linkedin

El Vermut está de moda y ha vuelto para quedarse. ¿Pero sabes cómo se hace y cuál es su historia? Sigue leyendo que hoy hablamos de cultura del vermut con la ayuda de una experta, Ester Bachs 😉

Redacción

«El Vermut ha conectado con la generación Millenial» nos cuenta Ester Bachs, autora de «La Guía del Vermut». «Ahora la fiesta también puede ser de día y no solamente por la noche». «Además – sigue Ester – es una bebida que permite experimentar sabores y aromas, maridajes con tapas y conservas que desfilan por las barras de bar»

Quizás ya has pedido vermut muchas veces, incluso por sorpresa de tus padres o amigos en según qué ambientes … ¿pero sabes cómo se hace el vermut?

Lo primero que hay que saber es que el vermut es un vino macerado en hierbas. Se sirve tradicionalmente a la hora del aperitivo (o como ingrediente en coctelería) y que está compuesto, entre otros ingredientes, de vino blanco, ajenjo y diferentes sustancias amargas.

Y… ¿una vez sentado en la mesa, ¿pides un vermut cualquiera o ya sabes qué tipo de vermut te gusta más? Los dos tipos de vermut más habituales son el rojo, de origen italiano y el más popular, y el blanco, de origen francés.

En España, la toma de vermut antes de las comidas llegó a estar tan extendida durante las décadas de los 50, 60 y 70 que provocó una metonimia en la que el término “aperitivo” fue sustituido por el de “vermut”.

«El vermut es de consumo familiar y amigable, y lo que es familiar nos resulta normal, siendo lo normal algo que nos genera confianza» sigue explicándonos nuestra experta en vermut.


“Vamos a tomar el vermut” era la frase más repetida en domingos y días festivos entre la sociedad española de toda clase y condición. 


Tras cierto abandono de esta tradición desde la década de los 80, los tiempos del vermut (o vermú, como dicen los castizos) han vuelto, y parece que para siempre.

vermut yzaguirre

FOTO : Yzaguirre elabora Vermut desde 1884 en El Morell, entre Reus y Tarragona

Esta es la historia del vermut

El vermut tiene tal solera que algunos estudiosos atribuyen su invención nada menos que al médico y sabio griego Hipócrates. Esto es debido a que en la Edad Media una bebida similar recibía el nombre de vino hipocrático, seguramente porque pensaban que tenía propiedades curativas, o que al menos curaba las penas.

Lo que se sabe con certeza es que la receta actual del vermut nace en Italia en el siglo XVIII, creado por los Benedetto Antonio Carpano, a base de vino moscatel, alcohol vínico, azúcar, especias, sustancias aromáticas, hojas, hierbas y caramelo.

El éxito de la bebida fue tal que durante el siglo XIX ya comenzó a elaborarse de una forma industrial, apareciendo algunas de las marcas que se convertirían en míticas, como Gancia, Ballor, Cinzano y Martini.

«Para entender la historia del Vermut recomendaria visitar el Museu del Vermut de Reus, probar los vermuts Miró, Yzaguirre o Iris y animarse a degustar también los que vienen de Jerez, como los Lustau, que tienen un carácter muy marcado y con final dulce, como los vinos de Jerez», nos dice Ester Bachs.

Y la aventura no termina aquí para la autora : «También los vermuts de Galicia son interesantes, más frescos y atlánticos como el vermut St Petroni, elaborado con albariño sobre lías. Y para quienes quieren algo más especial, la colección de vermuts de Martínez- Lacuesta»

Cómo se hace el vermut

El vermut rojo, con una composición que incluye hasta 40 extractos de frutas, especias, flores raíces y hierbas, se mezclan con alcohol en un recipiente llamado tamburo y que da 2 vueltas diarias durante un par de semanas.

Tras este proceso, se añade vino y azúcar y posteriormente se deja reposar. Algunos de los ingredientes más comunes son: árbol cascarillo, raíz de lirio, limón, ajenjo, díctamo de Creta, frambuesa, pensamientos y clavo de Madagascar.

Por su parte, el vermut blanco, incluye especies dulces como la vainilla, el cardamomo, el clavo y el jengibre.

FOTO : Martínez Lacuesta elabora Vermut desde 1937

El resurgir del vermut

Tras su auge entre los años 50 y 70, la cerveza y el vino sustituyeron mayoritariamente al vermut como bebidas de aperitivo.

Tal vez una razón para que así ocurriera fue que, al ser una bebida azucarada y dulce, se pensara que podía engordar más que las otras, en una época en la que empezaron a ponerse de moda los cuerpos de extremada delgadez; o que, simplemente, se identificara la bebida con los tiempos algo casposos y se considerara al vino y a la cerveza como aperitivos más modernos.


El hecho es que el vermut estuvo al borde de la desaparición hasta que, aproximadamente hacia el año 2010, comenzó un resurgir que hoy se antoja imparable.


 

¿Por quéel vermut estuvo al borde de la desaparición y ha vuelto con tanta fuerza? Quizás la crisis económica tuvo algo que ver en ello (el vermut es más barato), aunque todo parece indicar que el creciente gusto por lo vintage, encarnado especialmente por el movimiento hipster, fue una de sus causas.


La búsqueda de la modernidad a través de la actualización de las tradiciones ha convertido la toma del vermut en el acto social costumbrista que siempre ha sido.


El vermut es una bebida hipster y, sobre todo, y tal vez esta sea la mejor explicación para este revival, está riquísimo. Y es que lo bueno siempre vuelve.

Esperamos que este artículo te haya aclarado qué es el vermut, y las razones por las que se ha convertido en una tendencia en esta última década, con visos de no dejar de serlo en un futuro cercano.

En cuanto a la duda existencial de muchos consumidores sobre cuál es el mejor, si el embotellado o el de grifo, la respuesta está en probar y en elegir.

Aunque si este artículo te ha despertado la curiosidad sobre el Vermut, deberías leer el libro de Ester Bachs, Guía del Vermut, con prólogo de Carme Ruscalleda, la mujer con más Estrellas Michelin.

