por distintas razones:

  • Por salud o prescripción médica en el caso de pacientes a los que se les ha aconsejado reducir su ingesta de alcohol mientras estén bajo tratamientos médicos o farmacológicos, por ejemplo.
  • Para poder conducir o manejar maquinaria.
  • Por distintas situaciones pasajeras en la mujer: embarazo o lactancia por ejemplo.
  • Para no embriagarse en los almuerzos de trabajo o con clientes en los que se quiere mantener el uso social del vino como acompañante de las comidas.
  • Por motivos religiosos. Algunos vinos desalcoholizados españoles han conseguido el certificado Halal que permite su consumo a los musulmanes, por ejemplo.

El mercado de vinos sin alcohol es mucho más maduro en países como Estados Unidos o Francia en cuanto a la aceptación por parte del consumidor.

En España, la consultora IWSR establecía que existe un margen de crecimiento muy alto, cifrado en un 36,8% hasta 2022. IWRS, especializada en análisis de mercados y tendencias de consumo de bebidas alcohólicas, se basa en una encuesta realizada en bares y restaurantes que arrojó la cifra que el 50% de ellos dispensaban bebidas con bajo alcohol (o sin alcohol) muchas de ellas disponiendo de cócteles elaborados con ellas.

vinos sin alcohol

¿Por qué la cerveza sin alcohol tiene una mayor presencia que el vino?

Mientras que el primer vino sin alcohol lo lanzó Bodegas Torres hace poco más de una década, la cerveza sin alcohol se introdujo hace más de 40 años en España. Hoy representa aproximadamente el 14% de toda la cerveza que se consume en el territorio.

Somos líderes mundiales en consumo y producción de cerveza sin alcohol, un tipo de cerveza que no ha triunfado en casi ningún otro país.

Las razones son principalmente dos: en España la cerveza se toma tradicionalmente mucho más fría que en otros países, por lo cual se nota menos la diferencia de sabor y de grado alcohólico.

La segunda razón es que el grado alcohólico de las cervezas más consumidas ha sido también mucho más bajo que el de marcas internacionales.

También se apunta a que la cerveza suele acompañar comidas o aperitivos en su consumo más frecuente, mientras que en otros países se suele consumir sola.

Pero el punto más crítico de los vinos sin alcohol frente a la cerveza sin alcohol, según apunta un certero estudio del Instituto de la Vid y el Vino de Castilla La Mancha, es que en la cerveza los compuestos del aroma se crean en su proceso de malteado, mientras que en el vino son productos de la fermentación alcohólica.

Así, desalcoholizar un vino con los sistemas que hemos mencionado puede tener impacto sensorial en parámetros como la acidez o la volatilidad de compuestos aromáticos mucho más perceptibles para el consumidor.

Por ello, los vinos sin alcohol suelen tener una recomendación de temperatura de consumo (tanto en blancos, tintos o rosados) mucho más bajas que sus equivalentes.

Se servirían idealmente en torno a los 4o -9o grados, es entonces, servidos fríos donde potenciarán sus cualidades más refrescantes. En definitiva, son una opción más a valorar en el mundo 0,0%.

Si eres de los que se ha pasado a la vida SIN, te recomendamos que sigas a la sumiller Meritxell Falgueras y leas su libro “Qué beber cuando no bebes”

Kalsarikannit, que se refiere a la costumbre de quedarse en casa en pijama, poner música, tomarse una copa de vino y leer un libro. ¡Desde luego suena a buen plan!

Por Esther Ibañez

Siempre es fascinante descubrir que en otro idioma existe una palabra que no tiene traducción en el nuestro. La mayor parte de las veces, estas palabras sin traducción se refieren a usos o costumbres que no se dan en nuestra latitud. Este es el caso.

Hoy nos ha llamado la atención una palabra finlandesa: kalsarikannit, que se refiere a la costumbre de quedarse en casa en pijama, poner música, tomarse una copa de vino y leer un libro. ¡Desde luego suena a buen plan!

Si uno averigua las horas en las que suele brillar el sol en Helsinki (sur de Finlandia) en todo el invierno se sorprenderá que pocas veces superan las 100 horas… El invierno de 2013, por ejemplo fue uno de los menos soleados: no pasaron de 50 horas de sol siendo los días nublados los abrumadoramente más frecuentes.

Está claro que quedarse en casa y practicar el kalsarikannit, es siempre una buena opción en estos lugares del mundo en los que reina el tiempo inestable.

En general, todos los países nórdicos observan esta costumbre más o menos ritual. En Dinamarca lo consideran dentro de las recomendaciones del Hygge, es decir la filosofía que propone encontrar la felicidad en pequeñas cosas.

Hogares cálidos, decorados para crear atmósferas confortables, iluminados con velas o con el fuego de una chimenea encendida son los elementos indispensables para crear nuestro momento de kalsarikannit. Y claro, una copa de vino.

En Winestyle Travel os sugerimos algunos elementos para que todo gire en torno al vino en esta recomendable costumbre invernal:

 

  • UN VINO: El vino es una elección muy personal: será el que más nos guste o apetezca. En caso de duda, podemos optar con el berciano PYJAMA, un monovarietal de mencía cuyo nombre le va como anillo al dedo a este momento.

 

  • UNA COPA: el tacto del cristal de las copas Riedel es único. Elegiremos esta u otra marca de copas de calidad para disfrutar de nuestro vino del mejor modo posible.

 

  • UNA VELA: si no disponemos de chimenea, podemos recrear el ambiente lumínico propicio con una vela. Como nosotros somos gente del vino, os proponemos una vela aromatizada con variedades de uva, como las que comercializa la bodega Verum. ¿Una vela chardonnay? Nos dicen que reproduce un aroma a crema dulce tostada, con matices cítricos y florales. También recuerda al chocolate en polvo.

 

  • UN LIBRO: En este tema vuelven a mandar los gustos del lector, incluso con la temática “vino” podemos haceros un puñado de recomendaciones: una novela –La Bodega, Noah Gordon, Editorial Roca-, un ensayo ¿Qué vino con este pato?, Ferrán Centelles, Editorial Planeta- , un cómic- Los Ignorantes, de Etienne Davodeau, Editorial Cúpula o un delicioso relato corto de Roald Dhal llamado La Cata, Editorial Nórdica.

 

  • UNOS CALCETINES. En esta sesión de kalsarikannit buscaremos la comodidad ante todo y unos buenos calcetines no pueden faltar en el frío invierno. Estos que hemos seleccionado en etsy.com son perfectos para winelovers y además aportan la nota simpática a la situación.

 

  • UNA PLAYLIST. La música adecuada para crear un ambiente todavía más acogedor. Escogemos una playlist con sabor vinícola que han elaborado en la bodega del Penedés Jean Leon para nosotros. Otra opción es confeccionarnos nuestra propia playlist incluyendo canciones como: Red Red Wine de Neil Diamond, Lilac Wine de Nina Simone o la sugerente Summer Wine de Nancy Sinatra. Esta última es perfecta para días desapacibles de invierno. ¡Con ella os deseamos un feliz kalsarikannit!
libro para Kalsarikannit

Los vinos argentinos son ideales para todo el año. Pero quedan catorce semanas para poner fin al 2018 y hay diez vinos argentinos que tienes que probar antes de que llegue el 31 de diciembre. Si eres un verdadero winelover, presta atención.

Por Diana Silva

Catorce semanas es tiempo más que suficiente para encontrar estos diez vinos argentinos, llevarlos a casa y disfrutarlos en pareja, con amigos o –mi plan favorito– en solitario, mientras escucho mi música favorita.

El panorama vitivinícola de Argentina no deja de sorprendernos: nuevas regiones aparecen en el mapa y sus nombres nos resultan cada vez más familiares. 

Los productores de vinos argentinos se animan a trabajar con uvas no tradicionales y a crear blends que ponen a prueba hasta a los paladares más curiosos.

Además, aunque el Malbec, el Cabernet Sauvignon, el Torrontés y el Chardonnay siguen siendo las apuestas seguras de las bodegas que quieren exportar vinos argentinos, los estilos se diversifican y nos ayudan a descubrir facetas inesperadas de estas cepas.

vino argentino de malvasia
Foto: Livverá Malvasía en su propio terroir / @ Escala Humana Vinos

Vinos argentinos que representan la vida local

Para aprovechar al máximo estas catorce semanas restantes de 2018, exploramos la oferta de vinos argentinos y escogimos diez vinos que representan el dinámico escenario local y permiten a nuestros sentidos entender por qué el vino es, más que una bebida, un estilo de vida.

1. Livverá Malvasía, Escala Humana Vinos:

El enólogo Germán Masera recuerda que se cruzó “con un racimo largo, parecido a un Torrontés pero con las bayas no tan gordas, en una pequeña parcela de una viña en El Zampal (Tupungato, Mendoza) que ahora va a cumplir 90 años”.

Germán estaba decidido a hacer un vino con perfume, acidez y estructura -ideal para gastronomía-, así que maceró en huevo de cemento con pieles durante 60 días y, después del prensado, lo tuvo en barrica durante 10 meses. El resultado son menos de 2000 botellas del primer y único Malvasía en el país.

2. Padma, Garnacha Rosé, Corazón del Sol:

Padma es el nombre de la flor nacional de la India, país de origen de Madaiah Revana, médico y propietario de la bodega.

Ee el enólogo Cristian Moor quien ha estado detrás del complejo proceso de elaboración de su hijo vínico, el vino argentino Padma, en el Valle de Uco.

Su aportación comienza con el trabajo diferenciado en el viñedo y llega hasta la presentación.“Decimos que nuestra uva Garnacha esperó a Corazón Del Sol para emerger en esta botella”. 

De este vino argentino rosado elaborado con la variedad garnacha existen solamente 1000 botellas y es ideal para maridar con risottos, pastas con salsas blancas, o mariscos.

vinos argentinos de garnacha
Foto: Uvas de garnacha con las que se elabora Padma / @ Corazón del Sol

3. Pedro Ximénez, Malajunta Wines:

¡Verano, verano, verano! Los vinos frescos, ligeros y frutales se imponen -aunque algunos tomamos blancos todo el año- y este ejemplar podría convertirse en el hit de la temporada

(para quienes nos leen desde España, recordar que en Argentina comienza el verano cuando en España comienza el invierno).

Una variedad poco frecuente en estas latitudes, que sin embargo ya cuenta con varios ejemplares locales excelentes, destaca en el portfolio del proyecto de dos amigos “malajunta” como su único blanco.

El enólogo Gabriel Donozo afirma que este vino, que en nariz promete ser dulce pero en boca ofrece una acidez bien marcada, “es el que define el carácter de Malajunta, una persona que parece ser de una forma pero que en realidad termina siendo de otra”.

4. Viognier, Vinyes Ocults:

“Es una uva tinta disfrazada de blanca porque tiene una piel muy gruesa, buena estructura y un gran potencial de envejecimiento entre los varietales blancos. Por eso la elegí”.

Tomás Stahringer buscaba sumar un blanco a su portfolio. Uno que representara el espíritu de su proyecto. Y lo encontró en Los Chacayes (Mendoza), una zona bastante hostil, con un suelo pobre, sin vegetación, muy expuesto a los vientos que bajan de la cordillera de Los Andes.

La cosecha se hizo temprana para conservar fruta y frescura y el producto final es un vino de 13,4 % de alcohol, de color bastante estable, buena acidez natural, estructura y mucha personalidad.

vino argentino de barroco
Foto: Botella de Corte de la Tierra Patagonia / @ Vinos Barroco



5. Alma Gemela White Field Blend, Onofri Wines:

Mariana Onofri es amante de los vinos blancos y cada año experimenta con uvas y zonas. Esta co-fermentación de Chardonnay, Marsanne y Roussanne, viene de Los Chacayes, Mendoza -una zona de climas templados y marcada amplitud térmica-, y nació como componente del blanco emblema del proyecto, Zenith Nadir.

Sin embargo, el resultado fue tan bueno que decidió lanzarlo como parte de su línea de Alma Gemela de tintos de Chacayes. “Nos enamoró y esperamos que los enamore a ustedes también”, dice Mariana.

6. Abras Torrontés, Karim Mussi Wines:

El nuevo desafío del reconocido winemaker Karim Mussi se encuentra en Cafayate, un desierto a 2000 msnm, que genera vinos con marcada identidad, elegantes, balanceados y con buena capacidad de envejecimiento.

Este vino blanco es, en sus palabras “muy moderno, muy amable, muy sexy, por cierto”, que si bien ha sido creado mirando hacia un mercado más internacional (quienes viajen en Qatar Airways podrán pedirlo a bordo), conserva la identidad del terroir.

Karim está seguro de que “pueden llegar a disfrutarlo quienes amen la buena comida, la buena música, el momento y el lugar donde están tomando ese vino”.

7. Criolla de Parral, Proyecto las Compuertas:

Pablo y Héctor Durigutti están muy orgullosos de este vino argentino. Fermentado en huevos de cemento con levaduras nativas, para conservar la expresión del varietal y su lugar de origen, y elaborado como tinto durante la primera mitad de la fermentación, ha sido descubado y terminado como un vino blanco.

Pablo recuerda que el dueño del viñedo, Don Danielle, preservó este parral de 1 hectárea que existe desde 1943 y con el que se elaboraba el vino que consumía el pueblo de Las Compuertas, “nos emocionó esta historia y nos propusimos recuperar ese viñedo y volver a elaborar ese vino, bajo el mismo concepto que lo hacían antes… Es un homenaje a ellos”.



8. Corte de la Tierra Patagonia, Vinos Barroco:

Esta colección Corte de la Tierra fue creada para permitirle al consumidor reconocer en cada vino la tipicidad de su región, a través del contraste de los sabores del terroir.

Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Cabernet Franc se mezclan en este vino que, según Roberto Romano, creador del proyecto, “tiene aromas a bosque del sur”. ¿Quién puede resistirse a descorchar, cerrar los ojos y viajar hasta la Patagonia por un rato?

9. Sombrero Malbec, Huentala Wines:

Este vino argentino elaborado con la variedad Malbec destaca entre otros por balancear su carácter frutado y expresivo, intensidad media y la redondez que le da su paso por barricas de roble durante 9 meses y la permanencia de al menos 6 meses en botella.

Después de degustarlo junto a invitados internacionales, llegamos a la conclusión de que es el que mejor representa la frase “el vino une”, porque es social.

Este vino argentino de Huentala Wines es el vino ideal para disfrutar con amigos y que todos queden más que complacidos con este ejemplar del nuevo estilo argentino.

10. Reserva Malbec, Avarizza:

Es un Malbec de Chacayes, Tunuyan, un viñedo a 1300 msnm que expresa la mineralidad, la rocosidad de la zona. Su paso por barricas francesas nuevas y usadas lo hace untuoso y redondo, pero su correcta acidez genera un final fresco en boca.

“Este fue nuestro primer vino tinto. Tuvimos que vender nuestra moto para poder pagar todo lo invertido, así que siempre decimos que nuestra cosecha de Reserva Malbec es nuestro sueño sobre ruedas” recuerda Agostina Astegiano, propietaria y enóloga de la bodega.

 

Después de leer esta lista, comprar el “vino de siempre” e ir a lo seguro puede ser una opción. Para nosotros, la alternativa es ir a ferias y vinotecas, escuchar a los que saben y probar, probar, probar. Tal vez no lleguemos a conocer todos los vinos argentinos, ¡pero el fin de año nos va a encontrar intentándolo!

Si quieres viajar a Argentina, no te pierdas los Diez Hoteles del Vino y la Gastronomía de Argentina

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

vinos de argentina wine folly
Foto: Mapa de las regiones del vino de Argentina / @ Wine Folly

Afrontamos la ola de calor del mes de agosto con un muy buen rosado: Can Sumoi La Rosa 2017. Vino natural elaborado en la nueva finca de Raventós y Blanc en la región de Penedés.

Por Glòria Vallès

Cata del vino rosado tranquilo “La Rosa” de Can Sumoi 2017. D.O. Penedés.

FECHA DE CATA: 1 de Agosto 2018 

Un vino rosado natural y fiel a su origen. Así es Can Sumoi La Rosa 2017. Hacía muchos días que quería catar esta nueva propuesta de la bodega Raventós y Blanc, y esperaba el momento oportuno. La ola de calor de inicios de agosto me ha dado el espacio.

En casa, con aire acondicionado, un ambiente tranquilo y toda mi atención para este vino natural que me ha llamado la atención por su imagen desde el primer momento: en una botella de 750 ml más amplia y más baja que una bordelesa o una borgoña habituales.


ESTE VINO NATURAL TIENE UNA ENTRADA LIGERA QUE ACARICIA EL PALADAR PARA DEJAR SENTIR SU PESO EN EL CENTRO DE LA BOCA


De color salmón de intensidad media, Can Sumoi La Rosa 2017 destaca por los aromas primarios, aromas suaves de flores silvestres y fruta fresca. Notas finales de rosa completan su expresión en nariz.

Su entrada en boca es ligera, este vino natural acaricia el paladar para dejar sentir su peso especialmente en el centro de la boca. De acidez fresca y muy agradable, su cuerpo es medio. Nuevamente encontramos en él los aromas primarios de flores y fruta madura.

El final es lo que más me gusta del Can Sumoi La Rosa 2017: largo y voluminoso. Nos deja un recuerdo elegante de una expresión pura y esencial.

Muy buen vino listo para consumir y a un precio más que asequible: 10’50 euros. Se elabora con uvas de las variedades sumoll, parellada y xarel·lo de vides plantadas a 600 metros de altitud. Variedades tradicionales del Penedés en su máxima expresión autóctona.

Pepe Raventós en Can Sumoi - vino natural
FOTO: Pepe Raventós. @ Can Sumoi / Raventós i Blanc

Alto y local: vinos naturales y auténticos

Viticultura antes que enología. Este es el mantra de Can Sumoi. Sus viñedos se encuentran en Sant Jaume dels Domenys i Pla de Manlleu, rodeados de la Serra del Montmell, la Serra del Home y el mar Mediterráneo.

Una finca aislada originaria del S. XVII y con una geología muy especial. Pepe Raventós va así en busca del origen, del territorio, y de aquello que vincula sus vinos con la comarca del Anoia, en Penedés.

finca can sumoi
FOTO: Finca de Can Sumoi, a 600 m de altura. @ Can Sumoi / Raventós i Blanc

¿Qué es un vino natural?

El vino natural busca reflejar fielmente su origen: la tierra donde nace. Para elaborarlo se lleva a cabo un cultivo respetuoso con el medio ambiente y el entorno, mediante por ejemplo agricultura ecológica, biodinámica o con métodos ancestrales.

En los vinos naturales, el viticultor cuida personalmente los viñedos y no compra uva ajena. Su filosofía de viñedo se traslada a la elaboración. Se priorizan las variedades locales y se evita el uso de productos como las levaduras comerciales o bacterias malolácticas.

En definitiva, el vino natural nacen de una filosofía de honestidad y respeto por la tierra y por el entorno.

Si quieres viajar a cualquier destino gastronómico del mundo, contacta con nosotros: hotel@winestyletravel

¿Cuál es el mejor maridaje? ¿Cómo puedo saber que estoy eligiendo bien el vino para la comida? ¿Qué vino tengo que servir con este plato? Estas son quizás las preguntas que más me han hecho a lo largo de mi carrera. Te cuento mis 5 secretos para saber maridar (para principiantes).

Por Glòria Vallès 

Si quieres ser un experto en maridajes, este artículo no es para ti. Te convendría más leer “Qué vino con este pato” del fantástico sumiller Ferran Centelles. Ferran sí es un especialista en maridajes 🙂 También deberías comprar “La cocina aromática” del gran experto en esta materia, François Chartier.

Pero si lo que buscas son algunas ideas básicas para principiantes, con las que por fin saber cómo puedes elegir el vino para la comida que vas a servir, este artículo lo he escrito para ti. En pocos minutos aprenderás las reglas básicas para quedar bien con tus invitados cuando eres tu quien elige el vino.


SI QUIERES SER UN EXPERTO EN MARIDAJES DEBERÍAS LEER A FERRAN CENTELLES Y A FRANÇOIS CHARTIER


El maridaje es una ciencia inexacta, en la que aspectos como la subjetividad de la percepción o el gusto personal tienen mucho que aportar.

Es difícil hablar del maridaje perfecto, la elección perfecta del vino para la comida, pero tampoco sería este mi objetivo. Lo que quiero es dar respuesta a todas esas personas que me preguntan ¿cómo puedo elegir el vino para la comida sin equivocarme?

Tienen poca o ninguna experiencia en el mundo del vino – y ninguna pretensión de convertirse en expertos –  y buscan respuestas fáciles para aplicar en el día a día, en casa o saliendo a cenar con los amigos.

Cada sumiller tiene su propuesta de maridaje perfecto. Por ejemplo puedes leer la idea de maridaje perfecto del sumiller Unai Mata en este post, o conocer nuestras sugerencias para acompañar los platos de pasta aquí.

A grandes rasgos, estos son mis 5 secretos (a voces) para elegir un vino para la comida

vino para la comida



1. La sal de la vida

Una comida preparada con un toque salado, en general es fácil de maridar. Los vinos se mostrarán menos astringentes, menos amargos y menos ácidos. Por el contrario, su cuerpo parecerá mayor.

Los platos en los que domina el gusto salado son por lo tanto de bajo riesgo. Si no queremos equivocarnos, vayamos por aquí 🙂

2. No sin mi ácido

Al vino le gustan las comidas ácidas. Si servimos un plato que tiene toques de acidez (un ceviche, por ejemplo), el vino en general reaccionará mostrándose con más cuerpo, más fruta y lo notaremos un poco más dulce.

Hay que tener en cuenta que si la comida es muy ácida, sentiremos una menor acidez en el vino, así que en estos casos quizás nos conviene servir un blanco de regiones frías, por ejemplo Alemania o Austria, que no contengan azúcar residual.

Nuevamente, la acidez del plato puede ser una gran aliada a la hora de elegir el vino.


LOS PLATOS EN LOS QUE DOMINAN LOS SABORES SALADO O ÁCIDO SON MENOS ARRIESGADOS QUE LOS PLATOS DULCES O AMARGOS


ceviche y vino

3. Entre el dulce y el amargo

Aquí ya entramos en terrenos pantanosos. Elegir un vino para un plato dulce o una receta en la que domina el amargo puede ser tarea complicada. Pensemos por ejemplo en los pasteles o el chocolate amargo: ¿conocemos algún vino que pueda acompañarlos y no salir perjudicado?

Mi recomendación: vayamos a por un vino dulce. La comida dulce provoca una sensación de mayor amargor, astringencia y acidez en los vinos (los sentiremos más duros en el paladar). Probablemente la percepción del alcohol también será mayor.

Por el contrario, perderemos sensación de cuerpo, dulzor y fruta, así que vale la pena prestar atención. Conclusión: con los platos dulces, vinos dulces.

Si no has probado nunca un chocolate amargo con un vino Oporto, no sabes de lo que estoy hablando. Toma nota y no te lo pierdas porque la combinación es deliciosa.


EL PICANTE ES QUIZÁS EL SABOR MÁS ARRIESGADO A LA HORA DE ELEGIR UN VINO


3. Red Hot Chili Peppers

Además de un grupo de música, los red hot chili peppers son pimientos rojos picantes. Y el picante es complicado cuando de maridajes se trata.

Los platos picantes, por ejemplo los tradicionales de la comida coreana o la mexicana, provocarán una sensación de elevada astringencia y acidez en los vinos.

Sentiremos una mayor presencia de alcohol y perderemos la fruta y la riqueza del vino. Así que atención con las combinaciones. Y en determinados casos, no hay nada de malo en tomarnos una cerveza con las cenas picantes 😉

5. Hay vinos más fáciles que otros

Si no quieres fallar en tu elección, en el momento de elegir un vino para la comida, busca vinos versátiles.

¿Suena fácil verdad? Pues lo es: vinos que hayan pasado poco o ningún tiempo de crianza en madera, y vinos sin azúcar residual.

Evita los vinos muy estructurados y con elevados niveles de taninos, a no ser que vayas a servir un cordero lechal o un plato igual de completo en sabores y con una buena dosis de grasa (el churrasco también encajaría aquí).

 

Y finalmente, un clásico: elegir vinos de la región donde estás es siempre recomendable (doy por hecho que no vives en la selva amazónica). No solamente porque seguramente son buenos, sino porque así contribuimos a la sostenibilidad del planeta y al desarrollo rural.

No es un tópico: los vinos locales servidos en la misma región requieren menos consumo de combustibles para el transporte y ayudan a las pequeñas y medianas empresas a obtener un precio justo por sus productos.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Diseñamos tu viaje a medida para ir a La Champagne: hola@winestyletravel.com 

comida y vino

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar