linkedin

Fernando Mora es Master of Wine desde hace poco más de un año. Hemos querido repasar con él cómo han sido estos últimos meses. Cuando le preguntamos cómo  se describe a sí mismo, su respuesta no da lugar a dudas: “soy imaginativo, divertido y directo”.

Por Esther Ibañez

¿Qué es lo que ha cambiado en tu día a día desde que eres Master of Wine?

Por una parte he recuperado parte de mi vida, pues los últimos tres años los había dedicado a estudiar y viajar para obtener el título.

Además me preparé para el Master of Wine a la vez que despegaba nuestro proyecto de Bodegas Frontonio con lo cual han sido años muy intensos laboralmente.

Por otra parte, ser Master of Wine supone asumir compromisos, ir a presentaciones… es un nuevo trabajo que me encanta hacer.

¿Qué recibimiento has tenido en el club de Master of Wine?

El recibimiento comenzó a los 10 minutos de que se me comunicase el título. Inmediatamente comencé a recibir mensajes de enhorabuena de otros Masters of Wine de todo el mundo.

Hay muy buena comunicación entre nosotros. Lo que más me gusta es que entre los poseedores del título Master of Wine  hay personas no sólo de todo el mundo, también de cualquier profesión.

Los MW son enólogos, ingenieros, periodistas, importadores, abogados… y cualquier conversación con cualquiera de ellos es sumamente enriquecedora. Son gente muy diversa con quien comparto la pasión por el estudio del vino.

¿Qué es lo más sorprendente que te ha pasado desde que tu nombre, Fernando Mora, viene seguido por las letras MW?

Sinceramente: que la gente quiera hacerse fotos conmigo.

Fernando Mora MW

Una vez logrado el título de Master of Wine… ¿Cuál es el próximo reto que te propones?

Me gustaría elaborar un vino que posicionase la garnacha de Aragón entre los grandes vinos del mundo. Que la variedad se expresase de un modo propio y que fuese apreciada a nivel internacional.

Ya se están haciendo grandes Garnachas en Aragón, pero yo quiero aportar mi granito de arena con un vino propio que sitúe la garnacha en un lugar más destacado. Para algo se considera que la cuna de la variedad está en tierras aragonesas.

 ¿De quién has aprendido más sobre vino?

De muchísimas personas, pero sobre todo me gustaría destacar lo que he aprendido de viticultores de toda la vida. Los abuelos cuentan con una experiencia en el viñedo y en la elaboración de la viña que considero muy valiosa.

Creo que en el mundo del vino, el 50% del conocimiento está en los libros y el otro 50% lo tienen las personas que han dedicado su vida a él.

Además de MW eres productor ¿Qué considera Fernando Mora MW más difícil en la elaboración de vinos?

Elaborar vinos que expresen el origen: la parcela, del viñedo del que proceden y se ajusten a un estilo propio. Saber interpretar en un vino el paisaje del que proviene. En el mundo del vino es mucho más fácil imitar estilos que crear el propio.

 ¿Qué zona vinícola crees que tiene un potencial no explotado aún?

Me sorprendió la belleza del Beaujolais, en Francia.

¿Te interesa el enoturismo? ¿Qué porcentaje de tus viajes están marcados por el vino?

El 100% de mis viajes tienen un componente vinícola. Aprecio la buena comida y también soy gastroturista en ese sentido.

Me gusta viajar en compañía, con mi mujer o con mis amigos y allí donde voy conocer qué vinos se elaboran, qué vinos se beben y visitar los viñedos.

Me gusta más visitar los viñedos que las bodegas, pues son los que explican mejor los vinos. Una bodega, salvo casos en que sea histórica o relevante por algún motivo, es un centro de transformación: lo importante sucede en los viñedos.

Recomiéndanos tres bodegas del mundo que merezcan un viaje para visitarlas.

Sin duda, la riojana López de Heredia (*) sería la primera. Me gustó mucho la maison de La Veuve Clicquot en Champagne y creo que una buena representación de las bodegas top del Nuevo Mundo sería Opus One en Napa Valley, California (**).

(*) López de Heredia es una de las bodegas que encontrarás en La milla de oro del vino de La Rioja: el barrio de la Estación de Haro.

(**) Puedes seguir los pasos por Napa Valley de otro Master of Wine, David Forer

viñedos de fernando mora

Recuérdanos ese momento en que te tomaste un vino en un lugar especial 

En mi vida me he tomado muchos vinos con gente maravillosa, en lugares especiales que he disfrutado muchísimo. Pero tengo clara mi respuesta: Quinta do Noval.

Cuando conseguí el título de Master of Wine, premiaron también mi trabajo de investigación (Research Paper) que versé sobre una propuesta de calificación de vinos en la DO Campo de Borja. El premio fue una estancia en Quinta do Noval, en el Douro.

El lugar es precioso, cargado de historia vinícola y la experiencia que viví allí con mi mujer, es una de las que voy a recordar toda mi vida. Me gustó poder compensarle, al menos un poco, todo su incondicional apoyo en mi trayecto para convertirme en Master of Wine.

Así que precisando: una copa de su mítico Vintage Nacional, que sólo elaboran en añadas excepcionales, tomada en la propia Quinta do Noval y maridada con almendras de la propia finca en la puesta de sol es para mi uno de los momentos más increíbles vividos en torno al vino.

Fernando Mora en Quinta do Noval

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Diseñamos tu viaje a medida para ir a La Champagne: hola@winestyletravel.com 

Vinos blancos isleños que proceden de lugares fascinantes, de suelos volcánicos, de islas azotadas por mil y un vientos. Seguir cultivando estos vinos es un acto de tenacidad.

Por Esther Ibañez

Crear vinos blancos isleños significa volver a levantar una y otra vez los muretes circulares que protegen cada una de las cepas de La Geria lanzaroteña, entre otros. Una prueba del infatigable tesón de unos viticultores.

¿Qué vinos se obtienen de tanto esfuerzo? Auténticas joyas enológicas de bajas producciones. Repasaremos algunas islas mediterráneas y atlánticas para anotar un buen número de variedades autóctonas y de conducciones vitícolas singulares.

viñedos de assyrtiko en santorini
Foto: Paisaje de viñedos de Santorini / @ Wines from Santorini

Assyrtiko de Santorini: la tradición del vino griego

Santorini, la bellísima isla griega en el archipiélago de Las Cicladas atesora un tipo de vino blanco muy apreciado por su fina acidez.

Elaborado con la variedad Assyrtiko, se caracteriza por proceder de los suelos volcánicos propios de la isla, lo cual le confiere una especial mineralidad.

La forma en la que se protegen las uvas del incesante viento y de los potentes rayos solares del Mediterráneo es una de sus características más destacables: se realiza una especie de nido trenzado redondo alrededor de cada una de las cepas, usando sus propios brazos.

Los vinos blancos elaborados con Assyrtiko en Santorini son la viva imagen de la riqueza del patrimonio vinícola mediterráneo y de la fortaleza de sus gentes frente a las inclemencias meteorológicas.

Puedes hacerte una idea de lo que sería un viaje gastronómico a Grecia o ver a David Seijas presentando un vino blanco elaborado con Assirtyko en Grecia

vinos blancos de las azores
@Foto: Viñedos de las Azores / @ Azores Wine Company

Bianco del Etna: el vino blanco siciliano que pide altura

Etna es uno de los volcanes más activos de Europa y, en sus faldas, situados a mil metros de altura encontramos los viñedos de una casta blanca muy antigua: la Carricante.

La Carricante tiene una buena capacidad de envejecimiento y, convenientemente elaborada -se recomienda que realice la fermentación maloláctica-, entrega sugerentes notas minerales mezcladas con aromas a manzana o flor de azahar.

Como otras muchas variedades, la Carricante que se utiliza para elaborar los vinos blancos de Etna DOC ha sido denostada durante décadas y vive hoy un hermoso resurgir de la mano de enólogos que han sabido comprender y potenciar sus características.

Si quieres viajar a Sicilia y conocer los vinos blancos de Etna deberías alojarte en el Talé Hotel Boutique.

 

vinos blancos de bodega ribas
Foto: Bodega Ribas en Mallorca / @ Bodega Ribas

Mallorca: conocer la Prensal, la Giró Ros o la Malvasía de Banyalbufar

 

La condición de insularidad de las islas ha hecho que se preserven algunas variedades de uva autóctonas, tan minoritarias como valiosas desde el punto de vista botánico.

En Mallorca tres de ellas pueden ejemplificar a lo que nos referimos: la Prensal, la Malvasía de Banyalbufar o la Giró Ros son uvas blancas que están viviendo una recuperación por parte de viticultores de la isla.

Gracias a ellos se puede volver a disfrutar de la frutosidad de los vinos elaborados con Prensal, la capacidad aromática de los blancos de Malvasía y la intensidad propia de los vinos blancos basados en la Giró Ros.

Además la disposición de los viñedos en escarpadas laderas de la Malvasía de Banyalbufar ha hecho de esta pequeña localidad al norte de la isla de Mallorca un interesante destino para el enoturismo.

enoturismo en Lanzarote
Foto: Grupo de enoturismo en los viñedos en Lanzarote / @ Esther Ibañez

Malvasía de Lanzarote, vinos blancos volcánicos.

La viticultura en la isla canaria de Lanzarote conforma un fascinante paisaje lunar. Los suelos volcánicos que posee la isla, con tonos negros y rojizos, producto de antiguas erupciones salpicado de formaciones basálticas donde se asientan las cepas.

Para protegerlas del viento se hallan en oquedades, hoyos y grietas. Es imposible que todo este substrato no se traduzca el vino que se obtiene de sus uvas.

En la Malvasía lanzaroteña encontramos notas de esta mineralidad volcánica tan particular como deliciosa.

Blancos de Pico, vinos blancos en las Islas Azores.

Queda mucho por conocer de los vinos portugueses y Las Azores, el archipiélago luso en medio del Atlántico es incluso más desconocido en el tema vinícola.

En nuestro repaso por los vinos blancos isleños, nos detendremos en su isla más icónica: Pico.

En esta isla que preside una montaña de más de dos mil metros, se cultiva la variedad blanca Verdelho y algunas autóctonas como la Terrantez do Pico, que se caracteriza por sus notas cítricas.

El Arinto dos Açores es otra casta blanca que no se encuentra en otro lugar del mundo. Merece la pena descubrirlas y ampliar nuestro listado de variedades del mundo catadas con estas joyas blancas.

 

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

En lugares donde la viticultura ha tenido un arraigo durante siglos, es habitual encontrar  vinos con ciertas peculiaridades. Estas responden a necesidades de conservación o costumbres de consumo locales. En la región de Valpolicella encontramos vinos en los que se emplean técnicas de elaboración propias y diferenciales: AmaroneRecioto y la técnica del ripasso.

Por Esther Ibañez

En nuestra ruta por la Valpolicella, escapada de enoturismo a Italia, hemos conocido los vinos que se elaboran en esta tierra situada entre el Lago di Garda y la bellísima ciudad de Verona.

Los vinos Amarone, el Recioto y la técnica del ripasso son auténticas joyas de la enología italiana, y como tales son valorados por los expertos. Hoy en día, los amarone de excepcional calidad se sitúan entre los vinos más cotizados a nivel internacional.

paisje de la Valpolicella
Foto: Paisaje de viñedos de Valpolicella / @ CONSORZIO PER LA TUTELA DEI VINI VALPOLICELLA

Las Variedades: corvina, corvinone y rondinella.

La uva Corvina (llamada también Cruina o Corvina veronese) es la variedad reina en esta zona.

Probablemente ha sido cultivada en la Valpolicella desde hace siglos, pero los primeros registros escritos que hablan de su presencia en esta zona son de 1824.

Hasta 1993, se creía que la Corvinone era la misma variedad que la Corvina, pero los estudios genéticos que se realizaron en esta fecha demostraron que se trata de distintas uvas.

La Corvinone presenta una mayor adaptación a la sequía que la Corvina y, al igual que esta, se comporta muy bien en los procesos de secado necesarios para elaborar el Amarone y el Recioto.

La Rondinella es otra variedad clave en estas latitudes. Forma parte en mayor o menor medida del coupage del Valpolicella y también del Bardolino (un vino más ligero que también se elabora en esta zona).

Su nombre alude al oscuro plumaje de las golondrinas. Se tiene constancia del cultivo de esta variedad en el Véneto desde el siglo XIX.

uvas de valpolicella
@Foto: Uva de la variedad Corvina / @ CONSORZIO PER LA TUTELA DEI VINI VALPOLICELLA

Los vinos: Amarone de Valpolicella.

Reciben el nombre de Valpolicella los vinos tintos secos elaborados en esta zona por el método habitual de prensado y fermentación de uva fresca.

Cuando hablamos del vino Amarone entramos en la particularidad de su elaboración, pues son tintos secos elaborados a partir de uvas desecadas.

Tras la vendimia se seleccionan las uvas más sanas y se extienden en cajones, esteras o se cuelgan en forma de cortina, cuidando que las uvas no desarrollen podredumbres.

Con estas uvas parcialmente pasificadas se elaborará el Amarone, un vino seco, tánico y con un buen cuerpo. Alcanza una considerable graduación alcohólica y suele envejecerse durante varios años.

En la cata, el Amarone ofrece intensidad y elegantes matices de alquitrán y regaliz.

Foto: Uvas parcialmente pasificadas / @ CONSORZIO PER LA TUTELA DEI VINI VALPOLICELLA

El vino dulce Recioto

El vino Recioto se elabora a partir de uvas muy maduras, desecadas igual que el Amarone. La diferencia del Recioto es que se trata de un vino tinto dulce porque, durante la elaboración, la fermentación se para antes de finalizar el proceso. 

Se dice que el nombre de Recioto procede del dialecto veronés “recia” que significa “oreja”. La explicación es que para su elaboración se escogen las uvas de las orejas (u hombros) del racimo, la parte más expuesta al sol y más madura.

Frente al Amarone, las uvas del Recioto permanecen durante más tiempo secándose- entre 100 y 200 días-, concentrando mucho más los azúcares y es por ello que nos hallamos ante un vino dulce (aproximadamente un 5% de residuo azucarado).

Los vinos Amarone y Recioto se benefician de la climatología propia de la Valpolicella, que permite que las uvas se desequen sin generarse podredumbres indeseadas.

Es por ello que están tan ligados a su lugar de producción y difícilmente podrían ser elaborados en otras latitudes que no gozaran de similar combinación de temperatura y régimen de vientos.

Ripasso: rescate de una técnica que potencia el sabor de los tintos.

Si cae en tus manos una botella de Ripasso debes saber que ha sido elaborado mediante una curiosa técnica: el vino ya elaborado se pasa por las lías y hollejos del Amarone para darle un carácter más potente.

Este método que ya se utilizaba hace años ha sido rescatado por un grupo de productores del Véneto dando lugar a una nueva categoría de vinos.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Los vinos argentinos son ideales para todo el año. Pero quedan catorce semanas para poner fin al 2018 y hay diez vinos argentinos que tienes que probar antes de que llegue el 31 de diciembre. Si eres un verdadero winelover, presta atención.

Por Diana Silva

Catorce semanas es tiempo más que suficiente para encontrar estos diez vinos argentinos, llevarlos a casa y disfrutarlos en pareja, con amigos o –mi plan favorito– en solitario, mientras escucho mi música favorita.

El panorama vitivinícola de Argentina no deja de sorprendernos: nuevas regiones aparecen en el mapa y sus nombres nos resultan cada vez más familiares. 

Los productores de vinos argentinos se animan a trabajar con uvas no tradicionales y a crear blends que ponen a prueba hasta a los paladares más curiosos.

Además, aunque el Malbec, el Cabernet Sauvignon, el Torrontés y el Chardonnay siguen siendo las apuestas seguras de las bodegas que quieren exportar vinos argentinos, los estilos se diversifican y nos ayudan a descubrir facetas inesperadas de estas cepas.

vino argentino de malvasia
Foto: Livverá Malvasía en su propio terroir / @ Escala Humana Vinos

Vinos argentinos que representan la vida local

Para aprovechar al máximo estas catorce semanas restantes de 2018, exploramos la oferta de vinos argentinos y escogimos diez vinos que representan el dinámico escenario local y permiten a nuestros sentidos entender por qué el vino es, más que una bebida, un estilo de vida.

1. Livverá Malvasía, Escala Humana Vinos:

El enólogo Germán Masera recuerda que se cruzó “con un racimo largo, parecido a un Torrontés pero con las bayas no tan gordas, en una pequeña parcela de una viña en El Zampal (Tupungato, Mendoza) que ahora va a cumplir 90 años”.

Germán estaba decidido a hacer un vino con perfume, acidez y estructura -ideal para gastronomía-, así que maceró en huevo de cemento con pieles durante 60 días y, después del prensado, lo tuvo en barrica durante 10 meses. El resultado son menos de 2000 botellas del primer y único Malvasía en el país.

2. Padma, Garnacha Rosé, Corazón del Sol:

Padma es el nombre de la flor nacional de la India, país de origen de Madaiah Revana, médico y propietario de la bodega.

Ee el enólogo Cristian Moor quien ha estado detrás del complejo proceso de elaboración de su hijo vínico, el vino argentino Padma, en el Valle de Uco.

Su aportación comienza con el trabajo diferenciado en el viñedo y llega hasta la presentación.“Decimos que nuestra uva Garnacha esperó a Corazón Del Sol para emerger en esta botella”. 

De este vino argentino rosado elaborado con la variedad garnacha existen solamente 1000 botellas y es ideal para maridar con risottos, pastas con salsas blancas, o mariscos.

vinos argentinos de garnacha
Foto: Uvas de garnacha con las que se elabora Padma / @ Corazón del Sol

3. Pedro Ximénez, Malajunta Wines:

¡Verano, verano, verano! Los vinos frescos, ligeros y frutales se imponen -aunque algunos tomamos blancos todo el año- y este ejemplar podría convertirse en el hit de la temporada

(para quienes nos leen desde España, recordar que en Argentina comienza el verano cuando en España comienza el invierno).

Una variedad poco frecuente en estas latitudes, que sin embargo ya cuenta con varios ejemplares locales excelentes, destaca en el portfolio del proyecto de dos amigos “malajunta” como su único blanco.

El enólogo Gabriel Donozo afirma que este vino, que en nariz promete ser dulce pero en boca ofrece una acidez bien marcada, “es el que define el carácter de Malajunta, una persona que parece ser de una forma pero que en realidad termina siendo de otra”.

4. Viognier, Vinyes Ocults:

“Es una uva tinta disfrazada de blanca porque tiene una piel muy gruesa, buena estructura y un gran potencial de envejecimiento entre los varietales blancos. Por eso la elegí”.

Tomás Stahringer buscaba sumar un blanco a su portfolio. Uno que representara el espíritu de su proyecto. Y lo encontró en Los Chacayes (Mendoza), una zona bastante hostil, con un suelo pobre, sin vegetación, muy expuesto a los vientos que bajan de la cordillera de Los Andes.

La cosecha se hizo temprana para conservar fruta y frescura y el producto final es un vino de 13,4 % de alcohol, de color bastante estable, buena acidez natural, estructura y mucha personalidad.

vino argentino de barroco
Foto: Botella de Corte de la Tierra Patagonia / @ Vinos Barroco



5. Alma Gemela White Field Blend, Onofri Wines:

Mariana Onofri es amante de los vinos blancos y cada año experimenta con uvas y zonas. Esta co-fermentación de Chardonnay, Marsanne y Roussanne, viene de Los Chacayes, Mendoza -una zona de climas templados y marcada amplitud térmica-, y nació como componente del blanco emblema del proyecto, Zenith Nadir.

Sin embargo, el resultado fue tan bueno que decidió lanzarlo como parte de su línea de Alma Gemela de tintos de Chacayes. “Nos enamoró y esperamos que los enamore a ustedes también”, dice Mariana.

6. Abras Torrontés, Karim Mussi Wines:

El nuevo desafío del reconocido winemaker Karim Mussi se encuentra en Cafayate, un desierto a 2000 msnm, que genera vinos con marcada identidad, elegantes, balanceados y con buena capacidad de envejecimiento.

Este vino blanco es, en sus palabras “muy moderno, muy amable, muy sexy, por cierto”, que si bien ha sido creado mirando hacia un mercado más internacional (quienes viajen en Qatar Airways podrán pedirlo a bordo), conserva la identidad del terroir.

Karim está seguro de que “pueden llegar a disfrutarlo quienes amen la buena comida, la buena música, el momento y el lugar donde están tomando ese vino”.

7. Criolla de Parral, Proyecto las Compuertas:

Pablo y Héctor Durigutti están muy orgullosos de este vino argentino. Fermentado en huevos de cemento con levaduras nativas, para conservar la expresión del varietal y su lugar de origen, y elaborado como tinto durante la primera mitad de la fermentación, ha sido descubado y terminado como un vino blanco.

Pablo recuerda que el dueño del viñedo, Don Danielle, preservó este parral de 1 hectárea que existe desde 1943 y con el que se elaboraba el vino que consumía el pueblo de Las Compuertas, “nos emocionó esta historia y nos propusimos recuperar ese viñedo y volver a elaborar ese vino, bajo el mismo concepto que lo hacían antes… Es un homenaje a ellos”.



8. Corte de la Tierra Patagonia, Vinos Barroco:

Esta colección Corte de la Tierra fue creada para permitirle al consumidor reconocer en cada vino la tipicidad de su región, a través del contraste de los sabores del terroir.

Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Cabernet Franc se mezclan en este vino que, según Roberto Romano, creador del proyecto, “tiene aromas a bosque del sur”. ¿Quién puede resistirse a descorchar, cerrar los ojos y viajar hasta la Patagonia por un rato?

9. Sombrero Malbec, Huentala Wines:

Este vino argentino elaborado con la variedad Malbec destaca entre otros por balancear su carácter frutado y expresivo, intensidad media y la redondez que le da su paso por barricas de roble durante 9 meses y la permanencia de al menos 6 meses en botella.

Después de degustarlo junto a invitados internacionales, llegamos a la conclusión de que es el que mejor representa la frase “el vino une”, porque es social.

Este vino argentino de Huentala Wines es el vino ideal para disfrutar con amigos y que todos queden más que complacidos con este ejemplar del nuevo estilo argentino.

10. Reserva Malbec, Avarizza:

Es un Malbec de Chacayes, Tunuyan, un viñedo a 1300 msnm que expresa la mineralidad, la rocosidad de la zona. Su paso por barricas francesas nuevas y usadas lo hace untuoso y redondo, pero su correcta acidez genera un final fresco en boca.

“Este fue nuestro primer vino tinto. Tuvimos que vender nuestra moto para poder pagar todo lo invertido, así que siempre decimos que nuestra cosecha de Reserva Malbec es nuestro sueño sobre ruedas” recuerda Agostina Astegiano, propietaria y enóloga de la bodega.

 

Después de leer esta lista, comprar el “vino de siempre” e ir a lo seguro puede ser una opción. Para nosotros, la alternativa es ir a ferias y vinotecas, escuchar a los que saben y probar, probar, probar. Tal vez no lleguemos a conocer todos los vinos argentinos, ¡pero el fin de año nos va a encontrar intentándolo!

Si quieres viajar a Argentina, no te pierdas los Diez Hoteles del Vino y la Gastronomía de Argentina

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

vinos de argentina wine folly
Foto: Mapa de las regiones del vino de Argentina / @ Wine Folly

Hemos dado con cinco vinos portugueses que se elaboran en Oporto y son espectaculares. Conocer dónde se crían es el objetivo de nuestro viaje.

Por Esther Ibañez

El vino de Oporto es fortificado, es decir un vino al que se le ha añadido aguardiente para aumentar su graduación y longevidad. Así que viajamos hasta Oporto para descubrir que los vinos portugueses de Oporto fueron unos de los primeras del mundo en ser reconocidos con una marca de calidad, concretamente recibieron esta calificación en el año 1756.

En la ciudad de Oporto, primera curiosidad: ni hay viñas ni bodegas. Los vinos portugueses de Oporto toman el nombre de la ciudad desde donde se exportaban, pues el río Duero desemboca en el Atlántico en sus inmediaciones.

Los vinos proceden de los viñedos que se encuentran cien kilómetros río arriba, remontando el Duero. Viñedos dispuestos en terrazas que han abastecido desde siempre el buen nombre de este vino de fama mundial.

¿Y qué ocurre con las bodegas? Pues todas están en la ciudad de Vilanova de Gaia, al otro lado de la majestuosa Oporto. Al estar orientada al norte, Vilanova de Gaia procuraba una mejor temperatura para almacenar los vinos antes de que estos salieran por mar a sus destinos de exportación.



vinos portugueses de Oporto: Calem
Foto: Maridaje de chocolates y vinos de Calem / @ Calem

Cinco etiquetas de vinos de Oporto: Ramos Pinto, Taylor´s, Calem, Sandeman y Ferreira.

Precisamente su orientación a la exportación ha dejado huellas con un gran valor en la primera de las bodegas que nos ocupa: Ramos Pinto. En esta bodega conservan una oficina de exportación realizada en maderas nobles junto con antiguas máquinas de escribir, calculadoras centenarias, etc.

Merece la pena también ver la colección de carteles publicitarios vintage de Ramos Pinto, donde se mostraban conceptos como la ambigüedad sexual, muy avanzados para su época.

Taylor´s por su parte, es una bodega familiar que data de 1692. Curiosamente sigue conservando en su etiqueta una marca “4 XXXX” que recuerdan el pasado en la industria textil de uno de sus fundadores. Las cuatro equis se refieren a una marca de lana.

Imposible no nombrar a Calem, recordemos que este es el nombre con que se conocía Gaia en la Antigüedad y el nombre del que deriva Portugal (Porto-Calem).

Esta longeva bodega comenzó su actividad exportando sus vinos a un único mercado: Brasil. Allí se intercambiaba por cargamentos de maderas exóticas.



Ferreira es para muchos la bodega más bonita de todas las que pueden visitarse en Oporto. Se construyó sobre un antiguo convento del que conserva algunos vestigios.

Creada por una familia de viticultores en 1751, durante gran parte del s.XIX fue una mujer, Doña Antonia Adelaide Ferreira quien dirigió sus destinos, convirtiéndola en uno de los personajes más relevantes de la historia del Oporto.

El misterioso e icónico personaje del logotipo de Sandeman nos da otro motivo para descubrir los vinos de Oporto. Esta famosa bodega creada por un escocés en 1790 recibe a sus enoturistas con un guía ataviado con una capa negra portuguesa y un sombrero de estilo español, como el que ilustra cada etiqueta de sus botellas. Este personaje que desde el año 1928 se asocia a la marca, se llama Don de Sandeman.



librería lello
Foto: Detalle de la arquitectura de la librería Lello / @ Lello

¿Qué más hay en Oporto además de vinos portugueses?

Aunque a esta ciudad nos han traído cinco vinos, no podemos dejar de ver los tesoros arquitectónicos que posee. ¿Sabías que un discípulo de Gustave Eiffel diseñó uno de sus principales puentes, el llamado Luiz I? .

Oporto también presume de albergar una de las librerías más bonitas del mundo, llamada Lello.

Y un dato más desconocido: fue en Oporto donde JK Rowling, que era profesora de inglés en la ciudad, escribió el libro que inició la famosa saga Harry Potter.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

ciudad de oporto

Valpolicella es una de las regiones del vino de Italia que queríamos conocer. Así que nos hemos escapado para recorrer la geografía del vino italiano, esta vez en el noreste del país.

Por Esther Ibañez

Al llegar a Valpolicella, Italia, la primera sorpresa es descubrir que esta tierra toma su nombre de la histórica presencia de bodegas en ella: “valle de las muchas bodegas”.

Los viñedos, bodegas, poblaciones, canteras de mármol rosado y cipreses de Valpolicella se extienden entre el precioso Lago di Garda y el norte de la ciudad de Verona.

Suaves colinas donde las cepas se elevan en conducciones en pérgola, heredadas de los etruscos, forman un paisaje vinícola encantador.

En Valpolicella, las variedades de uva como la corvina, corvinone, rondinella y molinara son la base de sus míticos vinos amarone. De estos vinos, los más valorados son aquellos que se elaboran en las subzonas de la Valpolicella Classico y Valpantena.



corvina de valpolicella
Foto: Uva Corvina de Valpolicella / @ Esther Ibañez

Un par de bodegas de prestigio de Valpolicella

Quintarelli es un apellido que produce una gran respeto y admiración en el mundo del vino italiano.

El vino amarone de esta bodega ha sido elaborado artesanalmente con uvas parcialmente pasificadas en su azienda agrícola al norte de Verona.

Cuenta con el respaldo de la crítica y con el aplauso de los amantes del vino de todo el planeta. Y sin duda, las etiquetas manuscritas de Quintarelli son una de sus señas de identidad.

En Sant’Ambrogio di Valpolicella divisamos un paisaje donde destaca la perfección de los viñedos de Tommasi, una familia que asentó sus raíces vinícolas en esta tierra hace más de cien años.

El amarone de esta bodega se encuentra entre los vinos más cotizados de la zona.

amarone di valpolicella
Foto: Amarone di Valpolicella / @ Tomassi Family Estates

Las perlas del Lago di Garda

Las localidades costeras del Lago di Garda conservan en sus establecimientos hoteleros clásicos la atmósfera que sólo logran los lugares que llevan décadas recibiendo a distinguidos huéspedes.

El Lago di Garda ha sido un destino turístico destacado para muchos acaudalados viajeros centroeuropeos durante años y ello se traduce en hoteles con una altísima calidad y servicios exclusivos.

Un imponente paseo junto al Garda, salpicado de finos restaurantes y enotecas con terraza, invitan al paseo, la lectura y la degustación de los ricos vinos y viandas italianas.



Foto: Hotel Gentlemen, Verona / @ Esther Ibañez

Verona, una de las más bellas ciudades italianas

Verona se despliega majestuosa al visitante, con sus edificios de distintos estilos, sus puentes y la sorprendente presencia y dimensión de su anfiteatro romano, construido en el siglo I de nuestra era.

Sus calles repletas de sugerentes terrazas, donde tomarse una copa de vino blanco Soave Classico DOC o disfrutar de un aperitivo a base de calamari hacen de esta ciudad un lugar turístico que no ha perdido su distinción.

A media tarde, saborear un capuccino acompañado de una deliciosa tarta de melocotón o de almendra se hace indispensable.

Bien recomendados por nuestros anfitriones, nos dirigimos a una de estas pastelerías que conservan todo el encanto de épocas imperiales.

Pocos turistas y muchos veroneses sentados en las mesitas de Flego (Via Stella, 13, Verona).

Ya de noche nos alojamos en un hotel céntrico y elegante. Su delicado jardín nos proporciona la paz justa para releer el “Romeo y Julieta” de Shakespeare que hizo inmortal la leyenda de los amantes veroneses más famosos del mundo.



 

Atardecer en la Valpolicella, con música en directo

Ascendiendo a San Giorgo di Valpolicella, nombrado uno de los “Pueblos más bonitos de Italia”, encontramos una preciosa atalaya desde la que observar la puesta de sol en los viñedos.

Se trata del Bistro del Borgo ( Via Case Sparse Conca d’Oro, 1, Sant’Ambrogio di Valpolicella).

A su sugerente oferta gastronómica se le suma la actuación de grupos de jazz en directo para amenizar las relajadas cenas.

No se nos ocurre mejor plan para poner el broche de oro a nuestro viaje por estas tierras de Valpolicella.

Y si quieres conocer otras regiones de Italia, no te pierdas “Toscana, el alma gastronómica de Italia”

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

verona de noche

Agosto, septiembre y octubre son meses de vendimia en el hemisferio norte. Las regiones más cálidas empiezan a vendimiar antes, y las frías, un poco más tarde. Pero ¿toda la uva para elaborar vinos se vendimia igual? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Por Glòria Vallès

Numerosas regiones nos invitan estos días a su Fiesta de la Vendimia. La Pisa de la Uva en Jerez de la Frontera es quizás la más conocida (a esta festividad corresponde la foto de la portada).

Pero tenemos celebraciones similares en varias regiones vitivinícolas: la Fiesta de la Vendimia en La Rioja Alavesa, o  la Fiesta de la Vendimia de Ribera del Duero entre muchas otras.

Además de divertirnos pisando uva, estas regiones viven en el momento de recoger la uva el instante crucial para la elaboración de sus vinos. El pasado 22 de agosto fue el primer día de recolección en la Denominación de Origen Protegida Somontano, donde las uvas blancas Gewürztraminer y Chardonnay abren cada año el paso a vendimiar el resto de variedades.

También en la Denominación de Origen Empordá, la semana del 20 de agosto dio inicio a a la recolección de las variedades blancas. Según datos del Consejo Regulador, la previsión de producción será de unos 60 mil hectolitros en la vendimia de 2018.

En cambio en la Denominación de Origen Cava, empezó el 8 de agosto, un poco tarde comparada con años anteriores en la misma región, y dos semanas antes que en otras denominaciones.


EL VINO TIENE LA DIFICULTAD DE EXPLICARSE A SÍ MISMO. A VECES CUESTA ENTENDER EL POR QUÉ DE LAS COSAS.


¿Pero sabemos por qué cada región y cada uva tiene fechas distintas de vendimia? ¿Podríamos decir, según fecha de vendimia y cómo se lleva a cabo, que tipo de vino obtendremos? ¿Es mejor vendimiar a mano o a máquina?

El vino tiene la dificultad de explicarse a sí mismo. A veces cuesta entender el por qué de las cosas, así que con este artículo pretendo hacértelo fácil si no formas parte de este mundo y quieres saber cómo se hace la vendimia.

uva lista para vendimiar en Ribera del Duero
Foto: Uva Tempranillo de Ribera del Duero / @ Ruta del Vino Ribera del Duero

Sin azúcar no hay vino

Antes de seguir leyendo, te recomiendo que leas este artículo sobre ¿Cómo crece la vid? Te ayudará a comprender en qué momento comienza la vendimia y qué importancia tienen el sol y los nutrientes en todo el proceso.

Y cuando hayas leído ¿Cómo crece la vid? sabrás que el ENVERO, junto con la VENDIMIA, es uno de los momentos clave en el proceso de elaboración del vino. Nos avisa que la uva empieza a madurar.


CADA VARIEDAD DE UVA TIENE UN TIEMPO DE MADURACIÓN DIFERENTE


A partir de este momento, los enólogos y viticultores siguen de cerca la maduración de la uva. Determinar la fecha más adecuada de la vendimia es uno de los momentos clave para obtener un buen vino.

La temperatura puede ser un factor determinante. Por ejemplo, la bodega Raventós y Blanc en 2017 tuvo que adelantar diez días la fecha de la vendimia debido a que Penedés registró la temperatura más elevada de la historia ese año: 40 grados el 4 de agosto.

En 2018 Raventós y Blanc, así como otras bodegas, han vuelto a la normalidad: 20 de agosto ha sido el primer día de vendimia en esta finca.

Cada variedad de uva tiene un tiempo de maduración diferente. La Chardonnay madura más rápido que la variedad Tempranillo, por ejemplo.



Y cada estilo de vino requiere de un grado de maduración diferente. La maduración va asociada al nivel de azúcar de la uva, pero también a la maduración de la piel y las semillas de la misma. El reto está en el equilibrio.

Estilos de vino como el cava o el champagne precisarán de uvas más ácidas y con menos azúcar. Estas son las que se recogen primero. Los vinos de guarda en cambio, se elaboran con uvas muy maduras y por lo tanto son las que se cosechan más tarde.

vendimia a mano en caves castellroig
Foto: Vendimia a mano en viñedos emparrados de Castellroig, bodega miembro de la asociación Qalidés / @ Castellroig

Vendimia a mano o a máquina, ¿cuál es mejor?

Elegir entre una vendimia a mano o una vendimia a máquina dependerá de muchos factores. Entre ellos, los más importantes: cómo está plantado el viñedo, coste y disponibilidad de mano de obra y elección del estilo de vino que queremos elaborar.

Otros aspectos, como la climatología o la inclinación del viñedo, pueden ser determinantes. Regiones como Priorat en España, Douro en Portugal o Mosel en Alemania, por ejemplo, están plantadas en terrazas y en ellas no se puede llevar a cabo la vendima mecanizada.

En principio la calidad de la uva podría ser buena en ambos casos. El criterio más importante no será el de la calidad, si bien hay viticultores que consideran que la vendimia a mano les permite recolectar uvas con una calidad superior.

¿Qué importancia tiene el viñedo en la elección del tipo de vendimia?

La respuesta a esta pregunta es fácil. Los viñedos plantados en vaso, sin emparrar, no dan otra opción que la vendimia a mano.

Los viñedos emparrados pueden ser vendimiados a mano o a máquina, en este caso la elección dependerá de los otros factores.

Por ejemplo, en una región donde llueve mucho la vendimia a máquina puede ser más adecuada (descubre qué pasa en el viñedo si llueve mucho).

viñedos de Vintae plantados en vaso
Foto: Trabajador en los viñedos de El Pacto de Vintae, plantados en vaso / @Vintae



 

¿Qué ofrece la vendimia a máquina?

La vendimia a máquina es más rápida y puede realizarse de noche. De este modo, las uvas de variedades como la Sauvignon Blanc que maduran muy rápido entrarán a bodega con una misma graduación.

Recordemos: a más maduración, más azúcar y por lo tanto, mayor grado de alcohol en el vino.

La vendimia nocturna favorece el ahorro energético gracias a que la temperatura ambiente es inferior y por lo tanto no es necesario enfriar las uvas antes de la fermentación.

En su contra, la vendimia a máquina no permite selección de uvas, de modo que tendremos el riesgo de mezclar uvas sin madurar o poco sanas con el resto de uvas.

Estilos de vino que precisan de racimos enteros para su elaboración, como el Beaujolais, no podrán ser vendimiados a máquina.

Muchos optan por la vendimia a mano

En general, las bodegas que elaboran vinos de alta calidad se deciden por la vendimia a mano. Es más lenta y precisa de un equipo de vendimiadores temporeros que cortan uno a uno los racimos.

La vendimia a mano permite realizar una primera selección de uva en el viñedo, dejando las uvas verdes sin recolectar.

Así conseguimos racimos intactos que producen un mosto limpio y puro en vinos blancos, y la posibilidad de fermentar y macerar los racimos enteros en los vinos tintos.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Contacta con nosotros si lo que te interesa es que diseñemos un viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

Ribera del Duero es una región marcada por la producción de vinos tranquilos, principalmente de tintos elaborados con la variedad Tinta Fina (Tempranillo). Una escapada a la Ribera del Duero nos permite disfrutar del patrimonio, la gastronomía y un amplio abanico de propuestas de enoturismo más o menos activas, en función de tus prioridades.

Redacción

La región de Ribera del Duero y en concreto sus propuestas de enoturismo fue recomendada este año por The New York Times como destino imprescindible a nivel mundial. En España, solamente Sevilla y Ribera del Duero se colaban en este prestigioso ranking.

Si bien cada vez hay más interés en esta prestigiosa denominación de origen, por la calidad de sus vinos y la elevada concentración de bodegas icónicas en pocos kilómetros, no siempre es fácil elegir qué bodegas visitar para disfrutar del enoturismo en Ribera del Duero.

Te recomendamos 5 bodegas para visitar en Ribera del Duero:

Bodega Pagos del Rey

Si además del vino te gusta la cultura o viajas con niños, en Pagos del Rey encontrarás el Museo del Vino, instalado en la zona de elaboración de la antigua bodega. Aprende sobre la historia del vino desde la Antigüedad o disfruta de una visita temática con cocina en directo.

enoturismo emina
FOTO: EMINA Escape Room Wine / Matarromera

Bodega Matarromera

Matarromera tiene varias bodegas para visitar, un hotel y un restaurante. Si eres gourmet, no te pierdas la visita privada a RENTO. Si quieres un fin de semana gastronómico, reserva en el hotel rural EMINA. Y si quieres aprender, visita el Museo del Vino de su propiedad.

En Emina, este año podrás además disfrutar de un Escape Room Wine y de un taller de cocktelería sin alcohol.

 

Bodega Arzuaga

Si vas con niños, esta es muy buena elección. Arzuaga cuenta con una gran finca, Finca La Planta, que es una reserva de fauna salvaje de ciervos y jabalíes.

Si vas en pareja, el restaurante gastronómico Taller Arzuaga es un buen lugar para disfrutar de una cena romática acompañada de los vinos de la casa.

http://www.tallerarzuaga.com/

FOTO: Finca Villacreces

Bodega Pago de los Capellanes

Un clásico de la región que además tiene unas instalaciones espectaculares. Acércate a Pago de los Capellanes y disfruta de una cata de sus mejores vinos. Esta bodega la puedes combinar muy bien con una visita a Dominio de Cair, ambas están muy cerca y ofrecen propuestas complementarias.

Bodega Cepa 21

Para un turismo más activo, acércate a Cepa 21 y reserva una visita en globo o en bicicleta. Los viñedos a vista de pájaro se ven siempre diferente.

En bici también puedes transitar por Finca Villacreces, otra bodega para disfrutar en la Ribera del Duero que vendría a ser nuestra sexta recomendación 😉

 

Si quieres saber más sobre enoturismo en Ribera del Duero, no te pierdas nuestro artículo La Ribera del Duero sobre Ruedas

 

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Diseñamos tu viaje a medida: hola@winestyletravel.com 

bodega arzuaga
FOTO: Plato en El Taller de Arzuaga / @ Winestyle Travel

Afrontamos la ola de calor del mes de agosto con un muy buen rosado: Can Sumoi La Rosa 2017. Vino natural elaborado en la nueva finca de Raventós y Blanc en la región de Penedés.

Por Glòria Vallès

Cata del vino rosado tranquilo “La Rosa” de Can Sumoi 2017. D.O. Penedés.

FECHA DE CATA: 1 de Agosto 2018 

Un vino rosado natural y fiel a su origen. Así es Can Sumoi La Rosa 2017. Hacía muchos días que quería catar esta nueva propuesta de la bodega Raventós y Blanc, y esperaba el momento oportuno. La ola de calor de inicios de agosto me ha dado el espacio.

En casa, con aire acondicionado, un ambiente tranquilo y toda mi atención para este vino natural que me ha llamado la atención por su imagen desde el primer momento: en una botella de 750 ml más amplia y más baja que una bordelesa o una borgoña habituales.


ESTE VINO NATURAL TIENE UNA ENTRADA LIGERA QUE ACARICIA EL PALADAR PARA DEJAR SENTIR SU PESO EN EL CENTRO DE LA BOCA


De color salmón de intensidad media, Can Sumoi La Rosa 2017 destaca por los aromas primarios, aromas suaves de flores silvestres y fruta fresca. Notas finales de rosa completan su expresión en nariz.

Su entrada en boca es ligera, este vino natural acaricia el paladar para dejar sentir su peso especialmente en el centro de la boca. De acidez fresca y muy agradable, su cuerpo es medio. Nuevamente encontramos en él los aromas primarios de flores y fruta madura.

El final es lo que más me gusta del Can Sumoi La Rosa 2017: largo y voluminoso. Nos deja un recuerdo elegante de una expresión pura y esencial.

Muy buen vino listo para consumir y a un precio más que asequible: 10’50 euros. Se elabora con uvas de las variedades sumoll, parellada y xarel·lo de vides plantadas a 600 metros de altitud. Variedades tradicionales del Penedés en su máxima expresión autóctona.

Pepe Raventós en Can Sumoi - vino natural
FOTO: Pepe Raventós. @ Can Sumoi / Raventós i Blanc

Alto y local: vinos naturales y auténticos

Viticultura antes que enología. Este es el mantra de Can Sumoi. Sus viñedos se encuentran en Sant Jaume dels Domenys i Pla de Manlleu, rodeados de la Serra del Montmell, la Serra del Home y el mar Mediterráneo.

Una finca aislada originaria del S. XVII y con una geología muy especial. Pepe Raventós va así en busca del origen, del territorio, y de aquello que vincula sus vinos con la comarca del Anoia, en Penedés.

finca can sumoi
FOTO: Finca de Can Sumoi, a 600 m de altura. @ Can Sumoi / Raventós i Blanc

¿Qué es un vino natural?

El vino natural busca reflejar fielmente su origen: la tierra donde nace. Para elaborarlo se lleva a cabo un cultivo respetuoso con el medio ambiente y el entorno, mediante por ejemplo agricultura ecológica, biodinámica o con métodos ancestrales.

En los vinos naturales, el viticultor cuida personalmente los viñedos y no compra uva ajena. Su filosofía de viñedo se traslada a la elaboración. Se priorizan las variedades locales y se evita el uso de productos como las levaduras comerciales o bacterias malolácticas.

En definitiva, el vino natural nacen de una filosofía de honestidad y respeto por la tierra y por el entorno.

Si quieres viajar a cualquier destino gastronómico del mundo, contacta con nosotros: hotel@winestyletravel

¿Cuál es el mejor maridaje? ¿Cómo puedo saber que estoy eligiendo bien el vino para la comida? ¿Qué vino tengo que servir con este plato? Estas son quizás las preguntas que más me han hecho a lo largo de mi carrera. Te cuento mis 5 secretos para saber maridar (para principiantes).

Por Glòria Vallès 

Si quieres ser un experto en maridajes, este artículo no es para ti. Te convendría más leer “Qué vino con este pato” del fantástico sumiller Ferran Centelles. Ferran sí es un especialista en maridajes 🙂 También deberías comprar “La cocina aromática” del gran experto en esta materia, François Chartier.

Pero si lo que buscas son algunas ideas básicas para principiantes, con las que por fin saber cómo puedes elegir el vino para la comida que vas a servir, este artículo lo he escrito para ti. En pocos minutos aprenderás las reglas básicas para quedar bien con tus invitados cuando eres tu quien elige el vino.


SI QUIERES SER UN EXPERTO EN MARIDAJES DEBERÍAS LEER A FERRAN CENTELLES Y A FRANÇOIS CHARTIER


El maridaje es una ciencia inexacta, en la que aspectos como la subjetividad de la percepción o el gusto personal tienen mucho que aportar.

Es difícil hablar del maridaje perfecto, la elección perfecta del vino para la comida, pero tampoco sería este mi objetivo. Lo que quiero es dar respuesta a todas esas personas que me preguntan ¿cómo puedo elegir el vino para la comida sin equivocarme?

Tienen poca o ninguna experiencia en el mundo del vino – y ninguna pretensión de convertirse en expertos –  y buscan respuestas fáciles para aplicar en el día a día, en casa o saliendo a cenar con los amigos.

Cada sumiller tiene su propuesta de maridaje perfecto. Por ejemplo puedes leer la idea de maridaje perfecto del sumiller Unai Mata en este post, o conocer nuestras sugerencias para acompañar los platos de pasta aquí.

A grandes rasgos, estos son mis 5 secretos (a voces) para elegir un vino para la comida

vino para la comida



1. La sal de la vida

Una comida preparada con un toque salado, en general es fácil de maridar. Los vinos se mostrarán menos astringentes, menos amargos y menos ácidos. Por el contrario, su cuerpo parecerá mayor.

Los platos en los que domina el gusto salado son por lo tanto de bajo riesgo. Si no queremos equivocarnos, vayamos por aquí 🙂

2. No sin mi ácido

Al vino le gustan las comidas ácidas. Si servimos un plato que tiene toques de acidez (un ceviche, por ejemplo), el vino en general reaccionará mostrándose con más cuerpo, más fruta y lo notaremos un poco más dulce.

Hay que tener en cuenta que si la comida es muy ácida, sentiremos una menor acidez en el vino, así que en estos casos quizás nos conviene servir un blanco de regiones frías, por ejemplo Alemania o Austria, que no contengan azúcar residual.

Nuevamente, la acidez del plato puede ser una gran aliada a la hora de elegir el vino.


LOS PLATOS EN LOS QUE DOMINAN LOS SABORES SALADO O ÁCIDO SON MENOS ARRIESGADOS QUE LOS PLATOS DULCES O AMARGOS


ceviche y vino

3. Entre el dulce y el amargo

Aquí ya entramos en terrenos pantanosos. Elegir un vino para un plato dulce o una receta en la que domina el amargo puede ser tarea complicada. Pensemos por ejemplo en los pasteles o el chocolate amargo: ¿conocemos algún vino que pueda acompañarlos y no salir perjudicado?

Mi recomendación: vayamos a por un vino dulce. La comida dulce provoca una sensación de mayor amargor, astringencia y acidez en los vinos (los sentiremos más duros en el paladar). Probablemente la percepción del alcohol también será mayor.

Por el contrario, perderemos sensación de cuerpo, dulzor y fruta, así que vale la pena prestar atención. Conclusión: con los platos dulces, vinos dulces.

Si no has probado nunca un chocolate amargo con un vino Oporto, no sabes de lo que estoy hablando. Toma nota y no te lo pierdas porque la combinación es deliciosa.


EL PICANTE ES QUIZÁS EL SABOR MÁS ARRIESGADO A LA HORA DE ELEGIR UN VINO


3. Red Hot Chili Peppers

Además de un grupo de música, los red hot chili peppers son pimientos rojos picantes. Y el picante es complicado cuando de maridajes se trata.

Los platos picantes, por ejemplo los tradicionales de la comida coreana o la mexicana, provocarán una sensación de elevada astringencia y acidez en los vinos.

Sentiremos una mayor presencia de alcohol y perderemos la fruta y la riqueza del vino. Así que atención con las combinaciones. Y en determinados casos, no hay nada de malo en tomarnos una cerveza con las cenas picantes 😉

5. Hay vinos más fáciles que otros

Si no quieres fallar en tu elección, en el momento de elegir un vino para la comida, busca vinos versátiles.

¿Suena fácil verdad? Pues lo es: vinos que hayan pasado poco o ningún tiempo de crianza en madera, y vinos sin azúcar residual.

Evita los vinos muy estructurados y con elevados niveles de taninos, a no ser que vayas a servir un cordero lechal o un plato igual de completo en sabores y con una buena dosis de grasa (el churrasco también encajaría aquí).

 

Y finalmente, un clásico: elegir vinos de la región donde estás es siempre recomendable (doy por hecho que no vives en la selva amazónica). No solamente porque seguramente son buenos, sino porque así contribuimos a la sostenibilidad del planeta y al desarrollo rural.

No es un tópico: los vinos locales servidos en la misma región requieren menos consumo de combustibles para el transporte y ayudan a las pequeñas y medianas empresas a obtener un precio justo por sus productos.

Si te gusta la gastronomía y los vinos, puedes viajar con nosotros a los mejores viñedos, bodegas, hoteles y destinos gastronómicos del mundo. Diseñamos tu viaje a medida para ir a La Champagne: hola@winestyletravel.com 

comida y vino

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar