linkedin

Accede a nuestro club de vinos digital

El vermut ha vuelto para quedarse y te contamos por qué

17 diciembre, 2019

Vermut Padró

El Vermut está de moda y ha vuelto para quedarse. ¿Pero sabes cómo se hace y cuál es su historia? Sigue leyendo que hoy hablamos de cultura del vermut con la ayuda de una experta, Ester Bachs 😉

Redacción

«El Vermut ha conectado con la generación Millenial» nos cuenta Ester Bachs, autora de «La Guía del Vermut». «Ahora la fiesta también puede ser de día y no solamente por la noche». «Además – sigue Ester – es una bebida que permite experimentar sabores y aromas, maridajes con tapas y conservas que desfilan por las barras de bar»

Quizás ya has pedido vermut muchas veces, incluso por sorpresa de tus padres o amigos en según qué ambientes … ¿pero sabes cómo se hace el vermut?

Lo primero que hay que saber es que el vermut es un vino macerado en hierbas. Se sirve tradicionalmente a la hora del aperitivo (o como ingrediente en coctelería) y que está compuesto, entre otros ingredientes, de vino blanco, ajenjo y diferentes sustancias amargas.

Y… ¿una vez sentado en la mesa, ¿pides un vermut cualquiera o ya sabes qué tipo de vermut te gusta más? Los dos tipos de vermut más habituales son el rojo, de origen italiano y el más popular, y el blanco, de origen francés.

En España, la toma de vermut antes de las comidas llegó a estar tan extendida durante las décadas de los 50, 60 y 70 que provocó una metonimia en la que el término “aperitivo” fue sustituido por el de “vermut”.

«El vermut es de consumo familiar y amigable, y lo que es familiar nos resulta normal, siendo lo normal algo que nos genera confianza» sigue explicándonos nuestra experta en vermut.


“Vamos a tomar el vermut” era la frase más repetida en domingos y días festivos entre la sociedad española de toda clase y condición. 


Tras cierto abandono de esta tradición desde la década de los 80, los tiempos del vermut (o vermú, como dicen los castizos) han vuelto, y parece que para siempre.

vermut yzaguirre

FOTO : Yzaguirre elabora Vermut desde 1884 en El Morell, entre Reus y Tarragona

Esta es la historia del vermut

El vermut tiene tal solera que algunos estudiosos atribuyen su invención nada menos que al médico y sabio griego Hipócrates. Esto es debido a que en la Edad Media una bebida similar recibía el nombre de vino hipocrático, seguramente porque pensaban que tenía propiedades curativas, o que al menos curaba las penas.

Lo que se sabe con certeza es que la receta actual del vermut nace en Italia en el siglo XVIII, creado por los Benedetto Antonio Carpano, a base de vino moscatel, alcohol vínico, azúcar, especias, sustancias aromáticas, hojas, hierbas y caramelo.

El éxito de la bebida fue tal que durante el siglo XIX ya comenzó a elaborarse de una forma industrial, apareciendo algunas de las marcas que se convertirían en míticas, como Gancia, Ballor, Cinzano y Martini.

«Para entender la historia del Vermut recomendaria visitar el Museu del Vermut de Reus, probar los vermuts Miró, Yzaguirre o Iris y animarse a degustar también los que vienen de Jerez, como los Lustau, que tienen un carácter muy marcado y con final dulce, como los vinos de Jerez», nos dice Ester Bachs.

Y la aventura no termina aquí para la autora : «También los vermuts de Galicia son interesantes, más frescos y atlánticos como el vermut St Petroni, elaborado con albariño sobre lías. Y para quienes quieren algo más especial, la colección de vermuts de Martínez- Lacuesta»

Cómo se hace el vermut

El vermut rojo, con una composición que incluye hasta 40 extractos de frutas, especias, flores raíces y hierbas, se mezclan con alcohol en un recipiente llamado tamburo y que da 2 vueltas diarias durante un par de semanas.

Tras este proceso, se añade vino y azúcar y posteriormente se deja reposar. Algunos de los ingredientes más comunes son: árbol cascarillo, raíz de lirio, limón, ajenjo, díctamo de Creta, frambuesa, pensamientos y clavo de Madagascar.

Por su parte, el vermut blanco, incluye especies dulces como la vainilla, el cardamomo, el clavo y el jengibre.

FOTO : Martínez Lacuesta elabora Vermut desde 1937

El resurgir del vermut

Tras su auge entre los años 50 y 70, la cerveza y el vino sustituyeron mayoritariamente al vermut como bebidas de aperitivo.

Tal vez una razón para que así ocurriera fue que, al ser una bebida azucarada y dulce, se pensara que podía engordar más que las otras, en una época en la que empezaron a ponerse de moda los cuerpos de extremada delgadez; o que, simplemente, se identificara la bebida con los tiempos algo casposos y se considerara al vino y a la cerveza como aperitivos más modernos.


El hecho es que el vermut estuvo al borde de la desaparición hasta que, aproximadamente hacia el año 2010, comenzó un resurgir que hoy se antoja imparable.


 

¿Por quéel vermut estuvo al borde de la desaparición y ha vuelto con tanta fuerza? Quizás la crisis económica tuvo algo que ver en ello (el vermut es más barato), aunque todo parece indicar que el creciente gusto por lo vintage, encarnado especialmente por el movimiento hipster, fue una de sus causas.


La búsqueda de la modernidad a través de la actualización de las tradiciones ha convertido la toma del vermut en el acto social costumbrista que siempre ha sido.


El vermut es una bebida hipster y, sobre todo, y tal vez esta sea la mejor explicación para este revival, está riquísimo. Y es que lo bueno siempre vuelve.

Esperamos que este artículo te haya aclarado qué es el vermut, y las razones por las que se ha convertido en una tendencia en esta última década, con visos de no dejar de serlo en un futuro cercano.

En cuanto a la duda existencial de muchos consumidores sobre cuál es el mejor, si el embotellado o el de grifo, la respuesta está en probar y en elegir.

Aunque si este artículo te ha despertado la curiosidad sobre el Vermut, deberías leer el libro de Ester Bachs, Guía del Vermut, con prólogo de Carme Ruscalleda, la mujer con más Estrellas Michelin.

 

FOTO DE PORTADA : Vermut Padró, elegido mejor vermut para cócteles en los Premis Vinari 2018

museu del vermut de reus

FOTO : Foto de la inauguración del Museu del Vermut de Reus

Una respuesta a “El vermut ha vuelto para quedarse y te contamos por qué”

  1. No hi ha vermut sense patates fregides.
    Heu tastat les patates Corominas de Badalona ?
    Més de 90 anys de tradició familiar .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tienda de vinos online