 

FOTO DE PORTADA : Vermut Padró, elegido mejor vermut para cócteles en los Premis Vinari 2018

museu del vermut de reus

FOTO : Foto de la inauguración del Museu del Vermut de Reus

En España las tradiciones de Nochevieja se caracterizan, en el plano gastronómico, por el cava o espumosos con el que se brinda la llegada del Año Nuevo y especialmente por las 12 uvas que se toman por cada una de las campanadas que suenan en la medianoche. ¿Pero qué pasa en el resto de países de Europa?

Redacción

Se acerca el 31 de Diciembre y algunos ya sabemos que este año tampoco seremos capaces de comer doce uvas en tiempo récord. El origen de decidir acabar y empezar el año atragantándonos con fruta tiene dos teorías:

  • la que cuenta que comenzó en la década de los 80 del siglo XIX, iniciada por la burguesía española a imitación de la francesa; y, la más aceptada
  • la que dice que fue la forma en la que los productores de uva de Alicante sacaron al mercado el excedente que se produjo tras la cosecha de 1909, vendiendo que su ingesta traería buena suerte.

Sea como fuere, lo cierto es que la costumbre continúa hasta hoy, extendida incluso a varios países de Hispanoamérica. 

Lo cierto es que todos los países tienen sus propias tradiciones. Por eso, vamos a contarte algunas curiosidades de la Nochevieja de algunos países del viejo continente para que puedas elegir cuál es la Nochevieja de Europa que más te gusta.

La noche de fin de año en Italia

A diferencia de en España y parte de América Latina, la costumbre en Italia no es comer uvas, sino lentejas. Y no 12, lógicamente, sino un buen plato. En la Notte de San Silvestro es tradición consumir un buen guiso de esta legumbre, símbolo de bienes y riquezas, especialmente en el conocido cotechino con lenticchie, o sea, lentejas con embutido.

Así que ya sabes, si eliges Italia como lugar donde cenar en Nochevieja, vete con un buen digestivo en el bolsillo, porque la receta es de todo menos liviana. Y si estás por la calle, cuidado no te caiga un mueble encima, porque también es una curiosidad de la Nochevieja italiana deshacerse de ellos en esta noche mágica.

Tradiciones de Nochevieja en Portugal

De cultura ibérica, los portugueses coinciden con los españoles en tomar 12 uvas durante las campanadas, aunque en su caso se trate de 12 uvas pasas. Por su cercanía y buenos precios, Portugal es uno de los destinos de Nochevieja en el extranjero más populares entre los españoles.

Sus cenas son opíparas, con el bacalao como plato estrella (no podía ser de otra forma), aunque en ciertas zonas del país lusitano sea también costumbre comer pavo y algunos deliciosos dulces como el Bolo Rei y los filoshes.

Recibir el año Grecia

En el país que fuera cuna de la civilización occidental, tienen la arraigada tradición en Nochevieja de comer un delicioso pastel : el Vasilopita, también conocido como Pan dulce de Año Nuevo o Pan de San Basilio.

Muy popular en los Balcanes y en todo el este europeo, el Vasilopita lleva en su interior una moneda que llevará la fortuna a quien le toque. Es muy similar al popular roscón de Reyes español.

Fin de año en Alemania

En tierras germanas es tradición en la Nochevieja comer berlinas de mermelada con licor (sin licor también hay, pero son menos populares). También regalar cerditos de mazapán.

En cuanto a las bebidas espirituosas, no es con cerveza con lo que los alemanes reciben el Año Nuevo, como podría esperarse, sino con champán o un vino espumoso del país llamado sekt.

Si en el momento de las campanadas tienes ceniza u hollín a mano, restriégatelo por la frente: es la forma en que los alemanes le piden al nuevo año salud y buena suerte.

Puedes saber más del SEKT en nuestro artículo «Prosecco y Sekt : ampliamos nuestro conocimiento de espumosos».

Nochevieja en Francia

A la cena de Nochevieja la llaman los franceses la Réveillon de la Saint-Sylvestre, un auténtico banquete en el que no puede faltar el pavo relleno, los crepes, las ostras o el foie gras. Como postre, es muy tradicional el Brûche de Noël.

Por supuesto, el champán no puede faltar en Francia. Si vas a celebrar la Nochevieja en Francia con tu pareja no te olvides de besarle bajo una ramita de muérdago al acabar las campanadas. Bueno, para eso no es necesario viajar a Francia ni ramitas, la verdad. Aunque si os pilla en París, no dejéis de salir por los Campos Elíseos, que esa noche es una explosión de luces que jamás olvidaréis.

Son muchas más las tradiciones de Nochevieja en Europa, elige la que más te llame la atención y prepara tu viaje para celebrar un fin de año diferente. En cualquier caso, recuerda que si no quieres dejar de celebrar la Nochevieja a la española, siempre puedes llevar unas bolsas de uvas en la maleta.

¿Quién no recuerda una noche de verano tomando mojitos con los amigos? Este cocktail es casi sinónimo de amistad, y hoy te contamos cuál es el mejor ron si estás pensando en prepararlo en casa.

Redacción

Hoy hablamos de Mojito, pero primero te contamos cosas del licor con el que se elabora : el ron es una bebida alcohólica que se elabora a partir de melazas por fermentación o de la caña de azúcar.

Su existencia está documentada por primera vez en el año 1650 en la isla de Barbados, con el nombre de “rumbullion”, cuyo significado en el inglés de la época era “gran tumulto”. Un poco de historia nunca nos va mal 😉

Solo tuvieron que pasar dos décadas para que esta oscura bebida tomase su nombre actual: rum (ron en español). Y en poco tiempo más, los piratas de la época comenzaron a cambiar el aguardiente que solían tomar por el ron, hasta convertirlo en una bebida mítica que, al mezclarse con agua, lima, menta y azúcar, daría lugar al aclamado mojito cubano. ​

Así que si eres amante del buen ron, o te encanta prepara cocktails, vamos a hablarte de los diferentes tipos que puedes encontrar y de cuál es el mejor ron para preparar unos mojitos de escándalo.

ron para mojito

Tipos de ron que puedes comprar

Aunque estamos hablando de un licor que admite distintos tipos de clasificaciones, esta suele ser la distinción más generalizada:

Ron Blanco: prácticamente incoloro, aunque a veces tenga una ligera tonalidad amarillenta. Procede de aguardientes que han permanecido durante el tiempo oportuno en envases de madera de cerezo o de roble.

Ron Dorado: procedente de aguardientes que han permanecido en envases de madera de cerezo o roble.

Ron Añejo: lo mismo que los anteriores, pero con un tiempo en el envase de un año o más.

Ron Viejo: su tiempo de permanencia en el envase debe ser igual o superior a tres años.

Licor de ron o ron dulce: el que contiene 100 gramos por litro de sacarosa o glucosa.

Ron Agrícola: así se denomina al que es producido en departamentos franceses de ultramar, y que son envejecidos en maderas de cerezo o de roble.

Ron Escarchado: es el que se sobresatura de azúcar, cristalizándose en ramas que sirven como soporte.

Ron Ligero: ron destilado en alambiques continuos.

Ron negro: con más cuerpo y peso y un acusado sabor a melaza. Su color procede de la aplicación de colorantes durante su proceso de envejecimiento.

Ron con especias: pueden ser negros, dorados o blancos, y los frutos o especias que se les añade a las barricas son variados: vainillas, nuez moscada, coco, piña, canela, naranja, etc.

Ron Over-proof: con un contenido en alcohol muy alto, habitualmente blanco.

Ron Premium: con una maduración que va de los 5 a los 50 años, es el de mayor calidad.

ron bacardi

Cuál es el mejor ron para mojitos

Ahora sí llegamos la momento importante : ¿tienes una fiesta este fin de semana y quieres preparar Mojitos? Pues te explicamos cómo hacer los mojitos más populares, además de indicarte cuales son los rones que mejor le vienen a cada uno.

Y si no te atreves, ponte en contacto con nosotros para organizar una tarde de cocktelería privada en Barcelona para tus amigos con nuestro Master Cocktelero

Aquí vamos con un ron para cada Mojito (y en cada link te decimos dónde los encuentras en Amazon, por si no puedes esperar y quieres comprarlos ya):

Mojito cubano: 

El clásico mojito se debe hacer con ron blanco de origen cubano, como el Caney Carta Blanca o el Havana Club.

Se mezcla con agua o soda, nunca con refrescos, y con zumo de lima, después de haber majado ligeramente en un vaso de cristal unas hojas de menta y azúcar moreno. Es esencial servirlo con hielo picado.

Mojito amargo:

En él sobresalen los sabores y aromas de ingredientes como la ralladura de limón o lima, la tónica, la angostura o, incluso, el tequila.

Si lo que te gusta es el mojito amargo el ron más adecuado es el Bacardí, de un sabor ligero que no hará perder ni un ápice el amargor.

Mojito goloso:

Mojitos con sus principales sabores dulces (granadina, chocolate, maracuyá, higos, cava dulce…). Si lo acompañas de un ron dulce resultará excesivamente empalagoso, por lo que el más recomendable es el Barceló, profundo y con mucho cuerpo y matices.

Mojito ácido: 

Aquí encontrarás la combinación de la acidez del limón o la lima con el amargor de la soda o el agua con gas. También puedes añadir trozos de pomelo, piña y otras frutas ácidas. El ron más adecuado es un ron dulce como el Bacardí Limón.

Mojito especiado:

Muy popular en países como Jamaica, Martinica o Bermudas. Puedes usar jengibre, enebro, pimienta… El ron Captain Morgan es el más utilizado para este tipo de mojitos.

Y no olvides beber con moderación. El placer de la cocktelería está en el sabor, el compartir y el llegar a casa sano y sin excesos 😉

La gastronomía mexicana es rica en texturas, colores y sabores. Y podríamos decir que es multicultural por las diversas influencias que ha recibido de distintas cocinas, como la española, francesa, asiática y africana, además de tener como base la de la América prehispánica.

Redacción

El arte culinario mexicano es tan característico que ha influido en la culinaria de medio mundo. Y es que la gastronomía mexicana es la suma de sus cocinas regionales, teniendo como denominadores comunes, en buena medida, el uso de frijoles, chile y maíz.

Una de las más influyentes es la del estado de Oaxaca, en el suroeste del país, uno de los destinos de turismo gastronómico más importantes de México. Los restaurantes en Oaxaca, al igual que sus fabulosos parajes de extraordinaria biodiversidad, su riqueza arqueológica y sus paradisíacas playas, hacen que cada año sea mayor el número de visitantes que recibe esta ciudad cuyo centro histórico es considerado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Catedral de Oxaca de Juárez

FOTO : Catedral de Oxaca de Juárez / @ Turismo de Mexico

Qué puedes comer en Oaxaca

La cocina oaxaqueña define e identifica a su pueblo por su complejidad, riqueza y variedad. Los platillos de Oaxaca tienen como elementos principales la carne y el pescado, combinados sabiamente con moles, especias, hierbas aromáticas, tomates y chiles.

Son cuatro los platos de Oaxaca considerados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad : sus 7 moles, los chapulines, las tlayudas y la sopa de guías.

Entre sus postres no debes perderte el pan de yema con chocolate, la nieve de tuna, los buñuelos y la leche quemada.

Las bebidas clásicas de este estado mexicano proceden en su totalidad de la América prehispánica, y son su famoso mezcal, el pozonque, el agua de chilacayota, el tejate y el chocolate caliente.

Restaurantes en Oaxaca que no te puedes perder

La oferta gastronómica en Oaxaca de Juárez, capital de este estado mexicano, es muy variada y digna de ser conocida. No dudes en vivir las experiencias culinarias que te ofrecen los restaurantes que te mostramos en esta pequeña guía.

Chef Jose Manuel Baños Oxaca

FOTO : Chef José Manuel Baños @ Restaurante La Pitiona

1. Casa Oaxaca

En este colorista restaurante encuentras una exquisita combinación de aromas y sabores mediterráneos y oaxaqueños. Tiene unos excelentes platillos tradicionales de cordero y pescado.

Que no te echen para atrás los chapulines por ser insectos —un tipo de alimento al que los europeos aún no le tienen cogido el gusto—, están asados y aderezados con chile, limón y sal y tienen un sabor realmente exquisito.

2. La Pitiona

Los platillos del chef José Manuel Baños te proporcionan un auténtico viaje sensitivo por toda la gama de sabores y aromas de la culinaria oaxaqueña, con una equilibrada mezcla de tradición y vanguardismo.

No puedes dejar de probar especialidades como el pescado con chicatanas, el risotto con escamoles y su gran variedad de moles.

plato del restaurante origen en oxaca

FOTO : Propuesta del Chef Rodolfo Castellanos en @ Restaurante Origen

3. Restaurante Origen

Cocina tradicional con un acercamiento contemporáneo, que elabora sus platos a partir de ingredientes exquisitos, frescos y variados seleccionados por el chef Rodolfo Castellanos. Ingredientes de proximidad y con un protagonista principal : el maiz nativo.

De entre su extensa carta, basada en la cocina ética y sostenible, nos ha llamado la atención el guacamole con chapulines o unos sabrosos bizcochos de maíz con espuma de pinole y helado para postre.

4. Las Quince Letras

Con unos ingredientes procedentes exclusivamente del estado de Oaxaca, la chef Celia Florián, Premio Nacional de Cocina Regional, te deleita con un mestizaje de sabores prehispánicos y coloniales, destacando su cazuela de tasajo y su botana oaxaqueña.

 

Son muchos más los restaurantes de Oaxaca que puedes descubrir, lo que tenemos claro es que su fama de paraíso gastronómico es más que merecida. Si viajas a esta zona de México, te recomendamos que planifiques una ruta para probar los mejores platos oaxaqueños y te aventures a probar todo aquello que ni habrías imaginado. ¿Estás listo para hacer las maletas?

Si quieres conocer algunos de los vinos que se elaboran en México, no te pierdas El Bajío, una escapada para conocer el vino mexicano.

Quizás has oído hablar del Pisco Sour pero el destilado peruano por excelencia es versatil y nos permite elaborar un sinfín de cócteles. Si eres atrevido, además de querer probarlos todos puedes intentar elaborarlos en casa. 

Redacción

El Pisco es la bebida peruana por excelencia : un destilado de uvas que recibe su nombre del puerto y valle llamado Pisco, situado al sur del Perú, lugar donde se embarcó el aguardiente para enviarlo a España por primera vez, en el siglo XVI.

Con sus 400 años de historia, el Pisco se produce exclusivamente en la mitad inferior del país, en la franja que va desde Lima hasta Tacna –la ciudad más al sur de Perú–.

Esta bebida espirituosa está ganando popularidad en la coctelerías de todo el mundo, principalmente porque al ser un destilado de fruta y no de grano, las sensaciones y sabores que ofrece el Pisco casan de forma natural con otras bebidas a la hora de crear nuevos cócteles.

El sabor del pisco se distingue de cualquier otro destilado debido al uso de las “uvas pisqueras” del Perú, que llegaron para ser utilizadas en la elaboración del vino y se clasifican en dos grandes grupos:

  1. Las variedades no aromáticas : la Quebranta, la Negra Criolla, la Mollar y Uvina.
  2. Las variedades aromáticas : Italia, Moscatel, Torontel y la Albilla.

Todas ellas son variedades de uva la especie Vitis Vinífera L. (la misma que se utiliza para la elaboración de vino en todo el mundo) que fueron adaptadas al terruño del Perú.

La Ruta del Pisco

Si eres de los nuestros, de los que viajamos persiguiendo sabores, aromas y gastronomías exóticas en todo el mundo, no puedes perderte la Ruta del Pisco. Es una muy buena excusa para viajar a Perú y completar tu visita al Machu Pichu con esta escapada gastronómica.

 

La fermentación, clave a la hora de definir la pureza del Pisco

Las infinitas combinaciones de este destilado llevan a hablar de piscos puros y de mosto verde. Dos variedades con procesos de elaboración dispares que consiguen matices de sabor completamente distintos.

Existe el Pisco puro, que se produce a partir de cualquiera de los ocho tipos de uva y el Mosto Verde, que sigue un proceso que no completa toda la fermentación, con lo que el destilado resultante resulta mucho más intenso.

Estos matices y también su versatilidad lo han convertido en un destilado que ha sido capaz de encontrar su espacio en la mixología contemporánea, dando lugar a toda una serie de combinados que abren un mundo de posibilidades, pero aptos para satisfacer a varios paladares, incluso los más selectos:

  1. Pisco Sour

Zumo de limón, azúcar, clara de huevo y hielo. Estos son los ingredientes que se necesitan para elaborar el combinado con pisco más conocido, el Pisco Sour.

Este combinado nació hace prácticamente 100 años en Morris Bar, propiedad del estadounidense Víctor Morris y desde allí, la fórmula se extendió hasta llegar a las barras de los restaurantes de los hoteles, donde lo probaron celebrities como John Wayne o Walt Disney.

Es una bebida tan icónica en Perú que el primer sábado de mayo tiene lugar el “Día del Pisco Sour”, celebración que rinde homenaje a este producto emblemático que día a día contribuye a hacer ´marca país´.

2. Pisco chilcano

Un cóctel a base de pisco puro, al que se le añade jugo de limón, amargo de angostura, ginger ale y azúcar. Para los peruanos, el chilcano es un combinado común, que se toma durante las comidas.

Además, se considera que tiene grandes propiedades reconstituyentes, motivo por el cual se le bautizó con el nombre de chilcano, apelativo que también recibe un caldo de pescado de la costa norte de Perú.

Esta bebida peruana se empezó a hacer conocida en bares y pulperías de inmigrantes, como el Santiago Queirolo, el Cordano, el Carbone o el Arboccó, para más tarde incorporarse como protagonista indiscutible en la carta de los restaurantes más exclusivos del país.

3. Capitán

Es un cóctel clásico de la cultura peruana creado en los años 20. Es conocido porque contiene vermut rojo, pisco, cereza y hielo. Es muy recomendable enfriar el vaso, para asegurarse que se tomará a la temperatura idónea.

El curioso nombre de ‘capitán’ lo recibe porque lo consumían los capitanes al terminar sus rondas para combatir el frío en la sierra de Puno, cuna de este combinado que con los años atravesó las cumbres peruanas para llegar a Lima.

4. Pisco Point

Uno de los cócteles más dulces y frescos que ofrece este aguardiente de uva, perfectamente capaz de competir con las novedades más atrevidas de la mixología. Está elaborado con pisco, licor de manzana, anís de estrella (una especia con un sabor muy similar al del anís) y un amaro siciliano, un licor de hierbas digestivo.

5. Pisco Tonic

Tal y como su nombre indica se combina con tónica, la cual le proporciona un toque dulce y fresco a través del carbónico. Es el combinado ideal para animarse a probar este destilado de uva, perfectamente apto para los fanáticos del gin-tonic.

6. Andes Amables

Es uno de los cócteles con un regusto más fuerte e intenso, ya que se mezcla el pisco con vodka. Se suaviza el sabor añadiéndole hielo y de zumo de limón,  proporcionando un toque refrescante.

7. Peruano Flip

Este cóctel es idóneo para postres, ya que contiene ingredientes dulces que le proporcionan un sabor inigualable y muy característico. Es costumbre servirlo con un poco de chocolate y fruta, acompañamiento que lo convierte en una bebida ideal para tomarlo después de comer o a media tarde.

Contiene pisco, crema de leche, crema de café, una yema de huevo y tres cubitos de hielo.

8. Aguaymanto

Resalta por el sabor exótico que le proporciona el zumo del superfood aguaymanto, que además de delicioso es alto en proteínas, fósforo y vitaminas A, B y C.

También se le añade azúcar, crema de coco y hielo. La combinación de estos ingredientes provoca un sabor afrutado muy dulce y refrescante.

Si además del Pisco te encanta la gastronomía peruana, no te pierdas el post Cinco formas de preparar el ceviche peruano

El nuevo año judío, Rosh Hashaná, empieza este 2019 el 29 de septiembre y se alargará hasta el 1 de octubre, dando comienzo al año 5780 del calendario hebreo. Es un buen momento para descubrir la gastronomía que acompaña a los judíos en esta época del año : platos típicos con simbología.

Redacción

El sonido del shofar, el instrumento ceremonial en forma de cuerno que aparece en la Torá, marca el inicio Rosh Hashaná, día que conmemora el año nuevo de la comunidad judía. Este año el acontecimiento transcurre entre el 29 de septiembre y el 1 de octubre y dará la bienvenida al año 5780.

Rosh Hashaná – nuevo año judío – es una de las festividades más relevantes en Israel y los platos que se comen durante los dos días de celebración del nuevo año judío tienen una enorme carga simbólica.

Alimentos como las zanahorias, las calabazas, los dátiles, las granadas, la miel o las manzanas están presentes en las mesas de las familias judías durante el año nuevo. Cada uno de ellos tienen un significado muy definido :

  • El dátil, un dulce muy típico de Israel, representa el deseo de que los enemigos de la persona desaparezcan.
  • La granada tiene genéticamente 613 semillas, igual que los 613 preceptos de la Torá.
  • La zanahoria simboliza el anhelo de realizar más acciones buenas durante el año entrante.
  • Comer calabaza alude al deseo de destruir las malas acciones realizadas el año anterior.
Granada para año nuevo judío

Además de estos ingredientes, que pueden tomarse como aperitivo, existen otros platos tradicionales para celebrar el año nuevo en Israel. A pesar de esto, la tradición se ha amoldado a la actualidad y algunos de estos guisos se han adaptado a la dieta vegetariana o incluso vegana, muy en boga en Tel Aviv, ciudad vegan-friendly por excelencia.

Entrante : Manzanas con miel

Este entrante para iniciar el año nuevo judío es sencillo, sabroso y representativo a partes iguales. Basta con untar un gajo de manzana en miel para degustar este entremés que se toma con el fin de desear a los seres queridos que el próximo año sea dulce.

Jalá agula, pan redondo y trenzado

El jalá es un pan con semillas trenzado que se come semanalmente durante la festividad del Shabbat. Se elabora con harina, mantequilla, semillas de amapola, azafrán y sirope de agave.

Pero en la celebración de Rosh Hashaná la tradición es que el pan sea redondo, ya que esta forma representa de manera simbólica el deseo de tener una vida larga y plena. El pan circular también alude a una corona, símbolo de la representación divina.

Pescado Guefilte, por las buenas acciones del nuevo año judío

Este tiene al pescado blanco como protagonista. Se completa con zanahoria, cebolla y perejil y se puede cocinar o bien al horno o hervido.

El pescado es un elemento clave en esta festividad, ya que también es tradición comer su cabeza o tenerla emplatada en la mesa. Simboliza liderazgo y el afán que durante el nuevo año se realicen buenas acciones.

Farfalaj, con o sin pollo

Es una pasta de trigo tostada que tanto puede ser un acompañamiento o el ingrediente principal. La receta más sencilla es el farfalaj condimentado con cebolla y caldo de verduras. También puede mezclarse con pollo.

De postre : Leicaj

Para el postre, es típico tomar un leicaj de miel. Este dulce se realiza con miel, huevo, azúcar, canela, té y aceite. El resultado es un postre esponjoso, un deje dulce y una forma circular como la de una berlina. Como las manzanas con miel, su dulzura simboliza el imperioso deseo de tener un año nuevo ‘dulce’.

 

Aperitivos habituales : Varenikes y knishes

Dos aperitivos habituales en la celebración de Rosh Hashaná, originales de las comunidades judías asquenazíes asentadas en Europa del Este. Los varenikes son una pasta en forma de media luna que se pueden rellenar con cebolla, patata, col, queso o puré de patata. Por su parte, la masa de los knishes es de harina y puré de patatas y se pueden rellenar con col, cebolla, espinacas o nueces, entre otros.

 

Si te encanta la gastronomía del mundo y eres un viajero incansable, no te pierdas los Cinco dulces belgas para derretirse comiendo y las  Cinco formas de preparar el ceviche peruano 

El ceviche, también conocido como cebiche, sebiche o seviche, es el plato estrella en la gastronomía de Perú. El país es hoy un gran destino mundial gracias a su gastronomía y Lima es su máximo exponente.

Redacción

Hoy viajamos virtualmente a Perú a través de su plato más famoso: el ceviche. Es el más reconocido a nivel mundial y ha formado parte de las grandes campañas internacionales de Gastrodiplomacy que ha llevado a cabo el país, bajo el eslogan «Perú, Mucho Gusto».

La pasión de los peruanos por la receta de ceviche es tal que incluso se ha escogido el 28 de junio como Día Nacional del Ceviche, en una resolución ministerial vigente desde 2008. Antes, en 2004 fue nombrado Patrimonio Cultural de la Nación por el Instituto Nacional de la Cultura.

Nos adelantamos un día para que mañana, 28 de Junio, puedas preparar tu propia receta de ceviche o acercarte a un buen restaurante peruano a disfrutarlo. Y si te animas a descubrirlo de primera mano, no te pierdas los viajes a medida que organizamos junto a Ferrer & Saret : Perú Gastronómico es uno de nuestros TOP 🙂

Cinco recetas de ceviche para degustar Perú en toda su esencia

Existen muchas formas de preparar este plato, así como otros derivados del mismo, pero todas mantienen en su receta el pescado, el limón, la sal y el ají, ingredientes que conforman su esencia. En palabras de Pablo Ortega, chef peruano del restaurante Ceviche 103 en Barcelona, “la variedad de ceviche es inmensa”, pero destaca cinco recetas indispensables:

El clásico

La versión más estándar del plato peruano por excelencia está elaborado a base de pescado fresco (el chef puede elegir qué tipo) cortado en dados, con zumo de limón, cebolla, sal y ají. Suele acompañarse con boniato, cilantro y cancha (maíz seco tostado), un «superalimento» de Perú que le añade el toque crujiente a un plato ácido por naturaleza. El toque final consiste en servir la “leche de tigre” sobre el plato, consiguiendo un aspecto limpio y estético.

Así se consigue elaborar y disfrutar de toda una “oda al paladar” que ha contribuido a que Perú haya sido designado ´Mejor Destino Culinario´ durante siete años consecutivos por los World Travel Awards.

El nikkei

La fusión de la cocina peruana con la japonesa también ha influenciado al plato estrella del país. Así nació el ceviche nikkei, que sustituye la corvina por el atún fresco. La soja y la fruta, especialmente el aguacate, son otros de los ingredientes que se le añaden a esta deliciosa variante peruano-japonesa.

Ceviche con frituras

Los ingredientes son parecidos a los del ceviche clásico, pero el resultado final es distinto. El cambio sustancial es que se elabora con calamares o con pulpo frito empanado. De este modo, se aprecia una variación de temperatura relevante, que mezcla el frío habitual del ceviche con el crujiente y caliente sabor del calamar o del pulpo.

El ceviche de gambas

El ceviche se debe al mar. Así lo vuelve a demostrar con esta variación elaborada con gambas, preferiblemente rojas. La receta se completa con la habitual “leche de tigre”, el indispensable ají, cebolla, boniato y chifles (chips de plátano). Este último ingrediente le aporta al plato una textura crujiente, elemento que en la mayoría de las ocasiones se introduce en esta preparación para contrarrestar la acidez que le da el limón.

El tiradito, una variación con toques japoneses

La influencia japonesa en Perú goza de una importancia notable, cosa que ha hecho que las confluencias con la cocina del país japonés en el ceviche vayan más allá del tipo nikkei. El ´tiradito´ tiene una composición bastante parecida al clásico, pero en su elaboración, las técnicas japonesas cobran importancia.

Más que ceviche

Además del Ceviche, en Perú puedes descubrir otros platos típicos de la cocina peruana como el Lomo Saltado, Pachamanca, el Ají de Gallina o los tamales. Sin duda una tentación difícil de resistir si lo tuyo es aventurarte en la cultura gastronómica de cada país 😉

Un viaje gastronómico a Perú es excepcional porque combina también los grandes atractivos culturales e históricos del país. En el magestuoso Machu Pichu nos adentraremos en la milenaria cultura Inca que tanto ha marcado este país andino.

Pasaremos también por Arequipa, que cuenta con un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, y Cusco, antigua capital del Imperio Inca y llena de referencias y arquitectura de la época de la conquista española. Si eres muy atrevido/a, un tour por el Amazonas te llevará a adentrarte en la selva además de aprovechar la ocasión para degustar algunos platos de la gastronomía típica de la región amazónica peruana. ¿Te animas? 😀

peru

¿Cuánto café tomas al día? ¿Eres muy cafetero? ¿Como los noruegos, que consumen de media 9 kg per cápita anuales? ¿O estás en la media española, que es de 4kg per capita anuales? Bebas mucho o poco, si eres lector habitual de Winestyle Travel muy probablemente te gusta el café de alta calidad. Te contamos cómo es un buen café.

Por Esther Ibañez

El café es la segunda bebida más consumida del mundo, después del agua. Si queremos comprar un café de alta calidad deberemos tener en cuenta varios factores : el más importante es el origen, aunque también su tueste, la forma de prepararlo y cómo lo conservaremos.

Antes de empezar a hablar de ello, y de recomendarte un par de viajes cafeteros (por supuesto 🙂 además de viajes del vino puedes aventurarte a un viaje ¡siguiendo los pasos del café!),  comencemos por el principio: ¿de dónde viene?

El café procede de una pequeña planta, el cafeto, que crece en una franja que delimitan los trópicos de cáncer y capricornio. De alguno de los países que se encuentran en esas latitudes parten los granos que, una vez tostados, molidos y preparados, acabarán en una taza o vaso en cualquier parte del mundo.

Todo parece indicar que fue en Etiopía donde se descubrió por primera vez este grano como alimento. La leyenda cuenta que fue un pastor que observó el efecto anímico que producía en sus cabras la ingesta de los frutos de un pequeño arbolito. Desde allí fue abriéndose paso en diferentes países, si bien no llegó a Europa hasta el siglo XVI.

Así se sabe que comenzó a tomarse en Venecia procedente de Turquía, y de ahí pasó a Centroeuropa, siendo Viena una de las ciudades en las que más se asentó su consumo. Incluso Bach le dedicó una cantata en 1727, en la que habla de un padre preocupado por el elevado consumo de café de su hija.

Hoy en día, el principal destino cafetero del mundo es Colombia, y en un viaje de varios días puedes descubrir el Paisaje Cafetero Colombiano, degustar algunos de sus mejores cafés y aprender en directo los trucos que te contamos en este post.

grano de café

Si quieres un buen café, selecciona su origen

Volviendo a las claves para elegir un buen café: procura que sea arábica. ¿Qué significa? Existen dos grandes familias de café en el mundo: arábica y robusta. El 70% de toda la producción mundial es de la variedad arábica, cuyo grano alargado se obtiene un café caracterizado por su agradable sabor, alta acidez y bajo amargor.

Además, el arábica tiene un bajo porcentaje de cafeína comparado con la variedad robusta. Se cultiva a una altura de entre 600 y 1200 metros en zonas de América Central, América del Sur, África y Asia.

En América Central, te enamorarás de Costa Rica tan sólo probando uno de sus cafés y durmiendo en Finca Rosa Blanca. Puedes empezar por leer nuestro post Costa Rica es más que naturaleza

Los cafetos de la variedad robusta son más resistentes a la sequía que los arábicas, además pueden cultivarse en zonas más bajas. Su grano es más redondo y de él se obtienen cafés más amargos y con mayor cafeína. Aunque esta variedad es menos apreciada que la arábica, existen excepciones de robusta de calidad.

Estos los encontrarás en Brasil, donde hay grandes extensiones de café robusta. Te lo contamos en el post Las semillas y la gastronomía del Nordeste de Brasil  🙂

El tostado es el secreto (no el único)

Estamos hablando de una de las bebidas más extendidas del mundo, pero en cada país se toma de una determinada manera: corto, largo, con leche, claro, oscuro… Existe un determinado gusto cultural del café asociado a países y regiones que muchas veces cuesta superar. Si eres viajero o viajera sabes de lo que estamos hablando 😉

¿Y cuál es el gusto en España? Lo queremos muy oscuro, aunque no es la opción más recomendable. La razón es el tostado, uno de los procesos más importantes en la obtención del café. Tostar bien, en su punto, es todo un arte. Un mal tostado puede arruinar unos granos de café excelentes.

Generalmente se distinguen dos tipos de tueste (además de intensidad baja, media o alta). Si queremos calidad, deberemos elegir el primero :

  • Natural: el café se tuesta sin ningún aditivo, solamente el grano.
  • Torrefacto: a los granos se les añade un porcentaje de azúcar (aproximadamente un 15%) que, al quemarse, le confiere al producto mayor color.

En el blog Tico Coffee puedes aprender un poco más sobre los tipos de Tostado del Café

café

Lo que nunca debes hacer

Hemos querido averiguar qué errores son los más comunes en los hogares a la hora de preparar café, y para ello nada mejor que leer el Blog de un gran tostador barcelonés, Cafés el Magnífico, donde nos cuenta ¡Los diez crímenes habituales que matan al café!

Algunos de ellos son guardar el café sin bolsa y dejar que entre humedad, no consumirlo antes de tres meses de haberlo comprado, prepararlo con agua del grifo o recalentarlo. ¡Este último es casi un pecado! Si eres muy cafetero no te lo pienses y descubre estas recomendaciones y más en Cafés el Magnífico.

Hubo un tiempo, en los años 30, en que Nueva York fue testigo de un Little Spain, el barrio que acogió a numerosos emigrantes- principalmente gallegos y asturianos- que salieron de España buscando un mejor futuro.

Por Esther Ibañez

En Little Spain, los inmigrantes españoles crearon una comunidad que se instaló en el entorno de la calle 14 de Manhattan.

Hasta unos 40.000 españoles vivían en esta zona, disponiendo de un activo centro cultural y de acogida de nuevos emigrantes, una iglesia y comercios donde se vendían productos españoles.

La escritora María Dueñas así lo retrata en su novela “Las Hijas del Capitán” ambientada en el Little Spain neoyorquino.

Desde mediados de marzo, otro Little Spain  vuelve a cobrar fuerza en Nueva York, esta vez en el número 10 de Hudson Yards.

Un proyecto del cocinero José Andrés ( tremendamente popular en EE.UU) en asociación con los hermanos Ferrán y Albert Adriá que busca poner una pica de la gastronomía española en la gran urbe de los rascacielos.

little spain winestyle travel

La propuesta no puede ser más apetecible. Son 3.200 metros cuadrados destinados a la exaltación de los productos típicos españoles: la paella, las tapas o los vinos de Jerez.

Sus promotores lo definen como un lugar “para socializar en torno a la comida”, transmitiendo también así la cultura española de alargar las sobremesas con charlas distendidas.

Little Spain nace como un espacio en el que se presentarán productos autóctonos españoles y donde reputados cocineros patrios podrán montar demostraciones y showcookings.

España sigue así la estela (y muestra músculo) ante otros proyectos gastronómicos europeos desplegados ya en Nueva York: el italiano Eataly o Le District francés.

Se calcula que cuando esté en pleno funcionamiento, unas cinco mil personas visitarán diariamente las instalaciones de Little Spain para comer, picotear o tomarse un vino.

jose andres little spain

El enorme espacio de Hudson Yards alberga tres restaurantes, más de una docena de kioskos, una vermutería y un bar de vinos:

LEÑA. La paella cocinada sobre leña será el gran reclamo de este restaurante que también incorpora la gastronomía propia de un asador vasco especializado en chuletones.

MAR. Local especializado en pescado y marisco traído desde las costas españolas o escogido en los mercados norteamericanos. Propone una carta conformada por un gran surtido de mejillones, almejas, atún o bacalao. También funciona como una pescadería: los clientes pueden llevarse piezas para cocinarlas en casa.

SPANISH DINNER. Gran comedor con cocina ininterrumpida desde el desayuno a la cena, pensado para comer a cualquier hora y para fomentar las reuniones informales tras el trabajo, los famosos afterworks

Un cocktail bar llamado “BAR CELONA” que se trata de una vermutería donde acompañar los vinos aromatizados con gildas, olivas o anchoas.

Los distintos puestos (denominados kioskos) se irán poniéndose en funcionamiento hasta finales de abril cuando se prevé que Little Spain esté a pleno rendimiento: en ellos podrán adquirirse desde churros a jamón, desde quesos españoles a porciones de tarta, desde pulpo a patatas bravas o empanadas.

Muchos de estos productos apenas tienen presencia en el mercado norteamericano, recordemos, por ejemplo, que sólo hace 10 años que está permitida la entrada de jamón español en EE.UU.

Vinos españoles en Manhatan

El vino es otro de los grandes pilares que sustentan la gastronomía española. En el Mercado Little Spain podrán encontrarse entre 250 y 300 referencias de vinos tintos, blancos, espumosos de toda la geografía española así como vinos de Jerez. Entre ellos, unos cuarenta podrán disfrutarse por copas.

La refrescante sangría y el vermut, ambos con el vino como base, son otra de las grandes apuestas a la hora de acompañar tapas y comidas en el mercado. Algunas sangrías serán servidas incluso en porrón, así que la cosa promete.

little spain interior

Hace unas semanas os hablábamos en el post ¿Qué es el sake? de una de las bebidas más importantes de origen japonés. Hoy nos gustaría profundizar un poco más en ella y aportar algunas pistas para distinguir los tipos de sake y valorarlos en cata.

Por Esther Ibañez

Varios elementos juegan en nuestra contra: el desconocimiento del sake y que la información que aparece en la botella acostumbre a estar escrita en japonés.

Un primer consejo para acercarnos a esta bebida es fijarnos en los números que aparecen en la botella, que suelen estar escritos en caracteres occidentales: es una escala que se mueve desde el -5 al +10 y que indica si el sake es dulce o seco, siendo los valores negativos los que corresponden a sakes dulces y los positivos los que adjetivan los sakes más secos.

Con esta primera lección aprendida nos iniciamos en la clasificación de sakes.

El sake recibe distintas clasificaciones según el porcentaje de pulido del arroz con el que está elaborado:

Daiginjo-shu. Son los sakes más exclusivos, el grano de arroz con el que se ha elaborado se ha pulido en un 50% permitiendo que se desarrollen complejas sensaciones fragantes. Aproximadamente un 3% de los sakes pertenecen a esta categoría. Cuando se le añade la leyenda Junmai Daijinjo-shu, se nos indica que no se le ha añadido alcohol etílico.

Ginjo-shu. En esta categoría se agrupan los sakes basados en un pulido del 40% del arroz. Suelen ser sakes maduros, ricos en aromas florales y que proporcionan una sensación de frescura en la boca.

sake winestyle travel

Honzojo-shu. Se refiere a los sakes en los que el pulido del grano de arroz ronda un 30%. Bajo esta categoría encontraremos sakes fáciles de beber debido a que tienen un cierto dulzor y baja acidez.

Futsu-shu. Por debajo de estas calificaciones nos encontraremos los llamados “sakes de mesa”, elaborados con arroz corriente (no con la variedad específica del arroz de sake) y sin mucho porcentaje de pulido. Representan tres cuartas partes del sake que se elabora en Japón.

Por otra parte, según sea su método de elaboración, se distinguen varios tipos de sake:

Namazake. Sake no pasteurizado, elaboración poco habitual, que se caracteriza por su sabor ligero y fresco.

Genshu. Sake al que se le ha añadido un alto porcentaje de alcohol etílico. (17-20o %VOL)

Tanto Koshu como Taruzake definen sakes envejecidos entre dos y cinco años. En la cata pueden recordarnos a notas propias de los vinos de jerez: frutos secos, maderas, etc.

Nigorizake es un sake poco filtrado, que tiene un aspecto lechoso.

Y finalmente tenemos los sakes carbonatados, conocidos como Happoushu.

sake winestyle

Si todavía no nos hemos perdido en esta marabunta de nombres de difícil pronunciación para un occidental, podremos iniciarnos en la cata de sakes disponiendo de una información que nos sirva de guía.

Eso sí, para catar sakes hay que dejar a un lado los baremos que rigen las catas de vino, cerveza o destilados. Aquí, frente a un vaso de sake, lo que primaremos será la neutralidad, el equilibrio y la sutileza.

Las tazas que se usan para catar sake suelen ser blancas con un fondo de círculos concéntricos azulones, que nos permiten apreciar el color y la transparencia del mismo. Aunque sólo los sakes lechosos( Nigorizake) o los muy poco frecuentes Akai sake ( sakes rosados aportarán una nota distintiva en la fase visual.

Una nariz entrenada en la cata de sakes encontrará en un sake de calidad ligeros matices a avellanas tiernas, melocotón, jazmín, lichi, rosas o melocotón.

Luego lo clasificará según varios parámetros sensitivos: grado de dulzor, astringencia, acidez y sabrosidad. Este último valor es el llamado “umami”.

A pesar de la complejidad del tema, el sake es una gran bebida que merece tener más presencia en restaurantes y comercios debido a su origen natural, su baja graduación y su enorme versatilidad para acompañar multitud de elaboraciones culinarias.

Las tazas que se usan para catar sake suelen ser blancas con un fondo de círculos concéntricos azulones, que nos permiten apreciar el color y la transparencia del mismo. Aunque sólo los sakes lechosos( Nigorizake) o los muy poco frecuentes Akai sake ( sakes rosados aportarán una nota distintiva en la fase visual.

Una nariz entrenada en la cata de sakes encontrará en un sake de calidad ligeros matices a avellanas tiernas, melocotón, jazmín, lichi, rosas o melocotón.

Luego lo clasificará según varios parámetros sensitivos: grado de dulzor, astringencia, acidez y sabrosidad. Este último valor es el llamado “umami”.

A pesar de la complejidad del tema, el sake es una gran bebida que merece tener más presencia en restaurantes y comercios debido a su origen natural, su baja graduación y su enorme versatilidad para acompañar multitud de elaboraciones culinarias.

Esta web utiliza cookies propias con la finalidad de facilitar el uso de nuestra web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar